UN HOMBRE BUENO Y SABIO

HUBERT LANSSIERS ss.cc. (1929 – 2006)

“La justicia es el triunfo de la razón sobre el caos y la violencia”.

Hay personas que, sin que muchas veces nos percatemos, dejan huella, sea en una vida, en un grupo de personas, en una colectividad. Son personas que nos hacen ver cosas que el común de la gente no vemos o que nos hacen percatar de realidades que desconocemos o pretendemos desconocer. Hubert Lanssiers pertenecía a esa clase de seres humanos.

Duro en su aspecto, rudo en su forma de hablar, con su acento belga y su particular forma de hablar el castellano, Lanssiers no solo me introdujo a la filosofia en la Recoleta y despertó la curiosidad por revisar a Platón, Sócrates o a contemporáneos como Hannah Arendt. Su vida fue, en buena parte, la que me decidió optar por concentrar mi linea de carrera y de reflexión personal en los derechos humanos.

Nosotros vivimos una guerra interna cuando eramos muy niños, guerra que nos dejó miles de víctimas. Lanssiers, cuando era niño y adolescente, vivió aquella calamidad llamada Segunda Guerra Mundial, con bombardeos e invasiones en toda Europa, campos de concentración, violaciones del derecho de la guerra y los derechos humanos, causados todos por una amenaza totalitaria. Esa experiencia lo marcó para siempre y fue la que lo decidió ser sacerdote.

No fue la última guerra que vio de cerca Lanssiers. Vio también las experiencias de Camboya y de Vietnam, donde las doctrinas militares francesas de las guerras de baja intensidad plasmadas en la realidad generaban miles de muertos. Y, luego, ya en Perú, vio como el conflicto armado interno llevaba tantas vidas que le hizo escribir alguna vez que esperaba que la cultura de paz se implante en el país a tiempo, a fin que no pudieramos que ver una lápida que dijera “Aqui yace la mitad del Perú, asesinada por la otra mitad”.

Su misión en el Perú fue la de apoyo a quienes pasan alguna temporada de su vida en la cárcel. Sabemos como son nuestras prisiones, lugares donde la resocializacíón del individuo es casi imposible, con condiciones infrahumanas y donde se siente también la ausencia del Estado. Allí Lanssiers hizo una labor importante, no solo de confort espiritual, sino también como apoyo para las iniciativas de trabajo de aquellos que pasan prisión: el pabellón industrial, los espacios de exposición y venta de obras artísticas “Arte para la Esperanza”, incluso llegó a abrir una tienda en el colegio donde los trabajos hechos por hombres y mujeres en prisión son vendidos para recaudar fondos para sus familias.

Su trabajo más publicitado fue como miembro de la Comisión de Indultos para Inocentes en Prisión. Recordarán que entre 1992 y 1995, a raiz del marco legal dictado para el procesamiento de terroristas, a los prejuicios existentes en la época y la actuación judicial de aquellos años, muchas personas inocentes fueron condenadas a penas severas. El movimiento de derechos humanos bregó por años para que se reconociera esta realidad. Finalmente, luego de largo batallar, el gobierno de Fujimori reconoció el problema y creó una comisión de indultos que permitiera zanjarlo. Así, nombraron a Lanssiers como representante gubernamental de dicha comisión. Allí, junto a Jorge Santistevan de Noriega (nuestro primer Defensor del Pueblo) y a los Ministros de Justicia de turno durante 3 años se encargó de sacar a más de 800 personas cuyas vidas habían sido destruidas por una condena. Desafortunadamente, en los últimos años de la década de 1990, el trabajo de la Comisión ya no tuvo el respaldo necesario para continuar. Tuvo que restaurarse la democracia para que 400 personas más, tanto durante el gobierno de Paniagua como de Toledo, salieran de prisión. El problema, lamentablemente, aun subsiste para algunas personas más y sus familias.

Lanssiers nos dejó esta mañana. Sus eternos cigarrillos Inca, cuyo humo y aroma impregnaban su oficina, le pasaron la factura a sus cansados pulmones. Hoy lo recordamos aquellos recoletanos que fuimos sus alumnos o que conversamos alguna vez con el, los integrantes del movimiento de derechos humanos, los habitantes de las cárceles a los que alguna vez acompañó y todos aquellos que conocimos de su trabajo.

Quizás sea tarde para decirlo, pero, gracias por lo que nos diste, como testimonio y como ejemplo.

(Foto: El Comercio)

Advertisements

OTRAS VOCES SOBRE LA CAMPAÑA (3)

Culminamos esta serie de comentarios de otros autores sobre la campaña electoral presentando la entrevista hecha por el periodista Orazio Podestá al sociólogo Julio Cotler y que es publicada el dia de hoy en el diario El Comercio.

Cotler es uno de los analistas más agudos de la realidad nacional. Autor de “Clases, Estado y Nación en el Perú”, la obra de este sociólogo ha incidido en como las relaciones sociales, económicas y políticas han evitado el fortalecimiento y la consolidación de la democracia en nuestro país.

La visión de Cotler en esta entrevista incide en los peligros que representa una opción autoritaria y en los factores que han generado la presencia importante de esta visión en estas elecciones. Sin más preámbulos, los dejamos con las reflexiones de este importante sociólogo peruano.

“VENDRIAN EPOCAS DE PERSECUCION” (Entrevista de Orazio Podestá a JULIO COTLER – El Comercio 22.03.06)

LA DEMOCRACIA EN JUEGO. Mucho se ha hablado de los riesgos que puede correr nuestra democracia luego de las elecciones del 9 de abril. Esa posibilidad es analizada con particular crudeza y lucidez por Julio Cotler Dolberg, prestigioso sociólogo del Instituto de Estudios Peruanos (IEP)

Entrevistar a Julio Cotler Dolberg es complicado. Siempre ajeno a los flashes y las grabadoras, se encarga de descifrar y comprender al Perú desde una sencilla oficina de Jesús María. En el 2005 sostuvo que Ollanta Humala iba a pelear la presidencia y obtendría un 30% del electorado. Dio en el clavo.

En la siguiente entrevista, el experto del IEP habla del movimiento representado por aquel comandante del Ejército que desea llegar a Palacio de Gobierno. Lo hace con sumo y preocupante realismo.

