BLOG DAY 2011: MIS 5 RECOMENDADOS

Blogs van y blogs vienen. Y aunque exista una discusión sobre lo que será su futuro, cumplo con la tradición de recomendar a 5 espacios que no necesariamente tratan temas vinculados a este blog, pero que comparto con el público que nos lee.

LA MEMORIA COTIDIANA DE LA VIOLENCIA: Un día en la Memoria es un proyecto de Mauricio Delgado bastante interesante. Cada día es vinculado con un hecho de violencia ocurrido entre 1980 y 2000. Una mirada distinta al conflicto armado interno, centrada en las víctimas y en los hechos, bajo la forma de un testimonio gráfico y escrito que invita a recordar y a actuar.

ANALISIS JURIDICO DE LO ECONOMICO (Y DE LO POLITICO): Juego un poco con el título de la corriente preferida de Alfredo Bullard, difusor del Análisis Económico del Derecho en nuestro medio para presentar Prohibido Prohibir, una de las bitacoras albergadas en Semana Económica. El punto de vista libertario del conocido profesor de la PUCP saca más de una roncha, pero siempre es interesante leerlo.

LA HORA DEL POSTRE: Para quienes les encantan los dulces y la repostería y quieren saber más al respecto (con recetas y tips incluidos), la indicada a consultar es Paloma, Miss Cupcakes. Bon appetit.

ARCHIVO DE LA NOSTALGIA: Sigo a Arkiv desde que era una web con listas que reseñaban publicidad, hechos insólitos, frases, programas de televisión, películas y demás cantos a las décadas de 1960, 1970 y 1980. Ahora que son un blog de constante actualización, el archivo impresionante que tienen de imágenes e historias sobre las mismas conforma un importante material para el historiador o para quien simplemente desee añorar.

HE’S THE WALRUS: Cuando hice la lista reparé que en las 5 ocasiones anteriores no había considerado al Morsa (a.k.a. Roberto Bustamante). Hora de reparar la omisión. Cibercultura, cultura a secas, propiedad intelectual, política, todo ello con harta data dura y hartas dosis de ironía. Blog que sigo hace 5 años y vale la pena leerlo (y citarlo, como hago constantemente por aquí).

Es cierto, los blogs ya no son una moda. Tampoco se crean tantos como antes. Pero los que están allí responden a las inquietudes de quienes están detrás del teclado (o de la cámara, como el amigo Spencer). Y ese esfuerzo al menos, una vez al año, merece resaltarse.

DESCENTRALIZACION: DEL GESTO AL FONDO

Dos anuncios en materia de descentralización brindados durante la última semana merecen un comentario amplio, sobre todo, considerando el discurso del gobierno, para darle mayor voz a las regiones.

El primero, que ha concitado mayor atención, es la iniciativa piloto del Congreso de la República para realizar sesiones descentralizadas del Pleno y de algunas comisiones, comenzando por la región Ica. La iniciativa ha sido criticada – sobre todo por miembros de la bancada Concertación Parlamentaria – por el gasto que irroga y porque se considera que es un gesto demagógico.

En principio, la idea no es mala. La recuperación del Congreso en imagen y en sostener una labor de representación de los ciudadanos es un propósito que la actual Mesa Directiva parece tener como norte de su gestión.

Sin embargo, creo que es necesario hacer algunos ajustes a esta idea piloto para que genere algo más que portadas de periódicos. Una reconsideración mayor en los gastos (materia siempre sensible para los ciudadanos), una agenda clara para estas sesiones – para no elevar expectativas – y un mayor intercambio con las sociedades regionales (como sugería Carlos Melendez en su cuenta de Twitter) pueden hacer que este ejercicio tenga un real impacto.

