PANORAMA ELECTORAL DE FIN DE ENERO

El primer mes efectivo de campaña electoral termina con la difusión de una encuesta nacional de IMASEN, que confirma, por ahora, el liderazgo de Alejandro Toledo, con una ventaja de casi 10 puntos sobre Luis Castañeda Lossio y Keiko Fujimori, empatados técnicamente en el segundo lugar. Más atrás viene Ollanta Humala y aún pasando con las justas la valla electoral, Pedro Pablo Kuczynski. El resto, hasta ahora, obtiene porcentajes bastante bajos.

¿Por qué Toledo está en primer lugar? Básicamente, porque es el que ha cometido menos errores y, hasta el momento, viene teniendo una estrategia clara de campaña: ha pasado a poner temas fuerza en el debate y en el ambiente (dado que en lo económico no se diferencia mucho de todos – salvo Humala -, es en otros temas donde marcará la diferencia) y ha aprovechado bien el recuerdo que dejó su gestión – la variable obras o la promesa de ellas es importante en un sector del electorado, como recuerda Carlos Melendez -.

Pero sobre todo, como lo hoy menciona Eduardo Dargent, los demás candidatos, en lugar de dar sus propuestas o ideas, vienen reaccionando en mero acto reflejo de lo que dice el ex presidente.

¿Dónde están los flancos débiles de Toledo? Al ser el puntero, los ataques han venido en grado intenso durante estas semanas, con reactivaciones de viejas acusaciones o hasta llegar al ridículo de vincularlo a Satanás. Hasta ahora esa fórmula no da resultados. Tampoco creo impacte mucho la descalificación brindada por Juan Luis Cipriani acerca del tema del aborto. Era poco probable que un votante conservador opte por Toledo, debido a la presencia de gente de centro izquierda, tanto en su gobierno como en su actual equipo, así como sus preferencias por un liderazgo más autoritario.

El peligro de Toledo está en sí mismo y en el manejo de sus declaraciones. Con las contradicciones que tuvo acerca de temas polémicos, muchos volvimos a ver la imagen de ese eterno contradictorio que fue Toledo en muchas de sus declaraciones públicas durante su lustro en el poder. Y ya sabemos que Toledo es predispuesto al error cada vez que considera que la calle lo aplaude. Eso es algo que deberá controlar, además de seguir depurando una lista parlamentaria donde, en provincias, se le ha colado gente realmente impresentable.

¿Y los demás? Vuelvo a lo que dicen Dargent: todos han pasado a girar en torno a Toledo y han descuidado sus temas, además de otros errores importantes:

Castañeda Lossio: Ha sido el más pródigo en guerra sucia en los últimos días, a través de sus parlamentarios. El problema es que los métodos han sido tan evidentes que todos los psicosociales les han salido al revés. Conserva un buen porcentaje de votos debido a sus obras y parte de la campaña se dedicará a vender la idea de que “lo que hice en Lima, lo haré en todo el país”, en lo que respecta a infraestructura. La pregunta es si esta mezcla de barro con ventilador, asesor venezolano con perfil demasiado alto (en un país donde, además, ya vivimos 10 años de psicosociales) y énfasis en infraestructura, lo podrá poner en la segunda vuelta.

K. Fujimori: Más frágil de lo que se pensaba hace unos meses. Es cierto, conserva un voto duro de alrededor de 20%, pero no está haciendo absolutamente nada por subir o conquistar a otros votantes. Y peor aún, ha cometido serios errores: una lista parlamentaria donde las cabezas de lista son meras comparsas de personas faranduleros o con cuestionamientos, dejar de lado a figuras con más peso político y mantener una imagen de subordinada a la figura del padre le restan votos. Peor aún, sigue reiterando el mismo defecto de la CADE: si sale de su guión, pierde. Va a tener que entrar a hacer campaña adelantada a lo que ella pensaba hacer en el último mes.