¿Cree que nos jugamos la democracia en las elecciones del 9 de abril?
Creo que la candidatura de Ollanta Humala es una amenaza para la precaria democracia del Perú y su posible desarrollo en el futuro. Decir que se viene un movimiento de 20 años para lograr la unidad nacional es una tesis que choca con la democracia.

¿Significa algo que la gente le diga comandante? Incluso hay periodistas que lo reconocen de esa manera
A cierta gente le gusta el autoritarismo, pero sobre todo la autocracia: esa es la figura caudillesca que supuestamente nos va a sacar de la crisis y a la que le otorgan toda su confianza. Parece que vivimos en el siglo XVIII.

Ollanta Humala ha declarado en un mitin que desea tener un ejército nacionalista en el Congreso de la República
Lo que señalan es una expresión bruta de autoritarismo. Descartar la posibilidad de que existan diferentes puntos de vista es volver a los modelos políticos de hace 200 años.

¿Por qué en otros países la mano dura se encuentra descartada? Chile y Argentina son un ejemplo de ello. En el Perú la gente se inclina por ese tipo de opciones
Aquí no hay fuerzas democráticas. Los partidos políticos no han querido o no han sabido trabajar por la democracia. Siempre se habla del modelo económico, pero nunca del sistema político, importante porque va a canalizar lo primero.

¿Nos inclinamos por las opciones de mano dura porque no hemos sufrido experiencias terribles como la de Augusto Pinochet en Chile?
Pero hemos tenido a Alberto Fujimori y nuevamente vamos a tener lo mismo. Y va a salir otro Vladimiro Montesinos. El gobierno de Ollanta Humala se va a tener que sustentar en el Ejército.

¿En qué países aparecen personajes ligados al mesianismo?
En países muy desiguales, donde hay una profunda pobreza y una vieja tradición de colonialismo interno.

Y librarnos de esa estirpe nos va a demorar 50 años
Eso depende del desarrollo de las cosas, del grado de responsabilidad y de conciencia que tengan los políticos para lograr las alianzas que nos permitan salir de la crisis. Si Ollanta Humala logra llegar a Palacio de Gobierno, va a ser el capítulo final del Apra, porque va a ser el primer grupo político en ser atacado, por ser una fuerza organizada. Vendrían épocas de persecución.

CUIDADO CON LA VIOLENCIA

El perfil del electorado de Ollanta Humala es mayor de 40 años y no ha acabado el colegio. ¿Cree que ese perfil y el discurso radical nos va a enfrentar a un futuro violento? Por cierto, ayer en Huancavelica le han llovido piedras a Lourdes Flores

Y le van a caer piedras en mayor cantidad. Los reservistas van a ser la masa de maniobra de Ollanta Humala.

¿Los va a organizar para que sean su fuerza de choque, como un ejército paralelo?
¿Hugo Chávez no lo hace en Venezuela? En Cuba, cuando alguien se opone a la dictadura, la gente es movilizada para pegarle a las mujeres y callarles la boca a los hombres.

Cuesta creer eso…
Incluso va a ser mejor que el ejército paralelo de Vladimiro Montesinos, que funcionaba medio escondido. Con Ollanta Humala eso va a funcionar abiertamente, va a ser el pueblo saliendo a la calle para agredir a la gente opositora. Digo que eso puede suceder.

¿Usted no cree que el Apra pueda llegar a una alianza con Ollanta Humala?
¡Un militar no dialoga!

Pero las alianzas son normales en una democracia
Transar es traicionar, un militar no va a hacer eso. Sobre todo si se trata de un movimiento de refundación de la República. Por ello se va a eliminar a los opositores, pues van a salir expresiones como que ellos son vendidos al imperialismo

¿Nos esperan momentos peores que los vividos con Alberto Fujimori?
Por supuesto. Es que no va a haber dudas ni murmuraciones.

SABER ENGAÑAR AL ENEMIGO

¿Usted le dio credibilidad a la supuesta pelea entre Ollanta y Antauro?
Ollanta no ha desarrollado una campaña en contra de Antauro, quien le ha hecho la campaña. Ojo que Antauro es el racista, el enemigo de Chile.

El malo que sirve para resaltar al bueno. Esa es una estrategia muy sofisticada para un militar que no era muy brillante…
La astucia forma parte de la formación militar, para saber engañar al enemigo. Es una guerra: nosotros contra los otros. Se llevan las concepciones militares a la política.

Para no criticar a Antauro, Ollanta supo escudarse en la frase “yo amo a mi familia” que ha enternecido a la gente…
Sí, claro. ¿Me quiere decir que Ollanta Humala, como jefe del Estado, no va a indultar a su hermanito? ¿No va a nombrar a su padre de embajador en la Unesco?

GERMEN DEL MESIANISMO

La madre de Ollanta Humala señala que sus hijos se metieron al Ejército porque desde ese lugar era posible un cambio nacionalista. Y tal parece que Ollanta Humala ha madurado ese pensamiento en la Escuela Militar de Chorrillos…
Desde 1930, en las Fuerzas Armadas ha habido una profunda tendencia populista, autoritaria, vertical y con ansias de renovar lo que existe. Muchos de los generales del Ejército que colaboraron con Juan Velasco Alvarado vienen de esa tendencia.

En las aulas del Ejército se les hace creer a los cadetes que ellos pueden ser gobernantes de un país
Para ellos, los civiles somos cobardes, desordenados, irresponsables, no somos patriotas. Se creen los depositarios de la patria y de la nacionalidad.

Los contenidos de la enseñanza en las escuelas de las FF.AA. se guardan bajo siete llaves. ¿Ese es el germen del mesianismo?
Siempre. Es Miguel Grau, Francisco Bolognesi, la eterna costumbre de reivindicar la derrota.

EL SECRETO DE LOS VOTANTES

La gente percibe que Lourdes Flores puede solucionar problemas como la falta de salud y educación, porque tiene un plan de gobierno. Sin embargo, el voto mayoritario es para Ollanta Humala…
Hay una fractura en el Perú que es racial, de clase y regional. Lo que la gente quiere es orden y disciplina. Se encuentran convencidos de que con Ollanta Humala se van a lograr las metas. La gente cree que va a participar en el gobierno.

