PPC: Por fuera Flores…

Luego de la derrota electoral en Lima, el Partido Popular Cristiano tendrá que encarar una serie de definiciones, algunas de corto plazo, otras de largo aliento. Varias de estas definiciones pueden causar varios sismos internos.

Como encarar derrotas: En el 2006, Lourdes Flores señaló que perdió en la mesa. Cuatro años más tarde, cuando quiso ganar con impugnaciones, ha deslizado que su descalabro se debió a la falta de criterio del JNE. La acusación resulta falsa, dado que los criterios para observar un acta no son los mismos para declarar su nulidad. Pésimo discurso para cerrar una campaña.

Como ir hacia el 2011: Cuestión con tres problemas a definir: ¿Apoyan a Castañeda Lossio o postulan en solitario? Si van solos, ¿ponen candidato presidencial u optan por la lista parlamentaria? ¿Cuál será el rol de la presidenta del partido que ya dijo que no va a postular, pero que es fácil de convencer que “se inmole” por los demás?

Definiciones dirigenciales: Tanto este diario como otros medios han señalado la existencia de dos bandos claros: “los jerarcas”, más dedicados a la labor parlamentaria y que han acompañado el crecimiento político de Lourdes y “los reformistas”, pertenecientes a la generación inmediatamente posterior a Flores y que ya tienen algunos puestos en el partido. Ambos están en disputa en tres terrenos: la responsabilidad del fracaso electoral, los cargos internos y la ubicación en la lista parlamentaria.

Cuestiones ideológicas: Daniel Córdova – reconocido economista presentado como nuevo jale – mencionó que el PPC era el más fuerte partido de su sector ideológico. A Córdova se le percibe más liberal que la propia Flores, que revindica el socialcristianismo cada vez que puede. Y con ellos convive un sector poco proclive a la defensa de los derechos humanos, que es parte de la Doctrina Social de la Iglesia. Por tanto, ¿qué es el PPC en términos de ideas?

Más allá de Lima: Quizás el punto clave de sus derrotas nacionales. El PPC se ha jactado de sus 15 alcaldías distritales, regidores metropolitanos y distritales. ¿Y más allá de Ancón, Asia y Chosica? Ni un solo gobierno regional, ni una alcaldía en una ciudad importante fuera de la capital. Crisis aún peor que la de los demás partidos, que al menos ganaron algo más.

El país requiere de una derecha liberal, ¿podrá el PPC encarnarla? Está en manos de sus miembros definirlo.

(Publicado en Diario 16 el 28.10.2010)

MAS SOBRE EL TEMA

Juan Carlos Tafur: Lourdes sin sonrisa

Rafael Santos, reelecto alcalde de Pueblo Libre: “El PPC debe reestructurarse totalmente”

Marisol Pérez  – Tello: “Nos hemos equivocado muchísimo”

(Foto: Generacción.com)

Advertisements

VILLARAN: ADVERTENCIAS Y BUENA SUERTE

Susana Villarán ya ha sido reconocida por los políticos de todas las tiendas como la virtual alcaldesa de Lima. Su sorpresivo triunfo genera expectativas, pero también dudas en algunos sectores. Aquí algunos de los temas que se derivan de su victoria.

1. LA NECESIDAD DE CONCERTAR: Fuerza Social ha ganado, pero lo ha hecho en forma apretada. Villarán misma lo ha reconocido y ya ha puesto como una de sus prioridades la concertación de políticas públicas. Y no solo debe hacerlo por una necesidad electoral, sino también porque el estilo de su predecesor justamente era lo opuesto a ello y, a fin de cuentas, le hizo mucho daño a la ciudad con esta carencia.

¿Qué la ayuda en esta tarea? Las coincidencias en varios puntos de su plan de gobierno con el PPC, así como las posibles cercanías que puede tener con los regidores de Somos Perú, Restauración Nacional y, probablemente, Siempre Unidos. A ello debe sumarse la convocatoria a la Asamblea Metropolitana de Alcaldes que permita articular medidas en distritos demasiado fragmentados, tanto en su manejo como en la votación que hemos tenido.

Donde si puede tener más problemas en concertar – durante los primeros 7 meses – es con un Presidente con el que SV ha tenido serias diferencias políticas y personales, así como con un Presidente de Consejo de Ministros que mira con desconfianza a los aliados de Villarán.

