FUJIMORI – MONTESINOS: EL REENCUENTRO

Fujimori Montesinos

(08:50 AM): Estamos a pocos minutos del momento más mediático del proceso a Alberto Fujimori por violaciones de los derechos humanos: el encuentro con Vladimiro Montesinos.

Si bien el Fiscal Guillén tiene más de 1,000 preguntas preparadas para tamaño testigo, la mayoría de analistas políticos y judiciales se inclinan por la hipótesis del silencio. El ex asesor no diría palabra alguna, considerando que él mismo estaría autoinvolucrándose en hechos que podrían costarle 35 años de prisión.  

Estaré actualizando este post cada vez que tengamos novedades – si es que las hay -, pero, por el momento, vayan disfrutando como entremés de los análisis previos:

Augusto Alvarez Rodrich: Dos viejos amigos

La República: “Yo daba cuenta al jefe de Estado”

Nelson Manrique: Los gemelos malvados

Umberto Jara: Si Montesinos habla, dirá medias verdades

Roberto Gil Lavedra, ex juez de la Corte Interamericana: Es posible encontrar culpabilidad en Fujimori sin que medie una orden escrita.

(11:00 AM): Acaba de terminar la primera parte de la audiencia. Un enfervorizado Vladimiro Montesinos negó que él y que Fujimori tuvieran algo que ver con los casos Barrios Altos y La Cantuta, con lo que comenzó su declaración ante la Sala Penal Especial de la Corte Suprema.

Vladi en el juicio

La audiencia comenzó con la presentación de una serie de documentos encontrados en la computadora de Rafael Merino Bartet en el SIN, los cuales comprometerían seriamente a (a) “Presidente” y (a) “Asesor”, dado que contienen desde resoluciones fiscales y judiciales, hasta las preguntas que los periodistas debían hacerle a Nicolás Hermoza a su salida de la audiencia parlamentaria sobre el caso La Cantuta.

Montesinos ha negado la veracidad de estos documentos y ha señalado que pertenecen a los recortes periodísticos coleccionados por Merino Bartet. Es muy probable, según fuentes de la Sala, que Merino sea citado a declarar a este proceso.

Llamó la atención que Montesinos señalara que era “subordinado de Alberto Fujimori” y “oficial de inteligencia en inactividad”. También el tono bastante confrontacional, que incluyó la acusación al fiscal Avelino Guillén de haber coordinado una resolución para exculpar al ex jefe del SIN Edwin “Cucharita” Díaz y a Roberto Huamán Azcurra por cargos de chuponeo, así como otra acusación al ex Ministro de Defensa del gobierno de Alejandro Toledo, Marciano Rengifo, de haber participado en espionaje telefónico en la década de 1970.

El ex asesor se ha negado a declarar sobre como comenzaron sus vínculos con AFF, basándose en el secreto profesional de los abogados. Asimismo, negó haber patrocinado narcotraficantes, aunque reconoció que nunca estuvo presente en audiencia alguna.

Al final de esta parte de la audiencia, Montesinos señaló que nunca fue dado de baja del Ejército por medida disciplinaria y que su famoso viaje a Estados Unidos en los años setenta se trató de una misión especial secreta sobre Cuba. Dejó entrever que habría seguido ascendiendo en la estructura del Ejército. De las investigaciones periodísticas sobre la materia, Montesinos ha mentido en este punto, dado el equívoco de fechas y la negativa de un proceso en el Consejo Supremo de Justicia Militar, que sí existió.

(1:30 PM): Ha terminado la audiencia de hoy con un final relativamente esperado. Luego de contestar parte del interrogatorio del Fiscal – hay que decirlo, Pelaez hoy estuvo fatal -, Montesinos se acogió al derecho al silencio, sin contestar ninguna pregunta sobre temas de fondo.

La decisión fue aceptada por la Sala, dado que el testigo en cuanto acusado en otros procesos podía hacer esto -y declarar en el juicio que se le sigue en la Corte Superior de Lima por estos casos -, pero llamó la atención a Montesinos por indicar esto al final de la declaración y no al inicio de la misma, cuestión que, por un mínimo de respeto a todos los involucrados, debió hacer.

Montesinos negó varios hechos, como el apoyo del SIN a la candidatura de Fujimori en 1990. Sin embargo, reconoció su participación en el nombramiento de varios funcionarios militares al inicio del régimen. En el caso del Fiscal Guillén insistió en la acusación hecha en la primera parte de la audiencia, indicando que su intervención fue por “razones de Estado” y que la resolución habria sido hecha 3 días antes del golpe del 3 de abril. También pretendió involucrar a otro ex Ministro de Defensa, Roberto Chiabra, en el espionaje telefónico de 1990.

El testigo no brindó elemento alguno que exculpara a Fujimori, tanto por el tema de su acogimiento al silencio, como porque se negó a responder a varias preguntas acogiéndose a no declarar bajo la monserga “los temas de inteligencia no se ventilan publicamente y menos ante los tribunales”.  Su única defensa del reo fue alabar la lucha antisubversiva en términos genéricos. No se refirió a hechos entre 1991 y 1992 (sobre los que dijo en un inicio que iba a declarar), sino que se refirió al tema de las entrevistas con Abimael Guzmán luego de su captura en 1992.

