CUESTIONES UNIVERSITARIAS

Pocas veces, por no decir ninguna, tengo coincidencias con el fujimorismo o con los fujimoristas. Su autoritarismo ramplón, su desprecio por la vida y los derechos humanos y su colusión con el gobierno más corrupto de la historia son diferencias insalvables con dicho grupo de personas.

Ello no implica dejar de reconocer que tienen una congresista que tiene más neuronas juntas que todos los que fueron (y son) parlamentarios por la bancada fujimorista: Martha Hildebrandt.

A despecho de su aparente poca productividad – cuantas veces la hemos visto durmiendo en el Congreso – esta vez la lingüista ha puesto sobre la mesa un proyecto de Ley que, aunque ciertamente polémico, pone un tema sobre el tapete: la subvención de la educación universitaria.

Esta iniciativa legislativa plantea que los estudiantes que provienen de colegios particulares pagarán mensualmente una suma equivalente a la mitad del total de los derechos que cobra el colegio de donde provienen en el último año de educación secundaria, a menos que demuestren que la capacidad económica familiar ha disminuido considerablemente.

¿Qué plantearía esto? El hecho de que deba darse ua discriminación por escalas dentro de las universidades nacionales, donde aquel que pueda solventar algo más que el resto.

Es obvio que las universidades estatales necesitan recursos a gritos. Buena parte de la baja en su calidad – salvo grandes excepciones como San Marcos, la UNI o la Agraria – se debe a la carencia de recursos con los que cuentan para el pago de docentes, infraestructura y fondos para la investigación científica, tecnológica y social. Un pago hecho por quienes más tienen para solventar la gratuidad de quienes no pueden pagar y tienen buen rendimiento es, a todas luces, bastante justo.

Sin embargo, encuentro dos problemas en la propuesta. Uno de índole conceptual y el otro de índole práctica.

El primero es que este proyecto se pone al margen de la discusión de la nueva Ley Universitaria, que se encuentra en debate en la Comisión de Educación del Congreso. Debate que debiera suponer, entre otras cosas, la posibilidad de un aumento del presupuesto del Estado destinado a las universidades públicas. y, claro, la visión que se tendrá de la educación superior peruana, que se reclama a gritos, visión que deberá cuidar que la educación pública no sea privatizada.

La segunda tiene que ver con la implementación de la medida en sí. No todos los colegios particulares son iguales. Asimismo, dentro de cada colegio particular existen alumnos cuya educación también es subvencionada porque no pueden pagar el íntegro de la mensualidad o que hacen grandes esfuerzos para solventar su educación. El proyecto debería contemplar, por tanto, los porcentajes de pago precisos y los mecanismos a través de los cuales se implementaría la propuesta en términos concretos.

Pero, demostrando que la estupidez es patrimonio del fujimorismo, a Luisa María Cuculiza no se le ha ocurrido peor idea aprovechar la inciativa de su colega de bancada que plantear la peregrina idea de que los almunos de universidades privadas ya no pague pasaje universitario.

Aunque a estas alturas hablar de medio pasaje es una utopía, con la mayoría de combis cobrando S/. 1.00, ciertamente la propuesta de Cuculiza no tiene asidero en la realidad, ya que ignora que buena parte de los alumnos de universidades particulares hace malabares para pagar su educación. Se parte del prejuicio de que estudiar en universidad particular es equivalente a tener mayor capacidad económica. Además ignora las distancias entre universidades particulares, que también existe.

Creo que más allá de estos proyectos debemos comenzar un debate en serio sobre la Universidad y lo que queremos hacer como Nación con ella. Estoy en mi ultimo año de estudios, pero creo que es necesario que quienes vienen detrás tengan una mejor formación de la que tuvimos. Ojala el debate se centre en lo medular y no en medidas disparatadas.

MAS SOBRE EL TEMA:
Vea el proyecto presentado por Martha Hildebrandt aquí.
Perú.21: Universidad estatal ya no sería gratuita para todos.
Especialistas en Educación opinan sobre la “propuesta Hildebrandt”.
Luisa María Cuculiza quiere volarse el Medio Pasaje para quienes están en universidades particulares.
Augusto Alvarez Rodrich: Gratuidad Ciega.
Física 3: Y seguimos con los parches: gratuidad universitaria??
Federación de Estudiantes del Perú y FEPUC rechazan propuestas.
Transportistas piden que medio pasaje sea solo para universidades del Estado.
Alucinaciones Siderales: Fujimorista quiere eliminar medio pasaje.

SOLUCIONEMOS ESTE PROBLEMA DE UNA VEZ

Chile – Perú: el límite pendiente.

Nuevamente un incidente infeliz puso sobre la mesa el tema de nuestras anormales relaciones con el vecino del sur.

Y es que la deconfianza – aparentemente mutua – que sentimos unos con los otros alienta a que cualquier error sea objeto de inmediata suspicacia.

Esta vez el error fue una propuesta de la Presidente Michelle Bachelet para modificar la demarcación territorial chilena. La antigua I Región, Tarapacá, se dividiría en dos, dando paso a la XV Región de Arica y Parinacota. El problema se da cuando se ponen los límites de dicha región:

Al Norte: el límite con Perú, desde el paralelo del Hito Nº 1 en el Mar Chileno hasta el Hito Nº 80 tripartito de la frontera con Bolivia”.

Y es que con la proyección desde el paralelo el Hito N° 1, perderíamos territorio marítimo. La posición peruana es que esta proyección debe hacerse desde la Línea de la Concordia, que es la que fija el límite de acuerdo al Tratado de Lima de 1929.

