PRIMERO VINERON POR ELLOS, ¿MAÑANA VENDRÁN POR MI?

El Congreso amordaza, algunos medios bendicen.

Desde hace varios años, las organizaciones no gubernamentales sufren una campaña de satanización de parte de un sector de la clase política (en particular, el fujimorismo y los sectores conservadores de la política peruana) y de la prensa (en especial, desde las sentinas de los diarios Correo, Expreso y La Razón).

“Caviares”, “no representan a nadie”, “son la intrusión de ideologías foráneas”, “atrasan el desarrollo del país”, “pro violentistas”, “pro senderistas” o “nadie los fiscaliza” son algunas de las diatribas con las cuales intentan echar por la borda el prestigio que buena parte de estas organizaciones tienen en un sector de la sociedad, que reconoce el trabajo de aquellas instituciones de este tipo que cumplen su labor con eficiencia y transparencia.

Estas organizaciones cumplieron y siguen cumpliendo un rol fundamental para la defensa de los derechos fundamentales de los ciudadanos más excluidos de nuestro país, en particular en los tiempos de la autocracia fujimorista y del conflicto interno. Fiscalizan la actuación del Estado y de otros actores sociales, a fin de que el desarrollo sea sostenible y se de en un clima de respeto a los valores democráticos y a los derechos humanos. Bregan para que grupos de la sociedad (mujeres, niños y adolescentes, glbt, afrodescendientes, indígenas) no sean invisibilizados por una sociedad acostumbrada a excluir o a no tener una agenda seria de lo que queremos ser como nación.

La lógica de las instituciones no se agota en la representación. Dicha función representativa solo cabe a los partidos políticos y a las autoridades elegidas. Pero ello no impide que los ciudadanos podamos y debamos intervenir en la deliberación, planteamiento y cuestionamiento de las propuestas que conforman la res pública. La actividad política no se reduce a la labor de los partidos y el deber de los ciudadanos no se agotan en la elección de autoridades y esperar para que, a la buena de Dios o a la muerte de un obispo, respondan a sus demandas. Optar por una opción que quite posibilidades de participación a las personas contribuye, a la larga, a seguir preservando actitudes autocráticas y antidemocráticas en nuestra sociedad.

No necesitamos ser elegidos para actuar como ciudadanos. De no hacerlo, la representación que concedemos a las autoridades puede derivar en el tutelaje de los partidos políticos, el Estado o los llamados poderes fácticos (las Iglesias y las Fuerzas Armadas). Tutelaje que sólo merecen menores de edad y, que sepamos, no somos menores de edad y en el Perú ningún adulto es merecedor de tutela.

Cierto es que cualquier organización o asociación que se forme requiere de fiscalización y control para evitar que sus fondos se malutilicen.

En el caso de las organizaciones no gubernamentales, existen ya dos tipos de control:
a) El primero, a cargo del Estado, a través de la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI), encargada de velar por la inscripción de instituciones que reciben cooperación internacional, así como por la transparencia en el uso de dichos fondos. Hasta el momento, dicho control ha rendido resultados, de acuerdo a lo señalado por los ex jefes de APCI y su actual titular, Agustín Haya de la Torre.
b) El segundo, a cargo de las entidades cooperantes, que someten a continuas rendiciones de cuentas y auditorías con estándares internacionales a las ong’s, teniendo, en la mayor parte de los casos, un resultado satisfactorio de resultados y utilización de los dineros empleados.

Hace unos meses, el ahora ex parlamentario Antero Flores – Araoz presentó un proyecto de Ley para que APCI tenga facultades sancionatorias contra las entidades que no cumplan con sus reglamentaciones. Hasta allí, todo relativamente bien. Con excepción del detalle que viene a continuación: el Poder Ejecutivo debía indicar cuáles eran las infracciones. Y ello contravenía la Ley General de Procedimientos Administrativos. Así lo entendió el Poder Ejecutivo, ya en época de AGP, enviando el proyecto de nuevo al Congreso con carácter de observado.

Pero en la Comisión de Relaciones Exteriores, presidida ahora por el abogado del extraditable Alberto Fujimori, Rolando Souza, le hicieron algunos cambios a la norma donde la palabra mordaza salta a la vista.

Para comenzar, señalaron que el Estado priorizaría la cooperación internacional en función de su política nacional de desarrollo y el interés público. Párrafo aparentemente inocuo, pero que tiene que verse en concordancia con lo siguiente. Todo proyecto tendrá que registrarse en APCI y, por tanto, aprobarse por esta entidad. Proyectos que figuran, por lo demás, en convenios privados, aspecto donde el Estado no tendría que tener ingerencia, como en cualquier contratación. Más aún, pone una norma que señala que pueden aplicar cualquier sanción por “orientar los recursos de la cooperación técnica intrnacional en actividades que afecten el orden público, las buenas costumbres o perjudiquen la propiedad pública o privada”. Conceptos tan genéricos que un estudiante de derecho administrativo se reiría por la laxitud con la que se señala la infracción.