En suma la declaración de Montesinos ha procurado, más que una defensa judicial, una defensa mediática y comenzar a ejecutar algunas venganzas personales del ex asesor.

El miercoles continuará el proceso con la presentación del ex Comandante General del Ejército, Pedro Villanueva.

POST SCRIPTUM:

Avelino Guillén le ha declarado a El Comercio lo siguiente:

“Es clara la intención de que con sus aseveraciones Vladimiro Montesinos pretende cuestionar el desempeño funcional de un fiscal. Lo cierto es que efectivamente nosotros intervenimos en ese proceso que se siguió con esos funcionarios por el caso del chuponeo telefónico. Cuando concluyó la investigación judicial nosotros lamentablemente comprobamos que no existían mayores elementos de juicio para determinar la responsabilidad penal de quienes eran procesados por esa causa. Es por eso que nosotros nos pronunciamos por el archivo provisional de esa causa”, precisó el fiscal supremo adjunto en comunicación con elcomercio.com.pe.

Nuestro criterio se tomó de manera independiente, autónoma. No tuvimos ningún contacto con Montesinos. A mí esa acusación de Vladimiro Montesinos, el jefe de la mafia, más bien me honra”, añadió Guillén.

El fiscal Guillén añadió que precisamente por iniciar el proceso por chuponeo telefónico fue separado del Ministerio Público el 5 de abril de 1992. “Yo fui separado de la fiscalía el 5 de abril de 1992 justamente porque inicié ese proceso de chuponeo telefónico”, indicó.

MAS SOBRE EL TEMA:

Menos Canas: Estrategia verbal

Utero de Marita: Montesinos limpia a Fujimori

Pepitas: Montesinos, un mono con metralleta. Pretendió limpiar a su socio

Susana Villarán: Montesinos en el juicio a Fujimori

César Hildebrandt: Fujimori y Montesinos

El Comercio: Hasta Nakasaki dice que el testimonio de Montesinos no sirve

Ántero Flores – Araoz: Montesinos tendría más videos

Gladys Echaiz, Fiscal de la Nación: Montesinos miente al acusar a fiscal Guillén

José Pelaez: La Sala fue “muy blanda” con Montesinos (¿?)

Advertisements

BALANCE POLITICO DE MEDIO AÑO

Alan García: Termina un semestre complicado y le espera un mes de movilizaciones sociales. Ha acentuado sus rasgos intolerantes frente a cualquier tipo de crítica, lo que evita que los mecanismos de diálogo y concertación tengan algún tipo de éxito. No tener oposición consistente le permite gobernar sin mas contratiempos que las críticas de la prensa. El paquete de normas emitido esta semana termina siendo su reforma más importante de los dos años, pero sin consolidación institucional que exhibir, podría terminar en lo mismo que los noventa, claro, sin autoritarismo, pero con debilidad estatal.

Luis Gonzales Posada: Una de las Presidencias más grises que recuerde el Congreso en su historia.  La demora en el caso Tula Benites y el papelón de la reforma constitucional frustrada han marcado a un Congreso sin agenda clara y que delegó en el Poder Ejecutivo las normas más importantes. A pesar de ello, gracias a la debilidad opositora, Javier Velásquez Quesquén tiene aun grandes opciones de ser Presidente del Congreso.

Ollanta Humala: Viene procurando conseguir la formación de un frente de izquierda que consolide su candidatura al 2011 y marcando un perfil opositor en el plano económico. El problema es que no aparece encabezando las movilizaciones sociales y, en provincias, las bases del PNP piensan más en las elecciones regionales. Por default, sigue ocupando el lugar de “cuco” de la derecha.

Lourdes Flores: Intenta volver a la escena pública con un discurso más social y menos de derecha que García. Sin embargo, su ausencia y el matrimonio tirante con Solidaridad Nacional, además de las disputas internas en el PPC, han impedido que sea este discurso el que se consolide. Mayor presencia pública en el segundo semestre podrían hacerla encabezar la oposición, pero la táctica que viene privilegiando UN es un corset demasiado grande para ello.

Luis Castañeda Lossio: Las encuestas lo siguen favoreciendo, pero viene quedando más en claro que su gestión tiene severos límites, reflejados ya no solo en una clamorosa ausencia de visión de ciudad, sino en las limitaciones de sus obras, que todos los limeños padecemos. Al igual que Alan, no se aprovecha más sus errores para capitalizar un movimiento ciudadano que procure una mejor administración municipal.

Alejandro Toledo: Entre viajes de ida y venida, no ha perdido presencia política. Busca ser el representante del sector de centro, por lo que sus críticas a AGP se han acentuado en los últimos meses. La carencia de un partido sólido sigue siendo su principal lastre.

