PERU: 190 AÑOS

Hace algunos años, escuché a un periodista señalar que “el 28 de julio es la fiesta del Presidente de la República”. En efecto, el primer mandatario es el personaje estelar de ese día, más aún, como hoy, cuando asumirá el encargo que por cinco años le ha conferido la ciudadanía.

Hoy, a contracorriente, quisiera detenerme en el significado del 28 de julio como celebración nacional, en un país cuya identidad está llena de contradicciones.

Somos un país que reivindicamos el pasado pre-hispánico, ponemos a Machu Picchu entre las maravillas del mundo y nos enorgullecemos de Caral, la ciudad más antigua de América. Pero, al mismo tiempo, presenciamos comentarios discriminatorios en las redes sociales, nos olvidamos que la mayor parte de fallecidos durante los años de violencia vivió en las zonas más excluidas del Perú y miramos más hacia el extranjero antes que a Ayacucho o Iquitos.

Admiramos la recuperación económica chilena y queremos ser como nuestros vecinos del sur. Y al mismo tiempo, siempre que existe un problema (mayor o menor) con Chile nos acordamos de la Guerra del Pacífico, una derrota que aún no hemos terminado de procesar.

Reivindicamos la comida peruana, sin conocer la historia que hay detrás. Nos quedamos con los sabores o con la presentación del plato, pero ignoramos el proceso y el contexto en que determinado plato se generó. Nos quedamos con la mesa y su presentación, pero no con la cocina.

Estudiamos en los colegios la historia de nuestro país en base a cada uno de los gobiernos y a las obras físicas que hicieron, en lugar de contemplar procesos históricos mayores. Quizás allí se forme la pobre vocación de los políticos para emprender reformas de fondo.

Decimos amar al Perú, pero convertimos a las Fiestas Patrias en un ritual acartonado, sin color, donde se prefiere el paso de ganso al pasacalle y la ceremonia a la algarabía por ser peruanos.

Y sin embargo, este es el país al que Chabuca y Chacalón cantaron. Al que Palma, Arguedas, Vallejo y Vargas Llosa describieron en sus obras. Aquel que pudo derrotar a Sendero Luminoso y su ideología y acción totalitaria. El que condenó a Fujimori respetando el debido proceso.

Enfrentar nuestra historia y nuestras contradicciones colectivas, sin olvidar nuestras fortalezas, es la mejor manera de construir un Perú firme y feliz por la unión, como lo soñaron nuestros próceres hace 190 años.

(Columna publicada en Diario 16 el 28.07.2011)

8 thoughts on “PERU: 190 AÑOS

  1. Feliz dia de la Independencia para Desde el Tercer piso y todos sus lectores. Estare atento a que el nuevo gobierno haga lo mejor para nuestro pais y seguire luchando para ayudar a combatir la corrupcion. Mi deseos son para el regreso de Cesar Hildebrandt a la Television y continue su lucha por un periodismo independiente.

    Me gusta

  2. en primer lugar lo q se vio hoy dia en la juramentacion del presidente es una falta total alas leyes vigentes ,dicen fue un acto simbolico, pero si no juro por las leyes vigentes este gobierno no dede ser reconocido como ta,l estos personajes actuan como los chistosos de un circo q se puede esperar de una persona q no fue formado para guiar nuestros destinos no quiro ser ofencivo ,pero si nuestras autoridades no toman, en serio su eleccion deden irse asus casas y dejar q alguien hague su trabajo

    Me gusta

  3. Albert:
    Este fue el juramento de OH:
    “Juro que cumpliré fielmente el cargo que me ha confiado la Nación; que defenderé la soberanía nacional, el orden constitucional, y la integridad física y moral de la República y sus instituciones democráticas, honrando el espíritu y los principios de la Constitución de 1979; que reconoceré y respetaré la libertad de culto y expresión, y lucharé por lograr la inclusión social de todos los peruanos”
    Ve este link de El Comercio, diario poco sospechoso de humalismo, en que explican que el juramento de OH fue legal (otra ya es la evaluación política que se puede hacer):
    http://elcomercio.pe/politica/949008/noticia-no-hay-formulas-obligatorias-juramentar-como-presidente-republica