Humala: Desdibujado en su perfil. Ha pretendido morigerarse para no causar tanto medio. El problema es que con ello arriesgó a todo su electorado “natural”, al  que ha descolocado sin tener un discurso claro. No supo administrar el legado del descontento que, ha entrado en tregua electoral, pero que permanece latente en un sector importante de peruanos, que desaprueban la forma como se realizan algunos proyectos de inversión. A ello se suman las peleas internas entre nacionalistas, izquierdistas y aliados de este proyecto, en pos de una curul.

PPK: Si hay alguien que ha caído totalmente en el juego de seguirle la corriente de Toledo – léase, atacarlo todos los días – es el candidato de Alianza Para el Gran Cambio. Y lo peor es que hay partidarios suyos que lo aplauden por hacer ello. De lo que no se da cuenta el ex titular del MEF es que sus votantes lo aplauden porque no votarán por Toledo y que con ello no suma ni un sólo voto.  ¿Dónde debe estar su mira? Pues en Keiko o Castañeda. En el caso de Keiko, enfatizando en el crecimiento con libertad del que ha sido actor importante. En el de Castañeda, el tema de la eficiencia y las demoras le pueden costar caro al ex alcalde. E insistir en un tema que ha descuidado y que fue su caballito de batalla: el agua. Juega también en su contra el desmadre en que se ha convertido el PPC.

Los otros: Severas dificultades de carisma y de posicionamiento de temas para poder destacar sobre el resto. Esto sobre todo afecta a Rafael Belaúnde y Manuel Rodríguez Cuadros, dos candidatos con ideas interesantes, pero cuyas agrupaciones probablemente tengan que volver a inscribirse luego del 10 de abril. Los demás están teniendo sus 15 minutos de presencia mediática.

(Imagen extraída de aquí)

Advertisements

SALUD: DOS PROBLEMAS URGENTES

Aunque la agenda sobre salud no es un tema aún tocado a fondo por los candidatos presidenciales, convendría que le pongan más interés a este importante punto. Dos noticias que han sido tocadas por algunos medios, pero que en medio del ruido electoral, han pasado desaparcibidas, nos dan una muestra de lo mucho que se tiene por hacer en esta materia.

El sábado, El Comercio tuvo como nota central la denuncia del Ministro de Salud sobre la subida de precios de medicamentos contra el cáncer a pesar que los mismos tienen una exoneración tributaria. Esto es lo que viene pasando:

Hace nueve años, cuando empezó la política de liberación de tributos, se esperaba que los precios bajaran 22,9%. Sin embargo, en algunos casos hay un incremento de hasta 64%. En consecuencia, los pacientes con cáncer pagan más y el Estado ha dejado de recibir US$16,5 millones por tributos. Los beneficiados, según el Ministro de Salud, son las 77 importadoras de medicamentos oncológicos.

Desde el Colectivo Civil Emergencia, un organismo de vigilancia ciudadana en temas de salud, se señala que esta situación se debe a la falta de competencia en este sector. Ugarte ha hecho suya esta explicación. Convendría que Indecopi señale si la presencia de monopolios está perjudicando al consumidor, que, en este caso, es un paciente con una enfermedad que, detectada a tiempo puede ser curada.

Muchos de nosotros hemos tenido familiares con cáncer y sabemos que el tratamiento es costoso, por lo que la entrada de competidores en este rubro podría hacer que el precio de las medicinas se reduzca. Ello aliviaría en algo un mal complicado para quien lo padece como para las personas más cercanas al paciente.

Pero sí Ugarte ha salido bien en el tema del cáncer, donde hay fuertes reclamos por su actuación es por la epidemia de dengue en Loreto. Según información en La República, ya se han reportado cerca de 8,000 casos de esta enfermedad, Hasta el momento, hay 10 fallecidos. Ugarte ha dicho que va a brindar la ayuda, pero ha rechazado declarar a Loreto en emergencia sanitaria.

