EL ESTILO MARKARIAN EN LA POLITICA

Ganemos o perdamos – seamos claros, Uruguay es favorito hoy -, Sergio Markarián ha logrado conseguir varios objetivos futbolísticos importantes en esta Copa América. Además de quedar entre los cuatro mejores del certamen, ha logrado devolver confianza y fe a una hinchada que estaba más desencantada de su selección que de los políticos (y esto es decir bastante) y, con un plantel reducido en número, ha podido potenciar las cualidades de jugadores que, en el papel, no hubieran rendido más.

Y, aunque no es su rubro, don Sergio ha dejado varias lecciones importantes para los políticos peruanos. Augusto Álvarez Rodrich ha seleccionado algunas de ellas y las comentamos con ejemplos y contraejemplos:

1. Conocimiento del oficio. Markarián no es un improvisado. Sabe lo que quiere hacer porque tiene experiencia en el desempeño de cargos previos. Esto le ha permitido acumular conocimiento que puede aplicar tanto al desarrollo de una estrategia de largo aliento –clasificar al mundial– como para el manejo de una crisis, tal como lo fue la escapada indebida de un grupo de jugadores a un casino centroamericano, o la lesión de los jugadores más cotizados del equipo. Sabe lo que tiene que hacer y lo demuestra, lo cual le da tranquilidad al país.

Lección clara de la inexperiencia vital: Alan García gobernando a los 36 años, Keiko Fujimori cometiendo gruesos errores en su campaña electoral presidencial. Lección de la experiencia vital: Paniagua en el gobierno de Transición, Villarán comenzando a darle vuelta a las críticas con trabajo en áreas sensibles para la gente.

2. Liderazgo. Entendimiento cabal de que la misión central del líder es la movilización de un grupo hacia el logro de los objetivos que le interesa al grupo –y no solo al líder– con el fin de enfrentar realidades inciertas y desarrollar sus capacidades y recursos para afrontar con éxito los retos. El desempeño de Markarián refleja humildad y la intención de poner al grupo por delante de todo. Acá no hay ningún ego colosal.

Contraejemplo: Alan García, típico gobernante para la quincena. Ejemplo: Alberto Andrade, alcalde con objetivos claros frente a los cuales su equipo trabajaba.

3. Planificación y estrategia. Es obvio que el buen desempeño que está teniendo la selección peruana en la Copa América no es consecuencia del azar sino de un esfuerzo planificado que se plasma en estrategias definidas que son comunicadas al grupo y aceptadas por este. El esfuerzo en marcha no tiene como objetivo el campeonato que ahora están jugando sino la eliminatoria para el mundial de fútbol. Algo muy diferente a la política peruana, donde se vive de quincena en quincena.

Caso claro en campaña electoral: Humala y sus asesores brasileros: estrategia clara hacia donde ir. El revés de la medalla: Toledo en la última campaña electoral, full improvisación y pensamiento concentrado sólo en la siguiente encuesta.

4. Uso de los recursos disponibles. Markarián ha dicho que está “podrido” con los que quieren encasillarlo en rótulos que definan su estilo de juego y ha reclamado que se reconozca que él juega con lo que tiene.

Aquí no encuentro ejemplos claros en la política peruana. Si bien muchos intentan huir de etiquetas como izquierda o derecha, lo cierto es que la conformación de los equipos de gestión dan ya un sello a lo que se quiere hacer. Caso concreto: Alan García en sus dos gobiernos, en que estuvo en los dos extremos en términos ideológicos. Y peor, le gustan los rótulos.

5. Mensajes bien comunicados. Markarián lanza mensajes que motivan al grupo y al país pero sin producir un exceso de expectativas que luego puede liquidar el esfuerzo. “Aún no hemos ganado nada”, suele decir.

Ejemplo claro: Paniagua. Sabía que su labor era conducir la transición sin sobresaltos y daba los mensajes justos y precisos al igual que su gabinete. Hacía sentir que su gobierno era temporal, pero que habían metas por cumplir y la mayor parte de ellas se hicieron.

