GUIA DEL DIA DEL NARCO


Hoy día he estado algo desconectado del mundo, pero, al volver a la blogósfera, me he percatado que varios hemos coincidido en tocar el tema que creo que debe preocupar más a la prensa y al país en general: el narcotráfico.

Así que veamos esta suerte de guía bloggera del día del narco:

El Fiscal, el APRA y el narcotráfico: Roberto Bustamante nos señala los vínculos familiares de la Fiscal de la Nación con personas del partido de gobierno y con el clan Zevallos. Preocupante saber que personal de confianza de la Presidencia del Consejo de Ministros – de la que, ojo, depende DEVIDA – está vínculada a una persona cuestionada por vínculos presuntos con el narcotráfico.

Los Infiltrados: Segunda parte de lo comentado por Bustamante, en este blog. Vean como la prima de la Fiscal de la Nación es la intermediaria con su posible reeemplazante y la historia del nexo mediático de Fernando Zevallos: José Mejía Regalado. La yapa: recuerden una de las razones por las que Benedicto Jímenez cayó en desgracia.

¿Cuál guerra contra el narcotráfico?: El ahora freelance Marco Sifuentes, sobre la base de una columna aparecida en Correo de Trujillo, nos recuerda a algunas de las joyas del partido de la estrella con vínculos con el narcotráfico. Casos clamorosos: el abogado aprista de los Wolfenson y de los Sánchez Paredes, los narcocandidatos a alcaldías en el 2006 o el jefe de los procuradores vinculado con los Zevallos. Y eso que no nos remontamos a casos como los de Manuel Angel del Pomar o Carlos Langberg, en los ochenta, a los que bien valdría la pena darles una nueva revisión, a la luz de lo que vemos hoy.

El columnista valiente: También del Utero de Marita y que nos demuestra los límites de las teorías conspirativas. Coincidiendo con varios comentaristas anónimos – y otros seudónimos – de este blog, el periodista Raúl Wiener se manda con una teoría conspirativa de campeonato: El Comercio ha tendido un tinglado para bajarse a Adelaida Bolívar para lo cual estaría utilizando a Luz Loayza. El señor se olvida que en Iquitos los sicarios están a la orden del día, las documentadas amenazas a Loayza y hasta los pedidos cachacientos de Zevallos para que la Fiscal vuelva a Maynas. Increible como la ceguera ideológica puede llevar a extremos de negación como estos. Bueno, si hasta Gustavo Espinoza Montesinos sigue pensando que Tarata fue obra de los militares…

Cuento incompleto: En su irónico estilo, Laura Arroyo Gárate les cuenta la historia completa del caso Bolívar – Loayza – Zevallos como para que hasta Raúl Wiener la pueda entender.

Luego de ver todo esto, tengo la sensación de que estamos solo ante la punta del iceberg. Creo que hay mucho más por ver aún en esta larga novela. Solo espero que su título no sea La Próxima Víctima.

UPDATE (07.02.2008):
Raúl Wiener intenta responder al post de Marco Sifuentes. Pero en el camino comete dos errores de marca mayor.

El primero, admitir que no leyó los informes de inteligencia que alertaban de las amenazas a Luz Loayza. Cuestión gravísima en alguien que es jefe de investigación de un diario. No me extraña dado que – modestia aparte – aquí tuvimos que presentar las pruebas que omitió en un reporte sobre las andanzas de Aldo Mariátegui en Tailandia, pagadas por Suez.

El segundo, no presentar pruebas sobre la presunta conspiración del grupo El Comercio contra Adelaida Bolívar. A estas alturas, Wiener solo balbucea las hepáticas columnas de César Hildebrandt, cuyos odios por la familia Miró Quesada y Fernando Ampuero (que trabaja para el Mercioco) ya cansan a estas alturas. Y solo esboza como prueba la acusación fiscal contra Fernando Rospigliosi, columnista de Perú.21. Vamos, la acusación contra Rospi era tan descabellada que las patrañas de Bolivar tuvieron que detenerse por falta de pruebas.