Alberto Fujimori: Con menos margen de maniobra que hace meses. Si bien sus partidarios políticos y mediáticos lucen envalentonados y siguen blandiendo encuestas, lo cierto es que su futuro se juega en un tribunal y no en las calles o en una confrontación con el gobierno, del que se vienen desmarcando. La intención de la amnistía revela cierta resignación ante lo que puede ser un fallo judicial adverso.

El peligro: Que Alan se crea cosas como esta (ver a partir del minuto 0:40):

http://www.agenciaperu.tv/player_sembebido_final.swf?file=12-Intro&file2=7312&file3=video&thumbsinplaylist=true&height=333&width=592&image=1_7312&displayheight=333

Y no, no es un chiste que le quita seriedad a este análisis. Todo lo contrario, refleja algo bastante peligroso para un país como este: un presidente que se crea monarca sin controles.

Por ello, la conclusión seria: necesitamos una oposición de verdad, urgente.

PENSAR EN GRANDE: CENSURAN LIBRO PARA ADOLESCENTES

enemigos íntimos

Vuelve la sección más controvertida de este blog. Porque no es patrimonio de los políticos peruanos, porque en todas partes de nuestro querido país la estupidez se asoma de tal manera que chorrea más que el crecimiento económico, presentamos el tercer post de nuestra serie Pensar en Grande.

Sugerencias no nos han faltado para esta sección – la próxima cumplo con la tuya, Eduardo – pero el hecho que veremos a continuación nos llama la atención sobre algunas personas en las que descansa la educación peruana.

Una de las iniciativas más interesantes en torno al tema educativo se llama Proyecto Recreo, dirigido por el escritor Javier Arévalo y el publicista Gustavo Rodríguez. Se busca que los niños y adolescentes puedan desarrollar su capacidad de comprensión de lectura, sí, ese parámetro en el que salimos jalamos en todas las pruebas educativas en América Latina. 

Para ello, Recreo se basa en un Plan Lector, es decir, dar a los estudiantes lecturas para cada edad, las cuales serán evaluadas por los docentes. Y para facilitar esta tarea, se ha generado un catálogo de libros de autores peruanos. En la lista: Pedro Salinas, Oswaldo Reynoso, Carlos Eduardo Zavaleta, Fernando Ampuero, cronistas como Toño Angulo y Julio Villanueva. Y Beto Ortiz.

Comenzaron los problemas.

Vía Paco Bardales, me entero que la dirección del Colegio Dalton de Lince (Av. Petit Thouars, para más señas) sacó de su Plan Lector el libro de Beto llamado Mis Queridos Vándalos y otras crónicas. Todo porque el libro de marras contiene la palabra “pipilín”. Así como lo escuchas, el libro no decía Pene ni otra mención al órgano sexual masculino en alguna de las interjecciones que todos conocemos (Vamos, en libros de Bryce y Vargas Llosa se leen palabras más gruesas que ésta. Por favor, recordemos que el personaje central de Los Cachorros se llama Pichula Cuellar). Y un docente de este plantel fue echado por leer y recomendar el libro de crónicas de Ortiz. No, no estás leyendo mal.

Y si tienes dudas de lo que digo, chequea el reportaje hecho por el mismo Beto para Enemigos Intimos:

Censurar un libro a estas alturas del partido solo provoca un efecto: que más gente lo lea. Vean sino lo que generó Monseñor Cipriani cuando quiso que la gente no viera El Código Da Vinci.  Y censurar un libro en un país donde estamos procurando generar el hábito de lectura no solo es estúpido, sino que debería ser penado de alguna manera, por el daño que genera en la formación de la gente.

Además, ¡estamos hablando de una palabra inocente! ¿O es que cualquier alusión a la sexualidad, por rídicula que sea, debe ser desterrada de la educación de niños y adolescentes? 

Y por si a los docentes y directivos del Colegio Dalton no les quedó claro, Recreo les contesta en su página de inicio:

Los libros no han sido escritos para transmitir valores, de por si están construidos con valores que los lectores descubren, interpretan y rechazan o aceptan.

Ahora uno comienza a entender porque tenemos el último lugar en educación de América Latina. Con mentes tan obtusas como las descritas, tener algún tipo de pensamiento – ya ni siquiera digo crítico -luego de sobrevivir a un colegio peruano – con las excepciones de siempre – parece ser tarea de genios.  

PUTIS Y EL GENERAL DONAYRE

restos en Putis

Los trabajos de exhumación realizados en Putis no solo nos han confirmado que la estimación de la cifra de muertos y desaparecidos emitida por la CVR era correcta – y hasta podría quedarse corta – sino que también ha evidenciado las dificultades que tienen las autoridades civiles y castrenses en aceptar responsabilidades.

Quizás el mejor ejemplo de ello sea el general Edwin Donayre, Comandante General del Ejército, quien cuando salió este caso a la luz se despachó con las siguientes declaraciones:

“Los excesos y violaciones de Derechos Humanos deben tratarse en el momento y la coyuntura en que se dieron. ¡Qué fácil es hablar ahora después de 20 años!”

Digamos, la actitud de Donayre no me sorprendía. Se trataba del mismo general que censuró la exposicion de Piero Quijano por un dibujo que aludía justamente a las violaciones de derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas, el que se ha convertido en productor de una película de ficción sobre el conflicto armado interno con la visión castrense por delante y el que quiso condecorar a La Razón, el medio de comunicación que más brega por la impunidad en nuestro país.