Y, además, mantuvieron el error del proyecto de Flores – Araoz, es decir, el Poder Ejecutivo podrá generar otras infracciones.

En suma, si al gobierno de turno le molesta tu labor fiscalizadora, simple y llanamente, te deja fuera del registro, sin operar, y tus funcionarios pueden quedar inhabilitados hasta por cinco años.

Y es obvio que hay intereses creados para irse, en particular, contra las que ven temas de derechos humanos, administración de justicia y medio ambiente, temas que incomodan a los poderosos, a los de antes y a los de ahora, a los políticos y a los empresarios que aun creen en su poder omnimodo, a los conservadores que creen que el pueblo debe decir “chi chenó” y sólo votar sin reclamar.

No protesten, va contra la inversión; no molesten a los militares, no mataron inocentes; no reclamen reforma judicial, eso lo harán los jueces, claman las voces que se solazan con la aprobación de este proyecto.

Por ello no extraña que sea el APRA (donde moran Giampietri, Lourdes Mendoza del Solar y Mulder), Unidad Nacional (con Lourdes Alcorta y Raúl Castro a la cabeza) y el bloque fujimorista quienes hayan votado a favor de una norma comparable con las restricciones que se ponen a la cooperación internacional en la mafiosa Rusia de Putín o en la satrapía petrolera venezolana.

Ya existen los controles adecuados para las ong’s. APCI las supervisa, la SUNAT vigila los impuestos que paga (o las exoneraciones que tienen), el Ministerio de Trabajo supervisa su régimen laboral. Y, además, los cooperantes tienen mecanismos de transparencia y control para vigilar el cumplimiento de actividades. ¿Era necesaria esta norma? Creemos que no.

La incomodidad que despierta en los sectores políticos y empresariales la actividad de las organizaciones no gubernamentales no es motivo para que se les amordace de la manera como se pretende hacer. Fiscalizar, en un país donde los controles institucionales no funcionan y donde es necesario construir más ciudadanía, no sólo es un derecho, también es un deber.

¿Quién será la próxima víctima? ¿Acaso la prensa?

ENLACES:
Vean el reportaje de OcraM sobre el tema.
Martín Tanaka: “Gobierno no debe usar a ONG’s como “chivo expiatorio” de problemas que no puede solucionar”.
Perú.21: Pleno avala intromisión gubernamental en ONG.
Comunicado de la COEECI (Cooperantes Internacionales): Gobierno intenta perseguir a ONGs que discrepen con su gestión.
Francisco Eguiguren y la visión constitucional sobre el tema.
El pensamiento macartista de Luis García Miró (Expreso) y Aldo Mariátegui (Correo).
El Utero de Marita: ¿Qué se trae Giampietri? Primero las ONGs, y luego…?
Archivo del Tercer Piso: Mc Carthy vive en Lima.

14 thoughts on “PRIMERO VINERON POR ELLOS, ¿MAÑANA VENDRÁN POR MI?

  1. Es natural que los duros se unan contro todo lo que represente defensa del Estado de Derecho, ahí están el bufalo mulder (crítico del Informe Final de la CVR mucho antes de que ésta se publique) y el cachaco giampietri (sin comentarios), la promotora de la pena de muerte Lourdes Alcorta (su exposición de motivos parecia redactado por lauza bozzo) y claro, los impresentables defensores del corrupto fujimori.No es casual que La razon defienda esa norma de control y coacción y desde la blogosfera los fascistas celebren esta medida. Ya viene… La Policia del Pensamiento!