El segundo anuncio es el proyecto anunciado por el Presidente del Consejo de Ministros para crear cinco macrorregiones, lo que supone un replanteamiento del proceso de descentralización basado en departamentos, que hemos tenido durante los últimos nueve años. (Vean la infografía de La República puesta arriba para más detalle)

Como lo ha mencionado Juan Carlos Tafur en su columna de hoy, este paso va a requerir de una gran muñeca política y también técnica. La formación de macrorregiones deberá ser un paso sumamente meditado, que debe ser explicado a los ciudadanos de cada departamento hoy existente y que deberá vencer las resistencias de presidentes regionales acostumbrados al peso del cargo, así como una fórmula que sostenga económicamente a estas nuevas unidades políticas. De hecho, hay tareas a encarar que el amigo Rothgiesser comenta en un post algo antiguo, pero que se mantiene vigente:

Hay un montón de otros detallitos.  Por ejemplo, este documento de la Defensoría distingue todo el rollo de la descentralización fiscal (“asignación de responsabilidades en la generación de fuentes de recursos”), el rollo de cuáles deben ser las instancias de coordinación entre las regiones (“importante … para uniformizar … criterios de gestión, propuestas y demandas”), delegación de facultades sectoriales, etc.  En todo esto hay grandes tareas pendientes que se tienen que abordar.

Ello implicará, además, una mejor coordinación con los gobiernos regionales que subsistan, lo que no sólo debe quedar en el reconocimiento formal de la Asamblea General de Gobiernos Regionales, sino en el establecimiento de políticas comunes para todo el país en el que existan determinados acentos de acuerdo a cada contexto.

Esto es importante porque, como señaló bien el amigo Mildemonios en relación con la descentralización diseñada en el gobierno de Toledo:

El proceso de descentralización que inició queriendo quedar bien con todos y que nos dejó con un país fragmentado compuesto de más de una veintena de presidentes regionales que creen que pueden imponerle sus políticas al resto del país.  Esto se debió hacer de una manera más gradual y transfiriendo funciones por etapas.  No todo de golpe.  La conclusión fueron gobiernos regionales que no han sabido utilizar los recursos que les correspondían y que generaba descontento al grito de “¿por qué las empresas no aportan al desarrollo?”.  El puente que no se construía, las escuelas que no se refaccionaban, los refuerzos del río que no se preveían… Todo eso es consecuencia de algunos gobiernos regionales (no todos, es cierto) que no usaban el dinero que les tocaba porque no podían pasar por los filtros que existen en el aparato estatal para aprobar desembolsos.

Finalmente, será necesario que el gobierno tenga claro como conformar las macroregiones y cuales serán sus ámbitos de actuación. No vaya a ser que caiga en las indecisiones que ha tenido en el tema narcotráfico y que, como bien menciona Mirko Lauer en su columna de hoy, ya le puede costar sus primeras marchas a este gobierno.

(Infografía sobre macroregiones: La República)

CVR + 8: LAS VICTIMAS EN EL CENTRO

Desde que la Comisión de la Verdad y Reconciliación entregó su informe final al Estado y la sociedad peruanos el 28 de agosto de 2003, cada aniversario de esta entrega ha supuesto dos tipos de respuestas en la opinión pública.

Por un lado, la absoluta indiferencia frente a un drama percibido por algunos ciudadanos como lejano, tanto en el tiempo como por las personas involucradas. Por el otro, la persistente discusión entre defensores y detractores del trabajo de la Comisión, sobre todo, en lo que respecta a las responsabilidades atribuidas a los actores del conflicto (especialmente, los estatales) y a la interpretación que hizo sobre los hechos de violencia ocurridos entre 1980 y el 2000.

Sin embargo, más allá de estas discusiones, lo importante es reparar que tras ellas existen ciudadanos peruanos que merecen ser reconocidos como tales. Es decir, como sujetos portadores de derechos. De allí que sea necesario volver la mirada a las víctimas del conflicto y sus familiares para colocarlos como eje central de las acciones en busca de la reconciliación nacional.

El enfoque debería plasmarse, sobre todo, en las políticas públicas que se implementan desde el Estado y en otras que se encuentran pendientes. Así, es necesario que los contenidos de lo que será el Lugar de la Memoria sean socializados y discutidos con las víctimas. Los encargados de crear este espacio de conmemoración deben ser conscientes de la complejidad de su tarea, ante visiones tan diversas sobre el conflicto.

Similar situación se produce en torno al Plan Integral de Reparaciones. Los recientes reclamos sobre el monto de las reparaciones individuales, así como la confusión entre reparaciones colectivas y programas sociales deben llevar a una relación más cercana entre la Comisión Multisectorial de Alto Nivel (CMAN) y las víctimas.

