PERIODISTAS

phpcf6zq5pm.jpg

El miércoles estuve presente en el debate sobre La Prensa y los Petroaudios, organizado por IPYS. La verdad, fue una buena oportunidad, además de escuchar diversos puntos de vista, de hacerse preguntas sobre el periodismo. Aquí solo unas cuantas reflexiones que complementan los resúmenes que seguramente se harán sobre la discusión de hace dos noches.

1. ¿A QUIENES SE DEBEN LOS MEDIOS DE COMUNICACION?

Esta fue la pregunta que quedó más postergada en la discusión. Afortundamente, Gustavo Gorriti esbozó una respuesta en su columna de Caretas:

Pero, la relación del medio con el público (o, para ponerlo todavía más claro, con la ciudadanía, con el pueblo) es también una relación fiduciaria, solo que más importante que la anterior. La confianza, la fe del público en la honestidad, profesionalidad e integridad del medio es uno de los pilares centrales del concepto de libertad de prensa y expresión.

Algunos le llaman credibilidad, aunque es bastante más que eso. Y la confianza del público en un medio tampoco se mide solamente por la respuesta en el mercado a través de la circulación o la sintonía o el avisaje.

Es el reconocimiento, implícito y explícito de la gente al esfuerzo honesto y capaz de un medio por proporcionar información veraz, importante e interesante; para fiscalizar mediante la vigilancia y la investigación a los poderosos; para opinar y servir de tribuna de opinión a visiones diversas y, en lo posible, inteligentes. La información es un bien público en una democracia, porque solo un pueblo bien informado puede decidir bien y defender sus derechos.

Entonces, los medios principales, sobre todo los de referencia, tienen un accionista que no cobra dividendos pero que tiene derecho a todas las explicaciones: el pueblo. Cuando se ha logrado, en todo o en parte, esa relación fiduciaria y se la pierde, no solo sufre el medio: la libertad de prensa se desnaturaliza y la democracia entra en peligro.

Por eso es una falacia sostener que unos despidos vinculados con la investigación periodística de una escandalosa corrupción son un asunto empresarial en el cual nadie tiene por qué meterse.

Es por ello que se pueden entender reacciones ciudadanas indignadas como la de Laura Arroyo Gárate, que pueden ver a continuación. Una vez que los ciudadanos sienten que la relación de confianza con el medio se quiebra, la libertad de expresión queda en peligro:

http://d.yimg.com/static.video.yahoo.com/yep/YV_YEP.swf?ver=2.2.30

Pero, más allá de la indignación ciudadana, legítima por cierto, la pregunta sería que hacer.

Hay quienes ven en los blogs una salida a la falta de pluralidad existente en los “medios tradicionales”. Comparto ese entusiasmo en parte, pero seré un poco aguafiestas. De un lado, blogs en el Perú siguen siendo el espacio compartido de pocos, no por una cuestión de exclusión directa, sino que la propia dinámica de la blogósfera peruana se parece a la del país. Unos cuantos, incluyendo a los más radicales, tienen mayor acceso a medios, información y posibilidades y otros no. Si el fenómeno fuera, por lo menos en Lima, más amplio que los alumnos, profesores y egresados de un puñado de universidades – vivan o no en el Perú – quizás algo más se pueda vislumbrar. Y no hay que olvidar que, como avanza la tecnología, tal vez los blogs sean, en corto tiempo, superados por herramientas más dinámicas de información. Algunos continuarán, otros no. Más que preocuparnos en el medio en si, habrá que ver si varios de los que han destacado en la blogósfera soportarán el cambio de interfase.