    Me gusta

  2. Definitivamente en un país tan subdesarrollado; donde predomina el concepto de “república bananera”; la opción del tutelaje no está de más sobre todo para controlar, supervisar y encauzar el buen comportamiento, el comportamiento adecuado de los grandes sectores ignorantes del país; donde prima el caos, la delincuencia, la corrupción, el crimen y la impunidad; es en estos sectores; donde el Estado tiene que intervenir con mano firme y diestra en imponer el criterio legal, en un verdadero Estado de Derecho; esto ocurre a nivel de todo el país, tanto en los callejones de mala muerte y barrios populares de la costa, en las zonas alejadas; tanto de la sierra como de la Selva.Así que la labor del Ejército en tiempos de paz, es la de educar a estos grandes sectores de la población; además de prestar ayuda humanitaria en todo lo concerniente a salud, alimentación y vivienda; unido de la mano con la labor Evangelizadora de fé, de la auténtica y verdadera Iglesia: la Iglesia Católica. Las Ongs tampoco pueden tener todo el poder del mundo; por lo tanto no deben temer tanto a la labor de fiscalización del Estado; ya que “Quein no la debe, no la teme”. Hasta que al fin alguien se dignó de colocarles un casacabel al gato (conjunto de ONGs de izquierda “progresista”).Aprendan de Rafael Rey Rey, actual ministro de Educación, quien tambien tiene una ONG, concerniente a temas de Educación, y hoy dí en la entrevista que le realizó la ex comisionada de la CVR, Beatriz Alva Hart, en CPN; dsostuvo, que no le tiene miedo a la labor de fiscalización que el Estado vaya a realizar sobre su ONG.Así que amiguitos CVR, aprendan del buen ejemplo del flamante Ministro de la Producción, del gobierno del Dr. Alan García Pérez; parece que los inefables tiempos del toledato y del paniaguato y de su alianza con estas ONGs, ya que todas no son, hay otras que realmente sí tienen una labor constructiva en el desarrollo del país; cada vez más, por fin van quedando en el largo y oscuro túnel del tiempo, al mismo estilo del escritor argentino Ernesto Sábato, escritor de la obra “El Túnel”.

    Me gusta

  3. Date un salto al blog de Pueblo Vruto y veras la razon de la sinrazon de Guille para defender dicha ley…. si es que esta…..En el interin revisa el mio para que veas una ficcion de los viejos tiempos PUCP

    Me gusta

  4. SaludAnte todo, felicitaciones por la buena explicación del tema (contando antecedentes y demás). Cualquier norma que busque la transparencia en una organización que puede mover distintos fondos públicos (en el caso que los haya) y privados resulta saludable, bienvenida sea. El problema, como bien indicas, es que no se busca eso, sino “amordazar”, o mejor, “eliminar la labor fiscalizadora” de las ONG, esta norma está muy lejos de buscar una transparencia mayor en el uso de los recursos de las ONG (o para evitar que las mismas funcionen de forma truculenta para que algunos eviten pagar ciertos impuestos o demás detalles de ingeniería fiscal).En fin, el poder persiguiendo que nadie les rechiste nada, impidiendo que se levante la voz contra ellos, impidiendo todo lo que no sea obediencia ciega, impidiendo dar voz a quienes no la tienen y olvidándose que Perú es, o debiera ser, un Estado Democrático de Derecho, y que los valores ciudadanos no se agotan en la acción de sufragar (que para colmo es obligatoria en nuestro Estado), sino que van por el rumbo de una ciudadanía responsable que pide y exige responsabilidad al gobierno, y ello se canaliza, entre otros medios, por las ONG.Hasta Luego 😉

    Me gusta

  5. ¿Por qué tanta alaraca?Es evidente que ha habido una pésima lectura (e interpretación) del texto. Pero bueno, me imagino que son los miedos típicos de quienes temen al cambio y gozan en la libre administración de sus oenegés como si fueran clubes de bridge… Si están usando el billete para fines distintos a los de su propósito, pues que paguen IR, IGV y todo lo que los que sí se ganan su plata transparentemente lo hacen.Que los “vigilantes” no tengan miedo de ser “vigilados”.

    Me gusta

  6. Aguafiestas: Hay varios candidatos a ser los primeros miembros de la Policía del Pensamiento. Walter: Mientras las ong’s piensen como tú, no pasa nada. Mientras ellas sean progresistas y opuestas a lo que sostienes, le mandas los perros. Creo que fue Odría quien acuño el “a mis amigos todo, a mis enemigos la ley”. Por lo demás, sustentar el tutelaje a estas alturas del partido es francamente deleznable.¿El Estado tiene que definir que instituciones privadas tienen “una labor constructiva para los intereses del país”?Ernesto: Lo del ratoncete no sorprende. Ahora se quedó sin Ocram a quien molestar. Jomra: Por allí va la cosa con el proyecto. Super Pueblo: Como puedes ver en el post, si hay mecanismos de fiscalización. El tema es que el Estado pretende controlar los fines de una entidad privada. Allí está el problema