Asimismo, aún persisten las demandas de justicia. Hasta el momento, de los 60 procesos derivados de las investigaciones por la CVR y que han sido registrados por el IDEHPUCP, sólo ocho tienen sentencia definitiva. Ello implica incrementar los esfuerzos por una mejor labor de investigación y valoración de las pruebas de parte del Ministerio Público y del Poder Judicial, respectivamente. Pero además, supone sumar un trabajo técnico más depurado de la defensa legal brindada por las organizaciones de derechos humanos a las víctimas y sus familiares.

A su vez, es necesario atender la creciente demanda de las víctimas para recuperar los restos de sus familiares y cerrar sus procesos de duelo. Hasta la fecha se tienen registrados más de 4 mil sitios de entierro en todo el país, pero no existe un plan de investigaciones antropológico–forenses para un trabajo ordenado de exhumaciones.

Por otro lado, uno de los temas fundamentales es la ausencia de un conjunto de reformas institucionales que hizo que los dos gobiernos anteriores enfrentaran esta problemática con políticas aisladas y con poca vocación de cambios. La inclusión, palabra tan presente en el discurso político actual, no será imposible sin una arquitectura institucional que consolide la democracia peruana y los derechos humanos.

Finalmente, es necesario volver hacia los contenidos del informe final de la CVR desde otra perspectiva: debemos concentrarnos más en los testimonios, los símbolos, los lugares y los casos particulares del conflicto. Este es uno de los primeros pasos que debemos dar para reconocer a muchos compatriotas como lo que verdaderamente son: ciudadanos.

(Artículo publicado en Punto Edu el 28.08.2011)

ALVA CASTRO, QUIMPER, PATRULLEROS Y PETROAUDIOS

Hoy La Primera ha publicado cuatro audios, uno de ellos con una conversación entre Luis Alva Castro y Alberto Quimper. Estos audios tienen valor por dos razones. Para comenzar, es la primera vez que se capta a un ex ministro del segundo gobierno de Alan García en conversaciones directas con uno de los involucrados en el caso de los Petroaudios. Y, en segundo lugar, porque los cuatro audios hacen alusión a reuniones de contacto con miras a la adquisición de patrulleros.

El primero es una conversación preliminar entre LAC y Quimper sobre la reunión con un representante de una firma comercial representante de Toyota en el Perú. El segundo es una conversacion entre Rómulo León y don Bieto sobre un ex jefe de asesores del Ministerio del Interior, a quien ambos personajes intentan convencer para que vayan a la reunión “con el pata de Toyota”.

El tercer audio es una conversación de Quimper con Manuel Tamashiro, representante de Mitsui del Perú, en el que coordinan unareunión con Alva Castro y un aviso para una revista del Ministerio del Interior. Finalmente, el cuarto es otra conversación entre Quimper y Tamashiro en la que aluden al ex jefe de asesores del Ministerio del Interior, José Abramovich, quien se había reunido con el empresario y concertan otra reunión entre los 3 en el Club Nacional.

No es la primera vez que se habla en la prensa de este tema. De hecho, en los audios que fueron colgados en Wikileaks hace un par de años, aparece el audio 6 del lote Quimper, en el que el abogado y el empresario concertan una reunión. En dicha ocasión, tanto O’Brien como Jonathan Castro buscaron a Manuel Tamashiro.

Allí el empresario dio su versión – dijo que solo tuvo reuniones con LAC con posterioridad a la entrega de la buena pro de los patrulleros, cuestión que habrá que examinar con rigurosidad luego de los nuevos audios –  y contó que don Bieto era una suerte de asesor informal en la compra de patrulleros, debido al desconocimiento de Alva Castro sobre la materia. Veamos el video del Utero de Marita:

En la época, Alva Castro tuvo varias versiones sobre su reuniones con representantes de Mitsui del Perú. Y también negó que Quimper haya sido su asesor. A la luz de los nuevos audios, estas afirmaciones deberán ser materia de una investigación más profunda.

Lo mismo que otros documentos encontrados en la computadora de Rómulo León. Allí se habló de una reunión entre Fortunato Canaán y LAC en la ya famosa suite del Country Club con miras a la construcción de un nuevo Hospital de Policía. Aunque la construcción no se concretó, encaja con otros documentos y audios sobre la edificación de hospitales, uno de los negocios involucrados en la gestión de intereses que RLA hacía para el empresario dominicano.