Paco Bardales ha escrito un completo post sobre lo que viene pasando en Iquitos. Cito aquí tres párrafos sobre la responsabilidad que le cabe tanto a las autoridades regionales como al Ministerio de Salud:

La verdad es que existen indicios de que se conocía desde setiembre del año pasado que se acercaba una epidemia de dengue de seriedad. Los expertos indican que, dada la llegada inminente del serotipo 2 (originario de Tailandia y Vietnam, cuya variedad es de tal poder que, sin la necesidad del cuadro hemorrágico, produce shock y muerte) se debieron implementar las medidas de prevención urgentes. Pero, oh, sorpresa, setiembre era mes electoral. La gente estaba en otra, dicen. Los candidatos (y algunas eventuales autoridades) también. En tanto, el aedes aegypti (mosquito vector que transmite la enfermedad) empezaba lentamente a incubar  la plaga tropical.

(…)

(…) Pero, también es muy cierto que el MINSA se ha cruzado de brazos terriblemente y no ha hecho nada, o muy poco, para poder ayudar a erradicar la enfermedad. La gente se pregunta ¿Dónde diablos está Salud? Pues, salvo el saludo a la bandera de la visita de la viceministra de Salud, se nota que anda en otra. Lo increíble es que el mal ya empezó a propagarse a otros puntos del país, con lo cual las autoridades nacionales recién. Ni qué decir de las última declaraciones del Ministro Ugarte, que no cree necesario declarar una emergencia por dengue (!!!)

Lo que a mí me preocupa, también, es que haya gente que no quiera aceptar que estamos ante una emergencia sanitaria. No es apocalíptica, es cierto, pero sí es de consideración. La capacitación es insuficiente. Los profesionales de salud no están dando todo de sí. Además, la forma cómo se ha fumigado es deficiente, pues solo se ha llegado a la mayoría de viviendas (ojo, no a todas) pero de modo interno. Resulta contraproducente fumigar dentro de las casas, pero no hacerlo (o no hacerlo bien) en las calles.  Por otro lado, los recursos humanos y económicos son insuficientes. Habría que generar una cruzada real para que esto no persista, y en ello debería estar no solamente el gobierno regional, sino el gobierno central, los gobiernos locales y las instituciones privadas. Por cierto, algunos infectólogos que he consultado me indican que la emergencia debió haberse decretado por lo menos desde hace 4 semanas.

¿Qué esperan para declarar la emergencia?

AGENDA LGTB: MÁS ALLA DE LA UNION CIVIL

Durante las últimas semanas, se ha discutido la propuesta para reconocer la unión civil de personas con similar orientación sexual – iniciativa que respaldo –, apoyada por algunos candidatos presidenciales y por la solitaria voz eclesial de Gastón Garatea, frente a declaraciones homofóbicas.

Creo yo que dicha propuesta, aparecida en el plan de gobierno de Perú Posible, debería motivar una discusión más amplia acerca de la agenda pendiente de las personas con distinta orientación sexual en nuestro país. Demos una rápida mirada a los planes de gobierno para ver si existen otras propuestas para este grupo de ciudadanos.

Sorprende, por ejemplo, que el partido de la chakana no haya incluido dentro de sus propuestas otra iniciativa impulsada por el congresista Carlos Bruce: la penalización de los “crímenes de odio”, en particular, contra miembros de la comunidad LGTB. Este punto sí es rescatado por el plan de gobierno de Gana Perú, que también hace una mención genérica al reconocimiento de los “derechos humanos de las personas con diferente identidad sexual”. Una definición parecida aparece en el plan de gobierno de Fuerza Social.

Asimismo, militantes de Gana Perú han difundido en Facebook una agenda bastante amplia en la materia, que abarca consultas para un plan nacional, el reconocimiento de la identidad de género para las personas transexuales – punto compartido con Fuerza Social – y, en general, la incorporación de una perspectiva que incorpore la orientación sexual como eje de políticas ya existentes sobre lucha contra la violencia de género o la discriminación en general.