Si no fuera porque el Tribunal Constitucional chileno declaró inconstitucional la norma por un tema meramente formal – no vio el tema de los límites – ahorita seguiríamos en una escalada de calificativos y los termocéfalos de ambos lados estarían ya incitando a sus ejércitos a comprar armas, a romper relaciones, a llamar a nuestro embajador. Bueno, la de siempre que tenemos algún pleito, aunque sea por el pisco o el suspiro a la limeña.

Voces que van desde César Hildebrandt a Aldo Mariátegui reclaman hacer lo que la sensatez reclama: solucionar este problema de una buena vez. Lo que implica que Perú contrate un buen estudio de abogados y demande a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para fijar sus límites marítimos.

Por lo que nuestros amigos en Torre Tagle nos han podido contar, Perú, durante el gobierno de Toledo, ya hizo los contactos con estudios de abogados, formó comisiones asesoras e incluso la demanda ya estaría redactada.

Entonces, todo depende de que el canciller José Antonio García Belaúnde proceda a dejarse de tanta pusilanimería que parece rondar por los predios de la política exterior peruana y de una vez haga lo tenga que hacer.

Y esto no va a afectar nuestras relaciones con Chile, como algunos agoreros señalan. Todos los días, los países se demandan unos a otros por diversos tipos de controversia. La Corte Internacional de Justicia fue establecida para evitar que estas controversias se solucionen mediante las armas. Si el mecanismo existe y, además, se tiene una posición sólida sobre el tema, es momento de iniciar el proceso.

De lo contrario, seguiremos arrastrando al país en odios ancestrales que no conducen a nada y la relación con Chile seguirá entrubiada por varios años.

MAS SOBRE EL TEMA:
Editorial de El Comercio: Perú y Chile no pueden desviarse del objetivo integrador.
César Hildebrandt: La Cruz del Sur.
Mirko Lauer: Platos Rotos y Panes Fríos.
Aldo Mariátegui: A la playa y a La Haya.
J.J. Martinelli: Desencuentros Perú – Chile: ¿hasta cuando?

MORIR (Y REIR) DE AMOR

Hoy me salgo de los temas habituales de este blog para comentarles una obra que vi el viernes pasado.

Morir de Amor no es Shakespeare, ni Chejov, ni Ibsen. Es más bien una comedia ligera, con mucho de musical, pero bastante inteligente y bien hecha.

De que va: estamos ante tres historias paralelas de amor.

Dos personas que cumplen 7 años de casados – Katia Condos y Paul Vega – convertidos en la imagen del “matrimonio perfecto” y que pasa por una prueba de dicha perfección

Una pareja de convivientes – Norma Martinez y Sergio Galliani – pasando por una de esas etapas de crisis donde uno le recrimina al otro la falta de cambio o los constantes cambios que ha sufrido tanto el uno como el otro.

Y los que recien se conocen y se enamoran – Gonzalo Torres y Monchi Brugue – en una cita a ciegas donde la casualidad y el candor son los elementos básicos.

Todos los personajes conviviendo en el mismo condominio o en el bar de la esquina, haciéndonos reir con lo que dicen, pero también haciendonos sentir identificados con lo que vemos, pues, en algun momento de nuestras vidas hemos pasado por situaciones similares o parecidas a las que estos seis actores nos presentan.

El elemento adicional: la música. Los diálogos se alternan con canciones tipo “Radio Felicidad” o “La Inolvidable”. Es decir, durante las dos horas y media que dura la obra vemos las desdichas y felicidades de los personajes matizadas con canciones de Jeanette (Soy Rebelde), Raphael (Estar Enamorado), Roberto Carlos (El Gato en la Oscuridad), José Luis Perales (Te Quiero, Un Velero Llamado Libertad), Nino Bravo (Noelia) o Camilo Sesto (Callados).

Y si, suena cursi, pero a la vez es divertido. Aunque no fui con muchas expectativas a verla, la verdad me encantó.

Y no digo vayan a verla, pues las entradas ya se acabaron y hoy es la última función de la temporada. Pero sí es una invitación a que, cada momento que pasemos con la persona que queremos, lo disfrutemos al máximo. Y si hay una canción de por medio, por más cursi que sea, quizás lo hagamos mejor.

EXCLUSION: EL TEMA OLVIDADO

Ya nos parece lejana la campaña electoral del 2006. Hace sólo unos meses que ocurrió.

Parece lejano el miedo a Humala. Ahora parecen existir otros miedos.

Y hemos olvidado el gran tema: la exclusión.

Pero varios me lo hacen recordar, todos los días.

Cada vez que veo a los constantes vendedores ambulantes que suben a los micros todos los días, de camino al trabajo y de camino a la casa.

Cada vez que veo el Informe de la Comisión de la Verdad y leo: 85% de las vìctimas vivìan en los departamentos más pobres del país, 75% tenía el quechua u otra lengua nativa como idioma materno.

Cada vez que me acuerdo de Mesa Redonda y digo, cinco años han pasado y no se hace justicia.

Cada vez que recuerdo que la educación pública peruana es un desastre.

Cada vez que veo en los noticieros – cada vez con menos frecuencia, por higiene mental – un linchamiento como una curiosidad o una perversa forma de “justicia popular”.

O cuando un reportero amigo hace un reportaje estremecedor sobre lo que ocurre en Ayacucho luego de la guerra y nos damos cuenta que no hemos hecho nada para remediarlo. Y que cuando pretendemos hacerlo, se nos vienen encima pretendiendo matar al mensajero.

Seguimos siendo un país con las prioridades trastocadas.

MAS SOBRE EL TEMA:
Utero de Marita: Sacharaccay.

¿Y LA OPOSICION?



El artículo de hoy de Martín Tanaka en Perú.21 pone sobre la mesa otra de las aristas del actual momento político en nuestro país.

