SE VE PERDIDO Y QUIERE FUGAR

Mediante medios de comunicación japoneses, Alberto Fujimori acaba de hacer pública su decisión de postular al Senado de su otra nación por el llamado Nuevo Partido del Pueblo, un partido que, como dijimos hace una semana, tenía tantos anticuchos como el propio Fujimori.

No me causa sorpresa el hecho de que Fujimori active nuevamente su nacionalidad japonesa, más aún, cuando el Juez Orlando Alvarez, al reincorporarse a sus labores, acaba de declarar que en muchos de los casos presentados se encuentra de acuerdo con el Informe de la Fiscal Mónica Maldonado. Con ello, prácticamente Alvarez señalaba por donde iba a ir su fallo: la extradición procedía.

Con esto, Fujimori quiere obligar a Japón a que lo proteja de nuevo, si es que es electo Senador. Triple vergüenza para alguien que fue 11 veces a Japón como Presidente de la República del Perú, se ha fugado dos veces anteriores a territorio japonés y, además, aun señala por boca de sus voceros que tiene aspiraciones políticas en Lima. Pregunta para Carlos Raffo y aldáteres: luego de esta nueva burla, ¿seguirán gritando Chino, Chino, Chino?

Aunque, hay que decirlo, Japón abogaría por él sea o no senador, dado que es considerado como ciudadano japonés por los nipones.

Lo cierto es que este gesto también reconoce que la batalla jurídica para él está casi perdida, por los argumentos dados por la Fiscal y lo que parece ser una decisión del juez Alvarez en su contra.

Consultas hechas en los últimos minutos a personas vinculadas al proceso de extradición me permiten confirmar que jurídicamente este hecho no afecta a la decisión a tomarse en el proceso de extradición. Por un lado, ya la Fiscal rechazó que exista inmunidad para Fujimori por los delitos de corrupción y violaciones a los derechos humanos de los que se le acusa, por lo que su salida como Senador no le da un manto de impunidad. Claro, si se va a la embajada japonesa ahi si estaría el real peligro. Por otro lado, la contundencia de las acusaciones hace que el caso tenga bastante solidez tanto ante el magistrado Alvarez como ante la Corte Suprema de Chile.

En otras palabras, estamos en manos del juez chileno y su decisión. Si Chile decide enviarlo al Perú, pues no habrá palabra nipona que valga para tenerlo en la Base Naval o en Piedras Gordas. Espero que esa decisión se tome lo más pronto posible.

MAS SOBRE EL TEMA:
El extraditable comienza a hacer “promesas de campaña”
OcraM dice que el Chino nos dirá Sayonara, lornas
Perú.21: Procurador Briceño confirma que la inmunidad parlaentaria no le alcanza a Fujimori.
CPN Radio: Juez Alvarez analizará normas internacionales si Fujimori es elegido senador en Japón
El Comercio: Carlos Raffo mañana sale a exponer las “razones” de Fujimori para postular y en RPP dice que el Fujimorismo se “globaliza”. (No, no es un chiste de El Veco)
Martha Chavez espera explicaciones.
Ronald Gamarra: Es una traición a sus seguidores.

Y MIENTRAS TANTO:
Perú.21: Dan condena adelantada a miembros de Colina que delataron al Chino.

ME TAPARON LA BOCA

Dije que sería goleada, pero uruguaya.

Y me alegra haberme equivocado…3 veces.

Ahora, a romperle el arco a los Chavez’s Boys.

MAS SOBRE LA GOLEADA:
El blog de Oblitas: Perú estuvo soberbio
Blogger uterino – periodìstico te invita a reventarle cohetes a Uribe…hasta que volvamos a perder.
La Cebolla se burla de hinchas peruanos y de Uribe
Desde el Fondo del Vaso, una crónica completa del Perú – Uruguay

HUMAPRISTA QUIERE VOLARSE EL TC

(Aunque ya había comentado algo más temprano, vaya que esto merece un post)

Para completar las dos semanas de sandeces parlamentarias proferidas contra el Tribunal Constitucional – y que pueden tener su colofón mañana, con la elección de los 4 magistrados – solo faltaba un proyecto que pretenda hacer el caro sueño de Mauricio Mulder, Expreso y La Razón: disolver, disolver el TC.