Sin duda, he aquí una tarea para la flamante Procuraduría Única Anticorrupción que anunció Siomi Lerner el jueves pasado.

HABLA TAFUR: EL GABINETE LERNER Y DIARIO 16

Ayer en Pasando Revista, el programa que tenemos en La Mula, entrevistamos a Juan Carlos Tafur, director de Diario 16.  Estuvimos hablando con Juan Carlos sobre la presentación del gabinete Lerner, que obtuvo ayer un voto de confianza en el Congreso y allí Tafur nos adelantó las tendencias en pugna dentro del gobierno.

También hablamos con JCT sobre el primer aniversario de Diario 16, sobre el que comenta más en su columna de hoy.

http://cdn.livestream.com/grid/LSPlayer.swf?channel=lamulape&clip=pla_26fa28f7-edda-4f3e-a09b-0c973ae272e3&autoPlay=false

En la segunda parte del programa: más comentarios sobre la presentación de Lerner, el robo a la casa de Pilar Nores y el nuevo auto de Alan.

PD: Para fines didácticos, el cuadro de Carlos Melendez comparando a los primeros Presidentes del Consejo de Ministros resume bien los ejes de políticas presentados, en otra perspectiva. Interesante para el análisis posterior:

Reflexiones Eclesiales

La Iglesia Católica ha marcado la vida del país en los últimos siglos, para bien y para mal. Sin irnos a tiempos coloniales, en épocas más recientes, a raíz del conflicto armado interno, vimos ambos lados de la moneda.

De un lado, religiosos y laicos que murieron por atrocidades de Sendero Luminoso y que denunciaron violaciones a los derechos humanos; de otro lado, algunos obispos que decían frases como éstas: “No podemos permitir que por el miedo, temor y cobardía de unos cuantos el país no apruebe la pena de muerte” (Juan Luis Cipriani, 27.07.1993).

Esta semana, se ha vuelto a discutir la vinculación Iglesia – sociedad a partir de dos casos. El primero de ellos, fue la denuncia presentada por este diario sobre una presunta inconducta del fundador del Sodalicio de Vida Cristiana, Luis Fernando Figari. El vocero de esta organización católica ha indicado que su fundador considera como falsa dicha versión.

Sin embargo, creo que es necesario que, como lo ha pedido Diario 16 en su respuesta a la carta del Sodalicio, el señor Figari pueda responder en una entrevista una serie de preguntas acerca de una organización en la cual militan personas con vocación auténtica, pero a la cual algunos ex miembros han hecho severos cuestionamientos. Más aún, cuando hace algunos meses este medio hizo público el caso del fallecido guía espiritual sodálite Germán Doig.

El segundo, es la ya prolongada disputa entre el Arzobispado de Lima y las autoridades de la Pontificia Universidad Católica del Perú. El último episodio ha sido una petición de la Santa Sede para permitir una mayor injerencia de Juan Luis Cipriani en la elección del Rector de la Universidad. En el fondo, se enfrentan dos visiones sobre la formación universitaria: quienes quieren un centro de adoctrinamiento casi inquisitorial y quienes procuran una enseñanza plural y de calidad.

En términos jurídicos, me remito a lo señalado por el doctor César Delgado Barreto en la página web de la PUCP, quien demuestra que muchos de los argumentos presentados a favor de Cipriani no se condicen con una interpretación acorde al propio derecho canónico invocado.

Una profesión de fe es madura cuando implica cuestionamiento. En un país donde Gustavo Gutiérrez demostró que se puede reflexionar sobre la creencia a partir de textos laicos, el oscurantismo termina haciéndole mucho daño a la Iglesia Católica y a su relación con la sociedad peruana.

(Columna publicada en Diario 16 el 25.08.2011)

SOBRE LOS GASTOS DE INSTALACION DE LOS CONGRESISTAS

En principio, los congresistas recién electos que residen en provincias y que tienen una serie de gastos que asumir en su mudanza a Lima deben recibir una bonificación especial, a la que el Congreso de la República llama “gastos de instalación”. Creo que existe cierto consenso al respecto y es absolutamente razonable. En muchas empresas, el traslado a una localidad distinta a la que uno reside implica este tipo de pagos extraordinarios.