Y es que para el reconocido polítólogo, el monólogo de Alan en que se ha convertido la escena política peruana no sólo se debe al voluntarismo casi patológico del Presidente de la República, sino a la ausencia de una oposición (o por lo menos de alguien) que coloque una agenda alternativa a la del gobierno, o le de un “estate quieto” a AGP.

Es cierto que Lourdes Flores Nano ha hecho esfuerzos mediáticos por aparecer como la lideresa de la oposición. Sin embargo, y más allá de sus muchas veces consistentes críticas al gobierno, Flores aparece desgastada. ¿Factores? Básicamente sus dos derrotas electorales, el hecho de que buena parte de su entorno pasó a las filas gubernamentales (Rey, Barba, Woodman y hasta Antero) y otra parte coquetée abiertamente con el (como parece ser el caso de Lourdes Alcorta) y finalmente, la poca consistencia de un PPC que llegó a los 40 años sin resolver su disyuntiva eterna: ¿derecha liberal, socialcristianismo, o derecha conservadora?

El caso de Ollanta Humala parece más penoso y curioso. Ha visto diluido su caudal electoral, no ha tenido presiencias regionales, no articula un discurso orgánico (ayer, con Rosa María Palacios, incluso hasta parecía nervioso) y de organización mejor ni hablemos. Paradójicamente, tiene una bancada medianamente importante y que no ha hecho desarreglos ni propuesto sandeces (bueno, con excepción de algunos proyectos de ley antes comentados en este espacio). Humala no se ha sabido sacudir la aureola de candidato radical y antisistema, aunque ha creado una paradoja en torno a sí mismo: un presunto violador de derechos humanos y un propugnador del autoritarismo ha terminado defendiendo la institucionalidad y estando en contra de la pena de muerte. Claro, paradoja creada por las patinadas apristas, pero que nadie ha sabido canalizar.

Desde Acción Popular y Perú Posible se han hecho los esfuerzos más consistentes de oposición parlamentaria y política, sea por convicción, sea, en el caso de PP, por defender a su líder. Sin embargo, la debilidad de estas agrupaciones y la lejanía de sus líderes máximos (uno, en Stanford y el otro, fallecido el año pasado) hace que se tenga el signo de interrogación puesto sobre cual será su futuro. Con Restauración Nacional pasa algo parecido, pero con la diferencia de que Lay no emite declaraciones sobre el gobierno y en este momento se sacan los ojos por presuntas irregularidades durante la campaña.

Pero con quien Tanaka es más duro – y con razón, vale la pena decirlo – es con dos personas cuya trayectoria personal y política debía obligarlos a que estuvieran más metidos en el debate cotidiano, más aún, con todo lo que ha ocurrido en las últimas semanas: Susana Villarán y Javier Diez Canseco. Sobre ellos, Tanaka dice lo siguiente:

“De otro lado, ¿dónde están Susana Villarán y Javier Diez Canseco? ¿Son solamente columnistas de opinión? ¿Renunciaron a encabezar propuestas políticas globales? Deberían ser mucho más claros en proponer rumbos alternativos y agendas diferentes”.

Y es que más allá de sus columnas en algunos diarios, Villarán y Diez Canseco no han estado presentes en el debate nacional, a pesar de tener cuadros importantes – muchos de los cuales ahora son hasta comentaristas de El Comercio, cosa impensada 15 años atrás – sus partidos parecen haberse adormilado y no ponen temas sobre la agenda. Quienes fueron sus especialistas principales en diversos temas opinan desde su trabajo profesional y no como parte del partido.

A ello se suma un grave defecto que el PDS y el PS tienen y del cual debieron darse cuenta desde la campaña electoral del año pasado. Un partido no tiene presencia si no tiene bases, contacto directo con la población, trabajo en el interior del país que vaya más allá de las giras proselitistas de cada elección. Y pareciera que muchas ganas de ensuciarse los zapatos y hacer eso no tienen. Es allí donde se encuentra una – sino la central – de sus limitaciones.

La columna de MT de hoy es un serio llamado de atención a los políticos para que hagan su chamba, al cual deberían responder, no con un editorial o un pronunciamiento, sino con acciones concretas. ¿Lo harán?

MAS SOBRE EL TEMA:
Martín Tanaka: ¿Quién le hace el pare y le pone otra agenda al Presidente?
Utero de Marita: Izquierda Prozac

EMPLEADA AUDAZ

No pude estar en Empleada Audaz, la iniciativa hecha por la Mesa contra el Racismo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, liderada por el abogado Wilfredo Ardito, por motivos personales.

Sin embargo, comparto plenamente las motivaciones que llevaron a organizar esta actividad.

Uno de los mayores lastres que tiene el país es la discriminación. Si de algo carecemos es de ver al otro como un igual, como un ser humano con los mismos derechos que nosotros, en dar las mismas oportunidades. Parte de nuestra herencia colonial, dirìan nuestros sociólogos e historiadores más lúcidos.

Creemos que no discriminamos porque no somos Sudáfrica. Sin embargo, lo hacemos de manera solapa, caleta, casi como quien no quiere la cosa. Los espacios públicos los queremos convertir en privados para que nadie que no sea “igual a nosotros” pueda entrar o “invadir” nuestro espacio: las rejas en los condominios, los sitios para divertirse y las playas.

Ciertamente no se puede generalizar. No en todas las playas de Asia se discrimina, pero que se hace, se hace. Y por ello era importante esta actividad.

También es cierto que no nos podemos quedar en el mero activismo. Lo que debe motivar esta actividad es una reflexión en cada uno de nosotros sobre lo que hacemos. Es muy fácil decir “todos somos racistas” para decir “no hay que hacer nada”. Es la salida del fugitivo de sus responsabilidades.

