LA CORREA DE CORREA

No cabe duda que nos encontramos en el mejor momento de las relaciones diplomáticas entre Perú y Ecuador. El acuerdo de paz suscrito en 1998 – y cuyo mérito, en la parte peruana, debe reconocerse a Fujimori, a pesar de sus crímenes – sumado a una visión de la Cancillería para mejorar este vínculo durante los gobiernos de Paniagua, Toledo, García y Humala han llevado a un punto en el que resulta normal las reuniones binacionales entre los ministros y presidentes de ambos país.

Sin embargo, hay cuestiones de principio en las que no se puede callar. Y una de ellas es la libertad de expresión. El presidente ecuatoriano Rafael Correa no ha sido precisamente el mayor defensor de la misma. Por el contrario, como indica un comunicado conjunto de tres instituciones vinculadas a la defensa de este derecho en nuestro país:

Dos recientes hechos inaceptables de esta escalada fueron sentencias arbitrarias y desproporcionadas emitidas por el Poder Judicial contra el diario El Universo y los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita. Las sentencias sólo se explican por una sujeción de las cortes al poder político. Por ejercer el periodismo crítico, el diario debía pagar 40 millones de dólares de compensación al mandatario ecuatoriano, y los periodistas dos millones, aparte de otras penalidades.

La abrumadora reacción de protesta internacional ha obligado al Presidente Correa a conceder la remisión de las condenas, una facultad del querellante en el sistema judicial ecuatoriano.

No obstante, continúa preocupándonos que, en ambos casos, las sentencias emitidas por la Corte Nacional de Justicia se mantengan vigentes y consoliden un atropello directo contra la libertad de prensa en el Ecuador.

No ha sido el único ataque a la libertad de expresión dado por el gobierno del señor Correa. La Relatoría para la Libertad de Expresión de la CIDH ha consignado en sus informes anuales todas los ataques y atropellos que el gobierno ecuatoriano ha emprendido en contra de la libertad de expresión. Allí pueden revisarlos.

No es el único caso en el continente de atropellos contra este derecho. Hugo Chávez en Venezuela y Fidel y Raúl Castro en Cuba son los campeones regionales en materia de represión a voces que no comulgan con la suya. Claro, se trata de los gobiernos más autoritarios de América Latina.

Y, sin ir muy lejos, el legado del ex presidente Alan García, en esta materia, fue poco feliz La censura a las caricaturas de Piero Quijano, el cierre temporal de radio La Voz de Bagua, el penoso papel de la SUNAT en el caso Panamericana, intentos de amordazar a medios de comunicación electrónicos, el sospechoso indulto a Crousillat cuando éste quería “recuperar” América Televisión, los llamados a abrir blogs pro gubernamentales, cuadres presidenciales a reporteros que hacían preguntas incómodas, entre otros episodios que, si bien no nos pusieron al nivel de Cuba o Venezuela, sí implicaron limitaciones al ejercicio de un derecho que es necesario para la fiscalización en una democracia que se precie de serlo.

¿Ello implica que los periodistas tengan patente de corso para hacer lo que les da la gana? No. Como lo ha indicado la CIDH, las sanciones civiles son el remedio más efectivo frente a situaciones de difamación o injuria (y vaya que tenemos ejemplos brutos y achorados que hace rato merecerían una sanción por mentir e insultar tan impunemente). Y resulta necesario potenciar mecanismos como las defensorías del lector y el televidente, así como los propios tribunales de los gremios periodísticos. Pero ello no da tampoco derecho a los mandatarios para hacer lo que se les venga en gana. Como indica Mario Vargas Llosa:

Dicho esto, nadie puede negar que el periodismo, tanto en Ecuador como en el resto de América Latina, está lejos de ser siempre un dechado de probidad, templanza y objetividad. Desde luego que a veces sucumbe en el amarillismo, es decir, la exageración, la injuria y el libelo, y que un sistema judicial probo e independiente debería amparar a los ciudadanos contra estos excesos. Pero la decapitación no es el remedio más adecuado contra las neuralgias. La sanción contra El Universo de la Corte Nacional del Ecuador escandaliza, entre otras cosas, por su desproporción con la supuesta ofensa, y ese carácter desorbitado que luce es la mejor demostración de que no persigue desfacer un entuerto de que haya sido víctima una persona, sino que se trata de un acto político, encaminado a acabar de una vez por todas con esos pilares de la democracia que son la libertad de expresión y el derecho de crítica.

Quienes sabemos perfectamente lo que implica el dictado de una sentencia abusiva por parte de un magistrado subordinado al poder de turno – y en algunos casos, en forma tan descarada que hasta carnet partidario tenían – entendemos perfectamente lo que pasan los periodistas ecuatorianos. Y si bien, hasta el momento, el gobierno del presidente Ollanta Humala no ha dado muestras de restricciones a la libertad de expresión (cuestión que deberá mantener hasta el final de su mandato), no se puede callar ante la presencia de un personaje que ha atropellado un derecho fundamental para la democracia.

7 thoughts on “LA CORREA DE CORREA

  1. Muy buena foto, asi me gustaria romper todos esos periodicos amarillos y que tienen la voz de los poderosos que abusivamente gobiernan nuestro continente americano, y se escudan en la “libertad de prensa”, claro!!! la de ellos, hacen tanto escandalo, mienten, mal informan, hacen noticias tendenciosas, insultan, forman opinion publica al antojo de sus intereses, y no hay que tocarles ni como el petalo de una rosa!!! !!Libertad de expresion!! como decia Luis XVI, …cuantos crimenes se cometen en tu nombre!!!!!