2. LA CONFLUENCIA: Si hay un tema que Villarán deberá manejar con especial cuidado es el de la coalición de fuerzas de izquierda que la acompañaron en la candidatura. Desde algunos medios se teme que la mayoría ganada por SV pueda perderse, debido a que el MNI tomara su propio camino para las elecciones presidenciales.

He aquí un reto mayor. Si tanto FS, Tierra y Libertad, el MNI y Lima Para Todos pudieron ser capaces de adoptar un proyecto común para la alcaldía, deberán mantenerlo ahora que son gobierno. He allí un desafío particulamente interesante para un sector político acostumbrado a pelearse y dividirse por quítame estas pajas. Ello deberá ser acompañado, por supuesto, por una gestión eficiente, como veremos.

3. LA PRENSA: SABER RECOGER LAS CRITICAS: Sin duda, habrá un sector de medios conservadores que le harán la vida imposible a Villarán. Tanto Correo, Expreso y La Razón no dudarán en reventarla, tanto con los errores que puede cometer, como por las mentiras que van a inventar (como ya lo han hecho en la campaña).

Sin embargo, Villarán y FS tendrán que entender que no toda la prensa que los critique tiene una segunda intención, más allá de la de hacer notar errores o fundamentar puntos de vista distintos. Por ello constituyen serios errores las “descordinaciones” que tuvieron con Diario 16 y con Prensa Libre, en dos entrevistas que tuvieron que ser canceladas.

La nueva adminstración municipal requiere de un equipo de prensa realmente profesional, tanto para no quedar como improvisados (o políticos que no quieren responder), como para que Villarán pueda responder a periodistas incómodos en mayor medida que su antecesor.

4. LA GESTION MUNICIPAL: He aquí el mayor reto para Villarán y su equipo: demostrar que un grupo de izquierda moderna puede manejar una ciudad compleja como Lima.

Tienen un buen plan de gobierno en términos generales, cuentan con un buen equipo, pero requerirán de tacto para manejar una burocracia municipal que requiere una reestructuración a gritos.

También será necesario que muestren algunos resultados concretos en planes de transporte y seguridad ciudadana durante los primeros 6 meses, tiempo que nos puede indicar claramente cual será el acento de la gestión Villarán.

5. LA TRANSFERENCIA: He aquí otro de los problemas. Es claro que los hombres de Castañeda Lossio que quedan en la Municipalidad están poco proclives a entregar información – como durante los últimos 8 años – y que temen que una auditoría que comience a sacar anticuchos y chicharrones de la gestión 2003 – 2010 pueda afectar el futuro político de Castañeda. FS tendrá que ser firme en sus pedidos de información, dado que parte de una buena gestión dependerá del legado que les dejen.

Uno de los puntos que debe quedar más claro es la capacidad real de gasto y endeudamiento que tiene la Municipalidad, un misterio hasta ahora para los ciudadanos.

6. EL FUTURO DE FUERZA SOCIAL: Finalmente, el partido Fuerza Social deberá ser realista en sus aspiraciones futuras. Para ser claros, veo difícil que puedan repetir un triunfo en las elecciones del 2011. Su aspiración central deberá ser obtener una representación parlamentaria. Con los bemoles que puede tener, todo indica que una alianza con algún grupo más cercano sería más útil, tanto para tener congresistas como para mantener una inscripción que les ha resultado difícil de conseguir.

Buena suerte, señora alcaldesa. Va a necesitarla, al igual que mucho trabajo por esta ciudad.

MAS SOBRE EL TEMA:

Javier Torres Seoane: El doble reto de Fuerza Social

Augusto Álvarez Rodrich: No hay cheque en blanco para Susana

Mirko Lauer: Alas y buen viento

Marco Sifuentes: Susana llegó

La Portatil: Fuerza Social: Para mirar sus (inevitables) alianzas

(Foto: Perú.com)

EL LIO MACHU PICCHU – YALE FOR DUMMIES

Machu Picchu es el monumento arqueológico emblema de nuestro país. Y el próximo año se cumplirán 100 años desde que Hiram Bingham diera a conocer en todo el mundo.

Bingham es de los personajes más polémicos de la historia peruana. Investigador de la Universidad de Yale, se llevó a dicha casa de estudios “para cuestiones de investigación” un conjunto de piezas arqueológicas halladas en los restos arqueológicos. Piezas que hasta ahora no se devuelven al Perú.