Francamente, a veces uno no entiende como personas como Wiener llegaron a manejar medios de comunicación. Y no por sus ideas, que son respetables a pesar que están en las antípodas de las mías, sino porque no hace lo que un periodista debe hacer: contrastar información y sustentar sus afirmaciones.

Don César Levano, por favor, mándelo a Bausate.

12 thoughts on “GUIA DEL DIA DEL NARCO

  1. Algunas noticias que he sacado de una busqueda rapida, aqui se ve que en Lima estan a la orden del dia.La Republica – 5 de Setiembre del 2007Matan a presunto narco colombianoEran las 2.45 de la tarde y en el local de Kentucky Fried Chicken, de la esquina de Javier Prado Este y la calle Morelli, había unos 30 trabajadores y clientes.El sicario ingresó por la puerta que da para la calle Morelli, recorrió unos 15 metros hasta ubicarse detrás de la víctima, quien ocupaba una mesa frente a un ventanal con vista a la Javier Prado. Allí le disparó un tiro en la nuca.Portal Sucesos – 27 de septiembre de 2007Un empresario mexicano es asesinado por presuntos narcotraficantes en PerúUn empresario mexicano, cuyo cadáver fue hallado el miércoles en un maletero de un vehículo con signos de tortura, fue asesinado por presuntos narcotraficantes, según versiones policiales publicadas hoy por la prensa peruana. Los peritos de la Policía de Perú establecieron que el empresario, identificado como Antonio Flores Ramírez, de 62 años, fue torturado durante varias horas, pues presentaba tres puñaladas en el pecho, así como en las mejillas y las muñecas, aunque murió tras ser degollado.La Republica – 18 de Enero del 2008Matan de 7 balazos a una empresaria Gladys Córdova era dueña de una droguería y su esposo integraba comité de lucha contra venta de cocaína.Sería un acto de venganza.Peru 21 – 24 de Enero del 2008Matan a sicario de Zevallos cuando iba a penal San Jorge.Víctima se dirigía a audiencia en juicio a ex informante de la DEA, Óscar Benites Linares.Ayer, otra persona fue asesinada en la calle y a plena luz del día. Se trata de José Ángel Mori Soto (38), alias ‘Shevasco’,quien habría sido sicario del narcotraficante Fernando Zevallos.Terra Peru – 4 de Febrero del 2008Nuevo asesinato a mano de sicarios en LimaLa víctima, identificada como Lucio Vargas Almeyda, fue interceptado por tres sujetos en el Parque Albino Herrera en el Callao,quienes luego de taparle la boca, procedieron a dispararle a la altura del oído y luego fugar de la escena del crimen. Los tres hombres habrían estado esperando a Vargas Almeyda en un carro 4×4, según un vecino que no se quiso identificar y que declaró a RPP Noticias.

    Me gusta

  2. Si la fiscal Loayza no puede ir a Iquitos porque el narcotráfico la mataría, debemos suponer que todos los demás fiscales están comprados (salvo que todos empiecen a pedir su cambio a Lima). Cerramos el Ministerio Público en esa zona?

