MANTA Y VILCA (O COMO JUDICIALIZAR VIOLACIONES SEXUALES)

Hace algunas semanas, los peruanos, de modo simbólico, pudimos ver las secuelas del conflicto armado interno en las mujeres, a través de La Teta Asustada, película de Claudia Llosa que, a partir de lo simbólico, nos mostró esta dura realidad.

Además de sus méritos artísticos, como lo comentamos por aquí, uno de los valores extra-cinematográficos de la película es el haber puesto en la agenda pública la situación de las mujeres afectadas por la violencia de aquellos años.

El caso emblemático: las denuncias por violaciones sexuales en las bases militares de Manta y Vilca, ubicadas en Huancavelica, las cuales se produjeron por once años como un patrón claro de vulneraciones del derecho a la libertad sexual. ¿Por qué se produjeron? Para “castigar” a sospechosas de pertenecer a Sendero Luminoso, como una forma de detener los reclamos de las mujeres por las desapariciones forzadas de sus esposos, pero, en suma, por considerar a la mujer como un mero objeto al que se despojaba de humanidad. Por ello es tan importante el enfoque de género en procesos de justicia transicional, dado que permite visibilizar como se afecta, de modo distinto, a hombres y mujeres durante un conflicto armado o dictadura.

La semana pasada, diez miembros del Ejército Peruano fueron comprendidos en la investigación judicial del caso Manta y Vilca, lo que representa un significativo avance en el procesamiento de este caso. El documento que abre la instrucción también es bastante valioso. Comentan los abogados del Instituto de Defensa Legal, quienes patrocinan el caso:

El auto apertorio de instrucción emitido por el magistrado Segismundo León, Juez del Cuarto Juzgado Penal Supraprovincial, constituye un documento de avanzada que concuerda la normatividad y jurisprudencia nacional e internacional (Tribunal Penal Internacional para la Ex Yugoslavia y Ruanda) para reconocer que si bien estos hechos constituyen un delito de violación sexual, dado el contexto en que se desarrollaron adoptan la categoría de crímenes de lesa humanidad y en consecuencia son imprescriptibles.

Así ha señalado que “(…) con respecto de la vigencia de la acción penal, debe tenerse en cuenta, que conforme a la descripción del contexto social y político dentro del cual se habrían producido las violaciones sexuales que se dan cuenta, estas constituyen delitos de lesa humanidad, conforme a la descripción que la comunidad internacional viene dando a este tipo de delitos y que en este ámbito se ha venido construyendo, y se sigue construyendo; así por ejemplo, el estatuto de Nuremberg aportó la primera enunciación de los elementos que caracterizan a un crimen como de lesa humanidad, sin desconocerse, como ya se dijo, que la tipificación de dichos delitos se encuentran en permanente evolución jurisprudencial (…)”.

El carácter de imprescriptible de los delitos de lesa humanidad ha sido desarrollado por abundante jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, así como por la propia Sala Penal Nacional. Esta última reconoce en el “caso Cayara” que, pese a no procesarse algunos delitos con la calificación internacional que se prevé en el contexto que se cometieron, ello no obsta para que sean reconocidos como una grave violación a los derechos humanos, en consecuencia, un delito de lesa humanidad que cobra el carácter de imprescriptible.

Sin duda, esto es un gran avance, pero aun quedan pendientes varios elementos.

En cuanto al caso de Manta y Vilca, cabe señalar que solo se han denunciado 7 de los casos individualizados y aun está pendiente en la Fiscalía Supraprovincial Penal de Huancavelica la investigación de más casos. En ello, la negativa del Ministerio de Defensa a entregar los datos de los militares comprendidos en esta situación sigue siendo uno de los principales obstáculos a vencer.

Otros problemas se refieren a los medios probatorios. No solo me refiero aquí a las pocas denuncias que  se han hecho sobre esta materia, en la que el miedo es el mayor paralizador, sino también a las dificultades propias de probar los delitos contra la libertad sexual. Este fin de semana, que estuve por Ayacucho, varios magistrados penales indicaron que uno de los mayores problemas que tenían se encontraba en este tipo de delitos, dado que, de un lado, se tenía que usar correctamente la prueba indiciaria y, de otro lado, se tenían altas cifras de denuncias no sustentadas de este tipo de casos. Ello nos muestra que es necesario un trabajo mayor en capacitación en el trabajo para la investigación y procesamiento de estos delitos.