Y añado un punto 6. Coherencia. Markarían tiene un planteamiento, que no necesariamente es el estilo con el que se jugó antes, pero que ha dado buenos resultados y conduce a sus jugadores hacia ello. Aquí a muchos políticos les cuesta reconocer en público que se equivocaron o que las circunstancias les obligan a cambiar sus planes iniciales. O peor, les cuesta ser coherentes con el camino elegido.

Estos son algunos puntos que el nuevo equipo de gobierno debería tener en cuenta. Ganemos o perdamos esta noche. Aunque el deseo, en ambos casos, es que gane el Perú.

HUMALA Y LAS PUGNAS POR EL GABINETE

Ayer Ollanta Humala rompió su silencio y, además de declarar sobre el affair Alexis, anunció que el economista Julio Velarde se quedará al frente del Banco Central de Reserva. La noticia ha sido celebrada desde los sectores empresariales y todos los políticos que van del centro hacia la derecha (incluyendo a Alan). ¿La excepción? Javier Diez Canseco, quien señaló que su candidato era Oscar Dancourt y que la gente que estuvo en el plan de gobierno debía asumir responsabilidades en el nuevo gobierno.

Sin duda, que Velarde se quede reconforta al sector más liberal en materia económica. Ha sido un eficiente presidente de un BCR que tuvo que aguantar la crisis internacional y lo hizo en buena forma. Dado que la coyuntura externa sigue sin pintar bien, es importante tener algo de confianza en ese terreno.

El problema para Humala es que tiene a cuatro sectores en pugnas por el gabinete y deberá saber cómo dar internamente los mensajes sobre las designaciones que se anunciarán el miércoles. ¿Cuáles son estos cuatro grupos?

a) Los nacionalistas: Ubicados sobre todo en el Congreso de la República y encargados algunos de las Comisiones de Transferencia. Todo indica que su labor será exclusivamente parlamentaria, salvo alguna sorpresa de última hora. Humala los quiere a todos en el Congreso para garantizar el manejo de ese sector. La voz cantante aquí la lleva Daniel Abugattas.

b) Ciudadanos por el Cambio: Núcleo de intelectuales de izquierda, muchos de ellos encargados de parte del plan de gobierno original. Según La República, ellos quisieran que Gana Perú se pareciera al Frente Amplio uruguayo, es decir, una confluencia de partidos y núcleos de profesionales y gremios, lo que no le cuadra mucho al sector más orgánico del nacionalismo. Y ellos están en sus propias reuniones de definición de rumbo. Su nexo con Humala es Salomón Lerner Ghitis, a quien algunos de este núcleo quieren ver como premier.

c) Los “abriles“: Así bautizó Isaac Humala al conjunto de técnicos que llegaron desde Perú Posible a reforzar las filas de Gana Perú, así como a quienes salieron de un perfil más bajo que tenían como colaboradores. Muchos pensaban que iban a ser los grandes favorecidos en los puestos económicos, pero parece que estarán en responsabilidades algo menores.  Kurt Burneo lidera este sector.

d) Los recién llegados: Aquí estarán los ministros y funcionarios que no provengan de las canteras anteriores y por los que Humala apuesta, para dar señales de confianza a distintos sectores.

¿Y cuáles son las versiones sobre el gabinete? Recojamos lo que han señalado 4 medios en estos días:

Diario 16: El voceado para Presidente del Consejo de Ministros es el empresario Carlos Rodríguez Paredes, arequipeño, directivo de varias empresas y bastante cercano a los Humala – Heredia. Mientras que en el MEF tienen como dato al recientemente renunciante viceministro de Hacienda, Luis Miguel Castilla, como ficha. Castilla ha sido asesor de Carranza y viceministro desde la época de Mercedes Araoz.  El rumor de un ortodoxo en el MEF venía desde la semana pasada, anunciado en Twitter por Carlos Basombrío.

En otros sectores: Justicia está entre el ex ministro Baldo Kresalja y Omar Chehade (partiendo, según fuentes de DTP, con bastante ventaja el primero), a Trabajo iría repitiendo el bolo Fernando Villarán, a Salud está bastante voceado Álvaro Vidal, Transportes y Comunicaciones iría para el presidente de Fuerza Social Gustavo Guerra García o Luis Gutiérrez,  el MIMDES está entre Anel Townsend y la ex ministra Carmen Vildoso, MINCETUR sería para el ex ministro David Lemor y Carlos Herrera Descalzi. Diario 16 ha descartado a Ricardo Giesecke en el Ministerio de Ambiente.