    Me gusta

  3. ¿Qué quiere ese útero conmigo? por Raúl Wiener El día de ayer el blog “Útero de Marita” vuelve a ocuparse por segunda vez de lo que escribo. Y muy ingeniosamente me bautizan “el columnista valiente” parodiando mi columna “la fiscal valiente” aparecida en el diario La Primera. Pero ocurre que en todo el país, incluido este útero entrometido, hay muchos que creen que efectivamente estamos ante una magistrada ejemplar que se atrevió a enfrentar a uno de los diez más grandes traficantes del mundo, al decir de Bush, y que por eso ahora de juega la vida si vuelve a pisar la provincia de Maynas. Ella además nunca ha rechazado el calificativo. Al contrario, imagina que el poder que ha enfrentado es tan enorme que sus tentáculos llegan hasta la Fiscal de la Nación, la Junta de Fiscales y el Fiscal Decano de Maynas, al extremo de ser capaces de empujarla hacia una situación que podría causarle la muerte. Por eso no hay sorna en mi encabezado, como si la hay en la nota que firma OcraM, porque todos sabemos que no hay necesidad de ningún coraje especial para ponerse detrás de una computadora o un blog, sobre todo si uno se oculta tras un seudónimo. Yo no he definido a la doña como heroína o mártir, que definitivamente no lo es, como que no quiere asumir riesgos. Y sobre si cumplió su misión hay distintas opiniones. Tampoco suelo revisar reportes de inteligencia de la policía, a los que no tengo acceso, aunque debo mencionar que he tomado nota que la Fiscal Suprema Echaíz indicó que a ellos nunca se les alcanzó ninguna evidencia sobre la supuesta investigación de seguridad salvo la carta de Alva Castro que menciona el asunto. ¿Por qué habría de hablar de lo que no conozco?, ¿habrán estudiado los del Útero estos papeles de inteligencia que no tuvieron los fiscales?, ¿por qué no publican alguna parte para ver qué tan inteligentes son? Sobre si he viajado a la selva o tengo mis patas charapas de blog para que me digan como va la cosa por allá, ¿a cuántos fiscales se chifan cada día?, sólo diré que conozco las principales ciudades selváticas y son mucho menos violentas que Lima. No me estoy refiriendo al VRAE o al Huallaga. Si admitimos que el gobierno ha entregado las capitales de departamento al control de los sicarios y que no puede proteger a una fiscal amenazada, entonces ya no somos un Estado sino un territorio fuera de control. A mí me hace sonreír la forma como tanta gente bien intencionada se toma en serio eso del peligro de Maynas y no le parezca ridículo que el ministro del Interior ofrezca el máximo apoyo en seguridad y diga a la vez que no puede garantizar su vida. Y, por cierto, no tiene importancia alguna que nadie haya dicho textualmente que a los valientes hay que replegarlos a Lima, si eso es lo que en esencia está reclamando Loayza, con el apoyo de la gran prensa, del gobierno y el presidente del Congreso, y del Útero de Marita. Que Zevallos haya pedido por carta que envíen a Loayza a Maynas para poder matarle, es una frase con sentido del humor. De veras no he conocido un asesino tan sincero. Ahora si Zevallos pidió que el juicio se hiciera en el lugar donde se produjeron los hechos (la creación de Aerocontinente) y que se ahí donde lo acuse la señora fiscal, es enteramente otra cosa. Que Adelaida Bolívar está enfrentada desde hace mucho tiempo con el grupo más poderoso de la prensa peruana es una verdad que se cae de madura. Si el Útero no tiene ojos, no es mi culpa. Hay una campaña sostenida para demostrar que la primera Fiscal del país tiene vínculos con el narcotráfico. Esta fue además la forma que utilizó Rospigliosi en Perú 21, secundado por todo el diario para defenderse del proceso que se le abrió sobre los hechos de Arequipa del 2002. En el Perú todos sabemos lo difícil que es sobrevivir a una andanada del supuesto decano de la prensa y sus subsidiarias periodísticas y televisivas. ¿Qué papel juega Loayza en esta trama? Muy simple. La fiscal provincial hace rato que actúa por cuenta propia en el manejo de sus tiempos, sus viajes, sus informantes, y se salta todos los procedimientos de su institución, al extremo deponer decir la insólita frase de no voy adónde me ordenan y tampoco renuncio, que seguramente es de lo más normal. Ella sin duda se ha sentido fuerte para moverse sola. Cada uno debe responderse asimismo sobre los significados de sus vacaciones apenas logró el traslado del caso Zevallos a Lima, su viaje a Chile, su relación con Polaco y otros informantes que también eran parte de la mafia. ¿Quién te puede dar protección como para enfrentarse a tus superiores como esta mujer lo ha hecho? A los que les escandaliza que ponga en duda la supuesta valentía de Loayza, les pregunto de frente si realmente comparten la idea de que la Bolívar y los demás fiscales supremos son parte de una celada para acabar con la única fiscal proba del Perú. ¿no le parece que no se necesita ser tonto útil de alguien para seguir en esa línea de pensamiento? Hay que ser tonto, no más.