Claro, no sorprenderse no implica dejar de indignarse y así lo entendió Augusto Alvarez Rodrich en su editorial del martes:

Lo insólito es que el Ministerio de Defensa no esté cooperando como debiera con la investigación de esta masacre. Y peor aún es que el comandante general del Ejército, el general Edwin Donayre, sostenga que “ahora es fácil hablar de lo sucedido hace más de veinte años y se opine sin tomar el contexto de entonces”.

En una democracia que se respete, sus autoridades elegidas ya lo habrían mandado a su casa. ¿O es que el gobierno aprista coincide con este general en que hay ciertos ‘contextos generales’ que justifican una matanza como esta?

Efectivamente, en una democracia que se respete, Donayre ya no sería Comandante General. Pero tampoco Antero Flores – Araoz sería Ministro de Defensa. Según me refiere un amigo periodista, el ex líder del PPC se incomodó con las preguntas que le hicieron sobre el caso Putis mientras se encontraba en Tumbes y, hasta el día de hoy, no ha dado respuestas satisfactorias sobre la falta de entrega de información.

Pero quien ha respondido es el general Donayre a través de una carta que publica hoy Perú.21:

Señor director de Perú.21, Augusto Álvarez Rodrich, le manifiesto, en primer término, que el Ejército comparte con usted y con el pueblo peruano la consternación e indignación por los lamentables sucesos acaecidos en Putis; y tengo el pleno convencimiento que nada justifica la matanza de campesinos ni siquiera de uno solo, al igual que jamás se justificará el asesinato de un soldado, policía o ciudadano en cualquier lugar del Perú.

Deseo precisar a usted que el contexto que evoqué en las declaraciones vertidas por mi persona se refieren a la dura y caótica realidad que se vivía en todo el país en ese entonces. Putis era una más de cientos de localidades que vivían el drama del conflicto y violencia social, caracterizado por los asesinatos selectivos, genocidios, atentados contra la propiedad pública y privada, apagones, coches bomba, entre otros; en síntesis, desesperanza total.

Miles de peruanos -al margen de sus ideologías- encontraron la muerte en una guerra fratricida sin precedentes en nuestra historia, realidad conocida por todos los peruanos que vivimos y participamos activamente en la recuperación de la pacificación nacional, el fortalecimiento del orden democrático y de la libertad, que estuvieron a punto de ser destruidos por las organizaciones terroristas.

Es en ese contexto que mis expresiones no buscan ni se orientan a justificar actos que claramente atentan contra los derechos fundamentales de la persona humana; actos que vienen siendo investigados por los órganos jurisdiccionales competentes y que en su momento determinará a los responsables del caso; hechos que, en particular, no convergen con mis convicciones cristianas, patrióticas y humanas.

Hoy, se opina con gran amplitud, acerca de un hecho aciago y lamentable, y se sensibiliza a la población, que con comprensible lógica, puede adoptar una actitud negativa contra la institución supuestamente involucrada. No se habla de contextos ni realidades ni de responsabilidades personales, solo se menciona el drama y el dolor, sentimientos que, le aseguro, todos los miembros del Ejército Peruano compartimos.

Sería justo para las instituciones armadas, que en su momento enfrentaron y continúan afrontando dicha problemática, que no se las califique ni sentencie por eventos que no responden al verdadero sentido de entrega, desprendimiento y sacrificio que miles de soldados aprobaron en defensa de la democracia y libertad, por la paz y tranquilidad que hoy todos vivimos.

Por último, quiero reiterarle que mi intención no es de impunidad, se orienta al trato justo y digno a la institución y a sus integrantes. Además, manifestarle a usted que mi condición de soldado peruano, oriundo de las entrañas de nuestra serranía, me permite asegurarle que la institución que me honro en comandar continuará otorgando, aún ante las incomprensiones y contrariedades, su esfuerzo por la paz, la seguridad, la defensa nacional y verdadera reconciliación, en el marco del respeto irrestricto de los derechos humanos, leyes y orden democrático.

Aprovecho la oportunidad para expresarle a usted mi deseo de éxitos en su dirección y testimoniarle los sentimientos de mi consideración y estima.

Reconocer que hubieron violaciones de los derechos humanos en Putis por parte del Comandante General del Ejército es un gran paso. Y también lo es el hecho de decir que no son justificables desde ningún punto de vista. Digamos, le ataja el paso a todos aquellos que – ojo, en su mayoría civiles – siguen justificando estos hechos desde la lógica de “haber derrotado a Sendero Luminoso” o que “en toda guerra hay costos”. Quitarle el piso a los negacionistas del horror no ha sido un paso pequeño, sin duda alguna.

