UNA MUJER CON CORAZON Y PANTALONES

Razones por las cuales Chile tiene una presidenta de lujo

La temporada electoral en América Latina se abrió con la segunda vuelta presidencial chilena. Como ya es por todos conocido, Michelle Bachelet triunfó y con ello la Concertación de Partidos por la Democracia, formada por los otrora opositores al dictator Augusto Pinochet, alcanzó su cuarto periodo consecutivo.

La lucha electoral, por segunda elección consecutiva, no ha sido fácil. Al igual que en la elección de Ricardo Lagos, se tuvo que ir a una segunda vuelta, donde la Concertación enfrentó a un candidato de la derecha chilena. En este caso, fue Sebastíán Piñeira, representante de la facción más moderna de la derecha chilena, digno perdedor de esta contienda.

¿Por qué los chilenos eligieron a Bachelet?

Una primera razón es la satisfacción que en general se tiene con los gobiernos de la Concertación, los cuales han sido siendo mejores con el transcurrir de los periodos. Ricardo Lagos está culminando su mandato con 70% de aprobación, porcentaje que cualquier gobernante envidiaria. Chile, durante los gobiernos de la Concertación, ha logrado su espectacular crecimiento económico y la reducción de la pobreza al 19% de la población. Asimismo, ha firmado un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (y cinco tratados más de este tipo), ha consolidado un sistema democrático estable y comenzó con el procesamiento judicial de los casos de corrupción y violaciones a los derechos humanos ocurridos durante la dictadura militar.

Bachelet pertenece a una generación distinta de chilenos y en su campaña ha procurado reflejar ese hecho. Su perfil de mujer trabajadora, víctima de la dictadura (su padre, oficial de la Fuerza Aérea, fue asesinado por sus compañeros de armas y ella misma fue torutrada en Villa Grimaldi, un conocido centro de torturas), separada y con 3 hijos representan la otra cara de un Chile percibido como el país más conservador de Latinoamérica. Su gestión como Ministra de Salud y de Defensa ha sido bien valorada por la opinión pública.

Finalmente, las propuestas de Michelle Bachelet han logrado calar en la población. El cuarto gobierno de la Concertación pretende tener un acento más social, enfatizando en la reforma del sistema de pensiones, en la mejora de la cobertura y calidad de la salud y educación, en continuar con las políticas de reparaciones a las víctimas de violaciones a los derechos humanos y, sobre todo, reducir las brechas entre ricos y pobres en Chile. Si bien, como mencionamos anteriormente, este país ha logrado reducir sus índices de pobreza, se ha convertido en el país más desigual de la región luego de Brasil.

Con relación al Perú, se espera tener una relación más fluida que durante el gobierno de Lagos. Quedan como temas pendientes la delimitación de la frontera marítima, la posibilidad de suscribir un Tratado de Libre Comercio y la extradición de Alberto Fujimori. Sin embargo, el futuro de estas buenas relaciones dependerá no solo de la buena voluntad de la presidenta Bachelet, sino también del resultado de las elecciones peruanas, donde hay candidatos que construyen su discurso en base a los odios y rivalidades que aún despierta el vecino del sur en nuestro país.

Retos difíciles tendrá que enfrentar la nueva presidenta. El tiempo responderá si llevará a Chile a su Bicentenario (2010) con un mejor panorama social que el actual.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s