NUBES GRISES

Comentarios sobre un debate anodino

El viernes expresábamos nuestro deseo de que el debate respondiera algunas interrogantes y despejara las dudas que motivaban la desconfianza sobre Ollanta Humala y Alan García.

Desafortunadamente, no ha sido así.

Ayer domingo, fuimos testigos del debate presidencial más aburrido e intrascendente de la historia. Como manifestamos 48 horas antes del debate, el formato no ayuda. El propio moderador del debate, Augusto Alvarez Rodrich, señala que debiera pensarse en modificar la estructura actual, con tiempos demasiado cortos para las exposiciones. Quizás debiéramos tomar la tendencia mexicana o estadounidense, donde los candidatos presidenciales tienen 3 o 4 debates, en cada uno de los cuales se discute sobre 2 temas como máximo y se contemplan preguntas (o de un panel o del propio moderador). Y sin cortes comerciales tan seguidos como los que hubo ayer (solo faltaba propaganda de “Ña Pancha” o “Sibarita”).

Antes que pensar en su abolición, debemos pensar en institucionalizar el debate presidencial como una saludable costumbre democrática, pero con reglas distintas a las vistas el día de ayer y que, consideramos, fueron determinantes para el pobre espectáculo que vimos.

En lo que respecta a temas de forma, García optó por un tono más académico y circunscrito a sus temas. Aprovechaba los minutos iniciales o finales de una alocución para lanzar dardos o responder a los insultos de Humala. Pero, en términos generales, estuvo bastante serio – incluso enojado por momentos -, tratando de proyectar una imagen de estadista. Comenzó mal incluso, a pesar del detalle de la tardanza de Humala, leyendo su discurso, mirando hacia abajo, defecto que fue corrigiendo a lo largo del debate.

Humala, por el contrario, empezó con bastante ímpetu su alocución, incluso superando el incidente de la “hora Locumba”. Su lenguaje fue bastante coloquial por momentos, intentando acercarse a los sectores populares, llegando incluso a usar jerga. Pero poco a poco fue perdiendo el impulso inicial, abusó de la lectura de documentos, por momentos perdió los papeles y culminó con una suerte de proclama militar (con firma incluida) que nos hizo recordar a su admirado Juan Velasco Alvarado. En suma, lo hizo mejor de lo que se podía esperar de él.

En lo que respecta a los planteamientos, ambos candidatos siguieron apuntando a su mismo público, en lugar de procurar arrebatarle votos al otro. García estuvo más cauto en sus propuestas, procurando asegurar el voto limeño que muy probablemente le permita ganar la elección; mientras que Humala optó por volver al tono radical de la primera vuelta, esperando que no se le vayan los votos del sur andino y buscando el voto de algunos descontentos entre los indecisos o potenciales votantes en blanco. Así vistas las cosas, en términos electorales se habrá presentado lo que todos los analistas señalaron: no se moverá mucho o nada la intención de voto.

Más allá del como ganar una elección – donde creemos que, para esos términos, García ganó el debate -, es importante saber y conocer como gobernarán ambos candidatos. Y allí es donde se encuentran los principales problemas. Si bien ambos coinciden en los diagnósticos para enfrentar los temas planteados en el debate, las soluciones planteadas no llegan a ser del todo convincentes y en los puntos en los que mayor consistencia podría haber, optaron por una exposición genérica, sin decirnos cómo harán para resolver estas cuestiones. Como bien lo dijo César Hildebrandt en su lúcida reaparición de ayer, se nos ofrecieron demasiadas generalidades, pero no cómo concretizarlas y, peor aún, se nos siguió vendiendo la idea de que los graves problemas de injusticia, desigualdad y carencia de instituciones sólidas se resolverá en un quinquenio.

Veamos los aciertos, errores y omisiones, tema por tema:

DEMOCRACIA, GOBERNABILIDAD Y DERECHOS HUMANOS:

Alan García:
Acierto: Basar la gobernabilidad en un crecimiento sostenido de la economía y en el combate a la pobreza. Mayor mesura en cambios constitucionales y rechazo al autoritarismo.
Error: Ausencia de referencias al Poder Judicial y su reforma.
Omisión: Recomendaciones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. En general, no dijo ni una sola palabra sobre el tema derechos humanos, ni prestó atención a lo referido a la CVR. Ni siquiera dijo lo escueto que sobre el tema se consigna en su Plan de Gobierno. Como ha señalado Salomón Lerner Febres, fue un silencio consciente, pensando en las responsabilidades de su compañero de fórmula Luis Giampietri y en las suyas propias.

