QUIJANO Y CARETAS

Por Roberto Bustamante me enteré que Caretas había sacado su propia versión y comentarios sobre la censura que el Instituto Nacional de Cultura había hecho a Piero Quijano. Por lo que salía en su blog, la revista de Zileri aparecía como autoritaria y militarista.

He podido revisar el comentario completo de Caretas (que ustedes pueden chequear haciendo clic en la imagen) y tengo una opinión sobre ello. A mi modo de ver, creo que habría que diferenciar dos momentos diferentes en esta cuestion: los errores de percepción de Caretas sobre este tema y su posicion frente al conflicto armado.

Sobre lo primero, Caretas se compra completita la versión del INC sobre lo que ocurrió. Como sabemos, comunicado oficial mediante, la institución encabezada por Cecilia Bakula pretendió echarle el pato a Armando Williams – el ex director de la Casa Museo Mariátegui – sobre el tema. Tampoco dice nada sobre el aval de Alan Garcia, Jorge del Castillo y Allan Wagner a lo que la propia Secretaría de Prensa de Palacio de Gobierno reconoce como una censura. Más que amigos de los milicos, es por amistad con Alan, no por presión de una bota. Basta recordar lo que dijo Gustavo Gorriti en su libro La Calavera en Negro:

“¿Qué periodista no quiere un acceso así con, primero, el candidato favorito y después el Presidente de la República? El problema es la pregunta inversa: ¿qué presidente no quiere un acceso asì con el director de uno de los medios más influyentes? Y el otro problema es que entre adolescentes, sean precoces, puntuales o tardíos, la amistad y sus lealtades es lo más importante. Claro que Zileri – gran periodista antes que nada – no dejó de criticar a García cuando fue indispensable hacerlo, pero aun entonces se sentía la tensión del amigo forzado a critica a quien te ha dado su amistad y confianza.

Esa amistad le hizo bien a Garcìa, pero no a Caretas. Me imagino que Zileri no estará de acuerdo con lo que digo, pero en este asunto creo que, entre los veteranos de la revista, su director está en minoría absoluta. Pocas cosas tan nobles en la vida como la amistad y la lealtad a ella, pero me temo que esa nobleza puede convertirse en peligro cuando se introduce en la relación entre la prensa y el poder”

Tal parece que dichas costumbres no cambian. Y esto ha llevado a la revista a una posición que considero lamentable en un medio que siempre se jactó de defender la libertad de expresión. Por cierto, queda un mal sabor cuando gente que no tiene un ápice de izquierdista como Ricardo Vásquez Kunze, Pedro Salinas o Mario Ghibellini han defendido el derecho de Quijano a montar su obra sin la censura estatal (y el aval presidencial). Y es que, como lo ha dicho Augusto Alvarez Rodrich, este es un tema de libertades y derechos fundamentales.

Con respecto al segundo punto que apunta Bustamante, sobre una presunta posición de la revista en contra de los derechos humanos, cabría recordar que Caretas fue de los pocos medios que dio una cobertura seria al trabajo hecho por la Comisión de la Verdad y Reconciliación, en la que no hizo caso de los ataques, intrigas y prejuicios de las que políticos y otros medios de comunicación tuvieron. Además, durante los años de violencia, sus periodistas y su director tuvieron el coraje para tomar denuncias sobre violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del Estado, sin dejar de condenar enérgicamente a Sendero Luminoso y al MRTA.

El párrafo que al Morsa le llama la atención es el siguiente:

Caretas consiera que asumir una actitud antimilitar cuando se defienden los derechos humanos no es una buena idea, porque esa postura “progre” atenta contra la credibilidad de los procesos que se deben llevar a cabo para castigar severamente a quienes cometieron excesos

Sin embargo, creo yo que ese pàrrafo debe leerse conjuntamente con el siguiente, que dice así:

Lo dice una revista que siempre ha sido enfática en denunciar a criminales con o sin uniforme, que durante la dictadura militar fue perseguida y clausurada, y que hoy mismo está directamente vinculada a un caso en el que contribuye ante la Sala Penal Superior con su testimonio a inculpar a 3 oficiales que operaron en Huanta hace 19 años.

La referencia fue al caso de Hugo Bustios, que Caretas cubrió en las ultimas 3 semanas y en el que se dictaría sentencia antes de Fiestas Patrias. Fue investigado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y por la CVR.

