EL CASO ELIDIO Y LA SEGURIDAD CIUDADANA

El policía de la foto se llama Elidio Espinoza. Hasta el sábado, era uno de los oficiales más controvertidos en las fuerzas del orden. Ayer, con el nuevo año, pasó a situación de retiro por renovación.

¿Por qué Espinoza se ganó la fama de personaje controvertido? Hace un par de años, Ricardo Uceda hizo una investigación para la revista Poder sobre la existencia de presuntos escuadrones de la muerte en Trujillo que eliminaban a miembros de las bandas de delincuentes que azotan la ciudad. Eliminaciones que, de acuerdo con los indicios presentados por Uceda, no se registraron en enfrentamientos armados con los policías. Y el principal implicado en uno de los pocos casos judiciales registrados era el hasta ayer coronel PNP.

Paradójicamente, cuando Elidio volvió a Trujillo el año pasado, la gente lo aclamaba. De acuerdo a lo que señaló Christopher Acosta para Infos:

La carrera policial de Elidio Espinoza empezó a tomar notoriedad durante la gestión del general Octavio Salazar en Trujillo, antes de ser ministro del Interior, y cuando fue jefe de la III DIRTEPOL. Entonces Espinoza era comandante y mantuvo muy buenas relaciones con el ahora congresista fujimorista por La Libertad. Luego fue ascendido a coronel durante la gestión del general Raúl Becerra, hoy director general de la Policía Nacional, y cuando ya existían contra él serias acusaciones. Becerra fue jefe de la Policía en esa ciudad precisamente cuando se reportó la mayoría de ejecuciones.

De la mano de Salazar y Becerra, el coronel Elidio Espinoza se hizo de excelentes relaciones con la clase empresarial trujillana. Para nadie es un secreto la especial cercanía del coronel con los más representativos empresarios liberteños. Quienes se precian de su amistad tienen en agenda el número personal de Espinoza. Algunos le agradecen haberlos salvado de ser víctimas de extorsión. ¿Cómo así? Llaman a Elidio, le dan el número desde el cual se les pide un cupo por su seguridad, y el coronel contacta con el delincuente para -con el peso y fama de su nombre- hacerlo desistir de su objetivo.

Todos en Trujillo saben quién es Elidio y de qué es capaz. El coronel no se molesta en ocultarlo.

Muchos trujillanos parten de una idea equivocada: muerto el perro, se acabó la rabia. Más allá de los debates éticos respecto a esta máxima – que tiene como idea central que el delincuente, al serlo, perdió todo derecho -, existe un problema práctico en materia de seguridad vinculado a la existencia de este tipo de escuadrones. Indica Fernando Rospigliosi:

El comienzo es la inoperancia de la policía para combatir el delito que no se atribuye a sus propios defectos sino a la falta de instrumentos letales. Lo que viene después es que los policías cobran dinero a empresarios y comerciantes para asesinar delincuentes, prometiendo que eso limpiará las calles de facinerosos.

Luego algunos delincuentes empiezan a pagarle a la policía para que no los maten (“protección”). Otros delincuentes con más dinero y poder, el crimen organizado –concretamente el narcotráfico-, contratan a esos malos policías para que eliminen a sus rivales y competidores. Los policías lo hacen y luego son premiados por su “eficacia”.

Después, los delincuentes perjudicados se organizan y se arman para responder, y empiezan a matar policías (de los malos y los buenos) y a sus rivales. Naturalmente, en medio de ese fuego cruzado caen muchísimos inocentes, ya sea porque los confunden o simplemente porque estaban en el lugar equivocado a la hora equivocada.

Peor aún, no se combaten las auténticas causas de los delitos en Trujillo. A la bonanza económica sin planificación urbana que casi siempre termina trayendo complicaciones en la seguridad ciudadana, existe un tema que no se ha afrontado adecuadamente: la capacitación y requerimiento de recursos de los agentes de justicia y seguridad en la aplicación del nuevo Código Procesal Penal, que está en vigencia en La Libertad desde 2007.