¿Quién cree que va a ganar en la segunda vuelta?
No me gusta opinar de esas cosas. El grado de volatilidad electoral es tan grande que se puede esperar cualquier cosa. En 25 años, el Perú ha tenido el mayor grado de volatilidad electoral de América Latina.

¿Por qué razones Lourdes Flores ha bajado en las encuestas?
No tiene un perfil político ni social claro. Y eso ha caminado de la mano con la frase de que es la candidata de los ricos. ¿Quiénes la acompañan en las manifestaciones? Siempre aparece sola. Me parece que su entorno no reconoce que las masas populares ya no se quedan calladas, que se movilizan con rabia y ganas de venganza.

¿El empleo no es un eje de campaña?
Cualquier cosa es empleo. La propuesta de los 650.000 puestos de trabajo se la trajeron abajo

VIENDO LA BOLA DE CRISTAL

¿Qué futuro le ve a la Fuerzas Armadas?
Puede que las Fuerzas Armadas dirijan el Perú. Y luego no pregunten las razones de Chile para comprar tanques.

¿Qué le espera al Perú?
No soy optimista. Pero creo saber lo que va a pasar si Ollanta Humala y su familia llegan al poder. Un millón de personas se irán fuera del Perú. Otro millón de ciudadanos van a ser perseguidos brutalmente al estilo de Cuba o Venezuela.

¿Cómo cree que van a recordar al presidente Alejandro Toledo?
Inocuo, vilipendiado, que ha traicionado las expectativas de empezar las reformas. Una persona que no quiso pelearse con nadie. Le faltaron pantalones, caballero.

(Foto: Diario El Comercio)

OTRAS VOCES SOBRE LA CAMPAÑA (2)

Gustavo Gorriti, co director de “La República”, es uno de los periodistas a quien más admiro, tanto por su capacidad de análisis como por los valores y principios que ha defendido a lo largo de su carrera. Gorriti formó parte del puñado de hombres de prensa que practicaron un periodismo independiente durante el fujimorato y que se enfrentó a la dictadura desde sus primeros momentos.

En su columna habitual de los domingos, Gorriti nos alertó sobre el peligro autoritario que representa Ollanta Humala y sobre la necesidad que la transición democrática pueda ser salvada. Este artículo es que presentamos a continuación.

GUSTAVO GORRITI (¡Vivan las Cadenas! – La República 19.03.06)

Si Alberto Fujimori hubiera tenido éxito en la audaz maniobra de aproximarse a Perú desde Chile, hoy amenazaría la toma del poder en medio de elecciones tumultuosas. ¿Que no? Que sí. Deprimente, pero sí.

Pero la cárcel ha operado en Fujimori un tránsito veloz de la amenaza a la inocuidad. El inquilino del sistema penitenciario chileno parece haber cambiado de prioridades y estar ahora más preocupado por su libertad que por el poder.

Todo indica que ante los dilemas que plantea el interrogatorio judicial Fujimori ya escogió la amnesia. Igual que Pinochet: la técnica Alzeheimer modificada. Es un medio patético pero probable de lograr la libertad declarando la impotencia. Claro que eso es más fácil para un octogenario que para un sesentón con novia, pero ahí están, juntos otra vez en el método, Pinochet y Chinochet, en el intento de gambetear la reja con la coartada de la ignorancia y el olvido.

En eso, en impotencia manifiesta ha terminado aquí la candidatura de sus apoderados: un bailongo entre triste y grotesco, donde hasta la señora Satomi Kataoka aprovecha su estadía en el Perú para explorar el ridículo. Hace el avioncito, toma el avión. Hoy por hoy los fujimoristas en campaña no constituyen ni siquiera una fantasía de poder sino una cercanía embarazosa.

Pero no hay razón para celebrar.

Porque mientras se esfuma (por lo menos por ahora) la amenaza fujimorista, surge otra más peligrosa aún para la democracia peruana: el humalismo.

Sostengo que el humalismo es más peligroso que el fujimorismo porque éste es conocido en su trayectoria, sus métodos y sus trucos. Aquél, como sucede con los virus nuevos, engaña las defensas, confunde los entendimientos y hasta seduce a alguna gente de ambiciones largas, entendimientos cortos y moral complaciente.

Hace menos de seis años las fuerzas democráticas en el Perú llevaron a cabo, no en un solo día sino en varios meses, las acciones que culminaron en la caída del fujimorato. Tomó ocho años librarse de una dictadura corrupta que en determinado momento consiguió apoyo popular mediante las usuales falacias de ley, orden y eficacia que manejan los regímenes autoritarios y especialmente los fascistoides.

No fue fácil terminar con el fujimorato. Fue indispensable lograr, entre otras cosas, una coalición amplísima de todas las fuerzas democráticas, desde empresarios hasta la CGTP; desde el PPC hasta los comunistas; desde jubilados hasta estudiantes; desde fuerzas nacionales hasta regionales. Y fue vital que todas se movilizaran con entrega, persistencia e intensidad y fueran convocadas con imaginación, originalidad y fuerza. Que sintiera la gente un liderazgo unificado, decidido y sin miedo alguno frente al que se consideraba entonces muy poderoso enemigo.

Aun así, lo digo ahora, la victoria fue casi por puesta de mano. Montesinos pudo haber ganado. Y no hubiera sido imposible, para nada, que ahora estuviera preparando otra re-re-reelección o entrenando a una nueva marioneta, tipo Boloña, para hacer una pantomima de transferencia de poder.

Y no estuvo a punto de ganar solo por tener la fuerza (que era ciertamente un factor), sino sobre todo por el porcentaje de oportunistas y corruptos listos a allanarse y violar la palabra y la verdad en la esperanza de conseguir un beneficio. La siempre reencarnada alcahuetocracia, presta a posar las veinte uñas, a contorsionar hasta el sofisma, si de ello emergía la posibilidad, y a veces solo la ilusión, de cercanía o beneficio.

La democracia empezó bien. Valentín Paniagua entró al gobierno de transición, si no me equivoco en el recuerdo, con alrededor del 50% de aprobación y entregó el poder con más del 80% de aprobación. Y eso fue porque hizo lo que es de esperar que haga un gobernante democrático. Luego, el régimen de Toledo asumió el rostro del presidente piñata y la bancarrota política se dio junto con el crecimiento económico.