Ollanta Humala:
Acierto: Mencionar, por lo menos genéricamente, la reforma judicial y el cumplimiento de las recomendaciones de la CVR.
Error: Sigue equivocando los enfoques: no por cambiar la Constitución de 1993 mejoraran las condiciones de vida de los peruanos, circunscribe el tema de la CVR solo a las reparaciones y habla genéricamente de los planes de la CERIAJUS para la reforma judicial.
Omisión: Deslinde claro con posiciones autoritarias. El discurso final ahondo dichas dudas.

Omisiones en ambos: No se dijo ni una sola palabra sobre el Plan Nacional de Derechos Humanos. Tampoco se propusieron reformas del sistema político para hacerlo más inclusivo, ni se propusieron reformas institucionales importantes como las del Poder Judicial o las Fuerzas Armadas.

POLÍTICA ECONÓMICA Y LUCHA CONTRA LA POBREZA:

Alan García:
Acierto: Dar un horizonte de país: ser la primera nación del Pacífico Sur. Énfasis en el tema empleo como componente de la lucha contra la pobreza.
Error: No delinear metas macroeconómicas claras, insistir en la libre desafiliación de las AFP en lugar de una reforma del sistema de pensiones, seguir insistiendo en la rebaja de sueldos como único componente para obtener recursos.
Omisión: Definición clara sobre el TLC, reconversión de algunas actividades agrícolas, aumento de la competitividad.

Ollanta Humala:
Acierto: Solo en el diagnóstico: una economía que crece pero que no mejora la calidad de vida.
Error: Insistir en propuestas como rebajas de los combustibles y el gas doméstico a niveles que podrían hacer peligrar la caja fiscal, seguir con un discurso en contra de la inversión extranjera.
Omisión: No precisó a que se refiere con nacionalización de actividades económicas, no presentó un programa alternativo de comercio exterior al TLC con Estados Unidos.

Omisiones en ambos: En políticas económicas, no se señalaron lineamientos de política macroeconómica, lo que se hará con el tema de la deuda externa y, fundamentalmente, una política tributaria que permita financiar sus promesas. En lo que se refiere a lucha contra la pobreza, se extraño que no se hiciera referencia alguna a la gerencia de los programas sociales, a como se manejarán los nuevos programas propuestos y al rol de la Mesa de Concertación de Lucha Contra la Pobreza.

POLÍTICAS SOCIALES Y LUCHA ANTICORRUPCIÓN:

(Por favor, alguien explíqueme porque juntaron estos dos temas)

Alan García:
Acierto: En políticas sociales, el énfasis en el aumento de las horas lectivas de clase en los colegios estatales. En lucha anticorrupción, la reducción del gasto innecesario y el incentivo al sistema de compras estatales electrónicas.
Error: Carencia de una política en salud.
Omisión: No precisó de que manera hará cumplir los derechos laborales. Omitió responder sobre el tema Montesinos.

Ollanta Humala:
Acierto: Auditoria a los gobiernos regionales y eliminación de la prescripción en tema anticorrupción.
Error: Reactivación de la colonia penal “El Sepa”. Este establecimiento fue cerrado el tratamiento infrahumano que se daba a los reclusos, quienes merecen respeto a sus derechos.
Omisión: No habló sobre control del gasto y mejora de mecanismos de transparencia.

Omisiones en ambos: En políticas sociales: fue evidente que no tenían un plan en educación, ni hicieron referencia a lo que harán frente al SUTEP y las evaluaciones de maestros, no dijeron nada sobre el tema salud (salvo por la mención a los medicamentos que hizo García). En lucha anticorrupción, carecieron de una visión de mediano y largo plazo: no se mencionó la reactivación de la Iniciativa Nacional Anticorrupción, tampoco el fortalecimiento del sistema judicial anticorrupción y la Contraloría General de la República, la mejora de la enseñanza como mecanismo preventivo y tampoco se habló nada sobre la extradición de Alberto Fujimori.

