APRENDICES DE FAÚNDEZ

Tinta Roja es una de las mejores novelas escritas sobre el periodismo en los últimos años. Alberto Fuguet logró reconstruir el espíritu de un diario sensacionalista, en particular, cuando trata noticias policiales. Sobre todo con un personaje: Saúl Faúndez.

Fuguet muestra a un viejo periodista que recomienda a su pupilo inventar detalles de casos policiales para que “El Clamor” tenga mayor lectoría y que mantiene excelentes relaciones con la Policía para obtener datos y primicias a cambio de dar protagonismo a los oficiales o suboficiales que intervienen en los operativos de captura. A su vez, este diario muestra las portadas más regadas de sangre de la prensa, en el universo creado por el escritor chileno.

Uno sabe qué no esperar de medios abiertamente sensacionalistas: rigor, precisión en los hechos, una reflexión mayor sobre un acontecimiento que involucra un crimen de por medio, y delicadeza en mostrar imágenes que afecten la susceptibilidad de los lectores.

El problema está cuando aquellos medios que gozan de alguna credibilidad o que llegan a más personas hacen uso y abuso de la noticia policial, sin ningún tipo de reflexión, utilizando el tiempo condicional en casi todas las oraciones, mostrando un mero carnaval de sangre y efectismo.

Quizás la mayor expresión de este fenómeno es lo ocurrido con el caso del estudiante Ciro Castillo-Rojo. Durante 6 meses hemos tenido que soportar toda clase de teorías de la conspiración dirigidas a establecer la existencia de un crimen, así como la posible responsabilidad de su pareja, Rosario Ponce, en un presunto homicidio. Ninguna de estas teorías tenía asidero en la realidad y tenían un único objetivo: vender más diarios u obtener más rating.

Con las excepciones de siempre, varios medios de comunicación cometieron una serie de errores reseñados por Roberto Bustamante, como entrevistar a charlatanes, convertirse en jueces, apelar a material privado filtrado desde la Policía, olvidar sus principios rectores y el derecho a la privacidad y, para rematar la “faena”, exhibir imágenes del cadáver encontrado. Peor aún, no se plantearon preguntas claves sobre la inoperancia de la policía o de las instancias de auxilio ante la pérdida de dos personas en una zona altamente visitada por turistas. Ya ni hablemos de los 15,000 desaparecidos a raíz del conflicto armado interno, ignorados por años.

Si Saúl Faúndez existiera en la vida real, quedaría complacido de sus émulos. O, tal vez, se horrorizaría al ver que lo han superado.

(Columna publicada en Diario 16 el 27.10.2011)

TAMBIEN HAN ESCRITO SOBRE EL TRATAMIENTO PERIODISTICO DEL CASO CIRO CASTILLO – ROJO: Patricia del Río, Eduardo González Cueva, Augusto Álvarez Rodrich, Patricia Wiesse y Fernando Ampuero.

(Foto: Gianfranco Brero interpreta a Saúl Faúndez en la versión cinematográfica de Tinta Roja, dirigida por Francisco Lombardi)

13 thoughts on “APRENDICES DE FAÚNDEZ

  1. El manejo de esta noticia por parte de la prensa peruana (escrita, radial televisiva e internet), ha sido de lo mas inmunda, que cumplio con los tres sordidos objetivos:
    1º Distraer a la opinion de temas mas serios y relevantes
    2º Engordar los bolsillos de los dueños de los medios de prensa
    3º Incrementar las cuentas de un señor quien no encontro mejor manera de hacerlo (deseo equivocarme en este punto), y que lo ha reconocido ademas
    ES ESTA, LA PRENSA QUE MERECE RESPETO?, ACASO NOSOTROS LOS QUE HEMOS QUE TENIDO QUE SOPORTAR MAS DE 200 DIAS DE ESTA MORBIDA NOTICIA NO MERECEMOS RESPETO TAMBIEN?
    PERSONALMENTE HE CENSURADO DIA A DÍA A CUALQUIER CANAL MEDIO O DIARIO QUE TRAJERA ESTA NOTICIA EN PRIMERA PLANA

    Me gusta

  2. Estoy de acuerdo en relievar la forma tan irresponsable como parte de la prensa trató el tema, pero para que tu indignación no termine en poesía, sería bueno que esta vez periodista coma otorongo y señales con claridad cuales medios a tu juicio fueron los que en este caso ejercieron el mas vil de los oficios

    Me gusta

  3. Casi Rojo: Creo que dos canales se llevan las palmas: Panamericana y Frecuencia Latina. Fueron los que se prestaron más para la difusión de teorías de la conspiración y, en el caso de FL, llegaron a pasar incluso el famoso informe psiquiatrico. En prensa escrita, la portada de ayer de La República fue lamentable, aunque la mayor parte de excesos los cometió Ojo.