Pues bien, hoy el congresista ex humalista – ahora, bien cercano al APRA – Alvaro Gutiérrez ha presentado un proyecto de Reforma Constitucional para desaparecer al Tribunal Constitucional. Las funciones del organismo serían cumplidas por una Sala Especial de la Corte Suprema. Como no hay casualidades en política, esa fue la proposición original de los fujimoristas en el debate constitucional de 1993 (y si la memoria no me falla, fue Carlos Ferrero uno de los más entusiastas con la propuesta).

Como “justificación”, Gutiérrez se despacha con lo siguiente (vía El Comercio):

“Es poco el beneficio que le trae al país, porque el TC es para poca gente, no para todo el pueblo peruano. Las clases C, D, E y F, no saben que es el Tribunal, ni para qué sirve. Es un gasto inútil que tenemos en el Estado peruano, para favorecer a un cierto gremio de empresarios y políticos”

Lo que ignora Gutiérrez es que gracias al TC “las clases C, D, E y F” no tienen que padecer esa pesadilla al volante llamada buses camión, o tiene mecanismos para reclamar ante un despido arbitrario, por mencionar dos ejemplos. Y claro, si utilizaramos dicho argumento, pues mejor desmontemos el Estado peruano, pues, lamentablemente, muchas personas – y no solo de los sectores mencionados por el congresista – no conocen para que sirven las instituciones del Estado.

Las desternillantes propuestas del ex financista de Humala no son novedad. En noviembre de 2006, este blog informó sobre su Proyecto de Ley sobre los símbolos patrios, proyecto que hacía parecer a Juan Velasco Alvarado como poco nacionalista. (Post que, por cierto, mereció un reportaje extenso en LVI). Así que no extraña su poca capacidad de argumentación para sustentar grosero atentado contra la institucionalidad.

El problema, como bien lo señalan hoy Martín Tanaka y Luis Pásara, es que hay sectores en el Congreso en convertir en su propio feudo al TC y, claro, al frustarles la fiesta con la foto en el restaurante del mismo nombre, ahora quieren palomearse a una institución independiente y que, al margen de que estemos de acuerdo o no con sus fallos, ha demostrado capacidad de argumentación y una importante gravitancia en la vida cotidiana de todos los peruanos.

MAS SOBRE EL TEMA:
Mercedes Cabanillas y Aldo Estrada rechazan propuesta de Gutiérrez.
Víctor García Toma, magistrado del TC: Es una maniobra inoportunapara distraer.
Walter Albán: Es un afán autoritario y manipulatorio del APRA.

QUE PRIME LA FIESTA DEL FUTBOL

Y no los intentos de lavar la cara a una dictadura

Dice Philip Butters que el fútbol es el mayor invento desde que el hombre aprendió a caminar en dos pies. Aunque creo que exagera, la frase del mejor de nuestros comentaristas deportivos da cuenta del aura mágica e hipnótica que caracteriza al más popular de los deportes.

De eso bien saben los dictadores y, por ello, intentan aprovechar cuanta competencia deportiva tienen enfrente para poder unir al país detrás del objetivo deportivo, que a veces es una de las pocas cosas que une a la gente de una nación, y de los deportistas, convertidos en los héroes épicos de nuestro tiempo.

El mito peruano de Berlín 36, del cual hablé hace unas semanas, se construyó sobre una gran verdad: Hitler aprovechó esa olimpiada para lavarle la cara a Alemania y mostrarle al mundo la superioridad física de la supuesta raza pura. Claro, Jesse Owens le aguó simbólicamente el pastel.

El Mundial de Fútbol Argentina 1978 fue otro ejemplo de la manipulación dictatorial sobre el deporte. El llamado Ente Autárquico Mundial 78 fue creado para lavarle la cara a un régimen que violaba derechos humanos y, por ello, gastó tanto en dicha Copa del Mundo que la deuda externa argentina aumentó significativamente.

Como lo contó el documental Mundial 78, la historia perdida, se daba una paradoja: mientras el país celebraba, los familiares de los desaparecidos lloraban por sus seres queridos y por la indiferencia de la nación. Tal como lo señala Clarín:

Del otro lado, el mejor ejemplo de la contradicción profunda que atravesaba a la sociedad es el relato de Estela Carlotto, presidenta de Abuelas, contando cómo sus familiares festejaban los goles de Argentina mientras ella y su esposo lloraban por su hija y su nieto desaparecidos: “Mientras ustedes gritan, se apagan los gritos de los torturados y asesinados”, recuerda que les reprochaba, quien hoy sigue buscando a su nieto Guido, nacido en cautiverio en junio de 1978.