¿Y el resto de partidos? Que esta agenda no aparezca en los planes de gobierno de Solidaridad Nacional, Alianza para el Gran Cambio o Fuerza 2011 no sorprende, tanto por los personajes vinculados a sectores conservadores que aparecen en sus listas, como la poca importancia que, en general, dedican a temas de derechos humanos en sus propuestas. Las divisiones de criterio en la plancha presidencial de Adelante – un partido liberal – indican porque en su plan de gobierno no se menciona el tema.

Es importante que seamos capaces de discutir alturadamente sobre esta agenda. Y ello implica dejar de lado clichés, estereotipos y declaraciones altisonantes. Hablamos, finalmente, de derechos de ciudadanos peruanos.

PD: Mi solidaridad con Marco Antonio Vásquez por las expresiones en su contra vertidas en una entrevista anónima publicada en este diario, cuestión que espero no se repita.

(Columna aparecida en Diario 16 el 27.01.2010)

MAS SOBRE EL TEMA:

La Mula: Crisstian Olivera, director ejecutivo del MHOL, analiza los planes de gobierno en relación con la agenda LGTB

Otro repaso a los planes de gobierno sobre este tema en Menos Canas

En La Portatil, Nicolás Zevallos critica como se trata el tema por la prensa y los políticos

Sobre el tema, las columnas de Mirko Lauer, Fritz Du Bois, Raúl Mendoza y Juan Carlos Tafur

Un enfoque sobre el tema desde Boston por Alvaro Zapatel

(Imagen extraída de aquí)

CNM: UNA ELECCION PARA PONERLE LUPA

Tradicionalmente, los procesos de elección de jueces y fiscales, a cargo del Consejo Nacional de la Magistratura, han sido poco cubiertas en el país. El año pasado, a raíz de los escándalos que se produjeron en el proceso para Vocales y Fiscales Supremos, muchos recién pusieron la vista en este proceso y en la entidad que lo realiza.

Felizmente, este impulso no se ha perdido y a los tradicionales seguimientos del Instituto de Defensa Legal, este año El Comercio, Perú.21, La República, Diario 16 y Caretas han presentado información relevante sobre algunos de los postulantes, así como sobre el propio CNM.

Básicamente, los cuestionamientos están dirigidos hacia dos personas que postulan a plazas de vocales supremos: César Hinostroza Pariachi y Mateo Castañeda.

En el primer caso, tanto Caretas, Perú.21 y El Comercio, dieron cuenta de las resoluciones absolutorias que Hinostroza dictó en su carrera como juez – actualmente es vocal provisional en la Corte Suprema – en los casos Hayduk y “narcobuque”, ambos ligados a tráfico ilícito de drogas, las que, a pedido del actual presidente del Poder Judicial, César San Martín, merecerán una investigación en la OCMA a este magistrado.

Asimismo, también se refirió que Hinostroza, cuando ejercía su profesión de abogado, defendió a un ciudadano chino por narcotráfico. Años después, el caso llegó a sus manos, ya como magistrado.Y esto fue lo que pasó, según Caretas:

La procuradora Sonia Medina recusó a Hinostroza y pidió se aparte del proceso de su ex cliente “por decoro y ética”, pero éste se negó. El 7 de marzo de ese mismo año, Hinostroza, como presidente de la Segunda Sala Penal Superior del Callao, declaró nula la sentencia de 18 años de cárcel impuesta contra Jiang Wang y Hu Wang, y dispuso se les realice un nuevo juicio. Ambos fueron excarcelados y se les concedió el arresto domiciliario. Un año después se fugaron del país.

El caso de Mateo Castañeda es aún más sorprendente, pues, de acuerdo con la normativa vigente, no debería postular a este cargo, al no cumplir con los requisitos constitucionales. Esto mereció una tacha por parte del Instituto de Defensa Legal que fue desestimada en primera instancia y cuyo recurso de reconsideración está pendiente de resolución. A pesar de ello, hoy Castañeda fue entrevistado por el CNM y llegó hasta a defender el derecho a portar armas de modo libre.