Creo que Caretas acierta en señalar que muchas veces se asume una postura antimilitar desde algunos sectores de la comunidad de derechos humanos, lo cual resulta contradictorio sobre lo que señaló la CVR, que fue clara en señalar que no habìa una responsabilidad de la institución como tal, pero si en que estos crímenes fueron, en algunos lugares y momentos, prácticas sistemáticas y generalizadas de los derechos humanos.

El dibujo de Piero Quijano es ciertamente polémico. Pero nunca debió ser objeto de una censura, sino de un debate profundo sobre lo que fueron los años de violencia. Como lo conversaba con algunas personas en las últimas horas, desafortunadamente para las Fuerzas Armadas, este tipo de actitudes censuradoras abona a favor no de quienes quieren reconstruirla sino que desaparezca. Y yo me encuentro entre quienes piensan que es una institucion necesaria – no tutelar – en el pais. La propia CVR fue partidaria de hacer las distinciones del caso y de hacer el reconocimiento a los héroes militares y policiales, que los hubo en más de un millar de fallecidos y centenares de heridos y discapacitados.

Finalmente, habrá tener que tener paciencia con esto de los términos frente a lo que ocurrió entre 1980 y 2000. Yo procuro usar los terminos de la CVR, que me parecen los más técnicamente exactos, y ese ejemplo va a ir comenzando a cundir. Creo que el aprendizaje y el reconocimiento de responsabilidades aun tardará un tiempo, como ha ocurrido en otros procesos similares.

MAS SOBRE EL TEMA:
Perú.21: Beatriz Merino rechaza la censura y Jorge del Castillo sigue con las malcriadeces.

15 thoughts on “QUIJANO Y CARETAS

  1. Buen comentario, Godoy. Lástima no poder decir lo mismo de los adalides de la libertad de expresión, el capo Tavito y Augusto Álvarez Rodrich, dos autocensurados comunicadores que esgrimen este tema como si sus vidas dependieran de ello. Ambos quieren limpiarse la cara porque decidieron callarse cuando aparecieron los plagios de Bryce-Cueto y el hijo de Alan, respectivamente. Basta recordar, en el caso de Rodrich, esta infame columna: http://www.peru21.com/Comunidad/Columnistas/Html/2007-04-15/Director0707524.htmly también esta:http://fantomasperu.blogspot.com/2007/07/ultracensurado.htmloportunamente rescatada por el blogger fantomas. En el caso de Tavito prefiero no recordar nada porque es un académico autoritario y mentiroso (cfr. Juan Pérez) que censura a quienes no comulgan con su criterio literario y/o amical (cfr. el affaire Ampuero).Yo me declaro en contra de la censura. Sin embargo, me parece que los argumentos expuestos por gente como Aldo Mariátegui (también en contra) son atendibles (el de Iwo Jima es un dibujo absurdo, maniqueo, desinformado, simplón). También concuerdo con algunos argumentos de Caretas que -más allá del obvio alanismo que profesa- tiene mucha razón muchas veces. Veamos: -Caretas no es militarista, como se ha apresurado en concluir el morsa. No seamos ingenuos, pues si acaso existe un medio que se haya enfrentado a los militares, tanto a los del Chino Velasco como a los del Chino Fujimori es Caretas (revisen esas editoriales de El Comercio aplaudiendo la toma de la IPC y pidiendo paz social para que Fujimori asuma su tercer mandato). Tampoco ha rehuido pronunciarse sobre los otros dos dibujos: ¿acaso alguien olvida que ha sido el único medio que hizo gran eco de la denuncia de Hildebrandt sobre el caso Danton y que incluso le tomó una foto? ¿Dónde estaba Rodrich? Sucede simplemente que Caretas es apristona, evidentemente. Ahora, más allá de esa lícita filia -porque todos tenemos filias, por más que Alan sea un tipo despreciable- los argumentos son inobjetables. ¿El comunicado era ridículo? Claro que sí, mal redactado y relacionando el suceso con el nazismo. ¿La exposición de la CVR se da con el consentimiento del Estado? Por supuesto. ¿Hay irregularidades en el proceso de inscripción de la obra de Quijano en el INC? Así parece, al menos hasta que el artista demuestre lo contrario con documentos. ¿Es desproporcionado el cacareo? Por supuesto: Quijano sigue exponiendo su falta de talento (está en su derecho) y el mundo sigue su curso. ¿Acaso alguien puede entrar a la Biblioteca Nacional y mear en la oficina de Hugo Neyra porque la biblioteca es de todos? Lo grave sería que le prohibieran a Quijano exponer en galerías privadas. Pero que no lo dejen mostrar sus imágenes en los recintos del INC sin pedir los respectivos permisos no me parece tan descabellado.Saludos,Arturo Zegarra