Nuestro país ha pedido que se devuelvan dichas piezas hace varios años. De hecho, en el gobierno de Toledo, se pidió la repatriación, con la negativa de Yale. De hecho, se tuvo la perspectiva de un posible juicio sobre la materia y hay una serie de documentos que sustentan la posición peruana.

Y en este gobierno se siguió con el entuerto, que fue reactualizado por un polémico artículo de The New York Times de 2007. En ese artículo salieron tres cosas a la luz: a) Yale solo quería devolver algunos de los ceramios incas (que han servido para la formación de arquéologos), b) nos querian condicionar la devolución a la construcción de un museo en las condiciones que Yale quería y c) el negociador peruano era nada menos que Hernán Garrido Lecca, el polémico ministro de este gobierno.

Justamente Garrido Lecca puso en un serio problema al Estado peruano en relación con esta materia. Perú.21 recuerda hoy:

En conversación con Perú.21, el ex jefe del Instituto Nacional de Cultura (INC), Luis Guillermo Lumbreras, así como las estudiosas del tema María Elena Córdova y Mariana Mould de Pease, precisaron que, el 14 de setiembre de 2007, Garrido Lecca suscribió un memorándum que ponía en desventaja a nuestro país en su lucha por la repatriación de los cerca de cinco mil objetos que Yale se llevó en calidad de préstamo en 1911 y que hasta ahora se niega a devolver.

Lumbreras explicó que, en concreto, el Perú accedía a que la universidad utilice los tesoros peruanos por 99 años más y decida cuáles devolvería al país. También se comprometía a construir un museo en el Cusco para albergar la colección, que debía estar dirigido por Yale. “Esta misma propuesta fue rechazada cuando estuve al frente del INC. Pero Yale esperó el siguiente gobierno y logró que fuera suscrita (por el ex ministro). Hubo incompetencia porque se firmó sin consultar los antecedentes. Se puso en cero lo avanzado”, subrayó.

Afortundamente para el Perú, el error de Garrido Lecca no se consumó – aunque nos va a causar un dolor de cabeza, como veremos – y, de hecho, nos fuimos a un juicio civil sobre la materia en Estados Unidos. Comenta Eduardo Ferrero Costa, representante peruano en este proceso:

Eduardo Ferrero, procurador especial en el juicio civil que, en 2008, el Estado le entabló a Yale, enfatizó que el memorándum fue “inconveniente” para el país. En diálogo con Perú.21, aclaró que el documento fue preliminar y estaba sujeto a una ratificación, que, felizmente, nunca se produjo.

El señor Garrido Lecca negoció esos términos sin consultar al gobierno ni a los peruanos, y cuando el memorándum fue conocido por el Perú no fue aceptado. Nunca fue un instrumento legal obligatorio, no entró en vigor”, sentenció. Empero, comentó que aunque no tiene valor legal, el texto es usado por Yale como un argumento a su favor y con ello “distorsiona la verdad”.

El tema se reactivó este fin de semana con declaraciones del Presidente del Consejo de Ministros y del Presidente de la República. Resume La República:

Como se recuerda, el presidente del Perú, Alan García, anunció el domingo último una nueva campaña para lograr la devolución de decenas de miles de piezas retiradas hace un siglo de las ruinas en los Andes por el explorador Hiram Bingham, y entregadas a esa universidad en Connecticut (EEUU).

Asimismo, el primer ministro peruano, José Antonio Chang, comunicó antes que el país iba a iniciar una demanda penal contra la institución universitaria estadounidense, y García indicó que apoyaba esa decisión.

En realidad, la demanda penal sería a los representantes de la Universidad, por el presunto delito de apropiación ilícita. Por su parte, Yale ha considerado que nuestro pais quiere resolver “con amenazas” este problema que tiene cerca de un siglo.

Como vemos, este lío dista de acabar y creo yo que, a pesar de los deseos del gobierno peruano, veo bien dificil que para el centenario de redescubrimiento mundial de nuestra mejor cara al mundo, dichos restos estén de vuelta en el Perú.

MAS SOBRE EL TEMA

Un completo dossier en el blog del Morsa

(Imagen extraída de aquí)

GIROS ZURDOS

Ya casi confirmado el triunfo de Susana Villarán en la alcaldía de Lima, las agrupaciones de izquierda y centro – izquierda comienzan a echar sus cartas con miras a las elecciones generales de 2011.