    Me gusta

  4. Heroínas de papel por César HildebrandtLa heroína en veremos. Ese podría ser el título de la fiscal Luz Loayza, una distorsionadora compulsiva que parece trabajar para la DEA y el holding periodístico que decide cuál es la agenda de sus segundones y el miedo del día de sus amedrentados.Después de revisar alguna documentación que considero clave, puedo decirle a mis lectores que detrás del lloriqueo de Loayza está la aspiración de la DEA de dirigir a la Dirandro y el sueño de una corporación de las comunicaciones de influir decisivamente en algunas investigaciones, no sólo para embarrar a quien se le antoje, sino –ojo, mucho ojo– para salvar eventualmente a algún allegado que pudiera haberse metido en el tráfico de drogas. Sí, señor. Como lo oye.Pero ese no es el tema de esta columna. El tema de hoy es esta actriz amateur digna de un Goya que se llama Luz Loayza y que hace fuerza, junto a sus inventores periodísticos, para enlodar a todo el ministerio público y tumbarse a la Fiscal de la Nación.Y si para demostrar su musculatura, el holding mencionado tiene que construir “historias”, pues las construye.Por ejemplo, construyó la historia de que “una fuente policial” les dijo que en la computadora de Fernando Zevallos, (a) Lunarejo, habían encontrado una resolución del fiscal Eduardo Castañeda Garay, dando a entender que el tal Castañeda tenía relación ­epistolar con el narco condenado a 20 años de prisión.Tengo ante mis ojos el informe 28-04-06 de la Dirandro en el que se niega haber entregado alguna información o haber conversado siquiera con alguien de El Comercio. Y donde se señala que lo encontrado en la casa de Zevallos es “una copia del Parte N°005-09-03-DIRANDRO-PNP-DOTAD-TJ del 10SET03 instruido por personal policial de la DOTAD-PNP-Tarapoto, que transcribe el Oficio N°43-2003-2° FETID-MP-FN y la Resolución Fiscal del 27ENE2003 expedida por el Dr. Eduardo Castañeda Garay remitiendo al Dr. Néstor Padilla Romero, Fiscal Provincial de Tarapoto, la Denuncia 008-2001 sobre la comisión del delito de Tráfico ­Ilícito de Drogas imputado a Fernando Melciades Zevallos González y otros…”Eso es lo que dice el parte policial. Pero El Comercio, en combina más o menos pública con la DEA (que quiere mandar en el Perú a pesar de su nauseabunda corrupción mundial), ya salpicó de lodo al doctor Castañeda. ¿Quién lo limpia ahora? Será Moya, porque el diario de marras no publica verdaderas cartas de rectificación.Con sus canales N y M y sus diarios dirigidos por ex fujimoristas que hoy se creen Robespierre, las FARC del odio miroquesadista también construyeron la historia de que la fiscal Adelaida Bolívar saboteó la pericia que la fiscal Loayza hizo en trece naves que pertenecieron a “Aerocontinente”.Pura mentira. La fiscal Loayza, “la heroína”, no encontró nada en esos aviones. Así lo informa el Dictamen Pericial de la Dirección de Criminalística de la policía:“Las muestras M-1, M-2 y M-3 (recogidas de la aeronave OB-1780-P) fueron sometidas al proceso de extracción y purificación de solventes, luego ­analizadas por métodos químicos: colorimétricos, cromatográficos en capa fina y cromatográficos por gases, obteniéndose como resultado NEGATIVO para adherencias de COCAINA”.En los otros aviones no se encontró ni la caspa de algún tripulante y las bodegas “estaban llenas de fierros y objetos”. Es que había que ser mensa para suponer que la coca que “Lunarejo” fabricaba por arrobas podía haberse “derramado”, como la lisura, en unos aviones que empezaban a oxidarse de puro desuso. Había que ser mensa o teatrera.Pero hay más en esta farsa. Cuando al día siguiente de su primera inspección la “valiente” Loayza debía terminar el operativo, se desapareció. Así consta en la llamada “Acta de Suspensión de Diligencia” del 31 de mayo del 2006:“La presente diligencia se suspende en razón de que a horas 09:50 de la fecha, el instructor recepcionó una comunicación telefónica de la sede central Dirandro-PNP, mediante la cual hacían conocer que por motivos de salud la Dra. Luz Hortensia Loayza Suárez…no participaría en la misma”. (Firman los peritos, el Instructor y el Procurador José Huerta).