En ese contexto creció el fascismo humalista. Y digo fascismo porque tiene todos los elementos que así lo definen: la movilización de reservistas; el uso en la vida civil de parafernalia militar; el discurso racista, violento, excluyente, azuzador de viejas frustraciones e iras nuevas, dándoles enemigos concretos a quienes odiar, por raza, apellido, ocupación; el culto al líder; los esquemas corporativos que requieren verticalidad, represión y tiempo para realizarse; el simplismo intelectual que solo se sostiene con la cachiporra o la pistola en la mano; la agresividad gritona y matonesca en la competencia política.

Cierto que Ollanta Humala mantuvo alguna distancia (generalmente muy poco convincente) de los mayores excesos de su hermano Antauro. Pero nada hubiera logrado Ollanta sin Antauro, que le hizo una campaña de cinco años, completada con un levantamiento sangriento, mientras aquel alimentaba el mito con la lejanía.

Con el hermano en la cárcel, Ollanta Humala se presentó como la versión light de la panaca fascista, lo suficiente como para cortejar a la alcahuetocracia y que ésta pudiera disfrazar su ambición con alguna retórica seudo nacionalista que baraja mal el hambre de poder y sus privilegios.

Pero la entraña autoritaria de Humala no está manifiesta solo en su origen y estructura sino en quiénes lo apoyan, en el Perú y fuera de él. Cualquiera que haya recorrido el Perú puede percatarse de la extensa maquinaria política y propagandística del humalismo. ¿Y de dónde salen los recursos? “Solo Dios lo chávez”, me dijo un antiguo político. Hay un apoyo claro y explícito del dictador venezolano a su cachorro peruano. Y Chávez, que aprendió de los errores de sus maestros Fujimori y Montesinos, amenaza con la perpetuidad de su gobierno en Venezuela. ¿Podemos pensar que Humala no hará lo mismo y aun más? ¿Podemos pensar que el capitán Carlos va a manejar el Perú con más justicia que la que utilizó en Madre Mía?

En medio de un proceso de crecimiento que solo se mantiene por la estúpida ceguera de los partidos democráticos, que buscan hundirse entre sí mientras se olvidan del enemigo que entre tanto se desarrolla, ya campean los oportunismos y complicidades. Altos mandos militares (muy altos, de hecho) conversan con Humala por lo bajo y cooperan con él ya hasta por el medio. El sueño del régimen cívico-militar está cercano. Qué decir de generales hipermontesinistas, como Abraham Cano Angulo, el antiguo protector de Humala, que debe sentir la posibilidad de triunfo de su protegido no solo como pasaporte a la libertad sino de retorno a cuotas aceptables de poder.
Algunos diplomáticos que en el pasado le doblaron la rodilla a Hermoza ya están buscando canales y ofreciendo colaboraciones. De otro lado, y por increíble que suene, gente de Perú Posible, nada menos, colabora también con el humalismo.

Por último, la ceguera o la cortedad de juicio de algunos políticos e intelectuales, que presentan la próxima elección como una confrontación entre una supuesta “derecha” y otra más supuesta “izquierda”, en lugar de un plebiscito entre democracia y dictadura, le abona el camino al humalismo.

¿Alarmista? Para nada. La democracia que tanto costó conquistar se encuentra en serio peligro ahora. Estamos todavía a tiempo de defenderla y de conjurar la amenaza, pero eso depende de una decisión conjunta y mayoritaria de las fuerzas democráticas en el Perú.

¿Cómo? Hay muchos pasos que se pueden y deben dar, y volveré sobre ello. Pero lo inmediato es centrar el discurso en el enfrentamiento democracia-dictadura.

Soy consciente de que este artículo se acerca más a la proclama que al análisis o comentario. Pero he visto lo que hacen las dictaduras con el periodismo y la libertad de expresión. Sin democracia no hay periodismo libre. Y prefiero mil veces proclamar el peligro ahora que asistir después al comienzo de un largo y doloroso invierno autoritario, mientras se escucha a alguna gente engañada que sigue el coro de idiotas y bribones que gritan, “¡vivan las cadenas!”

OTRAS VOCES SOBRE LA CAMPAÑA (1)

En los últimos días han aparecido algunos artículos sobre el significado de la campaña y las evoluciones de las encuestas. Por tal motivo, creo conveniente reproducirlos en este espacio, pues considero que son voces a escuchar durante estos días en que la reflexión cuaresmal se funde con la electoral.

El primero de ellos pertenece a Jorge Bruce, quien en su columna del domingo 19 de marzo nos señala la incidencia de lo emocional y de la exclusión social sobre el incremento de intención de voto de Ollanta Humala en las encuestas.

JORGE BRUCE – Los Votos como Intifada (Perú.21 – 19.03.06)

Hay una serie de elementos irracionales que parecen estar siendo determinantes en este proceso electoral. Se advierte una creciente polarización entre una serie de afectos bajo el signo del temor, de un lado, y otra en la que predomina la rabia. Esto corresponde, grosso modo, a las fisuras que escinden la sociedad peruana entre los sectores que acceden a una gama de niveles de integración, por una parte, y aquellos que se hallan excluidos, por otra. Como es evidente, esa división corresponde, en cierta medida, a niveles de desarrollo económico y educativo.

Tenemos, entonces, que una mayoría de votantes de Ollanta Humala procede de ese contingente de peruanos para quienes la modernidad es sinónimo de abandono y desesperanza. Es un vehículo que pasa sin detenerse, arrojándoles algunas cáscaras de fruta pelada por la ventana, del cual pronto no verán más que el polvo. Naturalmente, lo que sienten es ganas de tirarle piedras. Y eso es seguramente lo que harán este 9 de abril: utilizar sus votos como una suerte de intifada (“la revuelta de las piedras”) contra un sistema político al que culpan, no sin razón, de su triste suerte. La prédica contestataria y primaria de la familia Humala, que en realidad es un conjunto por más que se permitan exhibir algunas diferencias, ha logrado sintonizar con ese rencor profundo, tal como lo confirman la mayoría de encuestas. Estos votantes son sin duda los que funcionan con una mayor adhesión emocional, en que los factores identificatorios son los más cohesivos. La propuesta nacionalista articula un conjunto de variables, entre las que se cuentan una vapuleada autoestima, un sentimiento de exclusión étnica y racial, así como un deseo de revancha. Esta actitud emocional es más intensa, expresiva, subjetiva y hasta fisiológica que la de votantes como los de Paniagua, García o Flores.