Esto no cambiará con leyes, sino con cambio de actitudes, de formación, de dejar de pensar que el mejor es el vivo, el que se aprovecha de los demás, el que avasalla al otro.

Felicitaciones a los organizadores. Espero que estas actividades ayuden a que todos comencemos a pensar y a cambiar de actitud.

MAS SOBHRE EL TEMA:
Utero de Marita: Video Empleada Audaz.
El Blog del Morsa: Empleada Audaz: Historia tras Bambalinas.
Gran Combo Club: Derecha Vruta.
Des-ubicadas: Empleada Audaz fue un exito!!!
Laura Balbuena: Empleada Audaz.

¿QUO VADIS, ALAN?

Quo Vadis?: Interrogante en latín que quiere decir “¿A dónde vas?”

Y llegó el sexto mes, periodo propuesto por el Presidente de la República para que lo evaluemos a nuestras anchas, porque dice que recién allí podrá exhibir resultados. Y vaya que exhibe varias cosas este gobierno que de cambio y de responsable parece tener poco.

LO POSITIVO:

Es curioso decir esto, pero el principal logro del gobierno de Alan García es la economía. La buena marcha macroeconómica que viene de la época de Toledo – ojo, no de la de Fujimori donde, contra toda lección de economía, se cuadraba caja con la plata de las privatizaciones – se ha mantenido, gracias al aumento de las exportaciones y al boom que ciertos sectores siguen manteniendo. En eso, García no se ha equivocado e incluso ha acertado al colocar medidas tributarias que permitan ir ajustando – tímidamente – el esquema de supervisión imperante.

Lo segundo es que se mantienen espacios de diálogo con sectores sociales y económicos a partir de los cuales procesar demandas. Sin embargo, se extraña que dichos mecanismos sigan siendo reactivos y no preventivos.

Lo tercero, medidas aisladas aunque importantes como la instalación del Consejo de Reparaciones para determinar a las víctimas del conflicto armado interno que serán beneficiarias del PIR (aunque el Consejo no funciona en la práctica, por la ausencia de un Secretario Ejecutivo), la evaluación a los maestros y la adopción del Plan Educativo Nacional como política de Estado.

Cuarto y final, una sincera preocupación por la austeridad y por la reducción de gastos en el Poder Ejecutivo y en otras instancias del Estado.

TEMAS DE FONDO: CARENCIA DE IDEAS:

Sin embargo, el Gobierno no ha aprovechado estos logros, a los que se suman el buen contexto internacional y su popularidad para impulsar reformas de fondo. La constatación a la que cualquiera puede llegar fácilmente es que no se tenía un Plan de Gobierno estructurado, más allá de enunciados genéricos y que se había llegado al poder tan solo por llegar.

Esto se puede comprobar con una rápida mirada a algunos temas de fondo.

Comercio Exterior y Competitividad: Se perdió seis meses importantes en la aprobación del TLC, por un capricho presidencial con nombre y apellido: Hernando de Soto. En su intento por aparecer como interesado en la ratificación del Tratado, se nombró a este personaje como representante personal del Presidente para este tema. Sin embargo, la realidad fue demostrando que el equipo debía estar encabezado por los puestos que lideraron el esfuerzo durante el gobierno anterior: Ministerio de Comercio Exterior y Embajada del Perú en Washington. De Soto queda en un papel relegado, en el llamado “TLC hacia adentro”, que uno no sabe si es una plasmación concreta del Plan Nacional de Competitividad elaborado en el periodo de Toledo o algo nuevo. El voluntarismo presidencial también casi nos cuesta las negociaciones con la Unión Europea, preocupada por la posible aprobación de la pena de muerte.

Descentralización: Un controvertido cierre del Consejo Nacional de Descentralización que le ha traido más problemas que soluciones al gobierno. Una acusación constitucional contra Jorge del Castillo a presentarse en los próximos días, una posible demanda de acción popular sobre la norma y el reclamo de varios presidentes regionales abonan en esa línea. La intención del gobierno: tener una relación “más cercana” con los presidentes regionales (es decir, manejarlos a su antojo), tal como lo hizo en el anterior periodo. La pregunta ¿tienen una política de descentralización? flota en el ambiente.

Salud: Más allá de las campañas de vacunación, no se tiene una política clara sobre la materia. Carlos Vallejos sigue en debe.

Educación: Sin duda, la evaluación a los maestros fue un golpe político que afectó al SUTEP como interlocutor y como entidad ante la opinión pública. Sin embargo, cabe preguntarse de que manera esta evaluación se conectará con un plan de capacitación, y este plan de capacitación con el Plan Educativo Nacional. En otras palabras, persiste la duda sobre si el Ministro Chang tiene idea de qué hacer con la educación.

Justicia y lucha anticorrupción: Francisco Távara entra con buen pie al Poder Judicial, con un Plan de Acción para dos años con metas concretas y señales de transparencia. Sin embargo, el Poder Ejecutivo no lo acompaña. La presencia de funcionarios cuestionados por su pasado – como el jefe de los Procuradores, Moises Tambini del Valle – o por su parcialidad – como el secretario del Consejo de Derechos Humanos Luis Alberto Salgado – sumado a las pocas ganas de hacer reformas en serio complotan en este sentido. Y ya ni hablemos de lucha anticorrupción, pues la voluntad que se tiene en este tema se restringe a los limitados esfuerzos que Briceño, Chehade y compañía hacen para los casos Fujimori y Montesinos. Hasta ahora esperamos la creación de una entidad que ayude a prevenir las prácticas indebidas dentro del Estado.