Sin embargo, la carta de Donayre adolece de un error: seguir pensando que las Fuerzas Armadas no deben ser criticadas. Lo cierto es que, procurando entender el drama de combatir a un enemigo silencioso y con pocas facilidades logísticas, si bien hay responsabilidades individuales que aclarar – y de ello, Donayre no dice nada sobre las acciones que emprenderá su comando para, de una vez por todas, entregar todos aquellos documentos que permitan separar a héroes de asesinos – los institutos armados sí tienen una responsabilidad institucional, sobre todo, tomando en cuenta que, en algunos lugares y momentos, sucesos como los de Putis no fueron simples excesos, sino que respondieron a una lógica.

Y quizás por ello sea necesaria una segunda carta, cuyo contenido Carlos Basombrío ha indicado con puntos y comas:

Compatriotas:
El Ejército del Perú -forjado en el ejemplo de honor, valor y sacrificio de Francisco Bolognesi, Andrés Avelino Cáceres y Leoncio Prado- debió enfrentar, en las décadas finales del siglo XX, la más fanática, brutal y cobarde insurrección que país alguno en este hemisferio haya sufrido. El Ejército se enorgullece de haber contribuido de manera muy importante, junto con otras instituciones del Estado y con miles de civiles, a la derrota del flagelo, mal llamado Sendero Luminoso.

En esos años sufrimos una presión inmensa. Vimos morir a cientos de nuestros compañeros de armas en ataques cobardes por enemigos que no daban la cara. Por eso demandamos que el Perú reconozca ese sacrificio y, a la vez, se comprenda que en un contexto así puedan haber habido situaciones en las que se diesen excesos lamentables y punibles.

Pero lo que ocurrió en Putis escapa totalmente a esas situaciones. No puede llamarse un exceso. Es un hecho injustificable que nos avergüenza como soldados. Putis, pobrísima comunidad campesina de Ayacucho, venía siendo martirizada por Sendero Luminoso desde 1983 y, por ello, en noviembre de 1984 se instaló una base militar. Los comuneros se sintieron protegidos y regresaron. Poco tiempo después, sin embargo, les pidieron que cavaran una fosa para construir una piscigranja. En verdad, los hicieron cavar sus propias tumbas. Ya se ha exhumado 60 cuerpos y se estima que cuando menos 123 personas, incluyendo 19 niños, fueron asesinadas allí por miembros de nuestra institución.

El Ejército, en resguardo de la memoria y del buen nombre de tantos de sus miembros, que dieron su vida con valor y generosidad enfrentando al terrorismo, abomina -públicamente y sin ambigüedades- de quienes cometieron esas atrocidades contra compatriotas humildes e indefensos y los considera totalmente ajenos a sus valores y convicciones. Se compromete a apoyar a las autoridades judiciales en todo lo que les sea requerido y pide sanción ejemplar para los culpables.

Firmado
Comandante General del Ejército.

Si tanto queremos alcanzar a Chile, tal vez el general Donayre deba verse en el espejo del General Juan Emilio Cheyre, quien pidió perdón por las violaciones de los derechos humanos cometidas durante la dictadura de Augusto Pinochet.  Es decir, no solo Putis, sino todos los hechos vulneratorios de los derechos fundamentales que el país ha venido conociendo durante estos años. Ello no le quitará hombría a los generales ni hará que las Fuerzas Armadas sean melladas en su honor. Por el contrario, se habrán ganado nuestro respeto.

Y tal vez allí comience un nuevo tiempo en el país, en el que empecemos a reconocernos como ciudadanos con derechos iguales para todos.

MAS SOBRE EL TEMA:

Asociación Paz y Esperanza: Justicia para Putis

Francisco Eguiguren: Falta de compromiso con los DD.HH.

El blog de Cayo: La derecha y los derechos

EL PLAN DEL CHINO

la entrevista de las corbatas

Como saben, el lunes 30 de junio Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos se reencontrarán luego de 8 años, como parte del juicio que se le sigue al ex dictador por violaciones de los derechos humanos. Este hecho abrió la bateria de especulaciones acerca de las posibles negociaciones que ambos personajes – que no olvidemos que fueron socios en el crímen y el autoritarismo – vendrían trazando con miras a lo que será la mediática aparición de Montesinos en el proceso judicial más importante de la historia.

Hoy Caretas abrió los fuegos con un dato interesante: una visita hecha por Javier Valle Riestra a la Base Naval del Callao, en la que se acercó a hablar con Montesinos (previa visita a su amigo Víctor Polay). Este hecho se produjo días antes que JVR fuera a Barbadillo a dar “asesoría jurídica informal” a Fujimori.

Aunque el abogado y congresista ha señalado que el encuentro con el asesor fue sumamente breve, lo cierto es que, a estas alturas Valle Riestra no puede negar sus cercanías con el duo más funesto de la historia peruana. 

De hecho,  habría que recordar que Montesinos lo recomendó como abogado a Andrónico Luzic, el dueño de Lucchetti, o que el doctor del apellido compuesto tiene varios vladivideos y vladiaudios en su haber, incluyendo alguno a favor de la re-reelección, a la que dijo combatir mientras fue Premier de Fujimori, a quien, por cierto, lo llamó revolucionario.  Y claro, fue uno de los pocos abogados que estaba con la cantaleta que al Chino no lo extraditarían.