El Comercio: Aquí también recogen la versión de Castilla al MEF y señalan que Burneo iría al Banco Interamericano de Desarrollo. También se señaló la versión de Herrera Descalzi a Energía y Minas, pero mencionaron otros dos nombres: Aida “Mocha” García Naranjo al MIMDES y la congresista Susana Vilca a Transportes y Comunicaciones.

La República: Sus nombres se resumen en este cuadrito:

Nombres que se repiten: Vidal, García Naranjo y Herrera Descalzi. Aparece una cuota de PP representada en Sheput y Reátegui, pero esto recién se terminaría de definir en la cumbre Toledo – Humala. No descartan ni a Burneo ni a Giesecke y aparecen tres sorpresas: Forsyth en Torre Tagle, Mavila a Interior y Sinesio a Cultura. De todos ellos, el más seguro, de acuerdo con nuestras fuentes, es este último.

Perú.21: Recoje las versiones sobre Castilla al MEF y Paredes a PCM, pero también menciona otros nombres: Diego García Sayán volvería a la Cancillería luego de una década, recomendado por Javier Pérez de Cuellar, amigo personal de los Humala. Para ello, DGS tendría que dejar la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de la que es magistrado. Harold Forsyth iría a la embajada peruana en Washington, según esta versión.

Y la otra sorpresa estaría en el MIMDES. Ayer Humala anunció en Cuarto Poder que el ministerio se renombrará como Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social y el voceado para ocuparlo según Perú.21 es Jaime Saavedra, economista, ex director de GRADE y hoy en el Banco Mundial.

Curiosamente, salvo el caso de Mavila en Interior, poco se sabe de los sectores vinculados a seguridad interna y externa. Y en el caso de Educación, nuestras fuentes nos indican tres nombres en pugna: Nicolás Lynch, Idel Vexler y León Trahtemberg.

Quizás con estos nombres se puede entender algo de las pugnas, así como porque el sector más zurdo de Gana Perú está descontento. Pero tampoco quedarían muy contentos los conservadores que querían arrinconar al nuevo gobierno. Nombres más, nombres menos, los voceados en el primer gabinete de Humala tranquilamente han podido estar en el equipo que encabezó Roberto Dañino, al inicio del gobierno de Toledo.

(Foto: AFP, Karen Bleier)

TELMO HURTADO Y ACCOMARCA

Ayer llegó Telmo Hurtado a Lima, extraditado desde Estados Unidos para ser juzgado por el caso Accomarca, una masacre de más de 60 personas ocurrida en agosto de 1985. Para quienes estaban en edad de pediatría o no estaban en este mundo para esa época, veamos lo que dijo la Comisión de la Verdad y Reconciliación sobre estos hechos, en resumen:

“el 14 de agosto de 1985, una patrulla del Ejército, perteneciente a la compañía “Lince” de Huamanga, al mando del entonces SubTeniente Telmo Ricardo Hurtado Hurtado, asesinó a 62 comuneros, entre mujeres, ancianos y niños, habitantes del distrito de Accomarca, provincia de Vilcashuamán, Ayacucho. La matanza se llevó a cabo como parte del “Plan Operativo Huancayoc”, una acción antisubversiva planificada por la organización militar de la Sub Zona de Seguridad Nacional No.5, con desprecio por la vida de civiles inocentes“.

Sin duda, el caso es escalofriante por lo que ocurrió en dicha oportunidad. Y de hecho, sensibilizó a la opinión pública y provocó una buena reacción del entonces presidente Alan García en ese momento:

El caso de Accomarca, cabe recordarlo, fue el único que motivó la destitución de altos mandos militares por la comisión de violaciones a los derechos humanos. Eran los tiempos en que un joven Alan García, recién estrenado en la Presidencia, deseaba distingir su política de la permisividad del gobierno de Acción Popular frente a los atropellos cometidos por las fuerzas del orden en la lucha contra la subversión. Lástima que dicha voluntad durara tan poco tiempo.