Castañeda ha sido cuestionado por decisiones en temas de narcotráfico, como los casos Puna y Sanchez Paredes. En este último, indica El Comercio, Castañeda frustró las indagaciones sobre insumos químicos sobre este clan familiar.

En casos de derechos humanos, Castañeda tampoco ha tenido un buen desempeño. Señala el IDL:

Se ha puesto en conocimiento del Consejo la decisión que como fiscal adoptó en el caso Cantoral Benavides, un sensible caso de derechos humanos sobre el que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (la Corte) decidió, en el 2001, que se realicen las investigaciones para hallar a los responsables de la vulneración de los derechos de Cantoral Benavides, y aplicar las sanciones pertinentes. El dictamen de la Tercera Fiscalía provincial Penal de Lima, presidida entonces por el ex fiscal Castañeda, archivó definitivamente el caso, lo que en efectos prácticos es un incumplimiento directo a la sentencia de la Corte y de las obligaciones internacionales del país en materia de Derechos Humanos. La decisión mereció un “recurso de queja” de la institución civil FEDEPAZ.

Finalmente, en un caso que merece aún una aclaración pendiente, la procesada en el caso BTR Giselle Gianotti acusó a Castañeda de presionarla para incriminar a personas que no tenian nada que ver en el espionaje telefónico vinculado al caso Petroaudios. Castañeda negó las acusaciones. El caso es investigado en la Fiscalía Suprema de Control Interno.

Si estos cuestionamientos no llegan a ser esclarecidos, el CNM no debería nombrar a estas personas como fiscales supremos, cargos bastante delicados y con gran responsabilidad, pero cuya elección, a veces, no resulta ser la más seguida por quienes finalmente somos los destinatarios finales de su actuación: los ciudadanos.

MAS SOBRE EL TEMA:

Ernesto de la Jara: Nombramiento de Castañeda como fiscal supremo, ¿sí o sí?

(Imagen extraída de aquí)

EL RETORNO DE POPY

Esta semana, Fernando Olivera volvió al Perú y ha brindado varias entrevistas, aunque aún no se sabe que rol podría cumplir en los próximos años en la política peruana.

Olivera se fue en el 2006 peleado con sus ex aliados de Perú Posible, con el APRA (para variar), con un grupo político muerto para todo fin práctico – y con sus figuras ahora repartidas en varias tiendas – y en términos generales, con el rechazo general de una población que no le toleró prepotencias y gestos que deslucieron su rol como difusor del video Kouri – Montesinos.

De hecho, Popy sigue pagando las consecuencias de su errático quinquenio 2001 – 2006. El otrora vocero del antiaprismo (y antialanismo) más radical ha sido elegantemente enviado por Alejandro Toledo a un rincón – “hay sumas que restan” – y el resto de grupos políticos no lo quieren tener muy cerca.

Como menciona Mirko Lauer en su columna, Olivera tiene poco que ganar en un contexto en el que ya se capitalizó el descontento contra este gobierno, que los destapes provienen de lugares menos controvertidos – e ideologizados – y en el que el APRA cumplirá, gracias a sus propios errores, un rol menor en estas elecciones.

La única explicación posible para un retorno político de Olivera es que quiera ganarse algo con lo que César Hildebrandt pronostica hoy como posible destino de Alan García: al menos 10 juicios por casos de corrupción. El problema es que le haría un flaco favor a esas investigaciones si es que logra meterse en ellas, dado que el aprismo – con justificada razón – podría acusarlas como parcializadas.

Por lo demás, sin una visión del país de por medio, sin un grupo político al que pueda tener como capital, sin obras que exhibir y con un Alejandro Toledo diciéndole “gracias, Fernando, pero no gracias”, Olivera, por ahora, parece estar fuera de todo juego.

(Foto: El Comercio)

EL PROXIMO CONGRESO

Ayer Marco Sifuentes y Martín Tanaka presentaron dos buenas columnas acerca de un tema que se ha discutido en los últimos días: la conformación del próximo Congreso de la República. Las alarmas se han encendido, para comenzar, por la presencia de personajes de farándula y del deporte en las listas parlamentarias. Otros han protestado por personajes bastante polémicos por su performance pública o porque, en general, se ha privilegiado una mal entendida lealtad – o blindaje – a sus respectivos líderes.