Seguridad Ciudadana: Más allá de la buena voluntad de la Policía, no se tiene un plan en la materia y no se coordina con los municipios. Pilar Mazzetti parece más concentrada en defender su permanencia en el puesto antes que en reformar un sector que pide cambios a gritos desde hace buen tiempo.

PLAN DE ACCION INMEDIATA: ¿UN SALUDO A LA BANDERA?

Como parte de su Plan de Gobierno, el APRA presentó un Plan de Acción Inmediata para los primeros 180 días del mandato presidencial. En dicho plan, se incluían medidas de corto plazo destinadas a reducir el gasto y a cuestiones que devuelvan la confianza en la labor del Estado.

Sin embargo, el seguimiento meritorio hecho por Proyecto Coherencia – a través de su iniciativa Lupa 180 – demuestra que en esta materia el gobierno tiene pocos logros que exhibir: sólo el 14% de lo planteado ha sido cumplido. A pesar que Jorge del Castillo intenta restar validez a dicho trabajo, el seguimiento hecho es bastante preciso y certero y nos demuestra la fragilidad de ideas existente en el gobierno.

¿A qué se debe este incumplimiento? Por un lado, a que muchas de las medidas eran de difícil o imposible ejecución. Por otro lado, a falta de voluntad y/o distracción en otros temas. Lo más preocupante, es que, vistas en conjunto, no logramos ver una lógica armónica en lo presentado por el PAI dentro de una visión integral del Estado.

LO MALO Y LO FEO: LUIS XIV Y EL DESPOTISMO NO TAN ILUSTRADO HABITAN EN PALACIO

Finalmente, vayamos a lo ya sabido. El estilo presidencial ha sido el mayor defecto de estos primeros seis meses.

Básicamente, se ha gobernado a lo que la “sacrosanta” voluntad de Alan García ha dictado. Los minstros han perdido peso, la oposición no existe y el Presidente impone su agenda, no la del país, sino la de los réditos personales.

La carencia de una idea sobre qué hacer ha llevado a que AGP pretenda suplir esta falencia con su consabido voluntarismo, sus cambios de humor y una peligrosa coincidencia de ideas con los sectores más autoritarios y conservadores del país.

¿Qué es lo que le cuesta al país todo esto? Mucho, a anotar:
– No aprovechar un momento económico y político de bonanza macroeconómica y paz política.
– No emprender reformas de fondo en el periodo en que puede aun correrse ciertos riesgos políticos.
– Persistir en temas que envilecen a la opinión pública, o que la terminan dividiendo.
– Quemar su imagen y sobreexponerse, quitando protagonismo y autoridad a sus ministros, a los que trata como sus secretarios.
– Llevar a su Partido a una contradicción con su actuación durante la década de los noventa, en defensa de la democracia y de los derechos humanos.
– Olvidar la agenda básica planteada por la campaña electoral: la inclusión.
– Un creciente ritmo hacia el autoritarismo y hacia la poca tolerencia a las críticas.

Lo que no recuerda el Presidente es que la alta popularidad es pasajera. A esta altura, en su primer gobierno, tenía 76% de aprobación. Terminó con 9%. Si García quiere dejar de lado ese lastre, deberá comenzar a pensar como estadista y no como un candidato a Miss Congeniality.

Dicen que a veces los mejores candidatos no son los mejores gobernantes, García viene confirmando hasta ahora esta sensación. Dependerá de él que al final de su mandato esa impresión no se confirme.

MAS SOBRE EL TEMA:
Especial de Perú.21.: Los 180 días de García.
Jorge del Castillo no acepta críticas por 180 días.
Acción Popular: Pronunciamiento 180 días de gobierno.
Víctor Andrés García Belaúnde: No estaban preparados para gobernar.
Augusto Alvarez Rodrich: Lo bueno, lo malo y lo feo.
Carlos Basombrío: “Alan García se cree el Rey”.
Rosa María Palacios: Muerta de pena.
Lupa 180: Observatorio Coherente de los 180 días del gobierno aprista.

OJO CON EL TC

El jueves conversaba con un preocupado amigo de la Facultad de Derecho, quien se encontraba sumamente mortificado con el rumbo que vienen tomando las cosas en el Gobierno, pero también por un tema al que deberíamos prestar más atención en los siguientes meses: la elección de los magistrados del Tribunal Constitucional.

Para los legos en Derecho, los magistrados del TC son elegidos por 5 años, sin posibilidad de reelección, por el Congreso de la República, debiendo alcanzar cada postulante un mínimo de 80 votos para llegar al cargo. En junio próximo dejaran el cargo 4 magistrados que fueron elegidos por una complicada transacción política, pero que han cumplido con un muy buen trabajo: Javier Alva Orlandini, Víctor García Toma, Magdiel Gonzáles y Juan Bardelli Lartirigoyen.

Durante estos años de funcionamiento del Tribunal, en particular, desde la entrada de estos magistrados, este organismo comenzó a funcionar como lo que realmente es: un órgano de control y contrapeso, tanto frente al Poder Legislativo como frente al Poder Judicial. Si bien el TC puede haber incurrido en errores, la mayor parte de sus sentencias importantes tienen un sustento jurídico bastante sólido, tan sólido que muchas voces – en especial, desde el empresariado y desde el Congreso – se inclinan por recortarle facultades o evitar que determinadas materias lleguen a su conocimiento.

Sin embargo, el peligro de que este esfuerzo se desarme a partir de junio es bastante grande. La responsabilidad de que ello no ocurra se encuentra en el Congreso de la República.

El primer filtro que deberán pasar los postulantes es el de la Comisión Especial para elegir a los miembros del Tribunal Constitucional, conformada en el Congreso con bastante anticipación para evitar vacíos temporales en el relevo de magistrados.