Por otra parte, tenemos a un Perú más moderno, mayoritariamente urbano, que se repliega con temor ante lo que siente como una arremetida de esa parte excluida y negada, incluso violentamente -tal como lo demostró el Informe de la CVR, que fue muchísimo más que un catálogo de abusos: fue una exploración descarnada en las entrañas de nuestro desequilibrado pacto social-. Este punto es interesante, porque nos hace ver que así como entre los más modernos del espectro electoral coexisten tanto el miedo como la rabia, lo propio sucede con los grupos menos desarrollados, para quienes el resentimiento viene acompañado por una dosis considerable de temor. Esto mismo es lo que nos sucede a todos y cada uno de nosotros. Sentimos miedo al futuro y cólera por encontrarnos en una situación tan entrampada. Buscamos, afanosamente, culpables: las élites, la clase política, los extremistas, los sectores menos educados. En este último chivo expiatorio se agolpan versiones racistas, en que los causantes del fracaso son indios, cholos, todos los que no son blancos, criollos, modernos. Pero el dato contundente e incontrovertible es que hemos sido incapaces de construir juntos un proyecto de sociedad viable e incluyente. La mayor responsabilidad incumbe, qué duda cabe, a quienes tuvieron los mayores privilegios y el control del poder.

Todo lo cual no significa que los elementos racionales hayan desaparecido del escenario. Probablemente el resultado final será el producto de una transacción, tal como suele suceder tanto en la vida de los individuos como en la de las sociedades. Desesperanza y rencor, expectativas y cálculo. Miedo. El poco espacio que se ha dado a las propuestas y a los programas puede tener que ver con esa presencia acentuada de factores emocionales. Lamentablemente, los candidatos no han encontrado hasta ahora la manera de articular ambos ingredientes. Si bien los aspectos emocionales son insoslayables, es preocupante que hayan desplazado a ese punto a una lógica creativa y emprendedora. Pronto sabremos a qué atenernos.

HUMALISMO UNIDO ¿JAMÁS SERA VENCIDO?

Las locuras y extravíos que pueden sacar a Humala de la carrera

Hasta el momento, Ollanta Humala había conseguido morigerar en algo su discurso radical y permanecer indemne ante las acusaciones.

Por un lado, había convocado a cuadros técnicos de cierto prestigio (Gonzalo García Nuñez y Félix Jiménez) y había presentado un Plan de Gobierno que, sin dejar de ser radical en algunos aspectos (como convertir en empresas mixtas a las empresas privatizadas o cambiar la Constitución) había morigerado sus apetitos radicales e, incluso, se dio el lujo de respaldar el trabajo de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

Por otro lado, las múltiples denuncias en su contra le crearon una imagen de víctima, lo cual, en nuestro país, le da un plus, pues nuestra idiosincracia hace que nos identifiquemos con aquel que parece más débil. A ello se suma la poca cultura proclive a la protección de los derechos humanos en nuestro país, pues Humala habría tenido que renunciar a su candidatura por las denuncias sobre torturas y ejecuciones extradiciales, que en cualquier lugar del mundo que se precie de ser garante de los derechos fundamentales habrían generado una descalificación moral del candidato. Sin embargo, como en el Perú aún existe el sentido común de que para vencer a los terroristas eran necesario violar derechos humanos – sin importar el costo de vidas y familias destrozdas, además de ser, en términos prácticos, una insensatez – el efecto teflón de Humala permanecía indemne ante cualquier crítica.

Sin embargo, un fantasma se cierne sobre la candidatura de Ollanta Humala: su familia.

Ayer vi los programas de televisión y no me sorprendió escuchar a Antauro Humala, en medio de su aparatosa salida a un hospital, cuando señalaba que Ollanta – a quien había criticado por su entorno y “desviación ideológica” – sería el próximo Presidente del Perú. Lo mismo han señalado sus padres, verdaderos forjadores de un clan con ideas trasnochadas y que han preparado a sus hijos para gobernar al país. A su estilo, claro.

Y es que, a pesar de los matices que quieran darse, los hermanos Humala parten de la misma corriente de pensamiento: el nacionalismo. Que no es otra cosa que echarle la culpa a los demás de los problemas nacionales, para luego encerrarnos en nosotros mismos y salir adelante como una autarquía. Lo contradictorio del tema es que generan más discriminaciones de las que dicen combatir (contra los homosexuales, los ricos, los blancos, los defensores de derechos humanos) y se alian con países cuya política exterior busca que otros países se sumen a sus ideas para así controlarlos (Cuba y Venezuela). Es un proyecto autoritario, no solo porque propongan una Asamblea Constituyente o el cierre del Congreso, sino porque el poco respeto a las diferencias es en sí mismo muestra de una cultura autoritaria.

Y para confirmar esta impresión, de mera casualidad sintonicé una radio local donde el patriarca del clan, Issac Humala, señaló, sin que se le inmutara la voz, que de llegar al gobierno amnistiarían a Abimael Guzmán y a los miembros de Sendero Luminoso, pues – y cito aqui las declaraciones textuales – “el senderismo ya no es peligro. Está derrotado”. Y con relación al MRTA, manifestó que “El MRTA ya no es un peligro político. El señor Polay ya no es un delincuente común, es un delincuente político y debe salir. No hay razón”.

Parece que el señor Humala se olvida que Abimael Guzmán y el grupo de fanáticos que lo acompañó en su sangrienta aventura desencadenaron un conflicto armado interno que nos costó a los peruanos más de 69,000 víctimas, cuantiosos daños materiales, el debilitamiento del sistema democrático y la violación sistemática y generalizada de los derechos humanos, que en el caso de Sendero Luminoso alcanzó niveles lindantes con el genocidio. A la persona que dio la orden para masacrar campesinos en Lucanamarca, para eliminar ronderos en diferentes zonas del país, a quien ordenó poner los coches bomba en Tarata, a quién mandó matar a María Elena Moyano, Bárbara D’Acchille, Orestes Rodríguez, quien atentó contra Domingo García Rada y quien pretendió dominar el campo a sangre y fuego no se le puede dar una amnistía. Con la misma energía que nos oponemos a cualquier intento de impunidad que favorezca a los miembros de la Fuerza Armada y la Policía Nacional, estamos en contra de una amnistía en favor de los cabecillas de Sendero Luminoso, quienes, curiosamente, propugnan dejar las armas a cambio que se les deje libres.