    Me gusta

  7. No tanto es el hecho de que piensen como yo o no, pero por ejemplo no sólo es el caso de Rafael Rey a quien puse de ejemplo, en mi comentario anterior respecto de su ONG, llamada ProEduca, ; sino también hay que destacar el caso de la Dra. Beatriz Boza y del Dr. Juan Cortés Carcelén; quienes son miembros fundadores de la ONG, Ciudadanos al Día, y a quienes en ningún momento se les ha visto indignado, por el supuesto “control” del gobierno hacia las ONG; caso muy difreente y lamentable al de Ernesto de la Jara, uno de los directivos del IDL (Instituto de Defensa Legal).Por cierto a quien se le ve con delirios de persecución respecto al pensamiento progresista es al izquierdista Albeto Adrianzén; quien el día sabado salió escribiendo un artículo respecto al supuesto pacto político entre el Apra, Unidad Nacional y la bancada del fujimorismo; eso sí que ya sonm delirios de persecución; vaya vaya, con las cositas que nos salió Betito a saber!!!En su artículo partía diciendo que el fujimorismo mantenía la necesidad de una “sed de venganza”, frente a las ONGs, por haber supuestamente ventilado la corrupción y el latrocinio del gobierno anterior.En cuanto a los apristas les criticaba su aparente e insulsa mediocridad intelectual que no se podía comparar al actual pensamiento intelectual de la mentalidad “progresista”.Y a los de Unidad Nacional, les critica por su supuesta amistad con los empresarios, que son enemigos de las ONGs ambientalistas.Yo creo que el pensamiento de Odría, no hay que necesariamente acuñárselo a él, ya que simplemente él expresó, él dijo una gran verdad que una gran verdad latente en la sociedad peruana, en la sociedad latinoamericana y quien sabe en la sociedad global, también; eso lo de “a mis amigos todo, a mis enemigos la ley”; para eso que establecer determinados parámetros entre lo que es la amistad y el mantenimiento del buen orden y de las buenas costumbres.Aunque no loqueiras aceptar la visión del tutelaje, de un nuevo tutelaje es una opción válida en una sociedad tan desestruturada y compleja como la nuestra, con sus problemas de corrupción, delincuencia, criminalidad y pobreza que se mantienen, aun hoy en día en pleno siglo XXI.

    Me gusta

  8. Juan Carlos Cortés se pronunció en contra de la norma el domingo en RPP. Con respecto al artículo de Adrianzén, suscribo buena parte de lo que dice. En efecto, la norma vincula a gente que les llega los derechos humanos (los fujimoristas y parte del aprismo) con gente de UN que no quiere que se fiscalicen a sus amiguitos de las mineras. El tema es ese, los intereses creados para que salga esta norma, que la han vendido como “fiscalización”, cuando nada más es mero control. Finalmente, tu visión del tutelaje termina en una salida autoritaria, es decir, en que haya unos que sean más ciudadanos que otros o en que todos tengamos un pensamiento único que nos de un gobernante o un “gran padre espiritual”.

    Me gusta

  9. Todos estamos conducidos por un gran padre espiritual que debe guiar nuestros pasos hacia el camino correcto.Yo tambien escuche la entrevista que le hicieron a cortés en RPP, y en ningún momento lo escuché quejarse en algo al respecto; porque yo mismo escuché sus declaraciones en la mañana; mas bien estaba hablando de unas tarjetitas de uin nuevo proyecto de “Ciudadanos al Día”, para estas elecciones municipales 2006.

    Me gusta

  10. La verdad que no estoy muy de acuerdo con la ley, creo que debe ser analizada, pero el hecho que el señor José Alejandro Godoy piense como el señor Alberto Adrianzen me hace ver que hay más de un callo por pisar. Por si no lo sabe, el señor Adrianzen ha militado en todos los partidos de la izquierda habidos y por haber y ultimamente estuvo al lado de Humala y mañana no sabremos de quién….¿es un “representante” de la sociedad civil? ¿Lo representa a usted señor Godoy, o a mi? Por lo menos a mi -que no me gusta la política de ninguna manera- me parece que el señor Adrianzen debe ser más coherente en su pensamiento político, es lo mínimo que exigirle a una persona de su calibre intelectual. Otra pregunta inocente Sr. Godoy, ¿por qué cuando paso por el San Antonio de Miraflores siempre veo a políticos de derecha -que no defienden a nadie- y al otro lado a gente como Alberto Adrianzen y Humberto Campodónico comiendo opíparamente en sus 4 x 4 del año? ¿No que ellos son “el pueblo”? se que parece una simplificación barata, pero dígame por favor por qué…

    Me gusta

  11. Bueno, sobre Adrianzén, no conozco su trayectoria como para saber si pasó por uno o más partidos. El es quien debería defenderse de lo que se dice de él, no yo. Sobre lo otro, no creo que tener plata y tener conciencia social son incompatibles. Por el contrario, si más gente que tiene oportunidades comienza a cambiar de actitud hacia la sociedad, tal vez tendremos un país más cercano. Pero quizas si cabría pedirles que se acerquen más a la gente de a pie.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s