¿Sus miembros? Aurelio Pastor (APRA, quien la preside), Humberto Falla Lamadrid (APRA), Juan Carlos Eguren (UN), Eduardo Espinoza (UPP), Fredy Otárola (P. Nacionalista), Yonhy Lescano (Alianza Parlamentaria) y, ay, Rolando Souza (el abogado de Fujimori).

Hasta el momento, se ha logrado llegar a un acuerdo para que los postulantes presentados por esta Comisión al Pleno cuenten con el apoyo de dos tercios de sus miembros, lo que aseguraría un relativo consenso sobre la trayectoria personal y profesional del postulante.

Sin embargo, una propuesta del congresista Yonhy Lescano ha desatado la furia de Rolando Souza. El planteamiento es bastante sensato: que nadie que haya formado parte de un gobierno autoritario pueda ser magistrado de una institución encargada del control de la Constitución. Como se imaginarán, el representante de los “afectados” puso el grito en el cielo por este tema.

Y es que el fujimorismo quiere a gritos tener un magistrado en el TC, por lo menos uno que responda a sus intereses (bueno, a su único interés, la impunidad de Fujimori y sus secuaces). Los candidatos a ser esa “ficha”: Francisco Tudela, Fernando de Trazegnies o Marcos Ibazeta, cuya cercanía con el régimen autoritario de la década pasada es conocida. También se ha voceado como pieza fujimorista al abogado Anibal Quiroga, autor de las acciones de amparo de los hermanos Winter durante la persecusión a Baruch Ivcher durante la dictadura.

Sin embargo, una simple arimética podría dejar al fujimorismo sin el sueño del magistrado propio. Actualmente las cuatro bancadas más importantes son: APRA (36 a 37 votos), UPP (23 votos), Partido Nacionalista (22 votos) y Unidad Nacional (16 a 17 votos). Solo bastaría que cada una ponga un candidato de consenso para cerrarle el paso al fujimorismo. Sin embargo, dada la alianza tácita entre apristas y fujimoristas, no extrañaría que le cedieran su cuota, dado que el ex compañero Carlos Mesía ya es miembro del TC. Se da por descontado que los votos de Alianza Parlamentaria no irán para el candidato naranja.

A este tema preocupante se suma el nivel de quienes postularían por los otros partidos. Se habla del eterno defensor de los jubilados, Xavier Barrón, como representante propuesto por Unidad Nacional, y en el caso del APRA el nombre con mayor fuerza es el de José Luis Delgado, un ex congresista honesto pero cuyas calidades profesionales no llegan a la talla de lo que se requiere para el puesto.

Quizás sea necesario que los mejores profesores de las Facultades de Derecho – en particular, los especialistas en Derecho Constitucional – postulen al TC. ¿Por qué Raúl Ferrero Costa o Francisco Eguiguren, por mencionar a dos de ellos, no han pensado en esta idea? Tal vez sería la forma como se pueda cerrar el paso a quienes quieran inflitar el Tribunal de interesados, incompetentes o coludidos con el autoritarismo.

MAS SOBRE EL TEMA:
La República: Propuesta sensata.
La Primera: Francisco Tudela postularía al TC apoyado por fujimorismo.
Justicia Viva: Candidatos al Tribunal Constitucional: Se buscan cuatro justos…y demócratas.
Delia Revoredo: Postulantes al TC deben tener reconocida trayectoria democrática.

PROTESTA CONTRA LA MUERTE: ULTIMAS REFLEXIONES

Ciértamente, lo ocurrido el viernes ha traído cola, por lo menos en la blogósfera, aunque algunas cosillas se deslizaron en los medios masivos.

Lo cierto es que, a mi modo de ver, algunas cosas nos demuestró esta experiencia.

La primera, es que los blogs se van convirtiendo, poco a poco, en fuentes en los que los medios ponen cada vez más su atención.

Ya había pasado con lo del sexto hijo de Alan García, donde los blogs se convirtieron el casi único espacio donde se discutió de manera abierta y desenfadada todas las repercusiones del tema. Esta semana volvió a ocurrir lo mismo – en menor medida – con esta actividad. Hoy, Perú.21 le vuelve a dar la mirada a la blogósfera, al señalar que un blog que poco a poco se viene haciendo conocido por su oposición a Alan García podría tener relaciones con Perú Posible.

¿Esto que implica? Dos cosas: la primera, por parte de los medios, no venir menospreciando a los blogs como espacios de discusión y debate mediático. La segunda, a los bloggers, tener rigurosidad en lo que ponemos y saber a quienes de nuestros pares citamos. No todo lo que brilla es oro en la Internet.

La segunda, es que persiste cierta modorra en la sociedad con relación a la política.

Es cierto que temas como la pena de muerte o los derechos humanos pueden ser poco significativos para personas que se dedican a sobrevivir, o para un grupo de privilegiados que solo tiene su mente en hacer dinero, o para quienes sienten que la política no afecta su vida.

Sin embargo, la experiencia de los últimos años nos demuestra que tan importante es tener una conducción democrática, sensata en economía, con preocupación social y vigilada por la sociedad. Si hacemos visibles los temas que nos parecen importantes, ¿cómo los tomarán los políticos en cuenta? Si no vigilamos a los gobernantes, podrán hacer las trastadas que quieran y no se concentrarán en hacer las reformas que necesitamos para seguir en el camino del desarrollo.

Como dijo Silvio Rendón hace unos días en su blog Gran Combo Club, puede ser que en la Plaza de Armas hayan estado 40 personas, pero habían muchas más detrás.

La tercera, de manera simbólica, el Gobierno ha revelado su debilidad.

Y eso no es motivo de felicidad, sino de preocupación. ¿Por qué?