Hoy, con las distancias que los separan, otro espectáculo deportivo se inicia en otro país que vive una dictadura. Y no cualquier dictadura, pues, acorde a los tiempos, Hugo Chávez es un personaje mediático. Y, como todos los dictadores, querrá aprovecharse de la fiesta del fútbol para acallar las voces nacionales e internacionales que rechazan su creciente autoritarismo, sobre todo en lo que respecta al control de los medios de comunicación.

Ya se habla de una escandalosa compra masiva de entradas por parte del gobierno venezolano y no se duda que mañana, tarde y noche los medios adictos a Chávez harán que un país adicto al beisbol se vuelva futbolero a la fuerza. Basta ver el portal oficial del gobierno venezolano para darnos cuenta de por donde van los tiros.

Ojalá sean los goles de Messi, Rafa Marquez y Pizarro, las jugadas de Farfán, Forlán y Robinho las que cubran los titulares y no las ínfulas bolivarianas de un dictador que intenta lavar la cara de un régimen cada vez más impresentable.

PEQUEÑAS ANECDOTAS SOBRE LAS INSTITUCIONES

Los responsables de las principales instituciones de nuestro país parecen no entender el verdadero sentido de lo que significa realmente vivir en democracia y fortalecer a cada una de las entidades que representan al Estado peruano, así como las libertades fundamentales.

PRIMER ACTO: CONTRA LA INSTITUCIONALIDAD ECONOMICA

El Presidente de la República hace rabieta en público por las protestas en Puno. Sabe que su popularidad ha caído y que necesita un golpe de imagen para poder remontar en las encuestas. Y claro, que mejor que culpar a los “burócratas insensibles” de Proinversión y Ositran de las “demoras” en la Carretera Interocéanica, proyecto que tenía tantos errores por corregir en su concepción – no así en su importancia – que ha llevado a varias correcciones y recomendaciones de ambas instituciones. O a los ministros que “no golpean la mesa”, como si de hacer gestos de cantina o de gerente amargo se tratara.

Resultado: El maltrato a un funcionario eficiente como René Cornejo, el incremento de las sospechas sobre el afan controlista sobre los organismos reguladores de servicios públicos (que deben estar igualmente apartados de los poderes políticos y económicos), la posibilidad de tener a un personaje cuestionado como Martín Sifuentes al frente de Proinversión y, claro, la nula discusión sobre el real tema de fondo: la adecuación del aparato estatal a una etapa de bonanza y de mayor eficiencia y transparencia en el gasto estatal.

Aunque la noticia no haya trascendido mucho en los diarios, Colombia acaba de obtener el tan ansiado Grado de Inversión, una calificación económica que le permite captar inversiones a un menor costo. Los pocos analistas económicos que han comentado el tema coinciden en que la fortaleza institucional colombiana le ha permitido llegar a este nivel antes que nosotros, a pesar de nuestra mejor posición macroeconómica. Petardeando a las instituciones encargadas de respaldar las reglas de juego económicas va a dejarnos, por ahora, bastante lejos de una meta trazada por el Gobierno en su discurso inaugural. Incongruentemente, el Gobierno prefiere arriesgar el crecimiento de inversiones por el crecimiento de su popularidad.

SEGUNDO ACTO: ¿ADIOS TC?

Pero una historia parecida parece querer repetirse con el Tribunal Constitucional. Luego del maltrato que sufrió esta institución con la amañada elección de 4 de sus miembros – que, por cierto, corre el riesgo de repetirse mañana – ahora no han faltado las propuestas para disolver, disolver esta institución o hacer una campaña en su contra con argumentos francamente manidos.

Por un lado, Mauricio Mulder, en una de sus ya conocidas intemperancias, señaló que el TC debía desaparecer, para que el control constitucional estuviera en manos de la Corte Suprema. Y uno de los nuevos felpudos cuasi-apristas, que responde al nombre de Alvaro Gutiérrez, ahora presenta un proyecto de ley para dejar de lado dicha institución.