Sin embargo, esta semana hemos visto a congresistas reelectos y a elegidos por Lima y Callao que cobrarán por este concepto. Cabe felicitar a los parlamentarios que no han hecho. Gana Perú tuvo un acuerdo claro sobre la materia y parlamentarios como Carlos Bruce, Marisol Pérez Tello, Alberto Beingolea, Fernando Andrade y Kenji Fujimori han hecho ya expresa su voluntad de renunciar a este cobro.

Pero así como hay que resaltar estos ejemplos de lucidez y ética, también han que mencionar los otros. Quien se ha llevado las palmas es el presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso, Martín Belaúnde (Solidaridad Nacional), que dio la siguiente excusa para cobrar (vía El Comercio):

“No he hecho ninguna gestión para obtenerlo. Ha sido un pago legal que yo estoy destinando para mis funciones parlamentarias, entre otras cosas para el mantenimiento mayor de mi automóvil que está despedazándose”.

Este es el carrito, por siaca (imagen vía La República):

pimp my ride

Y más allá de esta reedición de Pimp My Ride – el show de MTV para arreglar autos en desgracia – (o de las de las increibles declaraciones del primer vicepresidente del Congreso sobre la compra de ropa), tampoco han faltado quienes han aprovechado este tema del cobro para réditos políticos. Como el flamante congresista fujimorista Julio Gagó (sí, el de las fotocopiadoras Jaamsa) quien dice que este dinero lo utilizará para labor social. Como dirian por allí, “la mejor solidaridad es la que se ejerce en el anonimato”.

El problema de fondo es el que comenta Alvarez Rodrich:

El reglamento del Congreso los ampara debido a que constituye una disposición de mesas directivas desde hace once años –es decir, una norma decidida por los propios parlamentarios–, pero no los acompaña, sin duda, el sentido común, la decencia, la ética ni el ejemplo elemental con el que debe desempeñarse una autoridad importante como un congresista.

Dicho reglamento es un escándalo que ha debido ser modificado hace tiempo, pero, aún así, es una vergüenza ver a varios parlamentarios no solo pasando por ‘cajatambo’ por sus injustificados S/.15,600, sino –lo que es mucho más penoso– tratando de justificar lo injustificable.

Y justamente, lo que puede hacer la actual Mesa Directiva para acabar con el papelón es proponer la modificación del Reglamento del Congreso para que, expresamente, queden fuera de este pago los parlamentarios reelectos y los elegidos por Lima y Callao, quienes no deberían cobrar semejante gollería. Y a ver si con esto uno de los males que causa el desprestigio del Congreso de la República se acaba de una buena vez.

LA INTELIGENCIA EN TIEMPOS DE HUMALA

Director DINI

El señor de la foto se llama Víctor Manuel Gómez Rodríguez. Es capitán del Ejército en situación de retiro, se ha dedicado a la seguridad de empresas mineras en los últimos años y pertenece a la promoción 1984, en la que estaba el hoy Presidente de la República, antes de pasar a situación de retiro.

Gómez Rodríguez es, desde hace cerca de un mes, el jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia, ente rector de esta materia en el país, cargo que no se caracterizó por la estabilidad laboral en el gobierno de Alejandro Toledo. Mientras que, en su segundo mandato, Alan García prefirió en un inicio confiar más en empresas privadas de seguridad antes que en la DINI, cuestión que varió luego que se capturara a los miembros de Business Track. La institución no ha podido consolidarse hasta el momento.

La semana pasada, corrieron rumores sobre la permanencia de Gómez Rodríguez en la DINI. De hecho, varios diarios y revistas informaron al respecto, pero la versión fue desmentida por La República. ¿Por qué salieron estos rumores? Señala el diario de jirón Camaná:

De las mismas fuentes extraoficiales se supo que Palacio de Gobierno tendría su propia visión sobre las disputas provocadas en la DINI y se dispondría a ponerles fin.

El coronel EP José Manuel Goicochea Cacho, mencionado como virtual reemplazante de Víctor Gómez, sería sustraído de los linderos de la DINI y destacado a otro puesto.

En realidad, después del nombramiento de Víctor Gómez como jefe de la DINI, el coronel Goicochea Cacho se perfilaba como seguro subdirector del órgano de inteligencia.

