A UN AÑO DEL PETROGATE: NUEVAS REVELACIONES

Hoy se cumple un año desde que se conocieron los primeros Petroaudios, que destaparon el mayor escándalo de corrupción de este gobierno. Lo que comenzó siendo un escándalo producido por las intereferencias indebidas en una licitación de lotes de petróleo – y que aportó las palabras “faenón” y “honorario de éxito” al vocabulario de la política peruana -, termino siendo, de un lado,  una trama de negocios que involucraban diversos sectores y a altos funcionarios de este gobierno y, del otro, un episodio de espionaje industrial que reveló la privatización de los servicios de seguridad y las malas prácticas empresariales y estatales en un contexto de alto crecimiento económico.

Colocados en este escenario, la revelación más importante de los últimos días se produjo el viernes en Prensa Libre. Carlos Hidalgo presentó el listado de clientes públicos y privados de Business Track, un elemento que, si bien no implica en todos los contratantes la comisión de actos delictivos, si va a servir para dilucidar la pregunta de fondo de este escándalo: ¿Quién mandó a espiar y por qué? Veamos el reportaje:

Se requiere una investigación profunda en estos aspectos. Como se recordará, la hipótesis de investigación que se tiene sobre este tema es que no fueron los negocios petroleros los que desataron el espionaje, sino que, en realidad, se vinculó a las relaciones de altos funcionarios de este gobierno con empresas mexicanas vinculadas al cemento y a la banca.  Como nos indicó una fuente esta semana, en la empresa mexicana relacionada con el negocio cementero están plenamente convencidos que el espionaje vino de un competidor.  Uno de ellos lo ha negado en el reportaje anterior. Este hecho es quizás uno de los que deba investigarse más exhaustivamente.

En hechos conexos, ha vuelto a tomar relieve el rol que ha tenido César Gutiérrez, ex presidente de Petroperú, en toda la operación de los lotes petroleros. La atención mediática se ha centrado en las versiones contradictorias acerca de la relación que Gutiérrez tiene con Lili LeMasters, ex traductora y representante de Discover Petroleum, la empresa del faenón. (Ver más sobre ella en un reportaje del Utero de Marita y en un post de diciembre de 2008 en este blog).

Pero las revelaciones más importantes no vienen por esta suerte de Melrose Place de la corrupción, sino por los reales vínculos de Gutiérrez con la gente de Discover. Vía El Comercio:

El Comercio obtuvo información sobre que Gutiérrez Peña —y él la confirmó en una entrevista con este periodista— se reunió en su despacho hasta en 17 oportunidades con representantes de la empresa extranjera, como el noruego Jostein Kjaerstad, el dominicano Fortunato Canaán, el mexicano Mario Díaz Lugo y los peruanos Ernesto Arias Schreiber y León Alegría entre octubre del 2007 y setiembre del 2008. Es decir, antes de la convocatoria pública de Perú-Petro, que se efectuó el 6 de mayo del 2008.

No solo eso, Gutiérrez llegó a reunirse con Rómulo León fuera de la sede de Petro-Perú. La cita se efectuó el 31 de mayo del año pasado en la casa de Miguel Atala Herrera, vicepresidente de Petro-Perú. Fue solicitada por el propio León Alegría, quien concertó la cita con Gutiérrez a través de su correo electrónico. En esa comunicación, León se dio el lujo de establecer los puntos que se iban a tratar, uno de los cuales era el de la empresa noruega y su interés por los lotes petroleros.

Gutiérrez Peña confirmó dicha reunión en la casa del vicepresidente Atala, pero negó que allí se hablara sobre el tema de Discover. Este Diario, entonces, le preguntó al ex alto funcionario si era normal que dos integrantes del directorio de la estratégica empresa estatal —que entonces tenía negociaciones con gigantes de la industria como Petrobras (Brasil), Reliance (India) o Pluspetrol (Argentina)— se reunieran en un inmueble particular con un personaje que representaba a Discover, que ponía la agenda a tratar, la fecha de la cita y el lugar del encuentro. Gutiérrez respondió: “Yo normalmente no iba, pero aquí había un tema controversial (debido a las otras empresas que León asesoraba)”.