Quizás una solución más amplia sea la planteada por Roberto Bustamante en torno a los medios públicos. Es decir, que El Peruano, TV Perú y Radio Nacional no sean Alan diario, Alan TV y Alan radio como lo son ahora, sino que sean nuestros medios. De hecho, la Ley de Radio y Televisión manda que se haga una norma para que la radio y la televisión estatales sean efectivamente públicas. De hecho, el Anteproyecto de Ley de Radiodifusión Estatal está listo, pero que el gobierno no tiene el más mínimo interés en impulsarlo. Quizás falta algo de presión ciudadana para que los medios del Estado sean efectivamente públicos y plurales. Tal vez al vecino del sur habrá que pedirle un consejo.

Y claro, quedan para el tintero la discusión sobre medios privados que puedan ser financiados por los propios ciudadanos o lo que ocurrirá con fenómenos como la televisión digital. Pero, sobre este punto, por ahora lo dejo aquí.

2. ¿Y DONDE QUEDO EL METODO?

César Hildebrandt yerra al considerar a los Petroaudios como periodismo de investigación para darle la razón a Mirko Lauer. No lo son. Son una primicia de un programa de televisión que debía ser pasada al aire por un asunto de sanidad palaciega y estatal. Pero, más allá de la verificación que tuvo la información obtenida en los audios, no era un caso de periodismo de investigación, que supone la obtención de datos certeros a partir de una investigación.

Sí era, más bien, periodismo de investigación lo que estaban haciendo Pablo O’Brien y Fernando Ampuero en El Comercio a partir de un caso de aranceles extraños en el cemento y de un banco sancionado en Estados Unidos que entró al mercado peruano solo Dios sabe como. (Aunque creemos que hay alguien que lo sabe) Y de allí se llegó a la pista de hospitales y petróleo que si salió al aire. Y Perú.21, durante casi un mes, estuvo sacando información verificada previamente y consultada con los mencionados en audios y mails. Por ello es que resultó chocante la salida de Ampuero, O’Brien y Álvarez Rodrich. Y por ello resulta pertinente esta pregunta hecha por Gorriti:

¿Se atreven los actuales directivos de El Comercio a hacer una investigación independiente sobre sus decisiones como lo hizo, por un caso de menor importancia comparativa, el LA Times? ¿Respetan su credibilidad tanto como lo hizo ese diario?

Y ello despierta otra interrogante: ¿Por qué pararon la investigación y no salió lo de México?

Pero vayamos a lo que les preocupa a los Paredes Castro, Guerras, Lauers, Zileris y Miró Quesadas: las fuentes, sus intereses y la información proveniente de medios ilegales. De la experiencia que hemos vivido los peruanos en las últimas décadas, sabemos perfectamente que no todos los informantes son Madres Teresas de Calcuta. Y que, además, mucha de la información que se ve en medios proviene de fuentes interesadas. Por ejemplo, en el caso de irregularidades en licitaciones públicas, muchos de los datos que van hacia la pista de algo irregular vienen de los competidores perdedores.

Entonces, ¿cuál es la forma de combatir los intereses y manejar este tipo de información? De un lado los Manuales de Estilo, Códigos de Ética y Principios Rectores. De hecho, más allá de las personas, lo que más se lamenta de la salida de los periodistas antes mencionados es que cumplieron con los Principios Rectores de su Grupo Editorial. He allí algo que los MQ’s podrían explicarnos.

La otra es el método de investigación periodística. Sobre esto, se ha escrito toneladas de papel, pero un amigo me lo resumió de esta manera: lo paja del periodismo es que, utilizando el método, no solo puedes llegar a obtener la información, sino que además cumples con los principios éticos de la profesión. Porque el nivel de contrastación y verificación hacen que, de un lado, las hipótesis – e incluso los prejuicios – del periodista queden sujetos al uso de una metodología y, de otro lado, se pueda tamizar la información proveniente de fuentes con intereses y, en el caso que sea estrictamente necesario, con las obtenidas por terceros de modo ilegal.

Por ello, como dijo Augusto Álvarez Rodrich el miércoles, lo más difícil era no publicar.

3. ¿ES EL PETROGATE UN CASO MENOR?