Luego de muchos años, se produjo un cambio de gobierno con dos condiciones que no se daban juntas en varios calendarios: 1) dicho cambio de posta era el paso de un presidente democrático a otro. 2) se daba en un contexto de buenhas cifras macroeconòmicas y un crecimiento sostenido de 5 años.

En suma, Perú tenía – y aun tiene – una gran posibilidad de comenzar a consolidar sus instituciones democráticas, mantener el crecimiento económico y, sobre todo, comenzar a cerrar las grandes brechas sociales que nos separan, como lo demostró la última elección presidencial.

Sin embargo, el gobierno no viene aprovechando estas condiciones, ni la ausencia (lamentable, por cierto) de una oposición política.

Dicen que es en tiempos de vacas gordas que se deben emprender las reformas. Sin embargo, más allá de algunos pocos logros significativos, todo parece haber quedado en la órbita de los fuegos artificiales o, simplemente, no hay ideas para emprender reformas. El Presidente parece estar obsesionado por la aprobación popular y por ello ha dejado de lado temas de fondo como la educación, la salud, la lucha contra la pobreza, la competitividad, la administración de justicia y la institucionalidad democrática.

Peor aún, en ese afán de popularidad y de ganancias propias, el Presidente ha terminado llevándonos a un camino bastante peligroso, de entendimientos con el sector más autoritario de la política peruana, de guiños al empresariado más mercantilista, de espaldas al país que reclamaba inclusión y a quienes confiamos que el desarrollo no se puede producir con la barbarie o el autoritarismo mandando en Palacio de Gobierno.

La pena de muerte ha sido el más significativo de sus errores. Si de Toledo aprendimos que las promesas de campaña deben ser cumplidas en la medida de lo posible, de García debemos aprender que no toda cosa que se promete es posible y que el voluntarismo ciego nos puede llevar a encrucijadas no deseadas, o a términos de debate que el país parecía haber superado.

Creo que nadie quiere que el gobierno de García fracase. Ni siquiera los más antiapristas, dado que es el futuro del país es que se juega. Sin embargo, de no hacer los correctivos necesarios, más que a Nicolás de Piérola, Alan García se parecerá cada vez más a la sombra de su primer gobierno, o peor aún, a Alberto Fujimori.

Quizás esas cuarenta personas, Sr. García, puedan decirle más que un coro de adulones y portátiles llevadas para su propio ego.

MAS SOBRE EL TEMA:
Agencia Perú: Policía reprime violentamente a manifestantes en marcha contra pena de muerte. (Video incluido)

VERDADES, MONUMENTOS Y ACLARACIONES

Como los lectores de este blog pueden saber, he venido efectuando una campaña de defensa del monumento “El Ojo que Llora”, creado para recordar a todas las víctimas del conflicto armado interno y levantado en el Campo de Marte.

Este monumento forma parte de un proyecto mayor llamado Alameda de la Memoria, que plantea combinar la protección del área verde existente con un lugar de recordación de uno de los conflictos más intensos que ha padecido nuestro país y cuyas heridas deberán cicatrizar con el pasar de los años.

Como también lo saben, durante la semana pasada mantuve una discusión sobre este tema con el programa “Presencia Cultural” – que también tiene un blog – dirigido por Ernesto Hermoza en la televisora estatal, discusión puesta en el mejor de los términos, pero sin que ello signifique claudicar a los principios que señalé en este caso, ni a las ideas que he vertido sobre este tema.

Frente a las expresiones vertidas en este espacio, Presencia Cultural ha respondido de dos maneras.

La primera, en su blog, publicando la entrevista completa hecha a Antonio Brack en 2005 (y, desde aquí, reconocemos nuestro error en la consignación de la fecha).

La segunda, a través de su programa, donde ha vuelto a tratar el tema de fondo, repitiendo los mismos argumentos ya reseñados la semana y señalando algunas cosas que desde aquí voy a aclarar al referido conductor y director del mencionado espacio.

Aclaremos el primer punto, referido a la participación del señor Antonio Brack Egg, reconocido biólogo, en Presencia Cultural durante su emisión del 20 de agosto de 2005.

La entrevista no se centró en el tema de “La Alameda de la Memoria” o “El Ojo que Llora”, sino en un libro publicado por el señor Brack, como parte de la importante labor que realiza en nuestro país para difundir la cultura y la ecología. La mayor parte de dicha conversación se centra sobre las potencialidades de nuestra agricultura y recursos naturales y que todos deberíamos revalorar.

¿Y cual fue el diálogo exacto sobre el punto de controversia?
HERMOZA: Antonio, una última cosa que no tiene nada que ver con el libro pero que no podía dejar de preguntar. En el Campo de Marte están construyendo un proyecto arquitectónico denominado “Alameda de la Memoria” en homenaje a las víctimas de la violencia. ¿Qué te parece una cosa como esa?
BRACK: Bueno, como una Alameda de la Memoria y todo eso está muy bien. Pero hay que tener en cuenta una cosa. Segùn la Organización Mundial de la Salud, un habitante de una ciuda necsita entre 6 y 9 metros cuadrados de área verde por habitante y Lima tiene un déficit de 2,400 hectáreas de área verde. Siempre que intervenimos con un proyecto arquitectónico o algo en un parque público en Lima tenemos que pensarlo 20 veces, no vaya a ser que estemos quitando área verde y disminuyamos la capacidad de respiración en una ciudad tan contaminada. Eso hay que pensarlo. Yo no digo que el proyecto esté mal. ¿Va a sembrar más cemento?
HERMOZA: Sí va a sembrar más cemento.
BRACK: Si siembra más cemento, va a haber menos area verde, va a haber menos oxígeno en Lima, va a haber más contaminación. Y Lima no puede disminuir sus áreas verdes, tiene un déficit enorme

Como puede verse de la declaración, que hemos reproducido textualmente del vídeo colgado por Presencia Cultural, el señor Brack hace una declaración genérica sobre las consideraciones que un proyecto levantado sobre un parque público debe tener en consideración. Es Hermoza quien afirma que el proyecto va a sembrar más cemento y, ante dicha afirmación, es que Brack señala las consecuencias de hacer un proyecto que reduzca las áreas verdes.