Por supuesto, es necesario que el Poder Judicial y el Ministerio Público se aboquen también a investigar las violaciones sexuales cometidas por miembros de Sendero Luminoso. El patrón de las mismas, sobre todo, estuvo concentrado en la población ashaninka. En estos casos, las violaciones se produjeron para que los niños tuvieran padres senderista y, por tanto, dicho pueblo amazónico pudiera ser cooptado por la agrupación subversiva.

Finalmente, es necesario recordar también otras formas de violencia sexual que se presentaron fuera del conflicto armado interno y que es necesario investigar y sancionar. De un lado, las esterilizaciones forzadas cometidas durante el gobierno de Alberto Fujimori – muchas de las cuales fueron denunciadas por la hoy congresista Hilaria Supa – y, de otro lado, el caso de violaciión de la cadete FAP Paola Bazán, ninguneado por el Ministro de Defensa y dilatado ad nauseam por el principal implicado en el caso. Ello, amen de los cientos de casos de violación que han quedado impunes, como el de Milady Rojas.

Sin duda, es necesario volver la mirada hacia estos casos que, por miedo o por encubrimiento, quedan en un manto de invisibilidad e impunidad.

0 thoughts on “MANTA Y VILCA (O COMO JUDICIALIZAR VIOLACIONES SEXUALES)

  1. e inclusive el articulo 319 del codigo penal, desde 1998 sanciona el genocidio, el cual, en una de sus modalidades sanciona el impedimento, de cualquier modo, de nacimientos dentro de un grupo social, etnico,r eligioso, etc. Ese caso, todavia no pasa por el filtro de chile. ¿Alquien sabe cuando se amplia la solicitud de extradiccion?

    Me gusta

  2. Osea una mujer violada por un terruco nunca tendrá una indemnización, mientras que una violada por un militar se forrará de billetitos porque lo suyo fue de lesa humanidad, no como la otra pobre tontita que fue violada por un pobre diablo terruquito que no encaja en la brillante definición construida por los caviares. Sospecho que de la noche a la mañana aumentarán los casos de mujeres violadas por militares. No hay duda, los derechohumanistas son campeones a la hora de chuparle dinero a los cooperadores internacionales.
    Sobre las mal llamadas esterilizaciones forzadas, si prometen su billetito a cada mujer que quiere denunciar que la obligaron a hacerse la ligadura de trompas, otra vez tendrán filas y filas de mujeres pobres que querrán ganarse alguito. En nombre de las mujeres pobres y todo ese cuento, los caviares recibirán suculento dinero de los despistados cooperadores. Que bien que los caviares instrumentan la pobreza en función de sus cada vez más abultadas cuentas bancarias.

    Me gusta

  3. y que es un caviar r miranda… que te caen tan mal. (que bueno que ejercites tu libertad de expresion. Imposible en los ultimos años de fujimori). Ojala que la razon y correo abrieran sus paginas, o que exista algun blog fujimorista (lo hay) que no parezca el de alguna barra brava. Lo de las indemnizaciones : ¿oe, y como le cobras a sendero? ¿tienen una cuenta o algo?

    Me gusta

  4. no r miranda, se autoligaron, a lo martha chavez. Esas denuncias existen desde hace mas de catorce años. Pero que se puede esperar de alguien que afirma que los quince millones de fujimori en el caso de la cts conforman una conjetura.

    Me gusta

  5. Que bien que los caviares instrumentan la pobreza en función de sus cada vez más abultadas cuentas bancarias. Bueno, si hablamos de utilizacin de la pobreza, fujimori se las lleva. Te acuerdas cuando desde el Pronah, se llevaban a las señoras a los mitines de fujimori, o que el propio jefe del pronah postulo al congreso, dando leche con su fotografia a lo humala dando atunes con su cara. que tal almeja. oe que ofrece keiko ¿lucha contra la corrupcion? ¿creacion de empleo?

    Me gusta

  6. Según el razonamiento de Pongo pygmaeus Miranda las mujeres que fueron violadas por un terrúco son unas tontitas y las que fueron violadas por un militar esas son unas vivisas. Según P.p. Miranda incluso habrá mujeres de nuestros grupos étnicos que por un billete se harán pasar por mujeres ultrajadas.

    Es bien sabido que toda persona percibe e interpreta las cosas y el mundo según lo que uno ha visto en su vida desde niño y el ejemplo que le dieron sus padres y/o educadores. Sin embargo estoy absolutamente seguro que incluso la progenitora de P.p. Miranda se avergonzaría de las opiniones desaguadas aquí por este individuo.