Pero el coronel no se sintió satisfecho. Hay que recordar que Goicochea presidió la Comisión de Transferencia de la DINI y desde el 2006 había sido un activo cuadro del humalismo junto a Adrián Villafuerte.

Luego de que su comportamiento díscolo pusiera en duda sus condiciones para la subdirección, sus patrocinadores en Gana Perú le ofrecieron el cargo de jefe de asesores, pero tampoco se conformó.

A partir de estos hechos se suscitó una serie de versiones sobre la supuesta renuncia de Víctor Gómez al frente de la DINI. Todo indica que estos rumores fueron azuzados por sectores desplazados de la institución. Se señala a personal de confianza de la anterior gestión de Danilo Guevara Oyola.

De hecho, el mismo diario señaló que se produjeron tensiones entre Humala y el asesor Villafuerte por esta materia. Humala le ratificó la confianza a Gómez Fernández. Pero el tema no resulta tan menor, como señala Andrés Gómez de la Torre, experto en inteligencia:

“Serían grupos que pelean por cuotas de poder, y eso puede ser muy peligroso. Puede generar inestabilidad y relaja la actividad de inteligencia en los frentes”, dijo.

Además, Gómez de la Torre afirmó que no es buena esa “sensación de inestabilidad en este ámbito”,  estabilidad que debe prevalecer en el área de inteligencia.

“Sin embargo, creo que la DINI no está en crisis. Estamos en una transición política compleja. La parte positiva es que los cargos en inteligencia no se han concentrado en una sola arma”, opinó el ex director de la Escuela de Inteligencia Nacional entre el 2007 y 2009.

Los retos del jefe de la DINI son varios. El inmediato es consolidarse en un puesto en el que vemos varios serruchos a la orden. Pero hay otros, como desembarazarse de las agencias privadas de seguridad o las coordinaciones que ya hay en el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas para la unificación de inteligencia en el VRAE en el que tendrá que tener mayor tiempo y dedicación.

Finalmente, Gómez Rodríguez, además de demostrar que sus labores estarán orientadas a favor del país y no del ex compañero de armas, deberá aclarar algunos cuestionamientos vinculados a su trabajo anterior como miembro de seguridad de empresas mineras. En un país con muchos conflictos sociales, varios de ellos originados por tensiones con estas compañías, esta situación deberá ser esclarecida cuanto antes. De lo contrario, puede pesar mucho, no sólo para la ciudadanía, sino incluso para algunas facciones del propio gobierno.

LA PUCP Y SU FUTURO

Se ha escrito mucho en las últimas horas acerca de la PUCP y las nuevas dificultades que afronta a partir de las discordancias sobre la adecuación de su Estatuto a lo señalado por la Congregación para la Educación Católica de la Santa Sede. Situación a la que no ha sido ajeno el Cardenal, quien desde hace años mantiene una pugna con las actuales autoridades de la Universidad.  Siendo parte de la comunidad universitaria, pero a título estrictamente personal, doy unas cuantas opiniones.

El lio en relación con el Estatuto de la PUCP se centra en un punto específico: la elección del Rector de la Universidad. La famosa y mentada constitución apostólica Ex Corde Ecclesiae no menciona nada sobre este punto y de allí las discrepancias sobre la interpretación que debe darse a este punto. Creo yo que la interpretación dada por la PUCP hasta este momento es compatible con dicha constitución apostólica, como también y sobre todo, con la legislación peruana.

Pero creo que, en este caso, al igual que en el ya famoso proceso alrededor del legado patrimonial de José de la Riva Agüero, hay un elemento de trasfondo final: la definición de lo que debe ser una universidad católica. Y creo yo que, con el debido respeto, algunas de las personas que han opinado sobre el tema, están partiendo de un punto de vista equivocado: asumir que el catolicismo es sinónimo de conservadurismo.

De un lado, quienes han asumido la defensa del Cardenal y sus posturas consideran que una universidad católica debe ser sinónimo de un centro de adoctrinamiento para formar personas conservadoras, casí a la manera de los personajes descritos por Pedro Salinas en su novela Mateo Diez. Estas personas conciben que cualquier visión del catolicismo que no sea la suya es desviacionismo (p.e.: la Teología de la Liberación) y que tener posiciones más flexibles en temas que no son de fe, pero sí vinculados con nuestra vida en sociedad (homosexualidad, por mencionar un ejemplo) es caer en pecado. De allí que cualquier crítica al Cardenal sea vista por ellos casi como una apostasía.