Comencemos por la pregunta obvia: ¿está mal que se incluyan deportistas o artistas en la lista al Congreso? Per se, no. Contar con determinadas aptitudes físicas o artísticas no descarta de plano a un candidato y de hecho, hemos tenido malos parlamentarios con título profesional – eso descarta, para mi, aquella idea sobre el cartón como requisito para ir al Congreso -, como también a una actriz con trabajo destacado en el Congreso (Elvira de la Puente).

El problema está en lo que menciona Tanaka en su columna de ayer: la ausencia de una agenda parlamentaria de la bancada y por distrito electoral. Eso alienta las individualidades, incentivadas por la presencia del voto preferencial, que obliga a los candidatos a hacer campañas por figuras, no por partidos.

Un segundo punto es el que enfatiza Sifuentes: la sobreestimación de la inclusión de figuras populares en el Congreso: salvo las voleibolistas y los dirigentes de clubes de fútbol, la gente “de farándula” no logra ingresar. Debut y despedida: Susy Diaz, quien incluso terminó con juicios por supuestos favores de Montesinos. Grave error de cálculo de los partidos, que creen que poniendo a “figuras populares”, van a obtener más votos.

Personalmente, más que las figuras deportivas o de espectáculos, me preocupan las malas elecciones en ciertas listas parlamentarias. El caso del fujimorismo es, para mí el más emblemático, pues conjuga la vocación dinástica (el hijo, el médico, el publicista y ahora la enfermera), defensores de violadores de derechos humanos y hasta un ex seguridad de Montesinos que tuvieron que desembarcar. Y peor para sus intereses, fueron totalmente torpes al mandar a sus figuras representativas – Salgado, Chavez, Delgado Aparicio – a puestos irrelevantes en las listas, además de perder a su principal operador en el Congreso: Rolando Sousa.

¿Y los demás? Veamos, primero, los problemas de algunas listas:

Perú Posible: Si en Lima privilegiaron a ex funcionarios y a algunos buenos invitados, en provincias no la achuntaron. Poner a tres personajes cuestionados, que justamente recuerdan a los problemas de frivolidad del gobierno de Toledo, es mentar la soga en la casa del ahorcado. Peor, pero no tan comentado, ha sido colocar a Rómulo Triveño, ex presidente regional de Ica que no hizo nada por los damnificados del sismo en el sur. Estas malas elecciones le pueden costar puntos a Toledo en provincias.

Gana Perú: Ya ha sido comentado el caso de Javier Diez Canseco, además de varios cuestionamientos desde provincias por la elección interna.

Alianza Para el Gran Cambio: La fragilidad del PPC ha debilitado a la lista, debido a los lios internos de la agrupación, que incluso han terminado en comentarios contra la propia Lourdes Flores. Y los candidatos de los otros partidos de la alianza no son tan conocidos.

Solidaridad Nacional: Lista gris como el candidato. Y peor, con varios personajes que han pasado de un partido a otro: un auténtico rosario de tránsfugas. A ello se suma la fuerte denuncia de anoche en Panorama contra un integrante de su lista, por supuesta colaboración con una persona presuntamente involucrada en lavado de activos y estafa.

Cambio Radical: Disputando con el fujimorismo el título de peor lista. ¿A quienes incluyeron? Alex Kouri, Luis Giampietri, Edwin Donayre y José Luis Risco. Y para el Parlamento Andino, al empresario Mauricio Diez Canseco, conocido más por sus escándalos faranduleros.

¿Hay algo rescatable? Sí. Tanaka menciona un puñado de nombres de personas que podrían estar en el siguiente congreso:

De entre los grupos que a mi juicio han presentado listas más consistentes, ojalá fueran elegidos, de los que postulan en Lima, Henry Pease, Juan Sheput o Ronald Gamarra; Nicolás Lynch, Félix Jiménez o Jaime Delgado; Marisol Pérez, Luis Iberico o Güido Lombardi, entre muchos otros. Buenos candidatos hay: capaces al mismo tiempo de defender sus propias posiciones, y de buscar los consensos necesarios con las ajenas.