    Nuevamente, líneas más abajo vuelve a verter sus opiniones como si fueran sustancias gaseosas subproducto de procesos de descomposición – que forma mas rara en la que funciona el cerebro de este señor – diciendo que por otro billete las mujeres pobres harían cualquier cosa, en este caso decir que las esterilizaron a la fuerza. Nuevamente parece que algunas féminas del mundo de Miranda le han hecho creer que una mujer es capaz de hacer cualquier cosa por dinero sobre todo si es pobre.

    O quizás es que las únicas mujeres que frecuente este tipo y que lo pueden soportar lo hacen por razones puramente económicas.

    Por si no se han dado cuenta, aquí este representante de la especie más representativa de Borneo, no ataca a los violadores ya sean terrúcos o militares, o hace un razonamiento sobre los procedimientos para resarcir a las victimas según las circunstancias de los delitos cometidos contra ellas. NOOOOOOOO por favor!!! Llas victimas aquí son las vivas, las tontitas, probablemente unas trabajadoras de la calle que ahora se quieren beneficiar.

    Ya seria el colmo que P.p. Miranda me acuse de recurrir al insulto después de su comentario que ha marcado nuevos récords de la bajeza humana a escalas que hasta ahora manejaban solo físicos que estudian fenómenos subatómicos.

    Me gusta

  7. Juan García:
    De ninguna manera responderé a tus agravios. Es evidente que cuando se terminan las ideas empiezan los agravios.
    Mi comentario anterior no hacía sino llevar hasta sus últimas consecuencias la última hazaña caviar en relación con los delitos de lesa humanidad. No me importa mucho la gritería del escuadrón de lo políticamente correcto, ni el modo hipócrita como se rasgan las vestiduras cuando alguien contraría sus endebles construcciones mentales. El caso es muy simple, y para que lo entiendan lo voy enunciar despojándome, lo más posible, del tono sarcástico de mi anterior comentario (Los caviares siempre son así de literalistas, una metaforita cargada de ironía los saca de quicio):

    1. Toda violación es un crimen terrible contra un ser humano.
    2. Todo violador comete un terrible crimen contra la vida y la integridad de otro ser humano.
    3. Toda víctima de violación merece recibir la ayuda necesaria que haga posible su recuperación.
    4. Establecer que las mujeres violadas por militares han sufrido un delito de lesa humanidad significa decir que las que fueron violadas por civiles no han sufrido un delito de lesa humanidad.
    5. El crimen de violación es igualmente repudiable, lo cometan militares o civiles.
    6. O se establece que toda violación es un delito de lesa humanidad o se establece que ninguna lo es, lo demás es pura ficción caviar.

    En relación con el aprovechamiento económico y político que hacen los caviares de las reparaciones económicas, sólo presento este video de Utero TV:

    Vean especialmente el minuto 1:32, donde una mujer denuncia que asiste a la convocatoria de la CVR por promesas de “apoyo” (eufemismo para decir “dinero”). La pobre mujer pasa hambre y frío en Lima, tiene que soportar las soporíferas ceremonias caviares sólo para recibir su “apoyo”. Estos caviares son una verguenza, y después tienen el cuajo de hablar de clientelismo de bolsitas de arroz de hace diez años.

    Me gusta

  8. En verdad es impresionante la habilidad de los caviares al convertir en dólares o en euros contantes y sonantes este tipo de casos, usando el cuento de “crímenes de lesa humanidad”.
    Mientras otros buscan ser emprendedores poniendo una empresa o buscar un trabajo decente y productivo, los caviares a punta de juicios por “crímenes de lesa humanidad”vienen armando toda una millonaria industria.

    Provecho!, eso sí, no se olviden de compartir los millonarios ingresos de la cooperación internacional con las víctimas, no vaya a ser como el caso del Sr. Camaná; al cual explotaron su imagen al máximo y el pobre hombre nunca vio ni un céntimo por el uso de su imagen.

    Me gusta

  9. “o como la otra pobre tontita que fue violada por un pobre diablo terruquito que no encaja en la brillante definición construida por los caviares.” osea que la otra fue una vivaza. ojala no tengas hermanas. ¿que ofrece keiko. lucha anticorrupcion, empleo?

    “En verdad es impresionante la habilidad de los caviares al convertir en dólares o en euros contantes y sonantes este tipo de casos, usando el cuento de “crímenes de lesa humanidad”.” Cuento de lesa humanidad. Osea, denuncias de hace mas de doce años sobre el trato como ganado de las mujeres de la sierra…..caviares.. ,malditos caviares. (¿que es un caviar? ¿basta ser antifujimorista para ser caviar? ¿pobrecitos los fujimoristas, inventandose enemigos?

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s