DESCENTRALIZACIÓN:

Alan García:
Acierto: Regionalización transversal y fortalecimiento del Centro de Planeamiento Estratégico.
Error: No indicar que competencias serían transferidas antes de emprender una descentralización fiscal, indicada por los expertos sobre la materia como último paso en materia de descentralización.
Omisión: No señaló plazos para la conformación de las nuevas regiones.

Ollanta Humala:
Acierto: Referencias a la regionalización transversal.
Error: Señalar que los presidentes regionales no serían elegidos por asambleas, cuando han sido elegidos por voto popular en el año 2002. Dedicar demasiado tiempo al tema Montesinos.
Omisión: No indicó cual es su proyecto en materia de descentralización.

Omisiones de ambos: Fue, en general, el bloque más bajo del debate. Ambos candidatos no han fijado posición sobre que harán con el actual Consejo Nacional de Descentralización, ni cual será el rol de la participación ciudadana en el proceso. Siguen hablando de transferencias de recursos, antes que empoderamiento de las regiones. Tampoco se precisó como se canalizarán las inversiones hacía las regiones.

SEGURIDAD CIUDADANA:

Alan García:
Acierto: Ampliación del número de policías
Error: Establecimiento de pena de muerte a los violadores, olvidando tratados internacionales ya suscritos y la propia Constitución. Ataque a los comités de autodefensa y rondas campesinas, comparándolos con los “Comités de Defensa de la Revolución Cubana”.
Omisión: No se hizo referencia a instituciones conexas con este problema, como el Poder Judicial o el INPE.

Ollanta Humala:
Acierto: Rol de los comités de autodefensa y rondas campesinas en la seguridad ciudadana en sierra y selva.
Error: Señalar que los alcaldes no tenían atribuciones para cuestiones de seguridad ciudadana, cuando por Ley 27933 si las tienen.
Omisión: No aclaró las dudas sobre la municipalización de la Policía Nacional.

Omisiones de ambos: Ninguno de los candidatos hizo énfasis en la prevención, solo buscaron señalar medidas efectistas. De otro lado, no se indicó nada sobre una reforma integral de la Policía Nacional, paralizada a mediados del gobierno de Alejandro Toledo. No se habló sobre la participación de juntas vecinales, ni sobre la mejora del presupuesto y condiciones de trabajo de la Policía.

En resumen, continúan siendo más las dudas que las certezas en lo que respecta a ambos candidatos. Las omisiones registradas así lo confirman. Quizás el debate de técnicos del próximo domingo (si se llega a realizar) pueda aclararnos muchas de las dudas a las que hemos hecho referencia. Pero, como en el Perú la política es antropomórfica y presidencialista, sin duda, ambos postulantes perdieron una gran oportunidad. El país lo lamenta.

(Foto: RPP Noticias)

2 thoughts on “NUBES GRISES

  1. Realmente es una lástima (predecible y casi inocua) no haber visto el debate y sospechar (por no decir saber) que el resultado sería más que insatisfactorio. Así que bueno, a pagar mi multa nomás, sin mucha pena política, y mucha económica. Qué hace una persona responsable cuando tiene que decidir entre estos dos señores??? Hace tiempo te dije, el país no vbecesita una crisis profunda para cambiar, simplemente va directo hacia una peor que la otra. Pero siempre con palitaivos y cucos a los que hechar la culpa de todo lo feo. La culpa es de todos. Simple. La crisis viene, sólo la retrasamos. Un poco más de lo que esperaba, lo confieso, pero de que se va a poner feo y reactivo… de eso no me quedan dudas.

    Me gusta

  2. Se puede poner peor, si es que Humala decide patear el tablero ante la muy probable elección de Alan como Presidente. Y sobre la pregunta que me haces, es la que me hago todos los dias cuando dudo entre votar entre una persona que fue un incompetente de marca mayor pero que respetó ciertas libertades u optar por dibujar algo en la cédula. Aun no se por cual de las dos optar, aunque me estoy inclinando x la segunda, aunque pende de mi cabeza el hecho que mis viejos me boten de la casa x no marcar la estrella.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s