Este, sin embargo, no habría sido el único hecho extraño propiciado por Gutiérrez. El 22 de julio del año pasado, recibió a la delegación de Discover (encabezada por Kjaerstad e integrada por León y Lemasters, entre otros). Luego de la cita le pidió al ingeniero Luis Suárez López, jefe de la Unidad de Exploración de Petro-Perú, que acompañara al personal de la compañía extranjera a las oficinas de Perú-Petro para que conversaran con los funcionarios que tuvieran que ver con el tema de su calificación preliminar. Al respecto, Gutiérrez justificó su proceder diligente argumentado: “Eso siempre se hace”.

Estas reuniones ocurrieron sin conocimiento del gerente general de Petro-Perú, Miguel Celi, también procesado por este caso, al igual que Gutiérrez. Celi dijo a El Comercio que recién se enteró el 7 de agosto del 2008 de la intención de los noruegos de asociarse con ellos para participar en la convocatoria de Perú-Petro. Pero hay más. El 20 de agosto —dos días después de que fracasaran las posibles asociaciones con Reliance y Pluspetrol, que también estaban interesadas en la convocatoria— Gutiérrez se reunió con la delegación de Discover y decidió agruparse con ella. Todo ocurrió aquel día, en cuestión de horas, sin evaluar a esta empresa y solo confiando en la cuestionada clasificación que había pasado en Perú-Petro. Inmediatamente, ambas entidades enviaron un comunicado a esta última institución, en este informaban que iban a participar en la buena pro de los lotes petroleros.

Fue tan apresurada y hasta informal la asociación que cuando esto ocurrió, ni Petro-Perú ni Discover habían acordado el porcentaje exacto de la participación que iban a tener cada una en dicho consorcio. Recién el 4 de setiembre (14 días después del acuerdo inicial y seis días antes del anuncio de los ganadores del concurso), ambas entidades finiquitaron las negociaciones.

En resumen, el proceso en sí mismo fue irregular, no solo por el cambio en las bases técnicas, sino en el mismo procedimiento de asociación entre la empresa petrolera estatal y su par privada noruega. Estos son los reales elementos de juicio que Gutiérrez debería aclarar, más allá de las contradicciones de fechas sobre desde cuando estuvo con su pareja sentimental. Y, por supuesto, este es el centro del tema judicial que lo involucra junto a otras 13 personas. Ojo, estos datos habían sido ya comprobados por la Contraloría cuando estalló el escándalo y fueron dados a conocer por Perú.21 en su momento.

Finalmente, ayer Cuarto Poder presentó evidencia que confirmaría que Francis Allison no habría hecho asesorías para Business Track, sino que habría utilizado a este empresa como fachada para otros ingresos. Se presentaron una serie de vouchers de depósito en la cuenta de la empresa de seguridad firmados por Juan Abusabal Villegas, ex prefecto de Lima, quien dejaba plata en este cuenta un día antes que Allison pasara por caja. El ex ministro y ex alcalde había mencionado que Abusabal fue la persona que le presentó a Carlos Tomasio de Lambarri, uno de los directivos de la cuestionada empresa.  Con esta revelación, Allison se mete en un lio más grueso, que podría involucrar, incluso, una investigación por lavado de activos.

Como vemos, este caso aun tiene varias cosas que desentrañar. Y no son petróleo, precisamente.

MAS SOBRE EL TEMA:

Augusto Álvarez Rodrich: La Divina Comedia

Fritz Du Bois: Feliz cumpleaños “faenón”

8 thoughts on “A UN AÑO DEL PETROGATE: NUEVAS REVELACIONES

  1. En todas las latitudes del planeta donde se han impuesto las fórmulas extremas del modelo capitalista neoliberal se han sucitado gravísimos actos de corrupción.

    La violencia, la antidemocracia y la corrupcción son tres infaltables ingredientes del cocktail neoliberal.