Y en el caso de Víctor Polay, si bien parece haber mostrado cierto arrepentimiento por sus demenciales acciones, no es posible el perdón para quien ponía coches bomba, secuestraba comisarías, mandó asesisnar a Enrique Lopez Albujar y secuestraba personas en las terroríficas “cárceles del pueblo”. Las víctimas de estas violaciones a los derechos humanos merecen reparación y una de dichas formas es aplicando la justicia, con respeto al debido proceso, pero aplicando la ley con toda severidad.

De esta manera, el proyecto humalista muestra su verdadera faz: la de avalar asesinatos y masacres (en las que están involucrados algunos de los integrantes de este clan familiar), en promover el odio como doctrina, en dejar de lado los principios de mercado de la economía.

Así, me ratifico en la posición que diera en diciembre último: rechazo la candidatura de Humala. Espero que los lectores de esta columna elijan entre una alternativa democrática seria y responsable, pues, a pesar de las discrepancias que se puedan tener con ellos, Lourdes Flores, Alan García, Valentín Paniagua, Susana Villarán, Javier Diez Canseco, Alberto Borea, Humberto Lay, Natale Amprimo y Jaime Salinas representan opciones que postulan cambios dentro de los lineamientos de un Estado Democrático de Derecho.

Un autoritarismo violento, retardatario en sus propuestas y vulneratorio de los derechos humanos, no es lo que quiero para mi pais. Espero que el 9 de abril votemos a conciencia, a pesar que la esperanza de que ello ocurra se desvanezca por momentos.

PROYECCIONES ELECTORALES: 25 DIAS ANTES

Lourdes Flores: Comienza a acusar el desgaste de una campaña larga y su liderazgo prolongado en las encuestas. Ha cometido errores tácticos en su estrategia: no cuenta con un tema principal de campaña, dejó de priorizar los temas sociales, los spots son sumamente frios y poco didácticos. A ello se suma la conformación de una lista parlamentaria con personajes con poco peso político y algunos con cuentas pendientes con la justicia. La salida de Luis Castañeda para apoyarla parece ser un acto de desesperación.
Proyección: Si no enmienda errores, su pase a la segunda vuelta peligra.

Ollanta Humala: No lo han afectado las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos, toda vez que su público cautivo considera que cualquier costo era necesario para derrotar al terrorismo. Tampoco las acusaciones de chavismo. Fue la imagen de improvisación, desorden y ausencia de ideas la que lo hizo bajar en las encuestas. Quizás sus enemigos puedan golpear por allí. Hasta ahora es el único candidato con efecto teflón.
Proyección: De no mediar algún inconveniente o denuncia fuerte, estará en segunda vuelta.

Alan García: La combinación de sus propuestas del 2001 con reggaeton lo han hecho subir en las encuestas, pero no lo suficiente para pasar a segunda vuelta. Su talento como candidato es innnegable, pero el lastre de su desastroso primer gobierno sigue siendo su principal ancla para subir en las encuestas. Tiene en su contra, además, el hecho que se deja llevar por el ánimo de la gente con el solo propósito de agradar. Dicha inconsecuencia le puede traer problemas.
Proyección: De todas maneras dipustará el pase a segunda vuelta.

Valentín Paniagua: Hizo demasiado tiempo el “muertito” y hoy su candidatura está con nicho propio en “Jardines de la Paz”. Confundió no sumarse al coro de los escándalos con evitar pronunciarse sobre cualquier tema. Las alianzas le restaron antes que sumarle. Confió demasiado en la gente de Acción Popular, cuya mentalidad en hacer campañas se ha quedado en 1980.
Proyección: De aquí en adelante desempeñará el papel de patricio que antes cumplieran José Luis Bustamante y Rivero y Fernando Belaúnde.

Martha Chávez: Su trayectoria ha sido siempre la de ser segundona de Alberto Fujimori y el papel lo sigue interpretando a la perfección. Eso le resta posibilidades. Aparece como simple testaferra del Chino y no como candidata presidencial. Sin duda, la línea más dura del fujimorismo votará por ella, pero ha creado rupturas dentro de su propio sector.
Proyección: Cantará junto a Keiko y Carlos Raffo “El Chino va a volver”, pero cuando Chile otorgue la extradición.

Javier Diez Canseco: No ha conseguido sacudirse de su imagen de parlamentario fiscalizador. Todo lo contrario, a raíz de las roturas del gaseoducto de Camisea ha aflorado de nuevo dicha conducta. Ello le impide tener un perfil de futuro gobernante. A ello se suma su esquizofrenia política: ¿ser radical o ser socialdemócrata?
Proyección: De ganar Lourdes o Alan será un estupendo animador de la política peruana. Frente a Humala quedaría descolocado.

Susana Villarán: Consistente consigo misma, pero con poca empatía con la población. Ha jugado en su contra el hecho que ella y su partido recién salen a la palestra política. Ha sabido jugar con su rol de mujer, pero no le ha bastado para remontar su lugar en las encuestas.
Proyección: Búsqueda de un líder carismático para su partido y reflexión sobre como constituir una izquierda moderna que tenga conexión con la población.

Jaime Salinas y Alberto Borea: Prefirieron ser cabeza de ratón antes que buenos parlamentarios en una lista cercana a ellos. Hubiesen sido mejores candidatos al Congreso que muchos de los postulantes de Unidad Nacional.
Proyección: Salinas seguramente volverá a tentar la alcaldía de Lima. Borea deberá pensar bien en su futuro político.