Sin embargo, Hurtado fue condenado en el fuero militar sólo por abuso de autoridad, a la pena de 6 años de prisión, pero nunca fue separado del cargo. Y no se supo nada de él, hasta que ocurrió lo que relata Carlos Basombrío:

Catorce años después en 1999 -y casi por casualidad- la revista idéele descubrió que Hurtado ¡seguía en el Ejército! y había continuado ascendiendo, llegando hasta el grado de Mayor. Estaba en San Ignacio (Jaén) y las campanadas de alerta que ayudaron a identificarlo fueron denuncias de torturas y otros abusos contra los campesinos en la base El Milagro (¡gallina que come huevo!).

El escándalo fue mayúsculo y el propio Fujimori tuvo que reconocer los hechos y ofrecer, ahora sí, darlo de baja. Es probable que él personalmente no supiera de la situación de Hurtado, pero el clima de impunidad en el que se vivía bajo su gobierno (amnistía incluida) hizo posible la complicidad institucional con un criminal tan abominable.

De hecho Hurtado nunca mostró arrepentimiento por sus actos. Basombrío cita declaraciones dadas por el acusado por los crímenes de Accomarca al Congreso de la República:

Uno no puede confiar de una mujer, un anciano o un niño, en estos momentos que estamos viviendo… Los comienzan a adoctrinar desde los dos años, tres años, cuatro años, así sucesivamente llevando cosas, cargando los llevan por distintos sitios… poco a poco, a fuerza de engaños, de castigos, van ganándoles a su causa”.

Según mi decisión que yo he tomado, yo la considero correcta. Según el punto de vista de ustedes y lo que están pensando en estos momentos, lo van a tomar de otra manera. Ustedes no viven las acciones de guerra que nosotros vivimos acá, No tienen experiencia ni ven las situaciones que nosotros pasamos acá. Las penurias que se tienen o las cosas que se tienen que vivir. Cosa que de repente a nosotros no nos agrada pero tenemos que cumplir para darles un mejor gobierno, estabilidad para ustedes y para que ustedes, en estos momentos, los parlamentarios estén en el Senado. Nosotros tenemos que realizar esas cosas por ustedes”.

Luego de 26 años y ya con un juicio oral al que Hurtado se presentará hoy, más allá de los sentimientos naturales que aparecen en casos como éstos, el proceso debe conducirnos a una reflexión sobre como el combate a las amenazas a la seguridad y a la democracia no debe llevarnos a actos bárbaros como éstos.

(Foto: La República)

MI ESTADIO, MI HINCHADA, MI NULA POLITICA DEPORTIVA

En medio de la fiebre futbolística generada por la relativamente buena participación de la selección peruana en la Copa América, el Presidente de la República “inaugurará” las obras de remodelación del Estadio Nacional.

Y pongo las comillas porque esta ceremonia se realizará a su estilo. Es decir, con la obra a medio terminar, sin entradas a la venta – bajo el pretexto de la “invitación a sectores populares” – para evitar pifias y en una fecha en que, además de competir con la final de la Copa América, no se pudo tener a dos equipos de peso internacional.

Esta extraña ceremonia ha tenido la aquiescencia del Instituto Peruano del Deporte y de su jefe, el señor Arturo Woodman. No es la primera vez que desde esta dependencia estatal se complacen los caprichos presidenciales.

De hecho, en el año 2008, el Presidente de la República hizo un doble papelón, al anunciar presentar sucesivamente la candidatura del Perú para la organización de los Juegos Olímpicos 2016 y 2020. Alan olvidó que las sedes se conceden a ciudades y que los plazos para la presentación de postulaciones jugaban en su contra (2016, ya cerrado, 2020, se abrirá luego del cambio de mando). No tomó en cuenta tampoco que una futura sede olímpica tiene que haber organizado antes eventos similares de alcance regional, como los Juegos Panamericanos.

Y ese fue el siguiente paso de la dupla García – Woodman. Pero volvimos a fracasar estruendosamente, perdiendo ante Toronto. Y creo que las razones son bastante claras.