    Me gusta

  2. El comunicado de las 3 insituciones que defienden “la libertad de prensa” miente cuando dice que por “ejercer periodismo critico, El Universal ha sido sancionado. Este diario vejó con calumnias al mandatario ecuatoriano. Y no lo digo por que sea tal. lo que ocurre es que los periodistas, y espcecialmente, los dueños de los medios, creen que tienen licencia para difamar y se consideran intocables escudándose en la libertad de prensa. Ojalá que la lección que dió la Justicia en Ecuador ponga en su sitio a todos los periodistas abusivos del mundo. Felicito a Correa. Lástima que la justicia no sea igual para todos los difamados y calumniados.

    Me gusta

  3. Señor Godoy:

    1. Si me preguntan por qué acudo diariamente a su blog la respuesta es muy simple: por culpa de los diarios, de la prensa en general.

    2. De modo que este tipo de periodismo vía Internet es una respuesta, muy similar a los Wikileaks o de algún modo a Anónimus, a la situación mundial del concepto periodismo. Cada vez está más claro para las mayorías que la idea de “decir la verdad” no es el verdadero objetivo de dichas empresas sino “sostener al poder”. Qué más ejemplo que el que ha vivido el Perú en los últimos 30 años donde la prensa ha hecho el papelón de su vida al tratar de manipular el pensamiento del pueblo y orientarlo a votar por los ricos sin conseguirlo.

    3. De modo que a estas alturas defender “a la gran prensa”, que siempre es de derecha dura, resulta por decir lo menos anacrónico en el sentido que la historia actual apunta hacia la caída del sistema (los “ocupas” no son un accidente) y de todos sus mecanismos, entre ellos, la prensa mundial.

    4. Rasgarse las vestiduras porque no se respeta los designios de los voceros del poder económico planetario revela una actitud derechista y “ciprianista”, que va a contra corriente de lo que está pasando con el devenir de la humanidad. Para todos es obvio que el capitalismo y la sociedad de mercado es depredadora y ya no representa el futuro que el ser humano desea. La consigna actual es más bien ENCONTRAR UN SUSTITUTO A LA ACTUAL SOCIEDAD LIBERAL, y ello implica la negación de lo que dicen los diarios.

    5. Por eso chocar contra empresas como El Comercio, peruano o ecuatoriano, o Correo es un síntoma de los tiempos, de pueblos que ya han dado cuenta muy claramente quién es quién, y que los grandes medios no son otra cosa que portavoces del poder económico. Creo que eso está lo suficientemente claro y, por lo mismo, no hay que hacer más aspavientos sobre esto porque vendrán muchos, muchos más Correas, Assanges y Wikileaks que ofenderán los principios y lemas de un sistema de manipulación de conciencia que ya resulta no solo ineficiente sino corrupto. ¡Muera la gran prensa mundial, vivan los espacios libres (aún) como este de Internet!

    Muchas gracias.

    Me gusta

  4. Ahora piteas… pero la última vez que el mono vino al Perú y se peleó con un medio local, no publicaste ni un postcito (y eso que recuerdo habértelo pedido). Por otro lado, este artículo parece marcar una diferencia entre el sector rojo y el caviar. Ver por ejemplo a un “genial” caricaturista -autoproclamado marxista- en:

    http://www.larepublica.pe/carlincaturas/carlincaturas-02032012-2012-03-02

    pronunciarse al respecto.

    P.D.: Sobre tu párrafo final, no estoy de acuerdo. Incluso gente como Mariátegui o ben Schmuel se solidarizaron contigo, pero yo pienso que la sentencia fue bien dada. Don Mufa te denunció bien. No podías poner links alegre e irresponsablemente, sin investigar ni nada.

    Me gusta

  5. ¿Por qué toda esta pataleta de los medios grandes de “información” me recuerda a esto?:

    Es curioso que hoy en el caso Correa escuchemos este mismo discurso: “Aquí no se manipula nada (?)… Felízmente aquí existe libertad de prensa que lo ejercemos de manera independiente (?), por supuesto también responsable (?)” (Mónica Delta al final del video)

    wilber

    Me gusta

  6. ¿Solidaridad con Correo porque se peleó con Correa cuando Aldo M le dedicó portada que usaba los mismos argumentos que “El Universo”? Identificación de clase, de esa derecha bruta y achorada que le dicen.
    ¿Godoy, tienes que solidarizarte con alguien que escribe que se solidariza contigo por lo de tu caso con Mufarech, mientras casi cuando puede te insulta como bloguero “cagón”? No hermano, primero es la dignidad y no el abrazo del oso de un bipolar, bruto y achorado. Ese abrazo de solidaridad falaz déjaselos a los fujmoristas.
    Si tu fuiste sentenciado por linkear “alegre e irresponsablemente”, ¿qué deberíamos hacer con Aldo M cuando pone fotos antiguas en portada para mentir (como la de la Av. Abancay) o para manipular la imagen (caso Villarán con la mano alzada? Bien por Correa que no se deja pisar el poncho por la gran prensa, y que ojalá Ollanta aprenda para que no lo asuste y manipule aquí esa gran prensa que tiene intereses económicos y parenteales con las mineras, bancos, seguros y comercio.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s