Mirko Lauer y Marco Zileri, en medio de esta discusión, han señalado que este es el caso de dos pendejeretes y un caso de corrupción que no llegaría a ni a peso pluma. Creo que sus simpatías políticas no los dejan ver algo claro: que estamos ante un caso grave y que involucra a varios funcionarios de gobierno en lo que, a mi modo de ver, es un modus operandi gubernamental: la forma de atraer inversiones, salteando etapas, aprovechando tratos directos, antes que confiar en el mérito. De eso se trata este caso y, por ello, es mucho más que una minucia. Es nuevamente, la repetición de un viejo tópico de la historia del Perú: el patrimonialismo.

4. DOS CUESTIONES FINALES:

Acordarnos de los periodistas y no solo de los columnistas. Esther Vargas da uno de los mejores testimonios de los periodistas de Perú.21 que han decidido quedarse y no renunciar. Es una valiente resuesta a quienes proponen boicots, olvidando que desde dentro se puede seguir luchando. Y una decisión tan aplaudible como la de los columnistas que decidieron irse y seguir por otros senderos igualmente críticos.

Una cuestión pendiente: Investigar, investigar e investigar. Es lo que nos hace falta para seguir desentrañando lo que queda. Hay quienes estarán felices si este tipo de debates quedan en esto y no impulsan a los hombres y mujeres de prensa a seguir sacando cuestiones que puedan ayudarnos a ver hasta donde llegó realmente la corrupción en este gobierno.

Finalmente, me quedó con la reflexión de Carlos Basombrío. La gobernabilidad no se sostiene en la permanencia de un apellido, si es que hay actos de corrupción de por medio que lo pueden involucrar. La única gobernabilidad que nos debe importar es la gobernabilidad democrática. Y ello se puede conseguir si es que se deja hacer su trabajo a quienes nos deben contar la verdad de los hechos.

15 thoughts on “PERIODISTAS

  1. Muy bueno el discurso de Laura Arroyo, la felicito a ella y a su grupo de Menos canas, la blogosfera peruana realmente esta optando por la mayoria de edad. El analisis de Godoy bueno tambien.

    Me gusta

  2. No pues, Godoy, no puede ser valiente quedarse y valiente quitarse. Puede ser bonito el discurso de por qué me quedo o por qué me voy, pero los principios dicen que si no hay libertad de prensa, es un medio mermelero o echado. Eso no lo quisiera en mi CV.

    Me gusta

  3. Mi estimado Godoy. O yo estoy leyendo MUY MAL o tu pasastes la vista muy rapido sobre el ultimo articulo de Hildebrant. Alli clarito dice que los petroaudios distan tanto del periodismo de investigacion como un gusano de un caballo. Creo que tienes que rectificarte.

    Aparte, sino fuera por los blogs en imposible saber lo que pasa en Peru atravez de la TV, Radio o Prensa escrita en el Peru. Desde que leo blogs (gracias a los comentarios de Hildebrant) me entero mucho mas. Y es que vivo en Holanda por ahora.

    Quiero hacer una pregunta o reclamo en general. Como es que toleran a Raul Vargas con sus habitos rastreros y vaselinicos (no se me ocurre otra palabra para describrir su patetica actitud en toda su extension)? Es que aparte de un estomago agradecido (si volumen es igual a agradecimiento imaginense!!!) y sarcasmo no hay atisbo de actividad cerebral en sus articulos ni en sus comentarios de RPP.

    Por otro lado AAR no es santo de mi devocion pero creo estaba haciendo un buen papel en Peru.21. Pero como se concive su trabajo en el periodico con la “tolerancia” que demuestra en RPP con la actitud vaselinica de Raul Vargas? De la otra femina en el trio de RPP, es que no me puedo ni acordar de su nombre, a veces le cuesta hasta leer las preguntas que tiene que hacer.