En primer lugar, el país no tiene un plan serio de proyectos de mejora o construcción de infraestructura deportiva. Sin ir muy lejos, para el Bicentenario de la independencia de Chile, el gobierno construyó nuevos estadios y centros de alto rendimiento para muchas disciplinas deportivas. Aquí ni siquiera se pudo conseguir el apoyo de la empresa privada para ello.

Y en segundo lugar, carecemos de una política deportiva que merezca ese nombre. ¿Qué tenemos? Recortes de presupuesto, dirigentes deportivos cuyo poder se basa en el mecenazgo y caciques al mando de deportes populares, deudas tributarias, carencia de metas medibles en ciclos olímpicos y la Educación Física no obligatoria en los colegios del Estado.

Nada de ello cambió, a pesar de lo prometido en el plan de gobierno del APRA. Pero para el Presidente, la vida es un carnaval. Esta inauguración también lo es.

(Columna publicada en Diario 16 el 14.07.2011)

BTR: INTELIGENCIA PARALELA

El juicio sobre el caso BTR sigue dando que hablar. Durante estos días viene hablando Giselle Giannotti, cuyas declaraciones se concentran en las supuestas presiones para declarar a favor o en contra de determinados personajes o empresas. En ello sigue la línea de otros procesados por este caso.

Las revelaciones han venido mas bien por el lado periodístico. El domingo en Cuarto Poder, Carlos Hidalgo presentó un reportaje extenso sobre las declaraciones de la ex analista de BTR, pero donde la carne era un audio interceptado a directivos de la empresa Laive, una conocida empresa del sector lácteo lo que para muchos demostraría que parte del chuponeo tuvo un componente de disputa industrial, apuntando a una competencia directa de Laive, el grupo Gloria. Veamos la parte correspondiente del reportaje:

No es la primera vez que se menciona al Grupo Gloria en esta historia. De hecho, en enero de 2010, Angel Paez de La República presentó dos reportajes (ver aquíaquí) con material interceptado por la gente de BTR. Las conclusiones las presentamos en DTP en este resumen:

1. Las empresas interceptadas son: Empresa Agroindustrial Laredo, de capitales colombianos y vinculada al mercado azucarero, Laive, una conocida empresa peruana de productos lácteos y Cementos Otorongo, de capitales portugueses. De las tres empresas, solo de la última se tenía noticias de un posible espionaje industrial.

2. Al momento de ser interceptadas, las tres empresas competían contra el grupo Gloria, de propiedad de la familia arequipeña Rodríguez Banda, por posiciones en sus respectivos mercados. Con Laredo, se disputaba comercialmente la adquisición de accciones en la azucarera Cartavio, que actualmente está en poder del grupo arequipeño. Con Otorongo, la disputa vendría porque la empresa portuguesa competirá directamente con las cementeras que Gloria tiene en el sur del país. Y con Laive disputan el mercado peruano de lácteos, junto a la trasnacional Nestlé.

3. Gloria no ha emitido ningún descargo hasta el momento sobre lo emitido por Paez, pero cuando salieron las primeras versiones de espionaje a Cementos Otorongo, un representante de la empresa negó que la misma esté involucrada en estas prácticas. Hasta el momento, no existe evidencia que permita comprobar que Gloria haya contratado a BTR para labores de espionaje industrial.

4. Sin embargo, hay un elemento presentado por Paez que merece mayor investigación (además de los anteriores):Carlos Tomasio de Lambarri, uno de los chuponeadores, habría mantenido contacto con Roberto Torres Franco, su compañero de promoción en la Marina. Pero que también tenía vínculos con Gloria:

En el 2007, el Grupo Gloria compró la azucarera Cartavio, luego de una larga disputa con Manuelita, corporación colombiana dueña de Laredo. Torres trabajaba para Cartavio y continuó en su puesto gerencial cuando Gloria se hizo propietario de la azucarera norteña.

El 2008, los directivos y ejecutivos de Laredo, entre ellos funcionarios colombianos de Manuelita, fueron ‘chuponeados’ por BTR, como consta en audios que La República ha conseguido como parte de una prolongada investigación.