Pero la táctica de Valle Riestra hoy apuntaría a una vieja tesis suya: la amnistía. Caretas presenta recientes apariciones mediáticas del congresista a favor de esta salida:

Un día antes de su visita a Fujimori, el agudo e iconoclasta congresista publicó en el diario Expreso una columna en la cual recordaba una frase de Haya de la Torre a propósito de la situación del ex presidente: “Mortal, que tu odio no sea inmortal”.

En su siguiente entrega, el 13 de mayo, narró las circunstancias de su visita. “AFF se encuentra en una pocilga”, lamentó. Dijo haberle dado sus opiniones sobre el caso y que la conversación serviría para un próximo libro sobre la figura de la extradición. “Tranquilícense”, terminaba diciendo, “no soy ni voy a ser abogado de AFF. Sólo fui a visitar a un hombre en desgracia”.

La verdadera pepa llega una semana después. El 20 de mayo Valle Riestra saca de la chistera que, luego del triunfo de la cumbre con Europa, el gobierno debía continuar la buena racha con “una política de indultos y amnistías”. Recordó que todos los gobiernos legítimos del Perú promulgaron leyes de ese tipo, pero “el aprismo paradójicamente no (lo ha hecho). Absurdo. El PAP y Haya de la Torre han sido con justicia los grandes beneficiarios de esas normas de concordia. Hoy un espíritu pacato y el temor a una prensa escandalosa y ultramontana, nos vuelve a inhibir de expedir esa gracia… Esa amnistía debe cubrir hechos cruentos e incruentos porque en nuestro país hemos vivido y vivimos un conflicto civil y es lógico que tengamos muertos y heridos”.

Para la revista, esto es congruente con las propuestas de Keiko Fujimori para amnistíar a su padre si es que llega a la presidencia. Amnistía en la que, por cierto, están incluyendo a los defendidos por Nakasaki, es decir, a los generales Nicolás Hermoza Ríos y Julio Salazar Monroe. Este último, por cierto, no dejó de admitir que Fujimori le daba cancha libre a Montesinos para manejar fondos públicos del SIN, tal como lo declaró ante la justicia en el 2001.

De acuerdo con Caretas, Montesinos estaría dispuesto a callarse la boca el lunes o mentir, dado que ya tiene una condena por 20 años de prisión a las FARC y se juega otra por 35 años en los casos de derechos humanos, en la que la culpabilidad se le viene encima. Si callara y los fujimoristas forzaran la figura de la amnistía, Montesinos podría ser amnistiado.

De hecho, Valle Riestra ya ha jugado la carta de la amnistía en otras oportunidades. Reuniones en Piedras Gordas con Antauro Humala, el fujimorista Fernán Altuve y el nuevo jale naranja Gustavo Espinoza, para planear la libertad y amnistía del primero de los nombrados, o su apoyo a la propuesta del excéntrico Espinoza de incluir en la amnistía a Fujimori y a otros presos por corrupción.

Digamos, en el caso de un grupo de gente que sigue pensando que vale matar en algunos casos, esta propuesta va a ser saludada y hasta aplaudida.

Sin embargo, una amnistía parece inviable en este momento. Fuentes parlamentarias consultadas por este blog señalan que ni siquiera los apristas apoyarían una propuesta como esta, dado que sería “darle demasiado premio” a Fujimori a cambio de nada. Pero también hay importantes razones jurídicas – como la sentencia sobre el caso Barrios Altos dada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos – y éticas, además del papelón en el exterior que supondría haber extraditado a Fujimori para finalmente darle un perdón incompatible con el Derecho Internacional.  

Reconocer que la amnistía es una carta a jugar, implica para el fujimorismo el reconocimiento de culpabilidad de su líder y que judicialmente la tienen complicada. Eso ya supone el desenmascaramiento del cinismo, aquel que nos gobernó por diez años y cuyas funestas consecuencias padecemos hasta el día de hoy.

PARA NO OLVIDAR:

Los dejo con este reportaje de Roxana Cueva en dos partes, sobre la sociedad Fujimori – Montesinos:


 

MUERTO (BIEN) FRESCO

Durante la transmisión de la Cumbre ALC – UE en TV Perú, un viejo rostro reapareció en pantalla. Se trataba de Carlos Espá, ex conductor de Cuarto Poder, con su conocida parsimonia. Una muestra de lo que hizo como conductor durante 3 días en este video de Utero.tv:

Lo que no conocíamos eran los detalles de la contratación de Espá para este trabajo.

Las Bases: Para realizar este trabajo, TV Perú pedía los siguientes requisitos:

  • Con estudios en Derecho y Ciencias Políticas
  • Experiencia y/o Conocimiento en Presentación de programas periodísticos en televisión en Entidades Publicas y/o Privadas.
  • Disponibilidad Inmediata.

Pregunta: ¿cuantos periodistas cumplen con estos requisitos?

Sigamos con más de las bases, ¿qué actividades desempeñaría el conductor?