Pero, del otro lado, pedir que la Universidad deje de ser católica sería ir contra la esencia de lo que ha sido la PUCP desde su fundación. El catolicismo de la universidad no se vincula sólo con el dictado de cursos de teología – varios de ellos, con sacerdotes bastante abiertos y poco conservadores – o con la existencia de un centro pastoral (al que acuden sólo los que quieren y se sienten cercanos a su visión de la religión). Creo yo que el sentido del mismo está en lo que Eduardo Gonzáles señaló hace algunos meses:

Esa enloquecedora combinación de influencias sólo puede ser católica en el auténtico y original sentido de la palabra, es decir, universal, abarcadora. Y digo “enloquecedora” con intención; porque lo “católico”, lo que desborda, lo que dirige la fascinación en todas y cada una de las direcciones posibles de la actividad intelectual no es, no puede ser, “adoctrinante” por que sería un adoctrinamiento ineficiente.

La riqueza de la PUCP es su pluralidad. Ella no puede ser sólo católica, pero tampoco puede dejar de lado los valores con las que se fundó. Tuve la suerte de tener profesores de distintas tendencias ideológicas, que me enseñaron a pensar y aprender. Dicha pluralidad es su riqueza. Y la que debe ser la fortaleza de todas las universidades, públicas y privadas. De lo contrario, dejaremos de ser una universidad que merezca tal nombre. Que la luz siga brillando en las tinieblas.

TRANSPORTE URBANO: CAMBIOS URGENTES A REALIZAR

La muerte de Ivo Dutra, fotógrafo del semanario Hildebrandt en sus Trece, a partir de la irresponsabilidad de un chofer de la empresa Orión, no solo nos ha conmovido, sino que ha vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de cambios en el transporte de Lima Metropolitana.

Como lo han señalado los reportajes publicados por Infos durante esta semana, parte de la raíz del problema se encuentra en la organización de las empresas de transporte urbano. La mayoría de ellas se crearon como un mero cascarón para obtener la concesión de las rutas – muchas de las cuales, además, no fueron creadas con criterios técnicos – y los operadores del servicio (choferes y cobradores) son meros arrendatarios del vehículo.

Estos operadores, en su afán de pagar tanto al propietario del vehículo como para sacar el ingreso diario para sus hogares, terminan en una competencia salvaje que termina en los resultados ya conocidos. Sin duda, esto no excusa la irresponsabilidad de los choferes, quienes deben asumir la responsabilidad de sus actos, pero es el centro de un sistema perverso, que debe terminar.

A ello se suma el tamaño de los vehículos, con lo que el resultado es que, paradójicamente, tenemos uno de los parques automotores más pequeños de América Latina, pero las unidades utilizadas para el transporte urbano, al ser más pequeñas, se emplean en más viajes. Autos que se deterioran más rápido – muchos de ellos tienen un promedio de 19 años circulando – y contaminan más el medio ambiente de la ciudad.

Sin duda, la Municipalidad Metropolitana de Lima está comenzando a avanzar en esta materia. El establecimiento de buses-patrón para el transporte público de la ciudad, y se van a comenzar a licitar nuevas rutas con empresas de verdad. Pero, para que este objetivo sea cumplido a plenitud, es necesario que exista una autoridad única del transporte en la ciudad – comprendiendo en ella a Lima y Callao – y que tenga poder coercitivo suficiente en esta materia.

Pero creo que este es un tema que no depende solo de la autoridad municipal. También requiere de un cambio cultural en los ciudadanos. Como bien lo menciona Pedro Ortiz Bisso en El Comercio, “ciertos conductores de 4×4 no deberían ni manejar un triciclo”. Y debe incentivarse el uso de transporte público para ir a trabajar, en cuanto este se reforme. De lo contrario, el caos continuará.

(Columna publicada en Diario 16 el 18.08.2011)

MAS SOBRE EL TEMA:

Reportaje de Marco Sifuentes para Infos: La responsabilidad de Castañeda y Fujimori en el caos del transporte

Informe del estado de la ciudad de Lima Como Vamos

Investigación de Claudia Bielich sobre el sistema del transporte: La Guerra del Centavo