    Me gusta

  2. Ahora que dicen cuando un integrante importante de la bufalezca un poco mas piensa que la libertad de expresion es una caricatura?No que ese programa era el abanderado de la libertad de expresion?Aunque se ufane por decir ” yo doy mi vida por la libertad de expresion”,mas parece que lo dice para las camarasAhora ya no da ganas de ver esos programas de las 11 PM, su bajo perfil y coqueteos con la bufalezca ya me cansaron, mejor me dedico a leer la Republica

    Me gusta

  3. La opinión de muchas personas de clase media (no la mía) es que la censura es lógica por las razones que da Caretas (o Rafael Rey el otro día). No sé cómo habrá aparecido originalmente el dibujo de Iwo Jima, tal vez era una crítica a todas las fuerzas armadas o sólo la ilustración de un determinado hecho (digamos, la ley de amnistía). Si es lo segundo, está descontextualizada; si es lo primero, es un error de comunicación. El objeto de la crítica del dibujante es, supongo, influir en la opinión pública; pero la gran mayoría de la gente con la que me cruzo cree que el genocidio fue un “costo”, no una tragedia, y que los militares son, como grupo, héroes, no asesinos (o apañadores del asesinato). El afiche debió ser distinto para evitar la reacción automática de los que opinan así. Repito: estoy en contra de esta censura. Sólo estoy dando mi opinión sobre cómo deben hacerse llegar estos mensajes.

    Me gusta

  4. La opinión de muchas personas de clase media (no la mía) es que la censura es lógica por las razones que da Caretas (o Rafael Rey el otro día). No sé cómo habrá aparecido originalmente el dibujo de Iwo Jima, tal vez era una crítica a todas las fuerzas armadas o sólo la ilustración de un determinado hecho (digamos, la ley de amnistía). Si es lo segundo, está descontextualizada; si es lo primero, es un error de comunicación. El objeto de la crítica del dibujante es, supongo, influir en la opinión pública; pero la gran mayoría de la gente con la que me cruzo cree que el genocidio fue un “costo”, no una tragedia, y que los militares son, como grupo, héroes, no asesinos (o apañadores del asesinato). El afiche debió ser distinto para evitar la reacción automática de los que opinan así. Repito: estoy en contra de esta censura. Sólo estoy dando mi opinión sobre cómo deben hacerse llegar estos mensajes.

    Me gusta

  5. “el de Iwo Jima es un dibujo absurdo, maniqueo, desinformado, simplón”Para nada. Sólo una minoría de los militares participaron en asesinatos, es correcto. Pero esos asesinatos no se dieron sólo porque algunos pocos los cometieron, sino porque un montón de personas -dentro y fuera de las fuerzas armadas- decían que eran necesarios, que era un costo a asumir, que “esos muertos estaban bien muertos”. No tengo pruebas para afirmarlo, me basta haber vivido en Lima durante esos años y haber escuchado la opinión de un montón de personas de clase media. El dibujo de Iwo Jima refleja eso, que la institución lo permitió.

    Me gusta

  6. aguafanta arturo: ¿irregularidad en qué sentido? ¿el inc debió hacer algún filtro previo a la muestra?a ver, si de aquí al próximo año se hiciera una exposición de los mejores dibujos de carlín hechos en sus últimos 20 años… ¿te parecería que se le recorte alguno porque ofende al honor militar?me reafirmo, es una posición militarista la de caretas, ya que conmina a los que (me incluyo) creen o creemos que hubo más que excesos a ser “anti militaristas”. ¿al ejército peruano no se le toca? pero por favor, si es urgente hacer una reforma de las fuerzas armadas (sobre todo ahora que se está dando una oscura recomposición con giampietri muy cercano al poder).la censura a piero quijano no es para nada una buena señal.

    Me gusta

  7. Ojo con el slogan “La Nación a sus héroes”. Pues de esa manera queda explicito el hecho de que los militares, como institución y los civiles como gobierno avalaron las violaciones de ddhh. No digo que todos los militares hayan violado los ddh, para nada, eso seria no solo injusto sino una terrible mentira. Pero sí es cierto las Fuerzas Armadas como institución hicieron poco por poner fin a esta barbarie, trataron de ocultar hechos, desinformaron y pusieron a los asesinos a buen recaudo (Telmo Hurtado, por ejemplo). Y también es cierto que los partidos que estuvieron en el gobierno trataron siempre de minimizar las denuncias.”La Nación a sus héroes” pone en evidencia la conducta de quienes violaron los ddhh, pero también a esa nación que los respaldó y mostró un total desprecio por la vida.