¿Cuál había sido ese problema de salud? ¿Una neumonía? ¿Una apendicitis? ¿Una diarrea incontenible? Nada de eso. La doctora Loayza usó el día para ir donde el oculista Oscar Aguinaga Oliver a tratarse una vieja úlcera corneal –para la que el doctor Aguinaga recomendó “completar el tratamiento con antibiótico” y ponerse un apósito sobre el ojo afectado–. ¿Y por eso suspendió una diligencia clave en la búsqueda (según ella) de rastros incriminatorios en los aviones de “Lunarejo”?Loayza, además, debió realizar la inspección de esos ­aviones del 1 al 15 de mayo del 2006, cuando llegó a Lima haciendo uso de solicitadas vacaciones. La hizo, sin embargo, el 29 de mayo. ¿Qué hizo entre el 1 y el veintitantos de mayo? Se fue de viaje a descansar.Una de las cosas más sorprendentes en este asunto es que la “valerosa” doctora Loayza se moría de miedo aun antes de que Zevallos González “fuese a prisión” por sus investigaciones.Habría que aclarar que Zevallos no está preso gracias a esta heroína de papel. Está preso por el trabajo realizado por otra fiscalía a cargo de ­una tocaya de apellido: la doctora María Lourdes Loayza Gárate, que estuvo a cargo de sostener la acusación del ministerio público en el tramo decisivo del proceso. La investigación que concierne a Luz Loayza está en marcha, es por lavado de dinero y será materia de ­otra condena (menor, sin duda, a la de 20 años ya impuesta). Y, sin embargo, nadie ha escuchado a la doctora María Lourdes Loayza Gárate –la Loayza que es valiente de verdad– anunciar que su fin está próximo y que la persiguen en coches sacados del cine policial.El miedo de la Loayza miedosa convertida en “heroína” por la prensa que quiere tumbarse a la Fiscal de la Nación como demostración final de su inmenso poder, no es de ­ahora sino que está registrado en fecha tan temprana como agosto del 2006, cuando le pide a la Fiscal de la Nación que la traslade de inmediato a Lima por lo que le puede pasar en Maynas. Y esto que sólo había rozado el tema de “Lunarejo” en una investigación preliminar, dado que el encausado principal del caso que ella llevaba era Ramiro Pérez Córdova (alias Gato).La “valentía” de la doctora Loayza sigue emocionando a quienes la leyeron:“…los hechos descritos han creado un ambiente de peligro permanente para mi salud y mi vida, pues me generan un delicado e intenso estado emocional de estrés que repercute en contra del normal desarrollo de mi vida personal, laboral y familiar, que interfieren (sic) gravemente en el normal desarrollo de la investigación…” ¡Pedía que la sacaran a mitad de la investigación! Y esto que no se había metido a fondo con Zevallos.¿Y por qué estaba tan tocada de nervios la fiscal que debía de ser nuestro equivalente al Jim Garrison del caso Kennedy? El único incidente ocurrido hasta ese momento en torno a la doctora Loayza había tenido como escenario su casa en Lima del jirón Sevilla, Miraflores, y había consistido en el ingreso al domicilio de una gavilla misteriosa de merodeadores que usaron una pata de cabra para forzar la puerta. Pero eso había ocurrido en Lima, no en Maynas. Y, sin embargo, la fiscal Loayza exigía su inmediato traslado a la capital.Es muy fácil construir reputaciones (o destruirlas) en base a exageraciones o desinformación. El ejemplo de la doctora Loayza no es el único. La procuradora Sonia Medina se ha vendido como la Terminator con rímel de la banda de Zevallos González. No le conviene recordar que siendo jueza penal liberó, en agosto del 2001, nada menos que a Jorge Chávez Montoya (a) Polaco. Con argumentos esforzadísimos y más que sospechosos, aludiendo a retroactividades benignas incompatibles con la magnitud del delito juzgado (por el que Polaco había sido sentenciado a 15 años de cárcel en 1997) Sonia Medina demostró en ­ese caso una generosidad difícil de explicar y soltó al sujeto que hoy se carea con su antiguo jefe de pandilla. Sonia Medina es, sin embargo, otra de las heroínas de cartón-piedra fabricadas en los estudios de la televisión controlada por la corporación.