Una primera idea que ha flotado en el ambiente es la de un revival de Izquierda Unida, con una “candidatura única de izquierda”, a fin de aprovechar tanto el triunfo de Villarán como la división de lo que llaman “la derecha” en varias candidaturas. Aquí encontramos a izquierdistas cercanos a Ollanta Humala como Nicolás Lynch, a personas que insisten en esta idea desde hace años como Javier Diez Canseco y la gente del MNI, así como otros activistas.

El problema es que esta idea tiene tres problemas de fondo: a) La idea de que Humala deba ser el candidato “natural” de este espacio, lo que no es compartido por muchos (sobre todo, por Fuerza Social y Tierra y Libertad), b) las distancias sustanciales en cuanto a temas claves del programa de gobierno nacional entre FS y las demás fuerzas de izquierda (Constitución, recursos naturales, modelo económico, relaciones internacionales, posiciones frente a Cuba y Venezuela) y c) Una mala lectura de las elecciones municipales y el triunfo en Lima.

Diversos analistas – Alvarez Rodrich, Basombrío y Pásara – coinciden en que el triunfo de Susana Villarán estuvo basado sobre todo, además de las circunstancias en que se produjo, en el carisma de la candidata y sus calidades personales, antes que en un programa de izquierda. De hecho, las encuestas registraban que el principal problema que tenía Villarán en el electorado era la falta de confianza en su entorno, no en alusión a su equipo técnico, sino a la presencia del MNI dentro de dicha “confluencia” (a pesar que Patria Roja maneja con eficiencia la Derrama Magisterial). Y en Fuerza Social tenían claro que, en temas nacionales, la distancia con sus aliados municipales era mayor.

Una segunda opción es la de abrirse espacios más al centro. Un sector de Fuerza Social intenta una alianza con Perú Posible, mientras que la gente de Tierra y Libertad intenta seguir en alianza con FS u optar por Acción Popular. Las ventajas estarían en alianzas con partidos de centro están en la posibilidad de poder pasar la valla electoral con cierta holgura, a fin de contar con una presencia parlamentaria, así como en el hecho de que varios cuadros de FS estuvieron participando en puestos técnicos en el gobierno de Toledo. La desventaja para FS y TyL con estas alianzas es que pueden perder su sentido de “novedad”, parte de lo que les permitió el triunfo conjunto limeño.

Un tercer punto es el planteado por Susana Villarán esta mañana: ir con una lista parlamentaria en solitario. La idea no parece mala, pero, sin la locomotora de una candidatura presidencial y con los problemas que ha tenido FS de asentarse en Lima y en provincias – a pesar de algunos buenos resultados como sus segundos lugares en Cajamarca y Huancavelica y su triunfo en San Martín (con los partidos regionales que conforman esta agrupación) -, esto parece ser más bien algo más complicado de realizar, sobre todo, cuando buena parte de los cuadros de FS estarán abocados a la tarea municipal.

Todo esto tendrán que sopesar los partidos de izquierda en el futuro inmediato. ¿Y en el mediato? Me parecen válidas las reflexiones de Romeo Grompone en torno a cinco puntos centrales: la defensa de las libertades, una posibilidad de generar una opción socialdemócrata, el aprendizaje del pasado reciente, la necesidad de ver a los diversos actores sociales (no solo gremios, también individuos) en un esquema de acercamiento que debe ser más amplio y menos sectario y la necesidad de una agenda política y social.

Si a esos puntos, se le suma una renovación en el repertorio de manifestaciones públicas – que alejan a algunos, sea por considerarlas “radicales” o “poseras” – y una eficiente gestión en la Municipalidad de Lima, puede que una centro – izquierda pueda tener una mayor presencia en el Perú. De lo contrario, seguirán supeditadas a la columna de opinión, el espacio onegero o el golpe de suerte bien aprovechado.

CREDIBILIDAD ELECTORAL

Si hay algo que no debe perder un organismo electoral es un capital mucho más valioso de lo que se piensa: la credibilidad.

Ya hemos comentado antes las razones de los retrasos en la entrega de resultados finales en las elecciones municipales en Lima – carencia de presupuesto y personal en los organismos electorales, miembros de mesa que nunca se presentaron, directivas de última hora – a las que se han sumado la distinta forma como los Jurados Electorales Especiales han venido procesando las actas observadas, así como la pésima comunicación de los organismos electorales.