    Me gusta

  8. “Sólo una minoría de los militares participaron en asesinatos, es correcto. Pero esos asesinatos no se dieron sólo porque algunos pocos los cometieron…” ¿”Algunos pocos”? A veces me da la sensación de que no tenemos clara la magnitud de las atrocidades cometidas por los agentes del Estado. Pensar que “algunos pocos” fueron capaces de asesinar, desaparecer, torturar y abusar sexualmente de miles y miles de personas es un absurdo. ¿De cuántos agentes del Estado involucrados en violaciones a los DDHH estamos hablando Sr. Luching? ¿De 100, de 1000, de 5000? Yo me atrevería a afirmar que son muchos más los que tienen las manos manchadas de sangre y que claramente no constituyen “algunos pocos”. Es evidente que no todos son responsables y que no todos deben pagar por lo que otros, varios millares sin duda, le hicieron a este país. Pero de ahí a pensar que fueron pocos y que este no es un tema que es responsabilidad de la institución militar y policial, hay una gran diferencia.

    Me gusta

  9. NO A L A CENSURA !!! venga de dónde venga y tenga los motivos que diga tener !!!!QUIÉN es aquel burócrta tan iluminado que puedo darle el poder para decirdir lo que puedo o no puedo ver !!!?????

    Me gusta

  10. Anónimo de las 4:36 PM: 1.- Dije “algunos pocos” porque se me hace dificil creer que cinco mil personas (10% de las FFAA) hayan estado involucradas en los asesinatos, como también que sólo hayan sido 500 (1%). Sin embargo, juro y prometo leer la versión abreviada de la CVR. Si mi opinión es traída de los pelos, entonces tómala como una muestra de la ignoracia a la que te enfrentas. Tu trabajo debería ser difundir una versión más cercana a la realidad2.- Nunca he dicho que las instituiciones no tengan responsabilidad alguna. No me he extendido sobre el tema, pero en el post anterior digo: “El dibujo de Iwo Jima refleja eso, que la institución lo permitió.”

    Me gusta

  11. eds el colmo que una institucion como son las Fuerzas Armadas hasta ahora no pida perdon por las atrocidades que han cometido entre 1985 – 2000.Y todavia tienen la poca verguenza de ofenderse cuando alguien se le ocurre mostrar en una caricatura, las verdades de la estrategia antisubersiva donde los campesinos fueron los que mas sufrieron.Para muestra, despues de la matanza de Cayara, los testigos sobrevivientes ( de los cuales una de ellas se apedillaba Crisostomo, lo menciono por que es familiar de un conocido) fueron aniquilados paulatinamente donde se les ubicara.

    Me gusta

  12. Caretas SIEMPRE ha defendido a sus amigos de la clase política. su antifujimorismo fue producto de esa defensa de la clase política marginada durante los años de la dictadura.¿con quién desayunaba Zileri durante la campaña? allí tienen la respuesta a todo.

    Me gusta

  13. error de percepcion? En todo caso, opinion diferente a la suya…no hay que ser intolerantes, no es un error pensar diferente, es una postura tan respetable como la suya

    Me gusta

  14. Bueno, creo que sólo aquí puedo comentar mis pareceres. En otros blogs me censuran. Sobre la libertad de expresión, me gustaría oír a aquel intelectual que dijo que no siempre el humor ni las caricaturas debían ser admitidas, sobre todo cuando ofendían a terceros o los difamaban. Por supuesto, hablo de Gustavo Faverón y su memorable post sobre las caricaturas de Mahoma. ¿Qué pasó, Gus, cambiaste de opinión? Tantos años de lucha contra la dictadura desde tu trinchera escribiendo reseñas literarias en Somos deben haber hecho efecto. Y paolo de lima, cuéntanos, tú que siempre posteas información de caretas, por qué no colocas esa entrevista incómoda que le hicieron a mazzotti hace unos meses? estamos esperándola, no te autocensures, muchacho…No sabía que había tanta gente que apoyaba la libertad de expresión. Si coloco este comment en otros blogs, ¿me lo aprobarán?saludos,Jorge Gallo

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s