    Me gusta

  5. Godoy, por lo general coincido con tus apreciaciones y respeto mucho la seriedad con que llevas este blog, de lejos el mejor de la blogosfera peruana. Sin embargo, me parece que cometes un serio error al descalificar a Wiener a partir de un burdo comentario que Sifuentes usa como descargo luego de que Wiener le respondiera. Dice Sifuentes:El señor Wiener Fresco me responde, y admite que no conocía los reportes de inteligencia que cualquier periodista que ha hecho su tarea debería conocer…Es decir, Sifuentes asume que dichos informes o reportes existen y están al alcance de cualquier periodista que hace su tarea. Debemos asumir entonces que Sifuentes conoce o ha visto los informes. Lamentablemente, el vínculo que Sifuentes consigna para referirse a dichos informes solo nos lleva a un artículo de Peru21, no a los reportes en sí. En dicho artículo solo podemos leer: Según han confiado a Perú.21 fuentes de inteligencia policial, el propio ex propietario de Aerocontinente podría estar detrás de un intento de atentar contra la vida de la magistradaEn ningún momento, en el artículo de Peru21 se habla de informes. Sifuentes no solo miente, sino que es tonto, lee cosas que el artículo no dice. Por cierto, al parecer ni siquiera la fiscal que llevó el caso tuvo acceso a dichos informes. Como todos sabemos que a Sifuentes más le preocupa meter chongo se cuelga de una frase que, descontextualizada, puede sonar extraña. Wiener afirma no haber leido los informes porque dichos informes no existen. Eso Sifuentes no lo entiende aunque dichos informes ni siquiera aparecen mencionados en el artículo de Peru21 que él mismo linkea desde su página (cosa rara, porque, debido a su incapacidad para crear contenido propio en su blog, lo único que sabe hacer Sifuentes es poner links).Por otro lado, Hildebrandt escribe un artículo repleto de argumentos a favor de lo postulado por Wiener. Y sí da informes, resoluciones, nombres, fechas, todo lo necesario para sustentar lo que dice Wiener. Y ya ves como lo han atacado igual, algunos relacionandolo con narcos, sin hacer un mínimo análisis de lo que el Chato ha escrito.Finalmente, ¿por qué acusar solo a Bolivar por “querer enviar a morir” a la jueza Loayza si el fallo viene de otras instancias? ¿No fue acaso una junta de fiscales la que emitió la orden? ¿O van a decir que la junta de fiscales completita esta llena de narcos o tiene “vínculos de sangre” con Zevallos?Para terminar, Juan Sheput no es precisamente un aliado de Wiener y sin embargo coincide plenamente con él en que detrás de esto, hay una campaña mediática.Saludos