    Me gusta

  4. Interesante tu análisis.
    Me alegra saber que algunas personas -como tú- han entendido que mi post era justamente para tomar en cuenta que el diario no solo se reduce a las caras ilustradas de los columnistas. Y ahora que casi a todos han migrado a La República me alisto para esperar el comentario de los bloggers, sobre todo después del debate en IPYS donde a más de uno se le cayó la máscara.

    Y gracias por tu comentario.

    Me gusta

  5. Sr. Godoy:

    De acuerdo con Gorriti y su esgrima periodística a lo “Todos los hombres del presidente”. Pero el hecho de que el “pueblo”, como lo llama, tenga derecho a pedir explicaciones a un medio no quiere decir que el medio esté en la obligación de darlas. Seguir con lo mismo cuando el propio afectado ya dijo que su salida no se debió a los petroaudios es ya querer ver lo que no hay. Imagínese que yo lo instigara todos los días a dar respuesta sobre las inquietudes que tengo sobre este blog, como de hecho otros blogs lo han hecho sin que usted -con todo derecho- diga nada. (Sí, me refiero al caso Chang, asunto en el que lo defendí muy consecuentemente, según creo).

    Como ve, el asunto es más simple que buscar ser conceptuoso y tejer frases medio ampulosas -me refiero a Gorriti, cuyo estilo me saca de quicio- para explicar lo obvio: en un contexto democrático y de libre mercado los ciudadanos podemos elegir de quién nos informamos. No dudo -justamente por haber ignorado olímpicamente al público y en esta omisión también se halla AAR- de que Peru21 ha mellado en parte su credibilidad para cierto público. Pero estoy seguro de que el nuevo el director hará todo lo posible por recuperarla o, al menos, ordenar la casa.

    Y por favor, no tergiverse a Esther Vargas: ella no dice que se queda en Peru21 para seguir luchando! Dice, cito: “los que sí cayeron en el berrinche solo les digo que cuando crezcan y estén en la otra orilla se darán cuenta de que el periodismo es mucho más que parecer belicoso”. Su valentía no es contra el “opresivo sistema del big brother” según fraseo conspirativo del mundo virtual, sino justamente contra ese espíritu aniñado y engreído de muchos bloggers que no tienen idea de qué están hablando.

    Vamos, ya basta de exagerar.

    saludos cordiales como siempre

    Me gusta

  6. Vuelvo a colocar un fragmento de una sentencia del Tribunal Constitucional que describe, a mi entender bastante bien, la relación entre ética y periodismo y no perdamos de vista que esa es la posición del máximo interprete de nuestra Constitución.

    Exp. N.º 0027-2005-PI/TC

    SENTENCIA DEL PLENO JURISDICCIONAL DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

    DEL 20 DE FEBRERO DE 2006

    F2) Responsabilidad ética como exigencia constante en el ejercicio del periodismo

    44. Sin embargo, no se puede soslayar la responsabilidad ética que debe guiar en todo momento el ejercicio del periodismo, sobre todo, en aquellos sistemas –como el nuestro– en los cuales las instituciones democráticas se encuentran en un proceso de desarrollo y fortalecimiento. Esta responsabilidad no es exclusiva de quienes ejercen el periodismo en virtud de un título profesional que los reconoce como tales, sino también –y quizá en mayor medida– de aquellos que lo ejercen sin serlo. Más aún si se considera que los principios deontológicos de la información deben regirse por dos criterios fundamentales: ‘autonomía profesional’ y el ‘compromiso social’. El primero implica no sentirse ‘contagiado’ por las presiones de las empresas y de las instituciones económico-políticas. El segundo exige anteponer el servicio social de la información al éxito cómodo en el mundo del periodismo complaciente. Información y poder económico-político están éticamente oblidas (sic) a coexistir dentro de un clima constante de recelosas tensiones. Muchas veces lo que la política económica considera que no es conveniente ‘conocerle’ (lo que no debe ser comunicado) es, justamente, lo que el deber de informar exige convertir en mensaje social. La denuncia informativa traducida en un riguroso mensaje veraz es de todo punto necesaria dentro del Estado social de derecho y progresista. Constituye la mejor forma posible de ‘defensa social’ frente a secretismos convencionales, en temas de indiscutible interés público y de transparencia cívica. La responsabilidad social del informador lleva anexa un ‘compromiso apartidista’ con la sociedad de su tiempo y con las demandas ciudadanas. En vez de ‘prudencialismo’ (espíritu de grupo cerrado), el informador tiene por guía la prudencia ética (espíritu de servicio honesto a la comunidad), como un diálogo abierto con toda la sociedad”