Ello se condice con el fondo de la declaración hecha pública por Antonio Brack, donde señala que su opinión fue genérica sobre el tema de áreas verdes y no se refirió específicamente a “El Ojo que Llora” o “La Alameda de la Memoria”.

Ahora, aclaremos lo relacionado con el monumento, que es el fondo del asunto que me interesa tratar.

Como ustedes pueden comprobar en los comentarios del post La Verdad sobre “El Ojo que Llora”, el blogger que maneja la página Presencia Cultural tuvo la oportunidad de vertir sus descargos y reiterar las ideas centrales de su posición sobre este tema. Frente a ellos di mis respuestas y puntos de vista, que fueron respondidos parcialmente en el programa del sábado 20 de enero.

Veamos ahora los puntos que Hermoza y Presencia Cultural no han podido responder sobre las interrogantes y afirmaciones centrales que plantée la semana pasada.

1. “El Ojo que Llora fue construido en un área donde se encontraban veredas y muros de concreto, que fueron reemplazados por la escultura. No se dañó área verde alguna.

Esta afirmación no ha podido ser desmentida por el programa en cuestión, dado que se ajusta a la verdad. No se vulneró la norma legal aludida en esta discusión (la Ley Nº 16979, sobre la intangibilidad del Campo de Marte), dado que la construcción se hizo sobre un área en que se encontraban veredas y muros de concreto, es decir, donde no había areas verdes. Es más, no se ha colocado veredas de cemento para acceder a la escultura, sino un camino de tierra.

Al no señalar esto, el señor Hermoza daría a entender a sus televidentes que se han talado árboles para la construcción del monumento, cosa que no responde a la verdad.

2. La Alameda de la Memoria, diseñada por Luis Longhi es compatible con el medio ambiente. Como sepuede apreciar en la página web del realizador del proyecto, toda construcción futura se hará debajo de dos colinas totalmente sembradas de verde y los caminos a utilizar no serán de cemento. Lo que se busca es crear un espacio de reflexión que combine la naturaleza existente en el parque -e incluso mejorarla – con elementos artísticos destinados a preservar la memoria de lo que nos pasó como pueblo.

Este segundo punto de vista tampoco ha sido puesto en consideración de los televidentes de Presencia Cultural. No ha sido presentado al público en general la página web del arquitecto Luis Longhi, donde se puede apreciar que la obra es compatible con la intangibildad del área verde del parque ni que se colocarían incluso más árboles que los ya existentes.

De no haber cumplido con el respeto a las áreas verdes, la construcción del monumento no habría sido autorizada por las Municipalidades de Lima y de Jesús María.

Y tampoco se ha hecho caso a la recomendación que humilde y atentamente hice desde este espacio:

“Convendría, para que su reportaje refleje todas las posiciones, que entreviste al arquitecto Longhi, quien le podrá dar todos los detalles del proyecto integral de la Alameda de la Memoria, así como al arquitecto Augusto Ortiz de Zevallos, ex regidor de la Municipalidad de Lima y autor del Plan Integral de Desarrollo Urbano, quien coincide en la necesidad de preservar áreas verdes y quien dio una opinión favorable a la realización del monumento”.

Si se va a informar al público, debe hacerse colocando todas las posiciones y haciendo un trabajo de investigación exhaustivo. Lo que se han venido haciendo en los reportajes de Presencia es colocar a personajes que, ante la pregunta hecha de manera tendenciosa (oiga usted, hay un monumento que viola una ley de intangibilidad del parque) responden con lo lógico y natural que dirían personas como Constantino Carvallo, Augusto Alvarez Rodrich o Martín Tanaka: hay que alcanzar una solución de equilibrio, como trasladar el monumento a otro lugar, para que no afecte el medio ambiente.

Entiendo el punto de vista del señor Hermoza. Pero estos puntos de vista deben sustentarse sobre elementos que presenten al público los suficientes elementos para que se haga de una opinión propia. Lamentablemente, ello no ha ocurrido en este caso.

Finalmente, debo levantar una calumnia que ha sido vertida en dicho programa el último sábado. Se ha dicho que este blog no ha mencionado nada sobre la agresión que un reportero de Presencia Cultural sufrió en septiembre de 2005 por parte del acompañante de la escultora Lika Mutal. Lo que dijimos, en la parte final de la respuesta a los descargos de Presencia Cultural fue:

“Finalmente, lamento mucho que el intento de conversación con Lika Mutal haya culminado en un incidente registrado por sus cámaras y que, desde aquí, expresamos nuestra solidaridad con la persona que fue agredida”.

Lo señalado no es un ataque personal a Ernesto Hermoza. Respeto sus calidades personales y profesionales. Pero considero que los puntos de vista deben sustentarse en afirmaciones que respondan a la verdad y no que solo presenten un lado de la moneda.

Finalmente, señalar que esta es la última vez que me referiré al tema. Creo que las posiciones han quedado sentadas y el público puede formarse su propia opinión. Nuestro deber de proporcionar otros elementos de juicio que no fueron aportados por Presencia Cultural ha sido cumplido. Queda en manos de usted, amigo lector, formarse su propio criterio.

MAS SOBRE EL TEMA:
Fernando Vivas: ¡Chúpale el Ojo!