Pero volvamos a Elidio. El oficial fue procesado y finalmente absuelto. La sentencia de primera instancia ha sido criticada debido a las fallas en la valoración probatoria que tuvo la Sala a cargo del caso, como indica Uceda en un reportaje para Poder que hoy comenzó a publicar La República. Y como señalan en Infos, testimonios sobre el tema habían a montones:

El problema de fondo es que la desesperación por la situación en seguridad ciudadana nos puede llevar a salidas desesperadas y poco adecuadas como las arriba mencionadas. Comenta Augusto Álvarez Rodrich:

En seguridad, en cambio, hemos vivido creyendo que se puede posponer la solución colectiva si es que levantamos un poco más el muro de la casa y cambiamos el Cocker por un Doberman.

Eso es un error que se puede explicar pero, mejor, para hacerla corta, vean lo que ocurre hoy en México, un cuadro dramático y que aún está distante del Perú pero que, como van las cosas en el país, pues allá vamos.

Y eso es algo en lo que el gobierno, hasta ahora, está en debe.

14 thoughts on “EL CASO ELIDIO Y LA SEGURIDAD CIUDADANA

  1. Ya se huele. Si Rospigliosi (el peor Ministro del Interior de las últimas décadas, aunque se reivindicó mínimamente ahora en junio), “Osiptel” Rodrich y compañía andan por ahí, sólo queda esperar a las ONG caviar volando en círculo cual buitres sobre la cabeza del Crnl. Espinoza Quispe. La “Tremenda Corte” de García-Sayán & Asociados (“Derechos Humanos S.A.”, como le dijo un agudo comentarista de este blog) le caerán con todo…

    Me gusta

  2. El refran (muerto el perro…) es duro, pero funciona y los Estados lo aplican muchas veces. Lo aplicaron las huestes de Mao, luego los japoneses, lo aplico Beria con Stalin y antes Lenin, Tambien en Polonia contra el curita empalado por las fuerzas de seguridad, ademas del dueño de Alemania del Este y tambien Fidel y las FARC, Sendero y el MRTA, asi como un seudo campesino en los 70 en La Convencion y se lo aplicaron a un poeta y a un jefe guerrillero por un ilustre ministro de gobierno y policia que luego estuvo en el T Constitucional y pronto se va a morir de viejo en su cama, pues el gran democrata que lo permitio ya esta bajo tierra hace varios quinquenios.

    Resulta que de eso nadie se acuerda, que lastima. Es doble moral? doble rasero? o solamente mala memoria?

    O tal vez es malo, solamente, cuando no pienso como aquellos a los que se lo aplican o mejor aun, cuando pienso como los que lo aplican.

    Generalmente ciertas ideologias han sido muy proclives a su uso, pero ahora defienden el agua y las cuencas…Aleluya, han visto la luz!, ahora son buenos, ya no matan tan facilmente.

    Me gusta

  3. Esto pasa por no tener ley, y pensar que la ley la hace un papel y no su aplicación.(gracias a nuestro poder judicial que aun vive a espaldas a la realidad)

    Me gusta

  4. Godoy:
    nadie en su sano juicio puede defender la aplicacion del refran, pero dime como reaccionarias si al salir de tu oficina, a balazos asaltan a tus empleados, los golpean, arrastran a una secretaria por la calle y se van… La policia llega a la media hora y no hace nada.
    A la semana esos mismos angelitos (reconocidos por las fotos en los medios) caen bajo el fuego de otra de sus victimas y ahora esta persona tiene problemas de seguridad y por supuesto la prensa ha publicado toda la informacion para que sea facilmente identificable y por ello vulnerable.
    El estado NO FUNCIONA en muchas de las areas de su competencia y nosotros MANTENEMOS al estado; que tal raza, pagas y no recibes nada a cambio.
    Cuando defendemos el estado de derecho, hacemos bien, pero a veces daria ganas de hacerlo de otro modo.
    La seguridad ciudadana es uno de los tantos temas en los que cojeamos, ojala que podamos mejorarlos por el bien comun.