    Me gusta

  7. La guerra en contra de los blogs ha comenzado; participan en el conflicto gente de derecha, aunque no solo… forma parte de una estrategia integral, muy bien pensada, orientada a encuadrar el pensamiento de la opinión pública. En esa perspectiva viene operando un reacomodo de la prensa, comenzando por el decano…las negociaciones están a la orden del día, se exploran las alianzas más inimaginables…parte de dicha estratégia podría ser cooptar a los conductores de algunos blogs. Una sorda lucha en suma, en cuyo desarrollo poco importa nuestro entrañable país. (Perú 21: “Ultimas necedades”, comentario Nro 10, publicado por este blog el 24 de Noviembre)

    A dos semanas del alejamiento de la dirección de Perú.21 de Augusto Alvarez Rodrich

    Me gusta

  8. La columna de Hildebrandt es tal vez la que mejor retrata el concepto de “periodismo de investigación”, al parecer el gestor de este blog no lo ha leído bien. La gobernabilidad democrática merece que se la defienda de las medias verdades, del canibalismo político y del sensacionalismo resentido y vengativo. Una lástima que el “poder caviar”, aunque les disguste a muchos”no se vean el ombligo de la autocrítica, lo que no es nuevo, ya que después del periodo del terrorismo nunca lo hicieron, pese a que estuvierón muchos de ellos en el “luminoso sendero de mariategui” sembrando el odio y la lucha de clases. La lucha contra corrupción y los derechos humanos no tiene que tener exclusividades ni exclusiones. Algunas personas, que ni siquiera le han empatado a alguien, actúan como describe Hildebrandt como vulgares otorongos.

    Me gusta

  9. José Alejandro, ¿estás siguiendo los preparativos para las elecciones en el TC y el PJ??? Búfalo Mesía quiere ser ratificado? la dama de hierro doña Elcira presentará candidatura? Por cierto, ¿qué es del nuevo Contralor?

    Me gusta

  10. ¿y…el Tribunal Constitucional quién es? No es que acaso está conformado por 7 mayordomos de los congresistas? ¿son infalibles? ¿son el Papa y su dogma de la infalibilidad? qué son?…manga de de vivos que más les interesa su comodidad burocrática que defender los derechos de los ciudadanos…sino expliquenme…cómo es eso de sacan una sentencia para que los amparos por cuestiones laborales vayan al juzgado laboral en lugar de ellos resolverlo como corresponde y todo porquer dizque…recibían muchas demandas que recargaban su trabajo…o cómo explican su sentencia en favor de que se devuelva el FONAVI cuando éste fue concebido como tributo…generándole al país un problema que cuesta no sólo los 130 millones de soles que damanda la organización del referendum sino los 10 mil millones que hay que devolver a los fonavistas empleados…digo empleados porque otra cosa es devolver a los fonavistas empleadores…ojo…los empleados aportaban el un tercio de lo que aportaban sus empleadores ¿quien lo hizo? Alva Orlandini…el que llevó a la querida como su secretaria en el TC…¿y ese es el TC cuyas ridiculas sentencias quiere poner como ejemplo Guiliano?…por favor dejénse de estupideces…

    Me gusta

  11. Joven Godoy, permítame reflexionar sobre el problema generado a raíz de la publicación de las declaraciones del General Donayre, Comandante General del Ejercito Peruano:

    (1) La grabación de conversaciones privadas (cuando éstas no se sujetan a lo establecido por ley) constituye un delito particularmente repulsivo que pinta de cuerpo entero a sus autores. Resulta pertinente preguntarse ¿quien grabó las expresiones del General Donayre? ¿algún ciudadano militar presente en dicha reunión? ¿un ciudadano civil? ¿con qué propósito? Notese que no se está grabando a una persona cuyas declaraciones evidencian algún acto delictivo, caso en el cual seguramente que existirían diversas opiniones sobre su pertinencia, más alla de la indiscutible ilegalidad del hecho. La persona que grabó al Comandante General del Ejercito, civil o militar ¿midió las consecuencias que traería consigo su publicación? ¿No se trata acaso de un acto de total deslealtad, que bien podría calificarse como una traición? De ser un militar ¿no le resulta aplicable el Código de Justicia Militar? ¿algo podría justificar fortalecer a los no pocos “halcones” que tienen las Fuerzas Armadas Chilenas? ¿Se imagina el impacto de tales declaraciones al interior de las Fuerzas Armadas Chilenas e inclusive del propio pueblo Chileno? Pablo Macera solía afirmar que antes que izquierdistas, democrata cristianos o lo que fuera la clase política del vecino país del sur es Chilena. Siendo ello cierto debemos tener en cuenta que, luego del gobierno del criminal de lessa humanidad, General Pinochet, la clase política chilena ha ido ganando espacio al interior del estado y sociedad chilenas y que, por lo menos parte de ella, busca controlar los gastos militares y tender puentes con nuestras autoridades y pueblo, en aras de la construcción de un destino común ¿no queda acaso debilitado este sector, tal vez aún minoritario, de la clase política chilena? ¿y los peruanos residentes en Chile? ¿imagina siquiera este señor lo que les cuesta a nuestros compatriotas ahorrar en promedio unos U.S.$200.00 para remitirlo a familiares que residen en diversas partes de nuestro país? (Hace algunos meses estuve en Santiago de Chile y Valparaiso. Desde el instante mismo de mi llegada hasta mi retorno, conversé con muchos peruanos, me dediqué ávidamente a leer los diarios chilenos, visitar instituciones públicas como el INEI chileno, o su biblioteca nacional, de modo tal que puedo hablar con fundamento y mencionar cifras como la señalada). Hasta donde he leido, estos aspectos de la mayor importancia, someramente señalados, no ha recibido la atención debida. Acaba de culminar una entrevista de la Dra Sol Carreño al Ex Ministro Chiabra. A mi modo de ver ambos fueron superficiales, la primera de las periodistas por no prepararse debidamente para la misma y el segundo porque está dedicado a hacer política.

    (2) Hizo bien el presidente García en llamar a la Presidenta Bachelet. Las disculpas del caso resultaban inevitables. Pero no debió hacer mención al retiro del General Donayre. Sería interesante conocer que fue exactamente lo manifestado por Alan García. A tenor de las declaraciones de la presidenta Bachelet el presidente Alan García habría dicho, palabras más o palabras menos: “pasa al retiro” (como sabemos el General Donayre debe pasar al retiro el 5 de Diciembre próximo). Más alla de las infelices declaraciones del General Donayre, ni él ni ningún otro oficial que ostenta el cargo del Comandante General del Ejercito podría pasar al retiro por este motivo. El Presidente del Perú debió presentar las explicaciones del caso y punto. Habilmente ciertos sectores de la clase política chilena han querido presentar el pase al retiro del General Donayre como consecuencia de sus lamentables declaraciones. La reacción del gobierno peruano ha sido la correcta pero NO debió llegarse a esta situación.