    Me gusta

  4. 1. Es comprensible que por razones políticas e por los intereses de tu cofradía llames debido proceso a un juicio con sentencia prefabricada desde el año anterior. Interesante sería que el “valiente” juez San Martín abra el secreto de sus comunicaciones para demostrarle al mundo que su sentencia fue impecable (algo que, por supuesto, el juececillo valiente nunca se atreverá a hacer).
    2. El juramento de Humala, honrando principios y valores de una constitución muerta y que nos llevó al paroxismo de la hiperinflación y el estatismo, ha sido una burla para los peruanos. Claro que de algún modo tenía que contentar a sus loquitos radicales.
    3. Parece que el humalismo en lugar de ofrecernos mejor Estado está perpetrando más Estado.
    4. Comprendo la indignación de Martha Chávez y la bancada fujimorista y me parece bien que se deba marcar posiciones desde el principio. Con Humala hay que estar atentos para no despertar un día y descubrir que nuestro Perú se ha convertido en una sucursal de Venezuela. Pero, particularmente no soy partidario de la gritería y el desorden, quizá lo mejor hubiese sido retirar a la bancada en pleno para mostrar un rechazo contundente al juramento de Humala y dejarlo solo con sus ayayeros.
    5. Lo que si es risible es que los rojitos y caviares, sempiternos amigos del caos, promotores vitalicios de los quemallantas, tirapiedras y hasta secuestradores de policías, eternos protagonistas de innumerables escándalos parlamentarios; ahora se pongan el disfraz de defensores de las formas para condenar en otros lo que no condenan en sus propias filas. No cabe duda, la hipocresía es la característica distintiva de los rojimios, caviares, y demás especímenes de nuestra fauna zurda.

    Me gusta

  5. ¿190 años de qué? ¿Hasta ahora creen el florazo de San Martín, cuando sus unicos fines fueron poner una monarquía constitucional TRAIDA DE EUROPA y separar políticamente a España de su virreinato para que los argentinos y chilenos comercien con los ingleses sin problemas?

    El perú nunca tuvo independencia porque los mismos criollos la sabotearon. El único que pensó algo así fue Bolivar y ellos actuaron contra él, a la vez que EUA hacía lo mismo invadiendo Panamá y asesinando a Sucre.

    Somos un territorio sin rumbo todavía porque no nos aceptamos entre nosotros, al mismo tiempo que hay grupos que aprovechan estas circunstancias y nos ponen como virreinatos de otros, favoreciendo los intereses comerciales de entidades extranjeras a costa de nosotros. Primero Inglaterra entre 1850 y la república aristocrática, luego EUA con Leguía y sucesores y de ahí, la globalización terminó por fragmentarnos más.

    Cuando se arregle y lo primero y se purgue a quienes hacen lo segundo, recién podemos decir que somos independientes. Si no, olviden esa paja mental que llaman “independencia” y que no fue más que un floro dado a un puñado de criollos.

    Me gusta

  6. Miranda dice:

    “Lo que si es risible es que los rojitos y caviares, sempiternos amigos del caos, promotores vitalicios de los quemallantas, tirapiedras y hasta secuestradores de policías…”

    Hay que recordarle a este histérico apologista de Fujimori lo siguiente:

    – El primer promotor del caos y la ilegalidad fue su amado Alberto Fujimori, quien dio un golpe de Estado dizque para fometar la “reconstrucción nacional”….

    – ¿Quemallantas?, pues los esbirros que el socio de Fujimori contrataba, o sea Montesinos, se infiltraban en las marchas contra la dictadura de su secuaz Fujimori para desprestigiarlas. ¿No se acuerda quién mandó a quemar la sede del Banco de la Nación en el Centro de Lima?

    – Y por secuestro, pues Samuel Dyer, Gustavo Gorriti, los alumnos de la Cantuta, pueden dar cuenta que el mafioso Alberto Fujimori no puede ser un referente en cuanto al respeto de las libertades individuales.

    Por último, habría que recordarle al apologista Miranda, de que jamás el juez San Martín se le va a poder comparar a ese Poder Judicial prostituido por Fujimori y su socio Montesinos. ¿De probidad fue el sello en Blanca Nélida Colán, Rodríguez Medrano y demás perlitas que apañaron todos los atropellos que hacía el hampón Alberto Fujimori?

    Pobrecito Miranda, por más colonia que se esfuerce echar, el nauseabundo gobierno de su loado Fujimori siempre será recordado por sus pestilencias políticas.

    Sayonara…

    Me gusta

Añdir un comentario a Jose Alejandro Godoy Cancelar respuesta

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s