Como lo hemos dicho antes, creo que hablar de fraude o irregularidades serias en esta elección es algo realmente exagerado. De hecho, en su comunicado oficial de ayer, Fuerza Social remarca nuevamente que no se suma al coro de sospechas, pero sí reclama por una demora que consideran exagerada. Y, salvo las suspicacias de muchos quienes no confían en nada ni en nadie, dicha posibilidad debe ser descartada.

Dicho esto, creo que todos los actores deben cuidar mucho lo que dicen y como lo dicen. Llamar a la posibilidad de un plantón de parte de la gente de FS, es aprovechado por sus rivales políticos y mediáticos para mostrarlos como desesperados, nerviosos o dispuestos a patear el tablero si no ganan – a pesar que la convocatoria va más por la demora que por una ventaja que vienen recuperando -. Responder con un mitin de parte del PPC es aún más torpe, así como lo es dar señales claras de que han perdido y desdecirse de ellas – todo para que Lourdes quede con mejor pie de negociación para el 2011, a pesar que todos saben lo más probable es una derrota -. Y de un sector de la prensa – de uno y otro lado – no cabe incitar ni a esperanzas que parecen ser vanas, ni a reacciones hepáticas por algo que no se ha producido.

Y ya en el tema de fondo sobre la credibilidad, los miembros de los organismos electorales deben ser mucho más claros y sinceros acerca de los plazos en los cuales se resolverá este proceso, así como en cuanto a las dificultades que se tiene en los organismos electorales. También se espera que peleen por un mejor presupuesto para el próximo año, que impida que tengamos los mismos problemas que en los comicios de este año.

Pero, sin duda alguna, hay un factor más a controlar para que vuelva la confianza en los organismos electorales: Alan García Pérez. Comenta Álvarez Rodrich:

El problema de fondo es la desconfianza por el comentario lamentable de Alan García de que él puede impedir el triunfo del candidato que no quiera, que en esta competencia es Villarán. Por más que luego el presidente haya ofrecido no interferir en la campaña electoral, lo cierto es que casi nadie le cree.

Si hay algo que el Presidente debe hacer, en lo que le queda de mandato, es mantenerse absolutamente neutral en comicios en los que está tentado a meter la mano, para blindarse de posibles acusaciones sobre acciones cometidas en este gobierno y poder volver en 2016. Que sus deseos personales sean antepuestos por algo más valioso: una elección limpia, justa y transparente, en la que todos podamos confiar.

MAS SOBRE EL TEMA:

Pedro Salinas: Incompetentes

(Foto: Perú.21)

EL ABANDONO DE LA NIÑEZ

Generalmente, los políticos se llenan la boca diciendo que una de sus prioridades es la niñez y la adolescencia. Y se llenan la boca con discursos y medidas acerca de los niños y adolescentes, pero es evidente que no existe una política pública en favor de este sector de la población peruana.

Patricia del Rio, quien cada cierto tiempo se ocupa de la poca atención que le prestamos a los ñinos, ha reseñado bien las noticias que, esta semana, han impactado en varios noticieros y programas periodísticos. De su columna de hoy:

A ver, solo en lo que va de la semana nos hemos enterado de que un hombre golpeó brutalmente a un niño de 12 años porque enamoraba a su hija de 13. Al pobre galán ni siquiera lo ampayaron chapando, bastó una simple conversa en la puerta de la casa para que lo agarraran a manguerazos. A Edison, de 10 años, tampoco le fue mejor: se le ocurrió la peregrina idea de rayar con un clavo el auto de Luis Percy Torres Oré, y se hizo acreedor a una golpiza salvaje que casi lo deja ciego.

Lo de la pequeña Andrea, de 8 años, es casi tan aterrador como indignante. A ella, su prima de 15 años la llevó donde Oscar Visalot Paredes, quien a cambio de 20 soles la fotografió desnuda y la violó en reiteradas ocasiones. Según las declaraciones de Andrea, y de otras 13 niñas, durante largo tiempo fueron seducidas, violadas y amenazadas por este sujeto que merodeaba a la salida de sus colegios. También las contactaba por Internet y las llevaba a tomar helados.

A Clinton Mayller, en cambio, no lo golpeó un adulto. Él fue blanco de burlas y ataques de sus compañeritos del colegio Micaela Bastidas, de Canto Grande, que no le perdonaban su origen provinciano. Un día se encontró con sus “amigos” en la calle y uno de ellos lo aventó contra al pista. Producto del violento encuentro, Clinton tiene la columna fracturada y hace seis meses que no camina.