Por el otro, Expreso y La Razón vienen haciendo la consigna de “batir el campo”. El primero, defendiendo a capa y espada las tesis de Antero Flores – Araoz para recortarle facultades al Tribunal, así como asumiendo la posición del Jurado Nacional de Elecciones, que no quiere ser controlado en sus resoluciones. El segundo, sigue insistiendo en la tesis de la emboscada a Javier Ríos Castillo y ahora pretende sacar del TC a Carlos Mesía y César Landa, con el pretexto de supuestas infracciones – no probadas – en sus respectivas designaciones.

Lo que parece ser cierto es que el Tribunal Constitucional se ha convertido en la piedra en el zapato de varios intereses. Políticos que no quieren ver desnudados sus errores, autoridades que se consideran intocables por cualquier poder del Estado, medios interesados en que dicha institución no exista, sea porque los magistrados les caen antipáticos o porque simplemente la institucionalidad les importa poco. Ello explica porque la elección de los magistrados se convirtió en un juego de las sillas musicales, en la que cada quien quería meter a quien se ajustara a sus intereses.

TERCER ACTO: REY, O LA SANTA INQUISICION DE LA OPINION

Toda persona que cree en la libertad de expresión debiera solidarizarse con el historiador y columnista de Perú.21 Nelson Manrique, quien acaba de ser sentenciado a pagarle 3 mil soles al Ministro de la Producción, Rafael Rey. Y ello por expresar su opinión con relación a las evidencias de falsificación de firmas encontradas contra Renovación Nacional, el partido del Ministro.

Lo curioso es que Rey dijo cosas peores de Alejandro Toledo cuando se investigó la falsificación de firmas de Perú Posible y que, cuando el ex Presidente quiso enjuiciarlo, buena parte de la prensa dijo que eso era un atentado a la libertad de expresión del entonces parlamentario. ¿Ahora dirán lo mismo?

Preguntita: Por cierto, ¿como va el proceso penal por la falsificación de firmas de Renovación Nacional?

Preguntita 2: De operar con el mismo rasero, ¿Rey no debió demandar a Caretas por decir cosas más fuertes que las dichas por Manrique?

CUARTO ACTO: LA LAVADA DE MANOS DEL INC

Luego del escándalo que ha supuesto la censura de la muestra de Piero Quijano, sugerida por el Ejército y acatada por el Instituto Nacional de Cultura, ahora el INC intenta lavarse las manos con una nota de prensa, en la que intenta negar la censura y, además, culpar a Armando Williams, ex director de la Casa Museo José Carlos Mariátegui, de “excederse en sus funciones”.

Lo cierto es que, según las versiones dadas en los programas Prensa Libre y La Ventana Indiscreta, fueron dos funcionarias del Instituto Nacional de Cultura las que dieron la orden de sacar las polémicas 3 caricaturas sobre militares, Machu Picchu y AGP. La señora Bákula ahora pretende lavarse las manos luego de un incidente que demuestra que algunas personas están dispuestas al “chichenó” cuando hay botas de por medio.

CODA (CASI COMICA): SOBONES A LA ORDEN

Y hablando de “chichenó”, Jaime Bayly mostró hasta que punto la prensa puede llegar a extremos de franela. Pues otra cosa no se puede decir luego de ver el backstage de la entrevista “en vivo” hecha por Enrique Castillo a Alan García.

Lo cierto es que Castillo, que pasaba por entrevistador agudo en CPN Radio y un regular moderador en Pulso, quedó convertido en poco menos que en el Abraham Levy de Alan, con sugerencias para levantar la imagen del Presidente en un “off the record” que ha terminado por dejar en “off side” a ambos personajes y, de paso, a Panamericana.

Un mejor comentario, en la columna de hoy de Fernando Vivas.

INC = INSTITUTO NACIONAL DE CENSURA

Este flyer, tomado del blog Arte Nuevo, expresa lo que varias personas sentimos ante lo que nos parece un atropello.

Como lo informaron varios medios y blogs el fin de semana, el Instituto Nacional de Cultura censuró 3 obras de la exposición de Piero Quijano, que se llevaba a cabo en la Casa Mariátegui, luego de una carta del Comandante General del Ejército frente a un dibujo que retrataba parte de lo que fue el conflicto armado interno: las violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del Estado.