Tomasio ha reconocido haberle hecho trabajos de consultoría a Torres, pero a título personal. Gloria dice que no era un funcionario de confianza, sino un ejecutivo que renunció en el 2009, según él, por una mejor oferta de trabajo.

Por tanto, hay aquí varios elementos para indagar en esta línea. De hecho, la hipótesis que siempre se manejó en relación al espionaje industrial es que tenía que ver con varios negocios, entre ellos el cemento. Y fue por allí que llegaron a los actos presuntamente ilícitos relacionados con personajes vinculados con este gobierno.

Pero hay un elemento que me ha llamado la atención y que no ha sido suficientemente explorado: el discurso de los chuponeadores. Sobre todo en el caso de Elías Ponce Feijóo. Durante el juicio y en una entrevista en dos partes en el diario La Primera (ver aquí y aquí) ha intentado justificar su actuación de espionaje industrial en dos argumentos fuertes: apoyamos a García para que gane las elecciones “frente a la amenaza chavista” y luego interceptamos a los corruptos de su gobierno “por el bien del país”.

Eso tiene que ver con la arista política de este caso. Y no me refiero con ello a cuanto sabían o estaban metidos en actos de corrupción personajes del más alto nivel de este gobierno. Sino a la permisividad que tuvo el gobierno con esta gente durante un buen tiempo. Sobre todo porque lo que se había montado era un sistema de inteligencia paralela con personas que habían trabajado antes en instituciones militares vinculadas a esta materia y, además, teniendo en cuenta los antecedentes peligrosos que ya se habían tenido con Vladimiro Montesinos.

Así que junto con el quien pagó, es necesario saber las razones por las cuales empresas y políticos confiaron en esta gente, tanto para su propia seguridad como para la intranquilidad de sus rivales.

PERESTROIKA Y GLASNOST EN EL ENTORNO DE HUMALA

A estas alturas, el daño político con el caso Alexis Humala está producido y se ha complicado aún más gracias a las últimas declaraciones de los involucrados.

De un lado, Ollanta Humala dio ayer declaraciones demasiado escuetas, anunciando sanciones “de ser el caso”. Sin embargo, el tratamiento que ha dado al caso ha sido pésimo. Si bien es cierto que la suspensión de su hermano en el partido es una medida relativamente adecuada – aunque muchos consideramos que lo debieron expulsar -, dar el comunicado a la hora del Perú – Mexico es una patinada política del peor calibre.

¿Por qué Ollanta ha callado? Dos son las hipótesis: la primera, esgrimida por Fernando Rospigliosi, es que el presidente electo sabe más del viaje de su hermano de lo que reconocería en público, partiendo de la base que Humala es alguien harto cuestionable. La segunda se deriva del cuadro general de personalidad de Humala descrito hace algunas semanas por Rosa María Palacios:

Si algo hizo por él la campaña del 2006 es volverlo un hombre desconfiado. Terco ya era. Creo que es el político más necio que he entrevistado. Nunca me he peleado tanto con alguien sobre política tributaria como con él, a lo largo de muchas noches. Después de leer su autobiografía entiendo por qué. No tiene ninguna convicción ideológica en materia económica. Le interesan determinados objetivos respecto a la pobreza en el Perú y al honor en el Ejército. Eso es lo que más lo mueve. ¿Cómo lograrlos? Eso le es casi indiferente. Pero cuando absorbe una tesis, la cree sin dudas ni murmuraciones. Hasta que lo convenzan de lo contrario.

Ojo con este rasgo de la personalidad del Presidente, que nos puede traer problemas en algunos casos. Y creo que callarse a Humala no le resulta, por el contrario. Como lo demostró la campaña electoral, mientras más rápido responda es mejor.

Quien sí ha hablado es Alexis Humala. Tanto en declaraciones dadas a Día D como a La República ha señalado algunas cosas: Humala no conocía del viaje, ya había una invitación oficiosa del embajador ruso hacia su persona que se terminó de concretar cuando él estaba en Montenegro (una ex república yugoslava), que él solventó su pasaje y los rusos la estadía y que no firmó ningún documento a favor de la tierra de los zares.

El problema es que estas explicaciones no aclaran todas las dudas sobre el tema. Varias han sido puestas por RMP en su columna de hoy en Diario 16, pero añado una más: ¿por qué Alexis Humala trató de temas en los que tenía conflicto de intereses, como la pesca y el turismo?

