¿LA CAMPAÑA ES UN CARNAVAL?

Una mirada a la estrategia comunicacional del APRA

Advertencia: Leer escuchando “La Vida es un Carnaval” de la inmortal Celia Cruz y/o cualquier disco de reggaeton (sea firme o de los que consigues por menos de un dólar en el concurrido centro comercial “El Hueco”).

El uso de música en campañas electorales no ha sido un fenómeno infrecuente en las campañas electorales peruanas. Recuerdo que en 1985 mi mamá (ferviente aprista) me hacía escuchar el disco de vinilo de 45 donde habían solo 2 temas. Lado A: Tema de Alan compuesto por José Escajadillo. Lado B: Mi Perú, original de Manuel Raygada, cantada por Los Zañartu. El aggiornamiento aprista a ritmo de vals peruano.

Más sofisticada fue el himno del FREDEMO. La entonaba Roxana Valdivieso, cuñada de Mario Vargas Llosa. No pegó la canción. Más jale tuvo el “Himno por la Libertad” compuesto por Polo Campos (Perú, Perú, despierta ya, a defender tu libertad) que mi papá entonaba solo por dar la contra en la casa o, claro, “Another Brick in the Wall” acompañando el demoledor spot del APRA contra MVLL.

No recuerdo ninguna canción del 95, campaña corta y que Fujimori se llevó de robo.

La cacofonía llegó en el año 2000. ¿Se acuerdan? Tiempos de technocumbia, de grupos de 5 patas de los conos de Lima saliendo cada semana, de Euforia y Rossy War. No se hagan los locos que bien que en esa época lo bailaron. Bueno, hace ya 6 años a un presidente con aires de dictador y que se quería ir por el tercer (inconstitucional) mandato no se le ocurrió mejor idea que emplear dicho género musical para su campaña electoral. Así nació el “Ritmo del Chino”, melodía que hasta ahora entonan los partidarios que aun le quedan al inquilino de la gendarmería de Santiago de Chile, con su única letra: Chino, chino, chino, chino, chino. Y que a muchos nos sonaba al fraude, a la trafa, a la corrupción y a la prepotencia que caracterizaron al gobierno del señor Fujimori.

2001. Vuelve la democracia. Pero también Alan Vuelve. Y con canción incluida. Esta vez, para acompañar su slogan “Alan Perú”, no se tuvo mejor idea que poner al ex presidente junto a Arturo “Zambo” Cavero para entonar “Y se llama Perú”. Polo Campos debe haber cobrado buenas regalías por un tema que, a ser sinceros, pegó en el electorado.

Hoy la historia se repite. García busca remontar una campaña que le era adversa utilizando el ritmo de moda para los jóvenes (de todas las clases sociales, porque hasta en el Boulevard de Eischa lo bailan): el reggaeton. Ingenioso para los inventos, el jefe de campaña y responsable del plan de gobierno aprista, el inventor y economista Hernán Garrido Lecca, puso la conexión con los jóvenes – aquellos que no padecieron o eran muy niños durante el gobierno de García – como centro y para ello no trazó un plan de ideas ni hizo énfasis en las políticas para la juventud. Solo puso a los compañeros a cantar, a organizar conciertos y al líder del partido, ataviado con polo rojo, a bailar al ritmo de Celia Cruz en los mítines populares y, ante los jóvenes y como spot de campaña, se dejó la Walicha original para pasar al reggaeton compuesto por un jóven militante aprista.

Si vemos las encuestas, hasta ahora le viene funcionando la estrategia a García, quien además viene aprovechando el estancamiento de Lourdes Flores y Ollanta Humala. Pero a diferencia del 2001, García no pone temas en la agenda, o los que coloca son los refritos de la campaña anterior (services, Banco Agrario, tarifas). Si bien García se siente revitalizado por la subida y el baño de juventud, el verdadero ritmo de los cuarenta días restantes lo darán sus ideas. El Plan de Gobierno está allí puesto para el debate, pero el candidato aprista prefiere que lo recuerden más como el émulo de Daddy Yankee.

Si García quiere reivindicarse ante la historia, como en múltiples ocasiones lo ha declarado, no solo debe demostrar que ha renovado su repertorio musical, sino que también lo han hecho sus ideas. En esto, el Plan de Gobierno aprista lo dirá mejor y con mejor ritmo que los nuevos poetas de la calle. La letra, en este caso, importa más que el ritmo.

(Foto: Diario El Comercio)

One thought on “¿LA CAMPAÑA ES UN CARNAVAL?

  1. Hola q tal mira estaba bsucando una informacion vi que estabas hablando de la historia de las elecciones de Peru, qusiera un dato oimportante en el 2000 peru estaba jugabndo las eliminatorias y en ese tiempo se puso de moda una cancion de Jose escajadillo cantado por Rossy War, sabes el titulo de esa cancion … por favor si la tienes puedes pasarmela ami correo adolfo.pegasusfantasy1@gmail.com te estare agradecido

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s