Como lo ha dicho Emilio Tarazona en su blog, el Ejército Peruano se ha convertido en curador de exposiciones artísticas, con la venia de la señora Cecilia Bákula, convertida ahora en la ama de llaves del Ejército Peruano y su negación de una parte (dolorosa) de la Historia del Perú.

No deja de sorprender los extremos a los que llegan tanto el Ejército como el INC, pues ambos parecen considerar que sacando una obra de arte pueden borrar de la memoria hechos execrables, varios de los cuales siguen siendo procesados ante el Poder Judicial. Y, claro, nos demuestra que la cultura militar sigue padeciendo de un mal entendido espíritu de cuerpo.

Digo yo: ¿No es mejor para la salud moral de las Fuerzas Armadas asumir no solo los hechos de corrupción cometidos por su cúpula pasada, sino también aquellos sucesos que enlutaron a varias familias en nuestro país? Sin duda, tenían el deber de defender al país y a los ciudadanos de lo que era una grave amenaza a nuestros derechos y a la democracia, pero ello no les daba carta blanca para cometer abusos, excesos y, en algunos lugares y momentos, violaciones sistemáticas y generalizadas a los derechos humanos.

Patético papel el de una jefa del INC que, ignorando que el arte es uno de los grandes medios de expresión de una colectividad, se presta a los afanes censores de una institución que se sigue reclamando el derecho de tutela sobre adultos perfectamente conscientes y maduros, como si fuésemos infantes. Peor aún, la señora Bákula demuestra que todo lo que proclama en sus cursos de Historia del Arte en la PUCP se queda sólo en el plano del papel. Y por ello, creo yo, que debería presentar su carta de renuncia hoy mismo en el despacho de su jefe, el Ministro de Educación.

Tanto Quijano como el curador de la muestra, Armando Williams, han decidido retirar la exposición de la Casa Mariátegui, para que pueda ser montada en otro lugar, sin censura de ningún tipo.

Ojalá los artistas del Perú, que tanto hicieron de manera individual y colectiva en la lucha por recuperar la democracia, se pronuncien de manera fuerte y enérgica frente a lo que es un atropello para aquello que un artista más se precia de tener: la libertad de crear.

MAS SOBRE EL TEMA:
Arte Nuevo: Censuran exposición de Piero Quijano
Utero de Marita: Militares censuran muestra de Piero Quijano.
El Otro Tambor: Dibujo censurado de Piero Quijano
Presencia Cultural: Reflexiones sobre la censura
Pospost: Gobierno de Alan García censura dibujos de pintor Piero Quijano.
La Fortaleza de la Soledad: Quijano & Milicos
La Nuez: Piero Quijano censurado por militares.

DE LEPRAS, DIABETES Y GASTO ESTATAL

Cumpliendo una escala de su ya conocido Tour 2007, Agustín Mantilla estuvo el fin de semana en Trujillo, en la inauguración de una Clínica del Pueblo. El padrino del aquelarre fue nada menos que Homero Burgos, el ex presidente regional de La Libertad y que hoy anda peleado con la dirigencia central del APRA en Lima.

Pero Mantilla ha aprovechado esta escala de su recorrido por las bases del partido – y vaya que base – para dar declaraciones a la prensa. La más significativa y extensa, es una entrevista que dio ayer al diario La República, en la que más o menos manda 4 mensajes, que son los más o menos clásicos de su repertorio reciente:
a) Estoy dispuesto a colaborar con el Gobierno.
b) No termino de entender porque soy repulsivo, o, en sus palabras “un leproso”.
c) Solo cumplí con mi deber.
d) La prensa me ha satanizado.

La pregunta es, ¿qué tan ciertas son estas afirmaciones?

MANTILLA EN EL GOBIERNO

Sobre la primera premisa, no hace falta saber que ya Mantilla está colaborando, de alguna manera, con el gobierno. Basta ver la omnipresencia de Carlos Arana, así no tenga cargo público, en las cercanías del entorno del Ministro de Vivienda Hernán Garrido Lecca. O a Víctor López Orihuela fungiendo como Director de Gobierno Interior en el Ministerio que dirige Luis Alva Castro. O al cuestionado Presidente de ENACO, Julio Jara Ladrón de Guevara.