    (3)Coincido plenamente con Mirko Lauer en sus críticas al General Donayre: “es bueno que un hombre de armas nos recuerde con su conducta en qué consiste su profesión, siempre y cuando lo haga con inteligencia y mesura”…Parafraseando al jesuita Baltasar Gracián (1647) “El que siempre está de burlas nunca es hombre de veras.” (La República, 28/11, página 6) Me habría gustado que Mirko Lauer incida en la conducta delictiva de quien grabó y difundió las expresiones del General Donayre. Esto me lleva a otro tema, no menos importante. Durante el primer gobierno de Alan García se debilitó la institucionalidad de las Fuerzas Armadas. Hasta el año 1987 le correspondía el cargo de Comandante General al oficial “espada de honor”, es decir al número uno de su respectiva promoción. Eso era lo correcto, así se afirmaba el liderazgo al interior del Ejercito, Marina de Guerra y Fuerza Aérea. A partir de dicho año el Presidente elige al Comandante General dentro de los más antiguos. Muchos destacados Oficiales Generales y Almirantes, fueron dejados de lado como consecuencia de esa medida. ¿porqué se tomó? Para evitar un golpe de estado, dicen unos, para cooptar a las Fuerzas Armadas, afirman otros. Ambas razones deleznables, la democracia se fortalece y defiende con gobiernos eficaces, sensibles ante las justas demandas del pueblo peruano. Repasemos para finalizar, mentalmente, lo ocurrido con nuestras Fuerzas Armadas desde aquel entonces. Dejo a su consideración, jóven Godoy, la publicación de mis comentarios.

    Me gusta

  12. Y se olvidan de los mismos empleados publicos? ellos tambien ven y saben muchas cosas, que callan por miedo a perder sus puestos pero haciendolos de forma anonima y con pruebas ayudaria muchisimo a mostrar las irregularidades . Deberian hacer una campana nacional al respecto, y para que no parezca un acoso al gobierno, esta campana se deberia hacer en todos los ambtios de la sociedad. Aun en las empresas privadas cuando tengan algun contacto con el estado. A la ciudadania con los policias, el ejercito, los bancos, el comercio en general, porque en el Peru la corrupcion no solo esta en el gobierno, no lo olviden. Para que se acabe se debe empezar desde abajo, osea el pueblo, haciendo que no callen ni acepten ni hagan corrupcion , y que sepan que no solo el gobierno hace corrupcion. Ahora lo que dicen del pueblo y los medios, pues les dire que hay muy pocos periodistas a los que creo, y uno era Alvarez Rodrich. Despues Federico Salazar y punto no confio en nadie mas porque el resto comenta con el higado y con la bandera de sus inclinaciones, y no con objetividad para que uno se informe verazmente y saque sus propias conclusiones, que al final es a lo que ustedes deben aspirar y no a tratar de parcializarnos con sus ideas. Al final somos nosotros los que debemos decidir. Y sobre todo ustedes deben siempre defender la democracia en el pais.

    Me gusta

  13. Con respecto a que noticias deben o no deben publicar, pienso que el problema con chile no debieron sacarlo al aire tantas veces, en el informe que salio en Prensa Libre la reportera saco esas imagenes 6 veces , porque tantas veces en un informe de 10 minutos? esto me parece amarillista, porque una vez bastaba . Y hoy seguina pasandolo nuevamente, aun cuando sabian que las cosas se habian puesto peor entre Chile y Peru, en cuestiones de seguridad de Estado hay que tener mas cuidado no? Estaba bien informar pero poner las imagenes una y otra vez ????????

    Me gusta

  14. La caviar es una secta iluminada que cree que todo el mundo les debe explicaciones porque ésta así lo demanda, no importa si se trata de decisiones internas de una empresa privada, tocan a uno de los suyos y lanzan alaridos estruendosos al aire y sueltan toda clase de epítetos contra sus supuestos victimarios. Nunca es su culpa, todo es un complot en contra de ellos y de la libertad de expresion que éstos sectarios no han aprendido a respetar cuando se trata de sus rivales.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s