El profesional deberá realizar las siguientes actividades para el desarrollo del servicio:

  • Realizar la presentación de un programa televisivo.
  • Realizar entrevistas periodísticas a dignatarios  extranjeros y nacionales.
  • Otras actividades desarrolladas

¿Y por cuanto tiempo? Las bases señalaban que desde que se suscribía el contrato hasta la culminación de la Cumbre. CONSUCODE no indica cuando se firmó el contrato.

La Buena Pro: El ciudadano Alfonso Carlos Espá y Garcés – Alvear fue el único postor en este proceso de menor cuantía. La buena pro fue adjudicada el viernes 9 de mayo y la cumbre comenzó el jueves 16 de mayo. En pocos días, Espá se llevó la suma de S/. 6,320.00, lo que podría explicarse por la trascendencia del evento.

Sin embargo, llama poderosamente la atención esta contratación, dada la posición de Espá con relación al gobierno. Veamos una selección de algunas de sus últimas columnas en Correo, para comprobar esta afirmación:

Lacrimosa Encuestocracia (25 de abril de 2008):

TRES: Pese a todo, no hay rubor en nuestros lloriqueos; no hay pudor en nuestras exigencias, en la primera piedra que alzamos, en el índice acusador que esgrimimos. Si hay algo que sobra en el Perú son plañideras y catones de alquiler. Nos encanta hacernos las víctimas. Un par de tragos y somos hermanitos. ¿Qué otra razón habría para que Toledo haya sido elegido presidente?

Que sea el Perú (09 de mayo de 2008)

UNO: En los menos de dos años que lleva el actual gobierno se ha creado cerca de un millón de empleos. Un millón. Es lo que ofreció e incumplió el segundo belaundismo. Recordemos que, bajo el slogan Trabajar y Dejar Trabajar, Belaunde fijó tamaño guarismo como objetivo para todo un quinquenio. Al final, la feroz recesión con caída de 14 por ciento del PBI trajo por los suelos tal ensoñación. Hoy, sin grandes titulares, esta meta que es colosal ha sido ya alcanzada. Restan aún tres años para seguir creando más millones de puestos de trabajo.

La comunicación ja,ja,ja (30 de mayo de 2008)

DOS: En política las casualidades no existen. Hace un mes los agoreros del acabose anunciaban un país en llamas, paralizaciones y anticumbres. Hoy retornan a su libreto predilecto: la mezquindad. Refunden en páginas interiores la subida presidencial. Asimismo, ponen en tela de juicio las cifras de reducción de la pobreza sin haber siquiera examinado la metodología utilizada. De paso pretenden ningunear a las entidades participantes, incluido el Banco Mundial.

(…)
CUATRO: ¿Por qué guardar silencio ante lo bueno? ¿Por qué retacear? ¿Por qué confundir independencia con majadería?

¡Grande, chiquito Humala! (13 de junio de 2008):

QUINTO: Mientras el gobierno avanza en electrificación, agua potable, carreteras, salud, educación, puestos de trabajo y reducción de la pobreza, Humala devanea entre el autoritarismo y la piconería. Caretas se pregunta “¿A dónde apunta Humala?” Se trata de una pregunta retórica. Es obvio que apunta a sus propios pies. Tiene muy poco vuelo, la verdad. Seamos agradecidos: gracias, gracias, muchas gracias mariscal.

¿Se contrató a este periodista solo porque escribe estas cosas a favor del gobierno?  Alguien en Tv Perú nos debe la respuesta.

OTRA DE ESPA:
Ombloguismo y el libro de entrevista a Alan pagado por el empresariado

SAN MARCOS: INTERCAMBIO VIAL EN LA MIRA

intercambio vial san marcos 1intercambio vial san marcos 2

Hace algunas semanas, a raíz de varias protestas, el tema del Intercambio Vial Universitaria – Venezuela y su relación con la Universidad Nacional Mayor de San Marcos estuvo en el ojo de la tormenta.  La forma en como el Rectorado de San Marcos y la Municipalidad de Lima han manejado el tema  – con total falta de transparencia – han llevado a un entrampamiento tal que la obra corre el peligro de convertirse en un nuevo elefante blanco de la ciudad.

Pero la situación puede complicarse con dos informes de la Universidad Nacional de Ingeniería que le ponen la cruz a la obra, en cuanto a sus aspectos técnicos.  Cabe señalar que estos informes fueron solicitados por la propia UNMSM, lo que va a añadir un aspecto más complicado a una solución sobre esta materia.

Perú.21 resume los horrores de la obra:

El primero, de tres páginas -alcanzado a Perú.21 por el proyecto Observatorio Universitario, del Grupo Coherencia, y el Instituto Prensa y Sociedad, IPYS- advierte que “del estudio del tráfico se determina que el mayor flujo vehicular circula por la Av. Universitaria, esto (se desprende) del análisis de los conteos realizados, así como la encuesta de origen y destino (de los vehículos), con lo cual la vía predominante es la Av. Universitaria”. Es decir, en dirección norte a sur y viceversa.