    Me gusta

  4. Godoy, hazte un post sobre la nueva bajada de pantalones planeada desde el gobierno, en contra de los héroes de Chavín de Huántar. Sobre todo por ese Eguiguren.

    Me gusta

  5. No me sorprende, el juicio a Fujimori no sólo tenía sentencia escrita y coordinada por el propio juez, sino que el aparato mediático caviar ya tenía la sentencia en las portadas de los diarios desde el inicio del juicio.

    Me gusta

  6. Hasta la pareja del Presidente se prestó a enviar un tweter.
    No olvidar que la mayoría de los llamados “periodistas” de tv, radio y prensa están bajo órdenes de grandes consorcios de prensa, cuyos empresarios tienen la propiedad a la vez de periódicos “serios” y “populacheros”. Y la SIP que los representa hace que se “respete” con lo que se ha dado en llamar “libertad de prensa” cuando en realidad es libertad para que se difunda más basura informativa. Son verdaderos medios que modifican y hasta enferman mentalmente a buena parte de los peruanos y lo peor sin que ellos sientan esas modificaciones.
    Las telenovelas son el ejemplo clásico de ese fenómeno.
    Ya es tiempo que se haga lo que pudo hacer Argentina, dar una nueva ley de Prensa para acabar con los monopolios de la propiedad de medios de comunicación. Monopolio de la empresa de Clarín, out.
    En el Perú, no tenemos nada que envidiar al degenerado empresario llamado Murdoch que hasta hoy domina el mercado mundial de la prensa. Hace poco la justicia inglesa le hizo una “caricia judicial” y el resto del mundo tranquilo con el reinado de este personaje siniestro, que todavía hace y deshace gobiernos. Y no es el único: El mexicano Slim, uno de los hombres más ricos del mundo sigue su camino.
    Felizmente en Perú existen blogs en manos de una nueva generación por el momento aún no contaminada. Tuvieron en las últimas elecciones electorales un papel importante. Son los Davids contra los Goliats.

    Me gusta

  7. Es lastimoso ver la actitud idiota de la sociedad con respecto al Caso Ciro-Rosario.
    ¿Es normal que existan individuos que olvidan sus pesares y se trasladen a los de una familia completamente desconocida?
    ¿Es real el dolor que dicen tener ante la desgracia de esta familia?
    ¿Como reaccionar ante el espectaculo increible (asi como las declaraciones, y el compungimiento de quienes son actores no invitados a este drama aciago de Ciro- Rosario y familias?
    Es indudable que los medios de comunicacion idiotizantes, son los propulsores de esta mania de comportamiento inusual que solo ocurre en seres tan de escaso raciocinio.
    Pero tambien ello es debido a la idiosincracia de nuestra sociedad. Alli vemos entrar en el espectaculo a seres de distintas sectores de clases sociales. Alli no existe tal diferencia de como comportarse de la manera mas ingenua y erroneamente sensibilisada.

    Cualquiera tiene una manera de comportarse ante un infausto evento. Pero por todos los demonios NO COMO LO VIENE HACIENDO LOS MEDIOS DE COMUNICACION PARA SEGUIR EMBRUTECIENDO AL COMUN DE LOS PERUANOS.

    Parece que la “verdad” se quisiera matar, por complacer a la multitud que pareciera estar en un circo romano. Ya quisieran los “CASI TODOS LOS MEDIOS”, que se halle responsabilidad en Rosario Ponce para asi establecer sus siempre equivocadas acusaciones.

    En definitiva, habran muchas hipotesis de la ocurrencia de hechos, pero a lo que no se llegara es a UNA VERDAD ABSOLUTA.

    Me gusta

  8. es urgente que las universidades tomen cartas en el asunto y asuman la responsabilidad que les compete en la formación de esta clase de periodistas. que el periodismo sea una profesión es un tema para un amplio debate, pero lo urgente es que al menos mientras las universidades continúen “formando periodistas” exijan de ellos un manejo adecuado de la información y un compromiso con la verdad. las facultades de periodismo no pueden seguir siendo el cajón de sastre donde caen los que no saben qué estudiar pero quieren un título para colgar. las universidades no pueden seguir produciendo periodistas que no saben ni escribir bien su nombre.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s