Yo sumaría a Mauricio Mulder (APRA), Javier Diez Canseco si postula (Gana Perú), Alberto Beingolea y Luis Galarreta (APGC), Gustavo Guerra García (FS), Carlos Bruce (PP), Raúl Mendoza (Adelante) como algunos de los nombres que podrían incorporarse a la lista de Tanaka. Existen buenos candidatos para elegir, más allá de lo que se ha puesto énfasis. Dependerá de los electores conocer las propuestas de cada lista y postulante.

Y por supuesto, es necesaria una reforma electoral para tener mejores opciones para elegir en el 2016. A ver sí le ponemos punche, de una vez por todas, a ese punto.

(Imagen extraída de aquí)

DIEZ CANSECO SIN VETOS

Tengo muchas discrepancias con Javier Diez Canseco, sobre todo, en el terreno económico y sobre su lectura de la izquierda peruana. Algunas de ellas y su cercanía a Ollanta Humala probablemente harán que no vote por él, en caso se termine presentando al Congreso. Pero sí me parece importante defender su posible postulación por varios motivos.

Hasta hace pocos días, Diez Canseco era bolo fijo en la lista de Gana Perú e incluso había concedido entrevistas explicando su agenda parlamentaria. Sin embargo, esta semana, su nombre no ha sido confirmado por Ollanta Humala en forma oficial. De hecho, hasta el momento de escribir este post no ha aparecido la lista completa del humalismo en Lima.

Han circulado las versiones de diverso tipo sobre vetos en contra de JDC, incluso señalando quienes serían los posibles autores de la “cerrada de auto” a su participación. Y ha comenzado a circular un comunicado de personalidades vinculadas a la izquierda defendiendo la postulación del conocido ex parlamentario.

Sin duda, no faltará un Aldo Mariátegui que celebre un posible veto. Pero para la gente que vaya más allá de sus pasiones y odios para entender la política, aqui algunos motivos por los que creo que JDC debería participar en esta elección.

1. Representatividad: Así como mi amigo Carlos Melendez defiende el derecho de participación del fujimorismo en elecciones – cuestión legítima, a pesar que no comulgue con sus ideas sobre el aggiornamiento de dicha agrupación -, lo mismo ocurre con el humalismo o con la izquierda radical. Es mejor que el espacio político radical sea ocupado por una agrupación política antes que por cualquier otra cosa que derive en espacios de violencia que ya conocemos. Y los inconformes con el modelo económico, si la votación así lo decide, podrían tener su espacio en el Congreso.

2. Lealtad: Desde este espacio he sido bastante crítico de la vieja idea de “la unidad de la izquierda”, que ha sido propugnada por Diez Canseco para apoyar la candidatura presidencial de Humala. Pero si hay algo que reconocerle es que se ha jugado por ese proyecto desde hace buen tiempo y que ha buscado darle cierto contenido.

3. Fiscalización: Si hay un valor agregado que puede dar Diez Canseco a su posible bancada es la experiencia que tiene en materia de fiscalización. La bancada nacionalista ha tenido algunos intentos en este sentido, pero han sido poco articulados y requiere de personas con experiencia en la materia. Y esto será necesario ahora que se pueden venir investigaciones mucho más profundas sobre los actos de corrupción ocurridos durante el segundo gobierno de Alan García.

Repito, no estoy de acuerdo con muchas de las visiones de Diez Canseco sobre el país y sobre la economía. Pero sería interesante que una persona que tiene una experiencia parlamentaria interesante pueda tener la chance de intentar convencer a los peruanos de votar por él. Esperemos que el veto no se consolide o que Humala tenga una buena explicación (y ajustada a la verdad) si es que finalmente no lleva a JDC en su lista.