    Me gusta

  5. Eso de que sería válido decir que “muerto el perro …”, es simplemente una falacia, que podría haber funcionado en la época de las tribus y de los clanes, pero que no funciona cuando se trata del crecimiento de la inseguridad ciudadana como problema social, en un país como el Perú. Es decir, los policías como el señor que motiva el comentario, podrán matar a unos cuantos delincuentes a sangre fría, pero el fenómeno de la inseguridad ciudadana va a terminar desbordando a la sociedad, si no se toman medidas y si no se definen políticas públicas que comprendan los diversos aspectos involucrados en la generación de seguridad. Por cierto que se trata de un tema sumamente complejo, pero que requiere de la atención de las autoridades y de la población, mediante un enfoque estratégico e inclusivo. Desde esa perspectiva, ¿cual es la estrategia nacional de seguridad ciudadana? ¿cuáles son las acciones concretas que se han ejecutado en función de dicha estrategia? ¿qué indicadores se han definido para medir el avance en la lucha contra la delincuencia? Por el contrario, pareciera que la situación ha empeorado significativamente, cómo si el caso de la hija del congresista Reggiardo hubiera sido un punto de inflexión que nos acerca mas al infierno y que nos aleja cada vez más de la posibilidad de vivir en un país seguro. Porque, al final, lo que está pasando es que cada vez hay mas casos que ponen en evidencia la grave carencia de seguridad que existe en el país. Y al final, lo que vamos a tener es cada vez menos Elidios y cada vez más ciudadanos como el señor Llanos, procurándose seguridad a balazos, mientras el problema sigue creciendo. En suma, no es un tema de leyes solamente ni tampoco es un tema que se resuelve con la aplicación del viejo dicho del perro y la rabia.

    Me gusta

  6. De comprobarse las acusaciones que le ha hecho el Ministerio Público a este policía, estaríamos ante un caso que pretendió emular las “soluciones” que aplicaba el torcido Alberto Fujimori y su secuaz Montesinos. Estos “iluminados” que pretenden combatir la ilegalidad con la ilegalidad siempre terminan mal.

    Un Estado de derecho, que pretende ser civilizado no debe aceptar este tipo de crímenes. Por más solución “fácil” que aparente contra la delincuencia, esto nos conduce a convertirnos en una sociedad de criminales.

    Claro los que justifican a criminales, quienes muestran así sus inclinaciones lumpenescas, como los podridos fujimoristas y demás escoria dirán que los DD.HH. son relativos y que el Crnl Esidio sería el mejor policía del Perú.

    A ver ¿cómo opinarían si aparece un policía y decide eliminar a las alimañas corruptas, corruptoras como Fujimori y sus simpatizantes?

    Bueno, no habría ninguna opinión, ya que los admira criminales como los “roberto” los “yagyū” y demás inmundicias serían los primeros en desaparecer….

    Sayonara…

    Me gusta

  7. guspavo que seguro vive en Strawberry Shortcake, pues debes saber que decir que el hombre es un ser racional es una utopía, la realidad es muy distinta.

    y por defender a la población de los delincuentes pues le dieron su regalo el pase al retiro.

    Me gusta

  8. No vivo en Strawberry Shortcake, sino en Perú, donde gente primaria como los litO podrían sembrar la anarquía, el caos.

    Por eso es necesario respetar y promover el respeto por la legalidad. De lo contrario, iluminados o “salvadores de la patria” podría decidir eliminar la escoria social o a los que promueven a los delincuentes.

    Con lo anterior, muchos admiradores del delincuente Fujimori ya hubiesen terminado en los calabozos por ser sospechos de proclividad a la delincuencia.

    Así que cabeza de chor-litO dale gracias a la democracia por proteger incluso a la escoria social como tú…

    Sayonara.

    Me gusta

  9. Este hombre es admirado por saber matar. No sabe otra cosa, no sabe por ejemplo administrar una ciudad, no tiene idea de que si una eficiente gestión urbana genera desarrollo, los índices de delincuencia bajan totalmente. Entonces no administra la ciudad (ser alcalde le queda grande) y se dedica a buscar errores en la administración anterior para justificarse. Por primera vez en mi vereda la basura se acumula hasta una semana, da pena ver el estado de deterioro de las instalaciones recreativas y deportivas, cómo la inseguridad va en aumento y ahora dice que “la seguridad ciudadana es problema del jefe de la policía, no de él” ¿por qué no lo dijo antes? ¿Qué pasará en estos años? La ciudad crecerá con más caos, más desorden, el tráfico empeorará, los mercados se desbordarán, etc. porque el señor no está preparado para el cargo. Es como un niño chiquito sentado en un sillón que le queda grande… no tiene idea, creo que sí le preguntan qué es urbanismo no sabría qué responder. Eso pasa cuando elijes al forajido que solo sabe matar.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s