Parlamento: Congreso sin mayoría para nadie. Seguramente la primera fuerza política será el APRA y luego le seguirá Unidad Nacional. De todas maneras UPP, el Frente de Centro y el fujimorismo pasarán la valla electoral. Quienes tienen aun opción de entrar son Perú Posible y el Partido Socialista.
Proyección: De no ganar la elección presidencial, la bancada de UPP sería la primera en desarmarse. Las alianzas se presentarán de acuerdo a quien gane las elecciones.

ELECCIONES 2006: POLITICA EXTERIOR

¿Cómo relacionarnos con el mundo? ¿Qué visión de las relaciones internacionales debe adoptar el Perú?

La diversidad de propuestas presentadas nos demuestran que, si bien hay horizontes comunes en política exterior, los acentos son distintos y las percepciones sobre el mundo son, en muchos casos, teñidas de prejuicios.

¿Nuestra posición? Debemos partir por reconocer que no somos, ni por asomo, el país más importante de América Latina. Pero, a partir de tal reconocimiento, ser conscientes que el Perú puede y debe tener una posición más importante en el concierto internacional. ¿Temas a fortalecer? Democracia, Derechos Humanos, relaciones bilaterales más fluidas con los países vecinos, medio ambiente, difusión de la cultura peruana, fortalecimiento de organismos como la ONU y la OEA. Por cierto, dar una mirada a nuestros compatriotas en el exterior (no al estilo “Cuando pienses en volver”, por cierto).

¿Y con los Estados Unidos? Pienso que los gringos no son un cuco imperial al cual haya que tener siempre temor, pero tampoco creo que sean el mejor país de la tierra. Relaciones fluidas, ni tan cerca que nos crean sus aliados incondicionales, ni tan lejos como para que nos consideren sus enemigos.

Vean ahora que piensan nuestros candidatos sobre como llevar nuestras relaciones internacionales.

UNIDAD NACIONAL (Lourdes Flores):

a) Fortalecer la posición internacional del Perú en función del interés nacional.
b) Promover la política de apertura e integración con el mercado global. A esta meta debe concurrir nuestra participación en sistemas de integración y cooperación del alcance regional o subregional, así como las relaciones económicas y comerciales bilaterales con los países que son nuestros mayores mercados para el comercio, la inversión o la cooperación.
c) Las relaciones con los países latinoamericanos estarán fijadas particularmente por los aspectos políticos y de seguridad. Merecerán atención las relaciones económicas con los países que constituyan mercados de importancia para el Perú:
d) Se tratará de consolidar una relación estable con Estados Unidos, que sea conveniente a nuestros intereses. Se aprovecharán las ventajas del TLC y se buscará la cooperación en la lucha antidrogas con énfasis en el desarrollo alternativo.
e) Con la Unión Europea se promoverá la firma de un TLC entre dicho espacio y la Comunidad Andina de Naciones.
f) Consolidar las relaciones económicas y comerciales con China y Japón, mediante convenios favorables al Perú.
g) Aumentar nuestras exportaciones a la región Asia – Pacífico mediante nuestra posición dentro de la APEC, la cual se consolidará con la óptima organización de la Cumbre Presidencial a desarrollarse en nuestro país durante el 2008.
h) La relación con Chile pasa por entendimientos positivos y mirar hacia el beneficio mutuo. Los objetivos son la paz, la seguridad y el desarrollo.
i) Implementar el Plan Binacional de Desarrollo con Ecuador.
j) Se desarrollarán al máximo las relaciones con Bolivia, especialmente en lo relativo al desarrollo del Plan Binacional del Lago Titicaca. En base a la histórica comunidad de intereses peruano-boliviana se impulsará acuerdos orientados a formalizar una integración más dinámica entre el sur del Perú, el occidente de Bolivia y el Norte de Chile, incluyendo regimenes de beneficio común en las zonas de proyección marítima de las costas peruanas y chilenas. Se incrementará la integración vial.
k) Las relaciones con Colombia se incrementarán, en base a su posición como principal socio comercial dentro de la CAN, así como en lo referente en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.
l) El Servicio Diplomático mantendrá su rol estrictamente profesional y la Cancillería actuará en estrecha coordinación con los sectores de la defensa nacional, la política económica, las negociaciones comerciales internacionales, el turismo y la promoción cultural.
m) Se respetarán los límites establecidos para el nombramiento de embajadores políticos.
n) Se aumentará la eficiencia de la Agencia Peruana de Cooperación Internacional para captar más recursos, con el fin de apoyar a todos los sectores de la administración pública y del sector privado.
o) Presencia de agentes comerciales en todas nuestras Embajadas.
p) Debate previo para la adhesión del Perú a la Convención del Mar.

APRA (Alan García):

a) La política exterior estará dirigida a preservar la soberanía nacional y la integridad del Estado, con pleno respeto de los tratados de los cuales el Perú es parte, conforme al Derecho Internacional.
b) Impulsar la inserción del Perú en la Comunidad Internacional y el respeto al
Derecho Internacional como norma de comportamiento entre las naciones. Para el Perú es esencial que las tareas del desarrollo económico y social y la consolidación democrática se sustenten en un entorno internacional de paz y seguridad.
c) Fortalecer – frente al fenómeno de la globalización – los mecanismos regionales de los cuales el Perú es parte y buscar su incorporación a otros foros regionales a fin de facilitar una inserción comercial y financiera competente y eficiente del Perú en el concierto internacional y la defensa colectiva de intereses regionales compartidos.
d) Fortalecer la protección de los peruanos en el exterior, en especial de los jóvenes, por lo que los servicios consulares deberán brindar una atención eficaz, oportuna y transparente a los peruanos residentes en el extranjero, además de promocionar el retorno de los jóvenes al país.
e) Con respecto a las remesas provenientes del exterior, se propone bajar el costo de ellas e involucrarlas en programas nacionales, por ejemplo el de vivienda.
f) Priorizar la conformación de una alianza estratégica con Brasil y otros países vecinos para consolidar el eje sudamericano y lograr una propuesta común en la política de hidrocarburos.
g) Privilegiar el ámbito de la Organización Mundial de Comercio (OMC) para la integración comercial con otros bloques de países, sin perjuicio de continuar las negociaciones directas con la UE y ASPEC.
h) Plantear como prioridad los procesos de integración vigentes en el marco de la Comunidad Andina de Naciones y de la Comunidad Sudamericana de Naciones, para converger en la Unión Sudamericana.
i) Respaldar una política de presencia permanente en la Antártida, promover y desarrollar la investigación científica y viabilizar un programa de desarrollo sostenido respetando las normas internacionales establecidas.

