LAS NOVEDADES DEL PETRO-CHUPON-GATE

Pensé que pasaría bastante tiempo en volver a escribir sobre este tema, pero esta mañana, regresando de Ayacucho, revisé El Comercio y me tope con lo siguiente:

La empresa de seguridad Business Track (BTR), que tenía como directivos a los oficiales de la Marina Elías Ponce Feijoo y Carlos Tomasio, no solo se dedicaba a la interceptación telefónica ilícita, sino también al seguimiento de potenciales objetivos (políticos, empresarios y altos funcionarios de empresas privadas) para fines no del todo conocidos hasta el momento. Esto se desprende de la extensa declaración instructiva que Ponce brindó hace unas semanas ante la jueza María Martínez, y a la que tuvo acceso El Comercio.

Esto del seguimiento no es nuevo. Como hizo notar hace algún tiempo Roberto Bustamante, no solo hacían seguimiento, sino que también se infiltraban en organizaciones políticas de izquierda:

¿Por qué tenía y a qué se refiere la ayuda memoria (sobre temas de inteligencia) de fecha 4 de setiembre del 2007?
Ese documento contiene información que me proporcionó un colaborador que capté durante mi época de oficial de la Marina de Guerra, el cual ahora se encuentra infiltrado en la organización Coordinadora Continental Bolivariana (CCB). La información que se me proporcionó, ya resumida, se la entregué a un político amigo.

Volvamos a la revelación de hoy. ¿Quiénes fueron los objetos del seguimiento?

En esta memoria portátil se encontraron archivos y fotografías de actividades de seguimiento que habría practicado BTR al congresista aprista Miguel Luis Guevara Trelles, quien el 2008 presidió una comisión para investigar los contratos petroleros y mineros firmados por el Estado con empresas privadas.

También se encontró evidencia del seguimiento a Melissa Mendieta Fernández, apoderada de la cementera Latinamerican Trading (filial de la empresa mexicana Cemex en el Perú). Asimismo, se vigiló la cementera Quisqueya. Cuando a Ponce le preguntaron quién le entregó esos USB, respondió sarcásticamente: “No sé quién me los dio”.

Vayamos por partes. Miguel Guevara, en efecto, investigó el tema de varios contratos petroleros. Fue mencionado por Rómulo León Alegría en el audio 30 de la colección O’Brien de los petroaudios, como alguien que movería información contra los competidores de Discover Petróleum, la empresa por la que el ex ministro aprista hacía lobby. En su momento, Guevara le dio sus descargos a Marco Sifuentes. Al final, formó parte de la Comisión Abugattas y, como era obvio, firmó el Informe en mayoría que fue aprobado por el Congreso. Hummmm.

Pero tan o más interesante en este asunto es el seguimiento a una funcionaria de Cemex. Como recordarán, hace un par de años se dijo que una rebaja al arancel del cemento, firmada por Alan y Luis Carranza, fue producto de la intersección del entonces ministro de Vivienda y Construcción, Hernán Garrido Lecca. Luego, en pleno Petrogate, apareció un correo de Rómulo León cortando relaciones con Fortunato Canaán en el que el lobbista dijo que la empresa cementera mexicana era una de sus clientes. Y, como bien lo dijo Gustavo Gorriti:

La investigación de El Comercio –a cargo de Pablo O’Brien– sobre la relación de grupos mexicanos (banco Azteca y Cemex fundamentalmente) con altos funcionarios de este gobierno, empezó desde septiembre u octubre de 2007. Esos casos llevaron a los de hospitales y el de los petroaudios. Periodistas de AméricaTV y de Perú.21 tuvieron acceso a la información del caso varios días y posiblemente semanas antes de hacerlo público.

El golpe de estado en la dirección de El Comercio impidió que la investigación fuera publicada. Mientras tanto, AméricaTV y Perú.21 corroboraban la información. Cuando lo lograron, la publicaron.

Como vemos, vuelve a aparecer la pista mexicana en el ambiente. Para concluir, humildemente, creo que habría que recordar esta pista dejada por el propio Gorriti:

Y en el mercado sobraron clientes. Desde estudios de abogados (algunos con mala fama precedente, pero otros que pasaban por ser boy scouts del Derecho), hasta compañías de inversiones diversificadas. De acuerdo con fuentes con conocimiento de causa de las investigaciones, hay interceptaciones (de teléfonos y de correos electrónicos) relacionadas con la industria cementera. Eso ya se sabía. Pero también con la agroindustria, con industrias lácteas, “y de repente con una cierta vinculación entre sí”, como dice una fuente algo críptica. También las hay, más previsiblemente, en banca y seguros.

¿Sonará, esta vez, la ranchera completa?

0 thoughts on “LAS NOVEDADES DEL PETRO-CHUPON-GATE

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s