Para coronar la situación, Ulises Humala, quien toda la campaña se pasó despotricando de su hermano, hoy prácticamente se quiere colar dentro del partido, acusando a los actuales líderes de la agrupación como desleales con su hermano en desgracia. Y por momentos diciendo que Ollanta puede contar con él.

Si Ollanta Humala quiere recuperar crédito político, tiene que ser tajante en el deslinde con su familia. Tan igual como en el 2006, lo están poniendo en serios aprietos. Y él no está prestando oídos a las críticas. Si bien es cierto que hay medios dispuestos a tumbárselo y coqueteando algunos con el golpismo anticipado, él le está dando munición a esos leones.

MAS SOBRE EL TEMA:

Augusto Álvarez Rodrich: Los Locos Adams

Pedro Ortiz Bisso: De Rusia con pavor

(Carícatura: Carlín para La República)

LINKS DE DOMINGO DE JULIO

En medio de un fin de semana frio, hay varia carne en los medios de hoy. Veamos:

EL ALEXIS AFFAIR: En breves declaraciones a la prensa, por fin Ollanta Humala dijo algo: esperará a que su hermano Alexis venga al país y que, si hay algo que sancionar, no dudará en hacerlo. Mientras, tanto Daniel Córdova – ex compañero de colegio de Alexis – como Ulises Humala señalan que el hermanísimo si recibió el encargo de tender puentes con Rusia. Kurt Burneo es el segundo del entorno del presidente que condena tajantemente el hecho.

Hoy se anuncia que Día D, programa dominical de ATV, tendrá una entrevista con Alexis Humala. Y vean la columna de Marco Sifuentes con más datos sobre la familia del ex presidente electo y sus intereses en negocios pesqueros.

BTR – PETROAUDIOS: Hoy dos diarios presentan más evidencias sobre la existencia de más audios de los que se habían conocido hasta hoy. La República señala que tiene un lote de audios bastante grande y que irá publicando aquellos que tienen interés público, precisando claramente cuáles son los protocolos de publicación. Aquí los audios presentados hoy, vinculados todos al negocio original de la concesión de lotes de petróleo:

Por su parte, Diario 16 presenta más detalles de Las Ranas del Caballo, los famosos audios de la suite de Canaán. El reportaje de Daniel Yovera, incorporado al equipo del diario, confirma que los involucrados en el faenón querían fustigar a Petrotech para sacar a la empresa del camino, aluden a apoyos en el gobierno para obtener negocios petroleros y también hacen gala de su conocido machismo. Para quienes quieren más información, chequeen una conversación que tuve con Yovera el jueves en Pasando Revista.

Por cierto Cuarto Poder anuncia más novedades sobre este caso para esta noche. Y Rómulo sigue mandando mensajes desde San Jorge.

DISCUSIONES SOBRE VIGILANCIA A POLITICOS: Mientras que Fernando Rospigliosi fustiga a quienes votaron por Humala y no dicen nada sobre el caso de su hermano, Juan Carlos Tafur hace lo propio con los medios que se agacharon con Alan y ahora piden cuentas a Humala.

ENCUESTA PUCP, PRESIDENTE Y ALCALDESA: Mientras que los medios pro Alan destacan las malas cifras de Villarán y los opositores a Alan le restriegan su desaprobación en la cara (vean mejor las cifras de la PUCP directamente), aparecen destapes en un lado y sugerencias en el otro. Perú.21 da cuenta de otro hospital inaugurado de modo incompleto por Alan, esta vez en Chiclayo, así como resume las deficiencias del Tren Eléctrico que se inaugurará simbólicamente mañana. Mientras que Tanaka, Dargent y Salinas le dan sugerencias a Villarán.

DERECHOS HUMANOS EN DOS COLUMNAS: Mientras que Salomón Lerner Febres da su balance sobre el lamentable desempeño del gobierno aprista en la implementación de las recomendaciones de la CVR, Rocío Silva Santisteban le marca la agenda a Humala en materia de derechos humanos.

Buen domingo y esperemos los programas dominicales.