FRENTE DE CENTRO (Valentín Paniagua):

No presenta políticas sobre la materia.

PARTIDO NACIONALISTA PERUANO UNION POR EL PERU (Ollanta Humala):

a) La política exterior peruana tendrá como objetivos el fortalecimiento y la protección del territorio, la población, la soberanía y la gobernabilidad.
b) Privilegiar la relación con Brasil, tomando en consideración que se comparte la Amazonía, el Amazonas y una ubicación estratégica en Sudamérica. Se impulsará la integración con la región Acre – Rodonia – Mato Grosso – Mato Grosso do Sul.
c) Se dará especial importancia a la integración en el marco de la Comunidad Andina, en particular con Venezuela, país al que se reconoce su creciente dimensión económica y política.
d) Con Chile se impulsará una política de respeto mutuo, así como relaciones económicas con beneficio recíproco y equitativo. Se revisará la política de homologación de gastos militares y control de armamentos.
e) Se propondrá la creación de una Comunidad Andina de Energía, para desarrollar la industrai petroquímica, que cree bienes, servicios y empleo y que tenga una capacidad de negociación política e internacional semejante a la OPEP.
f) Se propone una Organización de Seguridad y Cooperación de Sudamérica, ampliando la Comunidad Sudamericana de Naciones, como paso previo a la constitución de la Unión Latinoamericana. Los temas eje de esta nueva organización serán la seguridad interregional, la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y la delincuencia organizada, el afianzamiento del proceso de integración y el respeto al sistema democrático, el Estado de Derecho y los derechos ciudadanos. Asimismo, se elevará a nivel de tratado la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA).
g) Apoyar los esfuerzos de potencias como Rusia, la Unión Europea, China Popular y Japón para la construcción de un mundo multipolar, que brinde mayor margen de acción política a los países en vías de desarrollo.
h) Fortalecimiento del sistema de Naciones Unidas. Se buscará su reforma en lo que respecta a temas de desarrollo, cooperación y financiamiento. Se impulsará en este marco un régimen especial para salvaguardar la distribución justa y equitativa de los beneficios obenidos por el aprovechamiento de recursos naturales. Se buscará democratizar los mecanismos al interior del Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo y Organización Mundial de Comercio.
i) Preservar nuestra autonomía e independencia en las relaciones con Estados Unidos. Se cooperará en la lucha antidrogas y contra el terrorismo.
j) Aumentar la dinámica de las relaciones exteriores con Europa.
k) Fomentar con Rusia y con China Popular el comercio y las inversiónes, así como la constitución de empresas mixtas.

JUSTICIA NACIONAL (Jaime Salinas):

a) Impulso de la diplomácia económica con enfoque descentralizado, para la promoción de las empresas y los productos peruanos en los mercados internacionales.
b) Impulso de la diplomacia cultural, considerando que el Perú debe ser un exportador de cultura.
c) Apoyar el fortalecimiento de la Academia Diplomática del Perú, con miras a convertirla en un Centro de Altos Estudios abierto a cualquier ciudadano interesado en temas internacionales.
d) La relación con Estados Unidos priorizará la lucha contra el narcotráfico y contra la corrupción, la migración y la cooperación en materia de defensa y seguridad. Las relaciones comerciales serán fluidas, sin que afecten la soberanía del Perú.
e) Con Brasil se proseguirá el camino de la integración física y económica, concertación política, de la seguridad y defensa.
f) Con Chile se procurará construir una relación que, sin olvidar el pasado, permita aprovechar el potencial existente para la integración bilateral. El tema martíimo no debe afectar el marco general de las relaciones entre ambos países.
g) Con Ecuador deberá profundizarse el cumplimiento de los acuerdos de integración vigentes.
h) En el ámbito multilateral, se adoptará una posición coherente y de carácter principista en la promoción de la democracia y los derechos humanos.
i) Se propondrá la creación de un Código Penal Americano que combata todo crímen de dimensión internacional como los delitos de lesa humanidad, narcotráfico, tráfico de personas y de armas.
j) Proteger a los peruanos que se encuentran en el exterior, incentivando que nuestros compatriotas se conviertan en difusores de nuestra cultura.
k) Favorecer la política de retorno al Perú.

CONCERTACION DESCENTRALISTA (Susana Villarán):

a) Impulsar la consolidacíón de la Comunidad Andina de Naciones y el fortalecimiento de la Comunidad Sudamericana de Naciones.
b) Impulsar la suscripción de la Convención del Mar como garantía para la defensa de nuestros intereses económicos en el mar peruano.

PARTIDO SOCIALISTA (Javier Diez Canseco):

a) Fortalecimiento del Grupo Andino, de la Comunidad Sudamericana de Naciones y de las relaciones con MERCOSUR con medidas de protección a los sectores más vulnerables de nuestro aparato productivo.
b) Desarrollo de nuevas relacioens de amistad y desarrollo con Ecuador y Chile en base a la reducción progresiva y concertada de los gastos militares y su reasignación al gasto social y a la protección del medio ambiente.
c) Desarrollo de relaciones prácticas para la integración regional: TV SUR, IIRSA, Anillo Energético, Fondo Social Sudamericano.
d) Reorganización y democratización de los organismos multilaterales internacionales que rigen las relaciones económicas y comerciales.
e) Afirmación del multilateralismo sobre la base de la ONU y la OEA y reafirmación de la plena vigencia y valor universal de los convenios que protegen los derechos humanos y el medio ambiente.

RESTAURACION NACIONAL (Humberto Lay Sun):

a) Establecer las fronteras marítimas de acuerdo con los intereses nacionales y las normas legales nacionales pactadas por los Estados.
b) Desarrollar una política de integración activa que busque intereses comunes para lograr la proyección en el ámbito internacional.
c) Incrementar la presencia del país en la Antártida.
d) Cohesionar los esfuerzos de los países vecinos en la lucha contra problemas de seguridad comunes: narcotráfico, contrabando, terrorismo, tráfico de armas, delincuencia común y lavado de dinero.