Todos estos son problemas que no estamos afrontando en la sociedad peruana. Existen peruanos que siguen pensando que la única forma de ejercer autoridad con un menor de edad es con un buen par de golpes, tanto en el colegio, en la casa o en la calle. Tampoco venimos afrontando de modo adecuado la violaciones y acoso a menores de edad, más allá de los pedidos de pena de muerte y de la aplicación de penas altas a quienes cometen este execrable delito. De la gritería frente al depravado de turno no pasamos a trabajos de prevención en el colegio y en la casa para evitar situaciones de este tipo.

Y un terreno en el que la actuación estatal y privada ha sido realmente lamentable es en el del bullying. Ha sido una situación que hemos tomado como “normal” y padres, maestros y psicólogos – donde los hay – no hemos tomado cartas sobre el asunto. El Comercio explica en que consiste:

El “bullying” es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico entre escolares. Se da, principalmente, en el aula y patio de los colegios. Es una suerte de “tortura” metódica y constante en la que el agresor somete a su “víctima”, con la indiferencia, burla o complicidad de otros compañeros. Genera baja autoestima, somatización, depresión, deserción escolar y bajo rendimiento. Por lo general los agresores son incapaces de ponerse en el lugar del otro, tienen poco control emocional y necesitan ejercer poder. En cuanto a las víctimas, estas carecen de las herramientas emocionales necesarias para afrontar la situación. Quienes se convierten en “punto” de los agresores son impopulares, la ansiedad los hace faltar a clases, evitan relacionarse con sus compañeros, presentan marcas de golpes, a menudo se les desaparecen sus cosas y tienen fuertes cambios de conducta.

¿Hasta cuando aguantaremos esto?

(Imagen de Ricardo Figueroa, extraída de aquí)

¿DEVOTOS O A LA CAZA DE VOTOS?

Soy católico e intento vivir de acuerdo con mi fe. Y cada octubre acudo a la procesión del Señor de los Milagros, tanto por tradición como por la devoción a dicha representación de Dios. Es una opción estrictamente personal, en la que el Estado no debe tener interferencia alguna.

Pero esta semana el gobierno se quiso subir al anda como un vehículo para subir su popularidad. En plena procesión, el Presidente de la República promulgó la Ley N° 29602, que consagra al Señor de los Milagros como “Patrono de la Espiritualidad Religiosa Católica de la República del Perú”.

La Ley es discutible desde el punto de vista jurídico. La Constitución garantiza la libertad de culto y, si bien reconoce el papel de la Iglesia Católica en la formación histórica del Perú, también prohíbe los tratos desiguales. Por tanto, no se ha respetado a los creyentes en otras religiones como a quienes no profesan fe alguna.

Los apristas – promotores de la norma – también olvidaron que su líder se opuso a una maniobra similar de Leguía en 1923, confirmando que han mandado a Haya al museo.

Como era de esperarse, la promulgación de la norma ha desatado las protestas de un sector de las iglesias evangélicas, con quienes el APRA tradicionalmente ha mantenido una buena relación. El Presidente había acudido en estos años a las ceremonias organizadas por estas confesiones para Fiestas Patrias.

Esta Ley es también debatible en sus fundamentos. Según se ve en las respectivas exposiciones de motivos de las iniciativas que la formaron, los argumentos centrales son el reconocimiento de una tradición religiosa y la promoción del turismo. Para lo último solo bastaba una política de mayor promoción internacional por parte de Prom Perú. Lo primero sólo corresponde a quienes profesamos la fe católica.

Todo ello se produce en un contexto en el que las relaciones del Presidente con el sector más conservador de la Iglesia Católica han sido bastante fluidas, cuestión contraria a la ocurrida con sacerdotes opuestos a las posiciones presidenciales sobre derechos humanos y el manejo de la relación con las comunidades indígenas. Lo mejor para la Presidencia como para la Iglesia es mantener una relación respetuosa pero distante.

Aprovechar una legítima manifestación religiosa para subir puntos en las encuestas no sólo es inútil, sino que termina siendo insultante, tanto para creyentes como para quienes no lo son.

(Publicado en Diario 16 el 21.10.2010)

MAS SOBRE EL TEMA:

Augusto Alvarez Rodrich: Espritualidad morada

(Caricatura: Carlín para La República)