    Violencia en tanto lo que propugna esta doctrina ( reducir salarios, precarizar el trabajo, privatizar todo y recortar el gasto social al máximo) no puede ser aceptada por la gente en condiciones normales.

    El Neoliberalismo para imponerse necesita de violencia contra la población y un estado grave de pánico entre la población.

    El Neoliberalismo necesita un escenario absolutamente antidemocrático para ser llevado a cabo.

    El Neoliberalismo provoca, siempre, corrupción por doquier.

    Con el asunto de los petroaudios hablamos de esta variable, la corrupción.

    Corrupcción en un país informal, chicha y gobernado por un comprobado delincuente que tiene como antecedente muy próximo la dictadura de otro hampón de marca mayor como el criminal japonés Kenya Inomoto Fujimori (a) ” presidente” ó “ingeniero” ó “chino rata” dictadura en la cual se abrió la trocha del capitalismo neoliberal en el Perú.

    Ahora en este nuevo capítulo surgen las miasmas, la podredumbre, la pus que aniega al Poder Judicial, que para cualquier observador imparcial , es una rueda auxiliar del podrido régimen del panzón García.

    Patético el papel de Javier Villa Stein, presidente de la Corte Suprema, defendiendo a capa y espada a su pataza del alma García Pérez con el sonsonete de que:

    “No hay que politizar el tema de los petroaudios”

    ¿Porque digo “pataza”?

    …no concurría acaso el panzón a festejar los cumpleaños de Villa Stein ?? que lo cuente Víctor Raúl Tamayo…

    Tan patético como el pobre César Vega Vega, presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima, uña y mugre con Alan García.

    Lo cierto es que aquí hay una corrupcción completa que involucra a grandes corporaciones y a políticos hampones, ayudados de jueces venales.

    Me gusta

  2. Esta claro que magistrados y funcionarios del Ejecutivo de alto rango y muy próximos al Presidente, como Luis Giampietri y Jorge del Castillo, están involucrados en los escándalos del chuponeo y los petroaudios. Pero en vez de ser transparentes y probar su inocencia -que debería ser intachable y a prueba de balas por la confianza que el Peru ha depositado en ellos-, son los primeros que salen a dar declaraciones esquivas y a titulo personal, sin mostrar ninguna prueba, y atacan a quienes cuestionan su conducta y presunto nexo con los delitos perpetrados.

    O sea, se ataca al mensajero porque no se puede revertir el mensaje. Vega Vega, Del Castillo y Giampietri han saltado a la palestra porque hay indicios claros de su autoria delincuencial. Los 3 tienen la obligacion moral de limpar su mala imagen o dimitir a sus puestos inmediatamente.

    Me gusta

  3. LA OLIGARQUIA MANDO CHUPONEAR A LA PANDILLA APRISTA
    Como se recordara, pese a los ascos que le hicieron al APRA, finalmente en la 2ª vuelta del 2006 hicieron propaganda por Alan, prefirieron esa costra a perder sus privilegios. Por ello inmediatamente implementaron la red de chuponeo para tenerlos controlados si se salían del libreto acordado (léase negocios) y cuando se salieron les cayo la parca. El chuponeo fue a todos los apristas con poder de decisión. Ese pacto explica como pese a las evidencias en el congreso les perdonaron a los ministros visitantes a la suite de canaan.
    Una vez, mas junto a los vladivideos, los petroaudios son difundidos como el resultado de la pugna de grupos de poder por repartirse el país.

    Me gusta

  4. Sin dudas el Perú es un país mafioso. Es mafioso no precisamente por nuestras bandas de narcotraficantes,o por nuestras bandas de secuestradores, tampoco por nuestras bandas de asaltantes, estos solamente son los hermanitos menores de la mas grande banda que opera en el sistema de gobierno que tenemos.

    Como es normal dentro de la actividad gansteril, estos CAPOS siempre se vigilan unos a otros por que cada uno quiere parte del BOTIN (Perú) que ellos consideran le corresponde.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s