Y quizás tenga a alguien más cercano en ciernes. Un amigo suyo y de su anfritrión Homero Burgos está fuertemente voceado para ocupar uno de los cargos que acaba de quedar vacantes, por obra y gracia de las malcriadeces de Alan García: Martín Sifuentes Palacios, actual Director Ejecutivo de FONAFE (la entidad que maneja todas las empresas estatales que aun existen), puede ser el nuevo Director Ejecutivo de Proinversión, la entidad estatal encargada de las concesiones y privatizaciones. Sifuentes estuvo reunido con Mantilla y Burgos en un ágape de hace un año, casualmente celebrado en Trujillo, meses antes que ocupara interinamente la alcaldía.

Por cierto, Sifuentes tendría que explicar la contratación de una falsa planta de asfalto cuando era Alcalde de la ciudad natal de Haya de la Torre, o su participación haciendo proselitismo político en plena campaña electoral municipal, o el nombramiento de Abdon Vilchez, uno de los encubridores del Comando paramilitar de Mantilla, como director de 4 empresas estatales.

Esta posibilidad se da justo en un momento crucial para el Presidente de la República. Frente a las protestas en Puno por la postergación de la concesión del Tramo 5 de la Carretera Interocéanica, García no ha tenido peor idea que desacreditar en público a Proinversión y a Ositran, dos de las entidades que tenían que ver con el tema, acusándolos, cual Toledo, de burócratas insensibles. Claro, García no recuerda que su incremento de gasto debió acompañarse de una reforma del Estado y que lo que se cuestiona no es la obra en sí, sino la forma tan mala en como se había planteado. Genaro Matute se lo ha hecho saber, pero él, sigue insistiendo en un error que analistas como Cecilia Blume, Fernando Rospigliosi y Augusto Alvarez Rodrich han remarcado.

En ese contexto peligroso, de un Presidente que quiere gastar, pero gasta mal y no reforma el Estado para hacerlo bien, es que un hombre de Mantilla puede encargarse de cortar el jamón de las concesiones, peor aún, con los antecedentes que hemos reseñado y que no son nada halagueños.

¿APESTADO POR LAS PURAS?

Mantilla no se ha labrado una mala imagen porque sí, o porque la prensa le tenga cólera, o por antiaprismo. Sus propios hechos lo sepultaron en vida y lo han convertido en esta suerte de candidato al leprosorio hawaiano de Molokai en que se ha convertido en la política peruana.

Recordemos brevemente su prontuario:
a) Su video con Vladimiro Montesinos en la salita del SIN, recibiendo 30 mil dólares. Video que le costó 6 años en San Jorge.
b) Las misteriosas cuentas que le encontraron en el 2001. Pero, OcraM dixit, aquí operó el viejo truco de la prescripción.
c) El tema del Comando paramilitar que operó en la segunda mitad de los años ochenta. Las dos investigaciones más serias sobre el tema, hechas por la CVR y por el periodista Ricardo Uceda, apuntan a que Mantilla formó uno de estos grupos en esos años. El caso está en investigación judicial en este momento. Y por cierto, cabría darle una miradita a una denuncia de hace unos meses, en la que se detectó que ex miembros del Comando chambean en el Congreso.

Asi que Don Agustín, cabría mirar mejor al espejo y hacer un ejercicio de memoria para saber que su reputación actual no se debe a cosas que son moco de pavo.

¿UNA ADVERTENCIA?

Finalmente, cabe hacerse una pregunta, ¿por qué habla tanto Mantilla de cumplimiento de deber, sacrificio por el Partido? ¿Protege a alguien, hace una amenaza velada o simplemente trata de ganar simpatías con esa monserga de no delatar a un compañero, por más corrupto que este sea?

Sin duda, la presencia de Agustín Mantilla termina por inquietarnos, pues su pasado lo condena. Y tal parece que el presente de varios de sus allegados es más preocupante aún. Transcurrido casi un año de gobierno, parece ser que la situación del ex escudero del Presidente de la República comienza a entrar a una etapa de definiciones.

¿Será la segunda etapa de la que hablaba con sus compañeros de Pueblo Libre?

MAS SOBRE EL TEMA:
Perú.21: Los hombres de Mantilla en el poder.
El Comercio: Mantilla impulsa candidatura de Burgos a dirigencia regional aprista.