    Me gusta

  6. Pues las notas de inteligencia existen. Caretas hoy publica en su sección Mar de Fondo una página de las mismas, por lo que, si Wiener hacía bien su chamba, podía llegar a las mismas. En el primer párrafo se lee:Que habria salido del penal (no preciso) hace aprox. 72 horas donde tomó conocimiento que tres (03) personas (peruanos y colombianos) procedentes de Colombia conocidas como Salvador Ramírez López, Manuel Portocarrero Giles (43) (a) “Viejo” y un tercer no identificado conocido como (a) “Pantera”, mismo que pretenecerían a una banda organizada de sicarios, quienes tendrían planificado para el día 05ABR 06, en horas de la noche, victimar a la Dra Luz Loayza, ex Fiscal que investigaba el caso del TD Fernando Zevallos. Por tanto, la nota existe. Y, al margen de discrepancias editoriales que puedan tener con M. Sifuentes o Peru.21, la evidencia es cierta. Y me quedo con lo que hoy dice Mirko Lauer en su columna:Conclusiones: se precisa un sistema de fiscales y jueces menos vulnerables frente al narcotráfico, que podría incluir funcionarios armados; la fiscal Loayza está neutralizada para todo fin práctico y debe ser reemplazada; el Estado siempre debe juzgar a los narcos en lugares que no les den ventajas estratégicas.

    Me gusta

  7. Muchas gracias por la aclaracion, Godoy. Al parecer, vas a terminar haciendo el trabajo de Wiener (a quien no voy a eximir de culpa) y de Sifuentes.Me parece raro que solo ahora se hable de ese informe y no lo hayan consignado los interesados de El Comercio o Peru21. Otra cosa, ¿de donde es el informe? ¿De Maynas? no vaya a ser que sea de Lima.Otra cosa, me gustaría que también respondieras mis preguntas de fondo (ya que lo de Wiener y la bronca del Chato con El Comercio son cosas anecdóticas, más aún lo de Sifuentes):¿Por qué acusar solo a Bolivar por “querer enviar a morir” a la jueza Loayza si el fallo viene de otras instancias? ¿No fue acaso una junta de fiscales la que emitió la orden? ¿O van a decir que la junta de fiscales completita esta llena de narcos o tiene “vínculos de sangre” con Zevallos?Saludos

    Me gusta

  8. Si seguimos la lógica de la conclusión de la nota de Lauer: “el Estado siempre debe juzgar a los narcos en lugares que no les den ventajas estratégicas.”; la conclusión sería que no lo juzgen en el Perú, porque se asegura que todo el sistema judicial y la fiscalia esta dominada por ellos, y que además los sicarios matan sin problemas en Lima y provincias (la verdad que más en Lima que en provincias). Entonces, solo queda extraditarlos a los Estados Unidos, santo problema resuelto, viva la DEA, eliminemos la DIRANDRO, y el Perú que se declare “estado libre asociado”.

    Me gusta

  9. Sobre la pregunta de fondo, la Junta de Fiscales Supremos es formada por apenas 5 a 6 personas, entre ellas Adelaida Bolivar. Como bien lo ha explicado Fernando Rospigliosi ayer, una cosa pesa entre los Fiscales: el cubileteo para tener los votos necesarios y turnarse en el puesto de Fiscal de la Nación. Bolivar tendria varios votos ya comprometidos en favor de Gladys Echaiz, a cambio de que no la investiguen por la vinculación de su esposo con F. Zevallos. He allí la madre del cordero. Asi que, en un caso, por lo menos, si hay la conexión. En los demás, están las prebendas.

    Me gusta

  10. Godoy, Si soy narco y tengo a la Fiscal de la Nacion en mis manos, si supuestamente es parte de mi red, ¿por qué diablos estoy en cana con 20 años de sentencia?¿No te parece incongruente? Y encima de la manera en cayó Zevallos, tan acelerada.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s