Luego, el documento refiere que “la vía predominante para intercambios viales en zonas urbanas de flujo libre y restringido(…) debió ser la Av. Universitaria“. Siendo así, ¿por qué la Av. Venezuela fue la elegida para levantar sobre ella el puente aéreo?  El segundo informe abunda al respecto y establece que de lo que se trataba era de “implementar un paso a desnivel, mas no un intercambio vial”, de modo que “no se justifica un intercambio vial sino un paso a desnivel“.

Vayamos por partes. Efectivamente, es cierto que el mayor flujo vehicular se encuentra por Universitaria, dado que varias líneas de transporte público circulan por allí hacía Lima Norte (San Martín de Porres, Los Olivos, Comas y Carabayllo) y, claro, en el camino, también captan a pasajeros que van desde y hacia la PUCP y San Marcos. Ello se entronca con los ejes viales La Marina – Pershing – Javier Prado e, indirectamente, con el Tacna – Wilson – Arequipa, vía otras avenidas. En otras palabras, no sólo la Av. Universitaria tiene un mayor flujo vehicular sino que, en realidad, tiene mayor importancia que otras vías.

Pero no solo ello, hay dos problemas adicionales que comentar. Como diría Belaúnde, vayamos al mapa:

San Marcos by El Morsa

Nótese la franja roja que atraviesa la avenida Venezuela y la UNMSM. A la izquierda de la franja, la pista de Venezuela se vuelve a acortar, cuello de botella que se formará al inicio y al final de cada una de estas vías. Ello hace aún mas problemático el hecho de que el intercambio vial se haya hecho en torno a esta avenida y no por Universitaria.

Pero si, como dice el informe, no era necesario un intercambio vial, sino un by-pass, pues tampoco se hace necesario el famoso anillo vehicular (ver foto al inicio del post) que va a quitarle terreno a San Marcos. LQQD: la Municipalidad y la Universidad firmaron un convenio, a todas luces innecesario.

Pero hay otras dos aristas que contemplar aquí y que tienen que ver con los intereses involucrados en el tema.

Hace algunas semanas Roberto Bustamante alertó sobre la intención del Rector Luis Izquierdo de trasladar San Marcos a Huaral, hecho que se ha podido corroborar extraoficialmente pero que la Universidad no ha informado a sus alumnos. De hecho, hace algunos meses, La República se preguntaba quién ganaba con las obras en la UNMSM y daba esta respuesta:

Cuestionamientos que merecen respuestas claras. Luis Izquierdo Vásquez lo sabe y sale al frente de ellos, porque está convencido de que ha logrado para San Marcos el mejor de los tratos. Señala incluso que pasará a la historia como el rector que logró para la universidad nuevos terrenos, y quién sabe si el lugar donde se hará la nueva sede de la universidad.

Se trata, según asegura Izquierdo, de un terreno que la municipalidad de Lima buscará para San Marcos entre los kilómetros 98, 99 y 100 de la Panamericana Norte, en Huaral. “Hablamos de unas 2,300 hectáreas que se gestionará ante la comunidad de esa provincia.

En esos espacios se construiría, asevera Luis Izquierdo, la nueva Ciudad Universitaria, la Facultad de Ciencias Alimentarias e Hidrobiológicas y un centro de recreación.

Y aunque los documentos firmados entre la Municipalidad y la Universidad no digan nada al respecto, el portal Huaral en Línea reportó sobre el tema y tomó fotos del Rector Izquierdo reconociendo lo que podrían ser los nuevos terrenos de la Ciudad Universitaria.

 Por su parte, el informe de Perú.21 también señala algunas cuestiones poco claras en una Municipalidad acostumbrada a elevar de golpe el presupuesto de sus obras viales:

El costo de esta obra municipal también ha experimentado sucesivos incrementos. En 2007, según documentos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), su valor era de S/.43’082,137. Posteriormente, según la misma fuente, la cifra ascendió a S/.45’211,052Ahora, en su lista de Proyectos en Ejecución, EMAPE habla de una inversión de S/.57’960,000. La situación es bastante similar a lo acontecido con la Estación Central, la Vía Expresa Grau y el Intercambio Vial Habich, tal como informó a fines de mayo este diario. Un vocero del municipio adejo que una cosa era el presupuesto de inversión y otra el presupuesto de obra. “El primero es más alto porque incluye adicionales”, dijo. 

Ojo que la OIM también tuvo problemas de sobrevaluación con la Vía Expresa Grau, y que el hecho de que buena parte de las obras de Castañeda sean supervisadas por organismos de Naciones Unidas los excluye de los controles que CONSUCODE establece para las contrataciones del Estado. 

A pesar de la polémica, la obra continuará, de acuerdo a lo que ha señalado la Municipalidad Metropolitana de Lima. Mal precedente para un caso en el que la falta de transparencia de autoridades universitarias y municipales ha llevado a realizar una obra mal planificada, que ha creado conflictos con los vecinos – que se quejan de los robos en la zona – y que ha puesto a los alumnos de San Marcos en contra de autoridades cuyo manejo de este tema ha sido poco menos que irresponsable.

Pregunta final sobre Luis Castañeda, ¿este es el hombre que algún día pretende gobernar ya no solo la ciudad sino el país?